Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Juez y parte: La poética de Joaquín Sabina en Ciento volando de catorce y sus influencias barrocas quevedianas

Juez y parte: La poética de Joaquín Sabina en Ciento volando de catorce y sus influencias barrocas quevedianas

Ratings: (0)|Views: 222 |Likes:
Published by Ivonne
Autora: Ivonne Ramírez Ramírez
Autora: Ivonne Ramírez Ramírez

More info:

Published by: Ivonne on Apr 26, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/08/2013

pdf

text

original

 
q
o'Juez
yparte.
La
poética
de
Joaquín
Sabina
en
Ciento
Volemdo
de
catorce
y
sus
influencias
barrocasquevedianas"
.lcaquín
Sabina
no
es
sólo un
cantautor interesado en
inculcar
y
enraizar
el valorhumano
y
social
que
tiene
la
ciencia
de
la
literatura
y,
en
general,
el
arte
literario
en
nllestra
vida
y
en
la
cultura, sino
que
tambiéncontribuye
plasmandosu
propio
quehacer
creativo
en sonetos
que
por
naturaleza son metatextualesperoque
también
son
producto
de cierto
tipo
de
literatlrraque
ha
llevado
consigo
desde
susprimeraslecturas:
la
literatura
barrocade
Los
Siglosde
Oro.
Esta
literatura
lo
ha marcado
a
tal
gradoque
slrs
creaciones
estéticas
han sido
netamente
influenciadas
por
escritores
españoles
de
los
siglos
XVI
y
XVII,
principal
y
notoriamente
porel
catalogadoconceptista
y
clásicoescritor FranciscoQuevedo
yVillegas.Los
artificios
barrocosenlapoéticasabiniana
vienen
a
enriquecerlapauta queabrc
paso
a
la
concienzudaresponsabilidad de
presentarse
como
poetaen
un
libro
simbólico
como
lo
es
"Ciento
Volando
de
catorce"
y
que
está
integrado
por
100 sonetos
que
le
permiteninteractuar
lúdicay
artísticamentecon
las características barrocas
tradicionales.
Recurriremos
entonces
a
letras
y
sonetosespecíficos
de
Sabina
en
los
que
alude-
de
manera
objetiva
o
no,
a
su
intlínseca
afinidad
quevediana.
 
L^r -^''|''-
!
El
poetaespañol
Gabriel
Celaya,
junto
a
Amparo
Gastón,
publica
en
el
año
de
1953 un
libro
de
poemas
llamadoCiento
Volando
en mediode su convicción
por
mostrar
sus
dotes
en la
poesía
comprometidasocialmente con
una
ideología
que
se
identificaba
con
el
Partido
Comunista
de entonces.
Tiempo
después,
el
cantante
anti
-franquista
Paco
Ibáñez
tomó
la poesíade
Gabriel
Celayapara
difusión cultural
y
literariapormedio del ámbito
musical
de
protesta;
dicho
cantante
tenía
porohcio
y
beneficioponermúsica
a
los
poemas
de
grandesescritores
españoles
pues
su
trayectoria abarca recitales
ymusicalización
depoemasde
Góngora,
l,orca,
Alberti,
LeónFelipe.entre
otros.
En
el
año
2001
aparece
en
el
contorno
literario
un libro
de
poemas
titulado
de
nuevo
CienÍo
Volando
de
catorce,
un
libro
quereúne
cien
sonetos
de Joaquín
Sabina
y
que
ciertamente
lleva
por
nombre
el
mismoque
en
el
'53
editara
Cela1,a.Con
ello
se
rnanifiesta
un
homenaje
que
llevapor
finalidad
intrínseca
rescatar
el
soneto,
la
formapoética
tradicionai
española; así
mismo,
JoaquínSabina escribeconcienzudamente
y.
a
diferencia
desu
colega
lbáf,e2,
no
se
inmiscuye
en
hacer música
para
poemas
de
reconocidospoetas
españoles
(aunque
se
ha
inspirado
en
tantos
paraescribir
sus
canciones
e
incluso
su natural
juglaría
lo
hallevado a
cantar \¡ersos
de
tradición
oral)
sinoen
sus
propios
poemasdestacan
-dentro
de su
quehacer
literario-
la
presencia
e
influenciade
aquellos
poetas
y
lo
hace
de
una
manera
no
menos ingeniosa.
El
poeta
español
Luis
García
Montero
se
refiere
a
ésto:
"[...]Durante
años
ha
condensado
sus
soledades,
susindignaciones
y
sus alegrías
en
el
domicilio
particular
delos
catorce
versos.Joaquín
vive
en
el
sonetocon
ojos
defarero,
vigilando
lavidacotidiana
desde la
altura
de
sus
noches,
en
una tareaque
se
desdoblaentrelasluces
públicas
y
las
sombras
privadas,o entre
las luces
privadas
y
lassornbras
públicas[...]"1
Sabinaescribesonetos
con
evidente aprehensión
de
sensibilidad
hacia
su
exterior
e
interior.
con
una
combinación
de
fluidez
y
dominio
estético,
sin
eufemismos.pues:
"[...]
El
mundo
deJoaquín
es
¡eal
y
matizadoporquesurge de
la
melancolíapara
desembocar
en
los
impulsos
irónicos[...]
susexaltaciones
vitales
no
son castillosen
el
aire, sino
larespuesta
meditada a unaexperiencia
colectiva"2como
apunta
también
García
Montero.
Su
poderde captación
y
la
visión
crítica
que
ejerce dondepone
elojo
y
el
sentimiento
es
el
punto
exacto dondese acopian diversos mundos
y
entonces,
el
universo
sabiniano
'Sabina,Joaquín,
Ciento
tr/olan¿lo
de catc¡rce
(PróI..Luis
García
Montero).
Visor
Libros,
España,
7".
ed.,
2002,
p.
I
l.
[col.
Visor
de Poesía]
'
tbia.,
p.
tz.
 
desacraliza
lo
sagrado;
es
cuando
el
granhéroe
épico, los
hombres
triunfadores,
se
venobligados
a
confesar
sus
imperfecciones,
sus
dudas,
sus
miedos,
sus
cicatrices
y
defectos,
por
ello
entra
en
juegoun
tipo
de antihéroe
como
lo
es
el
pícaro que
se
proponecomo
el
mismo
héroe
sólo
queahora
no
deja
pasar
poralto
sulado
humano;
entonces
nacenpersonajes
como
el drogadicto
tierno
olaprostitutabendita. Estono
lo
hace
más
solemne
sinembargo,
puessu
artificiosidad
retórica
hace
posibleel empleo
de su
sensibilidad
para
utilizar
la ironía
y
la burlacon
el
fin
de
cristalizar
las
necedades
humanas.Sabina,
pues,
invita
a
disfrutar
de
la lecturaperotambién
persuade
a
quien
lo
hace
y
nos
conllevapor
el
caminocomplejo
de
la
risibilidad
absurda
ante
situaciones
de
conflicto
y
encuentros
incómodos
con la
concienciamisma.Esterecurso
es una
delas características
esenciales
del
Barroco,
periodo
ar1ístico
y
literario
de
finalesdel siglo
XVI
en
el
que
se
expresa
cierto
desengaño,
pesimismo.
esceptismo
y
desilusión
delos
hombres debido
a
causas
sociopolíticas
y
culturales.
Sabina
reelabora
el
tópico
del
desengaño,las
reflexiones
sobrela
vida
en
cuanto
a su
fugacidad,
y,
con una
actitud
consciente
en
la
queda
poraludido
al
mundocomo
aparente
y
falso,
plasma
la
experiencia
del
mundoactual
y
no
niega
su
caráctere
influencia
Barroca;
por
eso
temasquepueden
parecer
solemnes
¡,serios
no
sorl
tratados
necesariamentedesde ese
punto
por
Sabina
desde
su
percepción
Barroca:
él
juega
y
sus
sufrimientos
se
vuelven
gozosos,
y
la
sonrisaque
provoca
muchasveces
es
tristey
cuando no, burlona.
No
eserrónea esta acepciónpuesto
que
laspruebaslas
transmite
el
propio
Sabina
consus
versos,pues
éstos
tienen muchode
los
recursos
estilísticos,del
trato
y
modo. de
la
mordacidadgenuina
y
de
los
temas
a
menudo recunentesque
utilizó
Quevedo
en
su
momento.
Ya
García
Montero
lo
anticipa:
"[...]Los
sonetos
de Sabina
[...]
regalan cielos
e
inhernos
y,
entre
soledades
y
abrazos,
retando
a
duelo
o
acariciando
hermosas
cabelleras,componenuna
crónica
de
la
realidad
a
través de
los
quevedos
del
poeta.
Las
consignas
vitales
de
sus
ojos.
enredadas
en
los
embelecos de
la
noche
y
en
los
corros
de
las
esquinas,se hacen
estilo,
anáfora,
nma
interna, aliteración,
enumeración,paradoja,
manipulación
de las
fraseshechas
y
arte
de las
correspondencias sentimentales
en
los
quiebros
imprevistos[...]"3
Sabinapermanecehonesto
frentea
su
nuevo
libro
de
sonetos. anuncia
en
elprimero
de
ellos
sus
intenciones e
intereses
culturales
y
literarios,
ya
que
es
pertinente
señalar
que
t
Ibid.,
p.t4.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->