Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
6Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
la habana una modernidad atemporal

la habana una modernidad atemporal

Ratings: (0)|Views: 479|Likes:
Published by javier_1000

More info:

Published by: javier_1000 on Apr 26, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, DOC, TXT or read online from Scribd
See More
See less

05/14/2013

pdf

text

original

 
La Habana: Una Modernidad Atemporal
Roberto SegreFacultad de ArquitecturaISPJAELa Habana, Cuba
La Habana es la única ciudad “museo” de la Primera Modernidad enAmérica Latina. En la mayoría de los centros urbanos del Continente y elCaribe, los años cincuenta abrieron un proceso de trasformacionesradicales, asociadas a un periodo de bonanza económica y de fuerteimpulso a las construcciones, tanto del Estado “benefactor” como de lainiciativa privada. La expansión de los suburbios residenciales de lasclases acomodadas y la conformación de los barrios “populares” deanónimos bloques de viviendas, coincidieron con el surgimiento de loscentros político-administrativos y de los business districts,materializados en los códigos formales y espaciales de la SegundaModernidad: las agresivas moles de hormigón armado a la vista o conlas tersas superficies de cristal reflejante. La tímida y fragmentariapresencia del blanco racionalismo quedó marginada por la difusión delos mbolos del Estado “moderno”, la escenografía de los centroscomerciales y el repertorio inducido por las corporacionesinternacionales.En La Habana, esta incipiente evolucn fue bruscamenteinterrumpida en enero de 1959, al asumir el poder el GobiernoRevolucionario encabezado por Fidel Castro. Cambiaron de modo radicallos objetivos constructivos de la nueva dirección política: resultanexcluidas las residencias y apartamentos de lujo, los altos edificios deoficinas, los sofisticados bancos, los extendidos shopping centers ypriorizadas las viviendas económicas, los asentamientos campesinos, las
 
infraestructuras productivas. La capital reduce al mínimo la asimilaciónde nuevas obras multiplicadas en el interior del país. La orientaciónigualitarista que fundamenta el socialismo tropical resulta ajena a todaglorificación monumentalista del poder. En los 35 a–os de existencia delnuevo gimen, lo se construye en el centro de La Habana laheladería “Coppelia”, principal espacio de comunicación social en laRampa del barrio Vedado, “glorieta” magnificada por la ciclópeaestructura de hormigón armado: no es casual su denominación popularde “catedral” del helado (Curtis: 1993). Las principales edificaciones quesimbolizan las prioridades funcionales -educación, vivienda, saludblica, recreación, deporte-, se mantienen persistentementeperiféricas: en los años sesenta, las Escuelas Nacionales de Arte, laCiudad Universitaria “José Antonio Echeverría”, la Unidad Vecinal “LaHabana del Este”; en los años setenta, el Parque “Lenin”, el JardínBotánico y el Zoológico; en los años ochenta, Expocuba; en los añosnoventa, las instalaciones deportivas de los Juegos Panamericanos(Segre: 1992)En la globalidad de la dimensión urbana, la etapa colonial poseeuna escala reducida. Por lo tanto, es licito afirmar que la imagenpregnante de la ciudad se forma desde principios de siglo hasta los años50, con dos códigos esenciales: el historicista, en sus múltiples versionesy las aproximaciones al Movimiento Moderno. El silencio expresivo de laRevolución se debe a tres factores esenciales: a) la casi desaparición dela función comercial como atractivo de las áreas centrales -en su valorde socialidad, exhibicionismo y ritualización- al reducirse el consumo alas necesidades básicas primarias (Cabrera Infante:1992); b) el “mito delo nuevo” (Segre: 1992) basado en la imagen “incontaminada” delentorno funcional de la nueva sociedad, alejado de los tradicionalescontextos históricos -por ejemplo, los centros educacionales en las áreasrurales y las comunidades campesinas (Coyula: 1992)-; c) una visión
 
negativa de la capital asumida como ciudad terciaria desarrollada yparásita en un ps subdesarrollado, cuya riqueza provieneesencialmente de las áreas agrícolas. Persiste la irónica definición deLa Habana “versión tropical en el Nuevo Mundo de la Pompeya perversade la Antigüedad” (White: 1957).Cabe hablar de nuevos contenidos dentro de una estáticacaparazón. La envoltura, detenida en los a–os cincuenta, s quePatrimonio Cultural de la Humanidad por la herencia colonial, deberíaredimensionarse ante la milagrosa perduracn de una imagen“moderna”, salvada de la picota especulativa y de la aceleradaobsolescencia de las estructuras urbanas de las décadas recientes. Lavida social transformadora de las funciones, usos y rituales, constituyó elmotor radical de la apropiacn popular de los habituales espaciossegregados, activados por la presencia de las masas: los jóvenes en elMalecón peatonalizado; el vacío de la “Plaza Cívica” contenedor de losmasivos actos políticos; las elitistas residencias de Miramar repletas de jovenes becadas campesinas. Sin embargo, a partir de 1991, la crisiseconómica del llamado “periodo especial” generado por la desapariciónde la URSS y del sistema socialista de Europa del Este, ha frenado lavitalidad renovadora de la envoltura urbana. La Habana pierde porausencia los lugares de encuentro -perdura n el atractivo delMalecón-; el silencio de las bicicletas predomina sobre el bullicio de lacomunicación social; el aislamiento individual sobre la participacióncolectiva. A pesar nuestro, la dinámica de la cultura posmoderna de latelevisión -factor aglutinante de la comunidad en detrimento de losespacios urbanos-, también ha llegado a Cuba (Colquhoun: 1992); lasegregación ha reaparecido en la hipotética urbe unitaria: el barrio deMiramar, elitista e incontaminado espacio diplomático; las islasintrovertidas de los hoteles para el turismo extranjero.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->