Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
9Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
De Certeau-la Belleza Del Muerto

De Certeau-la Belleza Del Muerto

Ratings: (0)|Views: 653 |Likes:
Published by paulajustitz

More info:

Published by: paulajustitz on Apr 27, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/22/2013

pdf

text

original

 
'1'
; ; j
I
I 1
DE CERTBAJJ,
M IC H E IJ
"Labelleza de lo muerto:
Nigardll
 
 \,
.
,.,
.
,
,
..
In
LL\.
BELLEZA DEL lVIUEH.TO
Escrito cn colaboración con Domilliquc Julia y Jacqucs Rcuel
Nnciic
consicnte scr cnterrado
ViVD,!:!
magniiJccncin dc ia
tumb:l
no h~¡¡'{\ en·
cO:1trar más pJaccntc.a su estanci;"
Charles J\Ji,.~m!La «cultura populu.::-.•supone una
opcració:1
que no se
co¡¡f)es::L
Ha sido
necesario
censur:J.rla "¡)arapoder
estudiada.
Desdeces, se ha convertido
€:1
un
objeto de
imerés porque susido eJiminado. El nacimiento de los estudios consagradosliteratura de cordel (el libro iniciador de
Njs<lr¿
es de
1 8 ::1 '1 ),
en efecto, ligado a
b.
ce:1sura sod,,] de 5U objeto. Ese
nRCtmiod.o
desarrolla un
o < !;:.J.b io
diseño ..de la
polida.
Una
n::prc¡;ió:1
se halla en el origen de unn curiosidnd científica: la climin
w .: ;
Ónlos libros con!;idcmdos "subversivos» e .inmorales"'. Es
éSH':
unaspecto del probJcm3, pero
p1apt.ea
una cu!):sLjóngeneraL
¡
i
En el comienzo hay un muert.o
i
I
I
. I
Los estudios cons:.1gTados desde entonces
a l
esta literatura hansido posibles por el gesto que la ha retiraqo al pueblo
y
\ : : 1
bareservado a los letrado:! oa los aficionados. Dé este modo, no puedesorprender que éstes la hayan juzgado «envías de desaparición,·,que se atenga!). a preservar 12.sruinas, oque vean, con
la cahn;:¡ de
un lugarmfi.s
!1clÍ
de
1:1
historia, el horizonte de un parnísopcrdioo.En su squeda. de una literatura o de una cu1tura
'popular,
1n
"Vemos aquí el
concepto
d~ .cu1lura popular-
dejando provisorillmcnlc
de
¡
do lodo el probJcmn de la lit.crnt.um
orl1!
(nI como cncsludind<1 <1ctuohm:nícpor los folkloriGt.¡¡s.
47
 
Nacimiento de un exotismo(Siglo
XVJlI)
los trabajos mismos que inspiran hoy
convÍl:c¡ur,es.
del pasado. Ayer, eran conservat.lofns, con pasiÓn
y
cia, como ocurra con Nisard. Desde
19GO,
sobre todo,puesta 01servicio de la cultura popular es de inspir;¡ciÓn ,ta, o
nI
menos ",populista". Se inscribe a continuación de••historia sociD.J~, en pleno ascenso desde nace treinta
'Ji1()~"
Estuerudición diseña finalmente la utopía de'otra forme de relac.iÓnpoJítica entre 111smasas
y
Ja cJite.
J
Pero
,Jél
opcr(J(:.ióI1¿obedece a otras Jeyes que
12.5
del pas~ \do?
P:lTcce,
al
C('
sometida todavía a los mecanismos muy rmtiguos de la cxcomu·nión. "La sociolof,'Ía de
];1
culturpopnlar, decía
¡ V I
comienza con el lai c:ismo de los hen,jes,-." El mismoeliminación se prolonga. El suber siguc ligado
íl
unnutoriza.Lo que se encuentra en la causa no son ni bs ideoJcgf8s ni b5opiniones, sino las relaciones que un objet.o y sus métodos
cirTltí-
ficos mantienen con la sociedad qne
lOS
Y si ¡osmientas científicos no son inocentes, si sus objetivosuna organi:tación poHtica, el discurso mismo de In ciencia dd;f:revelanma acción que le es encomendada por Jrrsocicebd:
[J':ulUn
lo que pretende mostrar-. Esto significa que un mejor<!.miento delos métodos Duna inversión
ddas
convicciones no cambiu3]o ¡mcla operación científica ha hecho de
)a
cultura pOpUJLlLEs
nc,;c;;':1
ria una acción política.
Un
poco de historia nos -esciarecení, por otra parte, sobre susreiteraciones actuales.¿Cómo nace este exotismo de lo interior, esta perspectiva quesupone oprimida la realidad que objetiva
y
que idealiza? Dosmomentos privile!g1ados son reveladores de esta óptica: los finalesdd sig10
XVlI!,
por una parte,
y
los años
1850-1890
por otra. Unasuerte de entusiasmo por 10 «popular" agitaba a la aristocracj~lliberal e ilustrada n finales de! siglo
XVHI.
Pero esta ~rusticofi¡ia"curiosidad científica ya no sabe que ella reiter;:¡ sus orígenes y quelo que busca do este modo
00
es cncontmr
nI
pucblo.
Sus rcsult.:.¡dos
y
sus métodos traicioonn, sin embargo, estosorígenes, de los cuales la censurn de 1852
!la
es, como se verá, más
'1\H~
un caSo particular. Numerosos trabajos recientes nos dicenmucho sobre este tema, incluso si ignomo lo que ha constituido ellugar en el cual se sostienm sus discursos. El propio Nisard no
10
ígnc¡-aba: se vanagloriaba incluso de este lugar, el de "sccretnrjo!HJjunto" de la policía. ~Cuf.\ndo, afectado por
In
influencia desas-trosa que había ejercido hast.a entonces sobre todos los espírituse;;;a cantidad de malos libros que vendían los buhoneros sin.obst(¡culo alguno en toda Francia, Charles de Maupas, ministrode b poJjcjn genernl, concib)' ejecutó eJ sabio designio dees~abJccer una comisión permanente para el examen de esoslibros
(30
de noviembre de
1852),
tuvo
In
bondad de convocarmea form<Jr parte de eHa, con ellítulo de secretario adjunto. Esto medio ln ocasión de reunir esws pequeños libros
y
de estudiarJos con
" , 1
"smero más escrupuloso.,,1Esta deciaración venía después de le.sjornadas repubJicanas defubrero
y
de junio de
1848, y
desps de
1852,
fecha de larC3lauración del Imperio. De lo que se había sometido, se podíahacer un ~objeto. científico ... "Viejo ref1ejo, M.Soriano demuestra que ya había actuado en lostiempos de la Fronda, entre
1647
Y
1653,
cuando el lenguaje de la '..•cananan, minuciosamente introducido por los he!rrnanos Pe-' 'rrauit en sus poemas burlescos, se había
convcrtido
en objeto derisa al mismo tiempo que permitía ridiculizar a los 4<c1ásicos~. Porun lado, este caballo de,Troya les servía e!nla polémica contra ¡os•.antiguos": querella de Jiteratos, C0l110la de nuestros díos entrec1ásicos"y modernos. Pero, por otro 19do, estos sustmtos popula-res, de momento ÚtiJes, se volvían temibles en la medida en quese des!'JTo1Jaban
105
levantamientos populares de la Fronda. Deeste modo,:
105
Perrault van tomando s y más distnncia,irónicos y hostiles, en la medida e!nqu~ se acercan a Mazarino.
L!
.•comicidad- yla ~curiosidad ••de este ~ablarvan a la par, entre! losgrandes burgueses amenazados, del :triunfo del
orden
obra delCardenaL La buda mide el fracaso del pueblo, cuya cultura estanto más ~curiosa ••cuanto que menos se teme a sus sujetos.
2.
Este sistema funciona todavía, aunque sobro otras modas y en
.1. ChnrJes Nisard,
lli~loire des ljures populcires;
2'. edición, 18G4,
p.
lo
2,1Ilarc Sona:¡o .BudosQuo et langllge populairc de 1G.J7
a
1653: Sur deuxpoémcs de jcuncssc d~s
freres
Perrault-,
en·Annalcs
ESe,
lDG9,
pp.
949-975.
I
3. Retornamos esto9 términos -elile-, ·mas:)-, -pueblo- clc.-l:ll y curno son
empleados
en
b.
Jilerntura sobre cste tema.4. W. Míihlmann,
Messillnísmcs révolulÍonaires,
GaJlimard,
19513,
p. ~
lB.
48

Activity (9)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Diego E. Suárez liked this
quekaselmoy liked this
Paulo Barsena liked this
LeticiaMartin liked this
charlierives liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->