Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Discurso del Desarrollo Humano, representaciones de la pobreza y la participación como dispositivo para autogestionarla

Discurso del Desarrollo Humano, representaciones de la pobreza y la participación como dispositivo para autogestionarla

Ratings: (0)|Views: 476 |Likes:
Published by Sonia Alvarez

More info:

Published by: Sonia Alvarez on Apr 30, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/08/2013

pdf

text

original

 
Discurso del Desarrollo Humano, representaciones de la pobreza y la participación comodispositivo para autogestionarla
1
Sonia Alvarez LeguizamónEn este artículo recojo algunas reflexiones ya realizadas en otras publicaciones (AlvarezLeguizamón, 2008), vinculadas con la relación entre representaciones de la pobreza y elincentivo a la participación, “autogestión“auto propulsión”, etc… de las políticas para“erradicar” “disminuir“atacar” la pobreza, dentro del marco del discurso hegemónico delDesarrollo y en la última etapa del Desarrollo Humano. Entendiendo que éstas no pretendenerradicar la pobreza sino utilizar las energías asociativas y comunitarias que tradicionalmentehan formado parte de las formas de sobrevivencia de los pobres, creando así un mundo dual ycada día más desigual. Por un lado el de los pobres donde primaría la solidaridad y lareciprocidad no mercantil y en el otro: la ganancia, el lucro y la competencia. Entiendo que si bien la
economía social 
o
economía popular 
es un dispositivo incentivado por este discurso confines utilitarios, existen muchas experiencias emancipatorias que lo promueven dentro de unmarco de políticas inclusivas, como el caso de la Economía Solidaria llevada a cabo por el partido
Trabalhista
en Brasil, aunque este no será objeto de mi análisis.Algunas reflexiones previas sobre la participaciónParticipar significa diferentes cosas y depende de sus estilos, de las instituciones adondese participa, los actores que participan, los fines, las instituciones que entran en juego. La ideade
involucrarse, apostar, formar parte
es mucho más que la suma o el conjunto de dimensionesanalíticas de la categoría de participación. Participar, en la lengua castellana, tiene dosacepciones. Por un lado,
 formar parte de algo
, o
tener parte de algo
. La otra alude a
comunicar 
, hacer 
 participe a alguien de algo
. En las dos hay una idea de
vínculo o de actividad compartida
. Vivir en el mundo o el propio goce de estar en el mundo, es participar. SegúnRahnema habría dos formas de participar, una transitiva y otra intransitiva. En la formaintransitiva, el sujeto vive el proceso de participar sin un objetivo predefinido, “cuando uno estaescuchando, amando creando o viviendo plenamente su propia vida uno toma parte sin buscar necesariamente el logro de un objetivo particular” (Rahnema, 1998). Esta sería una forma de participar donde no hay cosas en juego, sólo el hecho de estar en el mundo. En el caso de una participación transitiva, la acción se orienta a un objetivo o meta definidos, aunque nonecesariamente consciente o intencionado.Esta segunda forma la podríamos encuadrar en lo que Bourdieu (1997) llama el
interés
o el
 sentido del juego
2
es decir "formar parte", participar, por lo tanto reconocer que el juegomerece ser jugado y que los envites que se engendran, en y por el hecho de jugarlo, merecenseguirse. Las personas que cogidas por el juego están dispuestas a apostar, a arriesgar, aunqueaparezca como un juego desinteresado, apuestan a los
envites
de un juego concreto. Entonces participar significa, la mayoría de las veces, un interés por algo que merece la pena y en el quese apuestan cosas, sentimientos, proyectos, utopías, deseos, intereses.Siguiendo a Rahnema también se puede clasificar a la participación según la naturalezaéticamente definida de las metas que persigue, según sea forzada o libre, según sea espontánea omanipulada y teledirigida, formas y acciones de la gente que son inspiradas o dirigidas por 
1
Publicado en el
V Coloquio Local, III Coloquio Regional OSC-Universidad y II Foro de EconomíaSocial 
, Organizado por la Universidad Nacional del Litoral
,
 
llevado a cabo en la ciudad de Santa Fe,Argentina durante los días 4 y 5 de Noviembre de 2010. Forma parte de uno de los capítulos del libro
 Pobreza y desarrollo en América Latina, El caso de Argentina
, EUNSA, Editorial de la Universidad Nacional de Salta, 2008.
2
Para Bourdieu, el juego expresa el interés de la gente para hacer lo que hace, implica inversión, estar metido en él, tomarse el juego en serio, creer que el juego merece la pena jugarse (Bourdieu, P.; 1997:141).
 
centros fuera de su control. Estas tipologías sugieren formas propositivas, que serían aquellas promovidas desde afuera y las formas espontáneas que generalmente son más libres y quesurgen del sólo hecho de estar en el mundo, de vivir. Algunas de estas últimas, constituyenluchas por modificar diversas formas de dominación y tienden a ser más emancipadoras. A pesar de estas modalidades de participar en el mundo, generalmente la participación tiende a percibirse como una acción libre, espontánea y positiva, aunque muchas veces es forzada parafines ajenos a los intereses de la gente.Veamos cuales pueden ser los objetivos de la participación o cuales son las diferentesapuestas o los intereses que entran en juego. En el caso de que la participación sea propositiva,tiene lugar en un espacio social donde hay intereses en juego y reglas de intercambio que sedesarrollan en un campo particular (Bourdieu, 1997).Dependiendo de las circunstancias, la participación puede generar 
autonomía
de gruposa través de la creación de comunidad y de identidad, de reconocerse en el otro y por el otro y enoposición o diferencia con otros. La participación puede propiciar acciones colectivas oindividuales que tengan como fin obtener rendición de cuentas de parte de instituciones estataleso de otro tipo. Aquí el resultado es el fortalecimiento de la
ciudadanía
. La participación también puede tener fine
 s instrumentales
.
Por ejemplo, se participa para adquirir o reforzar 
capacidades
o habilidades de distinto tipo (organizativas, de autosubsistencia, para el trabajo, etc.) o proveerse de servicios o bienes o, también, para adquirir más poder o prestigio. Finalmente, la participación puede tener objetivos
emancipatorios
. Aquí la apuesta es la lucha contra laexplotación y las diferentes formas de dominación social de clase, género o etnia. Pero tambiénla participación puede ser 
inducida o forzada
para generar o fortalecer vínculos de dependenciao relaciones de poder y subordinación o dominio. En la dolorosa historia de América Latina, la participación emancipatoria ha sido contrarrestada generalmente por la violencia, la represión,la manipulación, la cooptación, el clientelismo o la instrumentación de las prácticas para finesdiferentes a los de la propia gente.Formar parte de algo o comunicar algo implica también diferentes tipos de
vínculos orelaciones
. Podemos señalar tres. Se puede participar a través de
lazos sociales no mercantiles
 basados en la lógica de la solidaridad intragrupo
3
, por ejemplo, por medio de formas asociativasde reciprocidad de tipo comunitaria o vecinal. También es posible participar a partir de lazos basados en las
instituciones burocráticas
y formales donde priman las relaciones jerárquicas,como en las instituciones estatales o en una empresa. Finalmente la participación puede implicar 
lazos sociales mercantiles
(formas asociativas fundadas en la lógica del lucro). Generalmente la participación que se promueve en las políticas para pobres se asocia a los lazos de reciprocidadno mercantil y las dos últimas están más vinculadas con la idea de trabajo. Distintos tipos de
instituciones
se construyen participando. Podríamos señalar dos grandes tipos: aquellasinstituciones más
 formales o burocratizadas
como las de tipo gremial, estatal, educativas,deportivas, asistenciales, filantrópicas, organizaciones no gubernamentales, benéficas, etc.. Perotambién pueden formar parte de instituciones más
informales
como las redes de parentesco, deamigos, de colegas, de vecinos, de parientes. El capital social, se asocia a este último tipo devínculos.Otra manera de analizar la participación es observar que bienes están en juego cuandose participa. Estos podrían ser considerados propiedades actuantes o capitales (Bourdieu, 1991,1995). Pueden ser tangibles (cosas, servicios, dinero) o intangibles (información, comunicación,relaciones, habilidades, prestigio).Las nominaciones de las personas que participan cambian de acuerdo al campoespecífico donde actúan, a las reglas que están en juego y a los vínculos que se estructuran enese campo. Si se participa inducido por un programa social, la nominación del
 participante
haido cambiando según la característica de la intervención, desde “beneficiarios”, a “gruposobjetivo”. Si el vínculo de la participación se encuadra en el campo de la beneficencia o lafilantropía, se trata de sujetos de “dádiva” o personas “voluntarias”. Si se participa en un
3
Esta solidaridad puede ser para fines morales positivos como lograr el bien o puede ser para organizar asociaciones delictivas como la mafia, por ejemplo. La solidaridad intragrupo, en definitiva, puede tener diferentes fines morales, lo distintivo de este tipo de solidaridad es que requiere lealtades recíprocas entresus miembros.
 
comité o se vota, se reclama rendición de cuentas, o se lucha en un movimiento social se tratade “ciudadanos”. Si la participación es en la construcción de un barrio, se trata de dirigentes barriales o de pobladores. Si la participación está implicada en un campo laboral se trata de un“trabajador”.Las representaciones de la pobreza “revolucionaria”, La participación popular, la investigaciónacción y el desarrollo comunitario en los 70’ y 80’Junto a las representaciones de apatía, pasividad o escasa participación asociadas a los pobres vinculada a la teoría de la Modernidad, en los 70’, aparecen dos concepciones que sonde alguna manera su reverso. Un grupo hacía especial hincapié en la creatividad de los pobres para resolver problemas de sobrevivencia y, otros, en su potencialidad de transformación de lasociedad. Los primeros enmarcaban sus estudios etnográficos en barrios urbanos. Estosexplicaban la importancia de las formas de reciprocidad y de las diversas estrategias paragenerar recursos alternativos para la sobrevivencia. El trabajo "¿Cómo sobreviven losmarginados?", de Larissa Adler de Lomnitz (1976) es pionero en esta línea e inicia unarepresentación más participativa de la pobreza que enfatiza en las capacidades y en lacreatividad de los pobres para enfrentar sus problemas. Lomnitz interpelando a Oscar Lewis(1961, 1963), plantea que la identificación que hace de la marginalidad con la cultura de la pobreza es errónea. Según Lomnitz, las sesenta características de comportamiento de la culturade la pobreza de Lewis que, junto con el factor cuantitativo del nivel de ingresos permitirándefinir la cultura de la pobreza, resultarían difícil de identificar y analizar en un estrato social,mediante una lista de comportamientos específicos, y menos todavía mediante un conceptorelativo como es la pobreza. “Por ese motivo hemos preferido la categoría de
marginalidad 
aotras categorías de análisis, como la de pobreza, que no admiten definiciones objetivas. El factor determinante de la existencia de los marginados, del que se originan las características (...)descritas por Lewis, es la condición de inseguridad crónica de empleo y de ingresos. Esta a suvez es consecuencia de una falta de integración al sistema de producción industrial y no de unadeterminada cultura, o "diseño existencial" como define Lewis”. Lomnitz, considera que posiblemente la falla de Lewis consiste en el excesivo énfasis que pone en el sistema de normasy valores, y en las posesiones materiales de los pobres, que representan al fin y al cabo sólo unamanifestación de su realidad económica. “Al desentenderse (...) de la base económica y de laorganización social, se hace aparecer la cultura, es decir, el conjunto de mecanismos de defensade los pobres frente a una situación objetiva difícil, como si fuera una causa de sí misma: el pobre no puede salir de la pobreza porque su "cultura" se lo impide. Si fuera más limpio, másestudioso, o más obrero, más honrado, quizá progresaría“ (Lomnitz, 1976: 24). Basada en lascriticas que realiza Charles Valentín (1970 [1968]) a la “cultura de la pobreza” afirma que "elhecho de erigir en "cultura de la pobreza" este conjunto de racionalizaciones y mecanismos dedefensa, este conjunto de desviaciones de los ideales culturales de la sociedad dominante,equivale en cierto modo a culpar a los pobres de su pobreza” (Lomnitz 1976: 24; Valentin.(1970 [1968]: 25-28). Para Lomnitz los pobres tienen una capacidad muy significativa parasobrevivir. A estas capacidades les llama mecanismos de sobrevivencia.Más tarde las categorías de
estrategias familiares de sobrevivencia
y de
vida
ampliaronel marco de estudio de las redes y mecanismos de sobrevivencia estudiados por Lomnitzasociadas a los ámbitos locales y barriales, a la reproducción de la fuerza de trabajo (Torrado,1980 y 1982). El planteo se basaba en el análisis de las consecuencias particulares de la lógicade acumulación capitalista y los modelos de desarrollo en América Latina que produjeron unaimportante cantidad de población que quedaba sin posibilidad de sobrevivir y reproducirse, através de relaciones asalariadas (Rodríguez, 1981). Estos mecanismos o estrategias provenientesde las redes de solidaridad primarias locales, permitían generar recursos y contrarrestar lasdistintas formas de violencia que generaba la modernidad: destrucción de valores y formas de producción anteriores, migración rural-urbana, adaptación, contención y generación de recursos para la sobrevivencia en las ciudades, etc. La mayoría de estas etnografías realizadas en barriosurbanos pobres, hacían especial hincapié en la importancia de las estrategias de ayuda mutua

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->