Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Cortázar entrevistado por Skármeta en revista Ercilla

Cortázar entrevistado por Skármeta en revista Ercilla

Ratings: (0)|Views: 55 |Likes:
Published by Jaume Peris Blanes
Revista Ercilla (Chile) 1847, 10 a 15 de diciembre 1970.
Blog Desvanecidos en el aire: http://jaumeperisblanes.wordpress.com Publicaciones del autor: http://jaumeperisblanes.wordpress.com/publicaciones/
Kamchatka. Revista de análisis cultural: http://revistakamchatka.wordpress.com/
Revista Ercilla (Chile) 1847, 10 a 15 de diciembre 1970.
Blog Desvanecidos en el aire: http://jaumeperisblanes.wordpress.com Publicaciones del autor: http://jaumeperisblanes.wordpress.com/publicaciones/
Kamchatka. Revista de análisis cultural: http://revistakamchatka.wordpress.com/

More info:

Published by: Jaume Peris Blanes on May 02, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/25/2012

pdf

text

original

 
,l;;t*^lt1i1?c
i\Itz,.I
i
',-,i 1
'A'-r\lt
'fuerooPrematurAñente
SugP¡-
j
ternieroo
qüelos
adlóteres
de'
leshablaoambiado
lavi'
de
,Buías
lo
a)
obr
r'¡na¡an,
nezquineeran.
Eo
l¿
ho¡a
delrrr,
,hsy
quedeclarar
que
C-or'
dio
abasto
,Para
todosY
gueeo
Chile.
Coo
excepción
de
oo
hobía
visitado
otros
Poíses
desde
hccía
veinte
Su
venida
e
Otri,le
equivalía
a
elgordo.Los
artlfice¡de
es'
;Flosioe,
ostrictamente
ha.blaodo,
q'tn
pocos
dias
6'tregl
?
vine,'.
Aunque
su
plan
inrnedia-
,F
vohe¡
a
París,
se
decidió
pos'
!
a
mismo,
dijo:
"Me
gustaría
'
crmina¡
de
incógnito,
¿pero
LIBROS
Y
AUTORES
G0RIIIAR
:Gita
Bll
la
osullriüail
itN
PO@
todos
quisieron
ecu:
I
oular
la
Preeencia
de
Jutio
i
Cn.¡;ízar
en
Ohi'le.
Algunos
-
I
coofesos
de
-que
'la
legtula
d9
nenrc
admini¡trado.
C-oo
vitalidad
eotf¡entó
o
'la
Sode
üscritores,
a
alucrnos
de
e
ióvenesqrnn¡crsitario$
Y
6
,¡rás
o
oencs
amiga..
C-on
es-
comenzó
piochando
l,an-
con
Palil'los
y
coocluYó
emu-
e
quienes
tlos
agarabana
Pu'de
la
fueote.esta
penegrinerión
-más
ms
en
TV
y
,las
discucio
r
,la
poblacióo
argentioa
que
atotistear
la
¡evol'uciónchi''mosróque
juveotud
fíci-
e!
üo'mero
,letreto
de
pro¡ngan-
'los
56años
no
recrhazó
ciga'
n-i
arreglad,i,tos
de borgoña,
ai
sour,
ni
ttssnochadas.
Pata
demos$ó
¡rc$eet
¡r¡o
esPinazo
¡rara
acomodar
su
.altuta
de
olisa
eo
,ltíEpbres
cironetas.
co¡rió
l,a
voz
que
esta,boen
Cooquistador,
los
intelec'
ohilenoshicie¡on
nata
oo
el
lo.
rEl
conse¡jeexépticameote
,lor
oensajes
en
su
casilleto'
al,gunos
,perseguidoter
no
se-
s
que
Cortáar
ha,bíacon'fabu'un
santo
y
seña
Part
ideotifior
ienes
quería
ver
po¡
oeguodaboctaba
deiar
el
meosaie
y
dit:
c¡oro?;o,nedio
de! aietreodela transmi-
d€l
-ondo,,hubo
gente
que
noal-
ó
"
puo.
el
sisni'ficado
de
su
noo
todos
los
que
'hicieron
posiblet¡iuofo
de
.la
{,JP.
C.ottáar
*,sgóluitio
con,s¿6,p¡ecisión:
"Coo;lo
Easaba
en
Chile,
no
lbasm,bacon
at
uoo
de
esos
cables
de
ad'he-
Dn
po.o,
dias
arregtré
la
mele'
a
áfroo,t¿t
diez
días
en
Ai¡es.
En
Santiago,
señalán'
firmadas
po¡
personajes
farnosos.
nii
norn,b¡e
en
los
créd,itos,
jcmás
ne
ha'b¡le
dado
cuentade
ru
¡rrocedencia.
Y
eso
me
parece
bien.
Sólo
en
un
par
de
momentos ¡ecooocíunosgui-
óos
cómplices
a mi
crrento".
f,le
otra
pellcula
que
se
hizoen
Argentina
basada
enEl
Persegddor
opirn.ó
que
era
inl'ane,
exc€pto
'La
banda
musi-
calque
e¡a
"fsnómeool'.
También
,habló
un
porp-^
de
jazz,
cuaodo
se
quiso
mber
qué
había
dc
cierto t¡as
eso
foqo-
€n
que
a¡torec€
tocando
,la
tlompeta.
"Sí,
en
verdsd
toco
le
üom¡reta,
pero
sólocomo
de'
sahogo.Soypesimo.
El
isz
ya
me
in'
tcresa'fra
en
Buenos
Aires.
Recue¡do
que
ransitába,mos
con
:los
Prioeros
temas
de
Armstroogde
casa
en
caúrt
buscando
tocadiscos
'pa.ta
oírlos.
'En
aquelloc
tiem,pos
ua
tocadiscos
eracosa
se¡!a.
Etamos
una comunidad
se'
creta."
Diio
quesu'literatura
no
e¡a
la
sublimasión
de un
músico
ú¡r¡s'
'unconcierto
dohaoe20años,
el
cri,bió
al
..o-p.¡r##::'
it:i';
santif
icados auditores.
ERCILLA
pidiósu
autorización
paragrabar
algunasde
sus
participa-
cioncs.
Lo
que
siguees
una
selc'cción
del
encuentro
,que
el
escritor
argentinosostr¡vo
conlos
alumnos
y
profeso'
res
del
Deparmrrteoto
de
Español
del
t¡s¡ituto
Podagógico
de
la
"U",
una
o¡rdecalu¡osa,
en
una
s¿le
repleta,
do¡de
recibió
'besos
de
admiradorac
infiltradas,
'meosaies,
y
la
ioquietud
del
es,tudiantado.
Comoen
el
reino
del
Señor,
hubo
de
todo.
Dede
la
p¡eguota
crfptica
a
la
iogenua.
Coo
ncyoría
juvcnil,
y
en
l,as
PjesÉntes
.condiciones
social,es,
no
ei
de
extra-
ñar
que
los
muchachoshayan lleva-
do
a
C-ottázar
al
inso*lryable
plano
de
l¿srelaciones
escrito¡-sociodad.
Tampoco
debe sona¡
tarala
contuo'
dencia
de
las ÉPlicas:
éstas
vie¡en
fogueados
en visitasa
'Ll
Habana,
en
foros
f¡ente
a
ióveneseuroPcos'
en
pú,blicas discusiones
sostenidas
en
las
ievistas
latinq¿mericana¡.
Est¿
üabi-
lidadfue
lo
que
llevóa
quelas
Pre
guÁtas
már
a.proximadas'fueran
Épi-
dament€¡adicaiizadas
Poiel
entrevis-
tado.
En
la transcrilción
se
corserva'
)
 
LIBROSY'AUTORES
ron
Ja
cadencia
y
caracterlstica
del
lenguaje
oraldel
escritor.
-/C1ee
comQetibtre
I.a
tarea
de
es.
critor
con l¿
de
¡niJit¿*te
d,e
*mfiar-
tid,o
politico?
-Sí,
p'or
rxpuesto.
Y
en
Amé¡ica
nosólo
lo
c¡eo
compatitble,
sino
e-
da
dia
más
necesario.
Me
par.eoe
que
la
etapa
de
l,as
tortes
de marfi,l
está
terr¡inada
hace
,mucho
tiempo.
Por-
que
la
famosa
to¡rede mar,fil
del
es-
critor
ticoe'
que
ser
rpara
nonottos
una cu¡iosidad
co¡no
la
Tor¡e
de Pi-
sa.
Y
más
l,adeade,¿ao?
Arhota,
creo
quees
compatible
en
laoedida
queest¿
militaacia
no
gtavite
eo
contta
de
su
calidad
intrínseca
de
escritor,
en
la
calidedde
su
obra.
Estoy
üa-
ciendo
alusión
acie¡¡as
posib.l,ec
even-
tuelidades:todos
sa'bemos
muy
bienque
hay
ciertos
períodos
en
la
vida
política
deva¡ioi
pueblos
eoque
el
esc¡ito¡
sólo
puede
eecribir,
sólo
puede
ses
puiblicado,
en
la
,medida
en
que
su
obta
ref,Ieje
y
responda
a
deterninedas
línoas.
Allí
ya
no
creo
en
esa clase
de
com,patibilidad,
porque
üasta
ahora no
ftra
dado
rnás
queuna
lireratu¡a
muy
mcdiocre.
-¿Ese
cs
l¿
¡azón
eor
lz
ct¿l
b¿
ueaido
c?
qtt¿
ocasió¡
!
oo
eü4
el
Emcaernlro
de
Escrito¡esd.el
zño
e*
sd.o?
-.tSí,
es verdad,
y
eso
de
a,lguaa
manera
,me
lo
.pfeguntoroo esta
Ea-ñana,
ya
_no
me
acue¡do
dónde.
8nlos
,últistosdiez
años,
tanto
yo
como
ot¡os
esc¡itoresrnás
o
úneo(x
oonoci-
dos
hemos
sido
invi'tadoc
a
ünoo
veinticinco
o treinta
congresos
de
es-
c¡itores
en
tdo
el
mundo..Desde
uno
en
Sydney
haita
ot¡oen
Guatemala,
y
no
',he
idoa
ninguno.
La
verdad
¡o
he
ido
a
ninguno.
Puede
parecer
una acti,tud
un
poco
petu,lante
o
de-
masiadopetsona,l,
p€¡onocreo
mü-choen
loscoogresosde esc¡itores.
Nocreo
que
produzcan
ua
verdade¡ó
contacto
enre
dl
esctitor
y
.ua
pue
blo,
entrre
.el
escrito¡,
y
una
oase,
enre el
escritor
y
los
lectores.
,Ei
a1o
sumo
un
cam.bio
de
ideas
a
niveldelos
mismosescritores,
y
finalmen-
oe
esas ideas
ya
,Ias
,h¡n
dicho
los
es-
c¡itores etr
sus
libros
queestáo
en
la
líbreúa
de
l,aesquina.
No
agregao
en
absolutonada
nuovo.
Entoaces
hay
un
inte¡cambio
de
flo¡es
o
de
palos,depende
de
las
circunstancias,
y
el
congreso,
ea
general,
¡o
va
oás
allá.
De
mane¡a
que
tro
vine
por
.
eso.
Eo
cambio,
si
he veoido
a
Chi-le
ahora
es
Ircr
motivos
muydiferen-
leg,
-Usted.
di'io
recién
d.e
qte
la
co
¡rera
d.e
escritor
y
políticoet¿
ne-
ces¿ria
ett
l¿
med,id.ad.e
q*eho
gra-
ait¿ra
en
la
militanciapolítica
d.el
ind.iaid.uo,
¿no
es
cierto?
Se
d.iceqae
Pablo
Nertüd
a¿an
baen
poeta
a&tes
¿e
nili*ar
enlzs
filas
ilel. P¿r-
68
t*lq
Comanista.
¿Qaé
opinz
de
eUo?
-Yo
creo
quePablo
Neruda
un
gaan
peta.
No
melrar€ce
que
9u
militancia
en
el
Pa¡tido
Comunista
haya
.podido
alte¡ar Éu
trdi€ctoria
poetica.
En
to'do
@so,
yo
¡rcrsonal-
mente
¡o
lo
sie¡to así.
Puede
que
algunoslecpres
eocueÁt¡en
guo
de
ter6in6dos
momeotosprecisos
de
laobra
de
Peblo
Neruda,
determinados
¡roemas,
u¡r
cierta
temática,
oo
le8
parce,
poética
a
el'los
oo
cirto
lec-
tores,
pero
€s
evideote
que
a
Nerudodebió
parecerle
poétie
desde
el
mo-
mentoque
hizo
ol
,Ix)ema,
y
yo
ooIron8oetr
duda
su
üonestidad.
Pato
coEpletar
lo
qug
adoba
de
pteguntar-
mc,
üatun
caro
bastante
eienplar,
po¡gue
tergohi
impreSióa
dos
ellos(en
cuanto
á
dee
quienes
tienen
qu€con
¡es¡rectq
a
elloryopued;
opioióo)
está¡
,hacie¡do
u
profu
odamente l,atiaoaheri
que
ed
este
momento
bieta
sido
una
catá3trof¿.
esé
escribiendo
en
un
ho$i
penhagu.e.
"En
el
caso
da
Argtredas
el
t€
que
todo
aleiomiárcd"l-l
Parls
y
el
tern¡ño-Usred
tt¿eo
,¿r,
oc¡tthiO
cotlotá
M4rh
Atgzedaspanlo,
-SL
Taobién
me
ta
Eañana
cso.
Y
noobre
de
VerSa¡
Llose
;;;;;;
ü.il;;b";
'"
g
su obra
está
hecha,
está
sob¡e
oso,
que
es
el
carc
de
Paul
Eluard,
eo
F¡anch.E¡c
un
.tneta
que
.h¿bia
vi-
vido
la
época
dol sunealisoo
de
los
añlos
25
el
35,
V
luegoado¡xó
una
clata
e
inequívoca
oilitaocia
¡rollti-
cs.
No
cteo
queoadie
pueda
decir
que
su
poesla
de
los
aóos
de
¡esis.
te¡cie
coatra
lo¡
nazis
hayasido in-
ferio¡a la
poesía
que
él
'hacía
cuan-
do
era
un
joven
su¡raalista
sin
preo-cupaciones
pclítioas.
-¿Se
co*idera
*sled.
*n
escrilo¡exiliado?
-No.Y
oo
me
grrsta
la
palabta
"exiliado"
o'bxilado",
como
decimosen
Argeotina.
Es
curioso,
eso
lo
diceocon mucha f¡ecueocia,sobre
todo
los
periodistas,
quetien€nsujerga.
C.on
lrclación
zla
mayoría,
o a
todos
los
novelis¡as
latinoamericanos,
que
trcruo Eotivo
ollor
otfo
están
vi-
viendo fuera
de
sus
p{rlses,
como
es
el
caso
de
C¡a¡cía
Márquez,
corno
es
ol
caso
de
Vargas
Llosa,como
es
el
c6so
d€
Carlos
Fuontes;
mi
casotam-
bién.Ahora,hablando así
con
todoc
ellos
en
dife¡entes
oportunidades,
siemprehemos
coincididoen
que
esa
especie
de
calificación
de
"exil¡do"
es
en
el
fondoprofundamente
falsa,
día
concóirlo aás
que
 
mtrclusa
que
él
dejó
al
morir
q,ueuDa
meucla
de
nove!¿
v
d*
dir.i¡
r:i_
"-i.,:!liaili":,lv.ii:! _iriü;ijt:'
 hgr
pá8ioasde
diario,do¡deél
todo
Io
que
piensa
deacuerdo
a
la
aplicó
(de
unamaneta
por
rás
muy
amis¡q5¿
y
m,ryoJble
eraArguedas)
a
Fuentes,
a
s,
Poreiemplo,que
si
lo
queél
era
cierto,
cómo
podíaerrtooesLlosa,
a
García
Márquez
y
a.
en
un
capítulo
de
es{r
noyela
nadas
ci¡cunstanciec
del
mo-
lat
eso.
y"r.
cootuJt¿
"¡r-
'Allí
éI
hizo
er
reproche
a
esos
Ellama
los
"exilados",en
el
senti-
&.que_tejos
d;-;-;"i;,
{ejosde¡eelidadcotidiana,
áaban
-
desti_
a.
la
este¡ilidad
literaria.
Es
un
<le
vista
perfectamenteacelxa-
ryro
yo
piensoque
aquí
es'una
:lon
de
ptuebas.
No
basta
con
moncoráneo.
La
fecundidad
ue$as
c,omo
escritor
esta,ba
da-
ese
cotrtacto
con
las
r,aíces.
Elía
¿sí.
Donde
comenzó
la
dis-
ía
conmigo
ycon
varios
otroscuando
él
extrapolóesa
noción
ooamérisy
de
Ios
cualestodos
esra-
mos
conscientes,
e!
otra
pel¡ab¡a
oue
habríaque
cepillarbiin
aates'de
usa¡la.
lctt','2e.r:.i,.:..|,
-..
I;>11r.,
\
¡:::
il¡aücrs
¿"s95
f€slh]¡19ir¡oij.ioaces;<ie
io
contrario
se¡ís
una
esquizofienia
pu_
fa
sepafar
las
dos
ccses.
O
sea,
qu€
siyo
sé'queurted
es
un
esc¡ito¡
ies
ponsable
en
lo
que
se
¡efjere
e
su
actitud
frente
ala
realidadl¿tino
ameti@na,
yo
aceptaré
de
usted
sus
productos
li
tererios,
aunque
alnrlente.responsabilidades,
porque
esa¡espon-
sabilidad
usted
me
la ña
demostrado
LIBROS
Y
AUTORESI
-En
el
mismo
semtido,
¿cómo
oe
bú¡a
de
Boryos?
-{¡É¿nmequc
siem¡rresupequ€
eo
at3úo
rnonegto
Borgcs
entraría
p9r
esa
.tru€rta.
Borges
no
asu-oióninguna
¡espooü/bilidad
quea
rnemeterra,
r€rpeto
frente
al
d¡ama
lati-
69

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->