Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Perelmansjamichoacan.comwp-contentuploads201008

Perelmansjamichoacan.comwp-contentuploads201008

Ratings: (0)|Views: 110 |Likes:

More info:

Published by: Carlosfilmmaker Bujosa Politologia Gaffer on May 16, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/15/2011

pdf

text

original

 
LA LÓGICA JURÍDICA Y LA NUEVA RETÓRICA
Ch. Perelman
Introducción
Razonamiento designa, al mismo tiempo, una actividad mental y el resultado de esaactividad. El razonamiento, como resultado de la actividad intelectual puede estudiarsecon independencia de sus condiciones de elaboración. Para lo cual hay que fijarse en lamanera como ha sido formulado, el establecimiento de las premisas y de la conclusión,la validez del lazo que las une, la estructura misma del razonamiento y su conformidadcon ciertas reglas o esquemas previamente admitidos.El análisis de razonamientos explícitamente formulados en una determinada lengua fueemprendido de una manera sistemática en el
Organón
de Aristóteles, que distinguióunos razonamientos analíticos y otros dialécticos.Los razonamientos analíticos son aquellos que parten de unas premisas necesarias oindiscutiblemente verdaderas y conducen, gracias a inferencias válidas, a conclusionesigualmente necesarias o verdaderas. Los razonamientos analíticos transfieren lanecesidad o la veracidad de las premisas a la conclusión, siendo imposible que ésta nosea verdadera si se razona correctamente a partir de aquellas.
Si todos los B son C y todos los A son B, todos los A son C 
La lógica que estudia las inferencias válidas, en virtud únicamente a su forma, se llamaLógica formal, porque la única condición que exige para garantizar la veracidad de laconclusión, si las premisas son ciertas, es que los símbolos A, B y C se reemplacen cadavez que se presenten, por los mismos términos.Los razonamientos dialécticos, que Aristóteles examinó, se dirigen a guiar deliberaciones y controversias. Tienen por objeto los medios de persuadir y deconvencer por medio del discurso, de criticar las tesis de los adversarios y de defender y justificar las propias con la ayuda de argumentos más o menos sólidos. ¿En qué difierenlos razonamientos dialécticos de los analíticos, y el silogismo dialéctico, llamado
entimema,
del silogismo riguroso de la lógica formal?
 
 
En el
entimema
no se enuncia todas las premisas, y aquellas sobre las cuales se fundason sólo verosímiles o plausibles. Por lo demás, la estructura del razonamientodialéctico es la misma del silogismo.En el silogismo, el paso de las premisas a la conclusión es necesario, mientras que al pasar de un argumento a una decisión, no puede haber necesariedad, pues la decisiónlleva consigo la posibilidad de otra manera, o incluso de no decidir.Siempre existe la posibilidad de transformar una argumentación cualquiera en unsilogismo, añadiéndole una o varias premisas complementarias:Este hombre es valiente, porque en una ocasión se condujo de manera valiente; este otroes cobarde, porque se ha conducido de manera cobarde. Nada más fácil que transformar este argumento, en principio discutible en un silogismo, cuya premisa mayor sería: todohombre posee aquella cualidad que no dudamos en atribuir a sus actos.Cuando se considera la lógica jurídica como “aquella parte de la lógica que examinadesde el punto de vista formal las operaciones intelectuales de los juristas”
1
, se corre el peligro de caer en un reduccionismo, que niega todo interés al argumento no necesario. No obstante, estoy de acuerdo con las conclusiones de Kalinowski: “A nuestro parecer,no hay más que una sola lógica, la lógica a secas. Por otra parte, entre las diferentesaplicaciones de las leyes y reglas lógicas universales, hay algunas hechas por juristas enel campo de un saber jurídico cualquiera. Es muy interesante y útil analizar lasdiferentes aplicaciones de las leyes y reglas lógicas universales en los diversos camposde los saberes jurídicos. Es curioso y esclarecedor examinar los hábitos jurídicos a losque se deben. Pero es vano tratar de estudiar una lógica jurídica en el sentido propio deltérmino, ya que ésta no existe”
2
.Yo añadiría el calificativo de formal. No hay más que una lógica formal, a la que no hayque identificar con la lógica, pues ello conduciría indefectiblemente a tratar de reducir los razonamientos habituales de los juristas, tales como los razonamientos
a pari
, acontrario o
a
 
 fortiori
, a estructuras formales cuando se trata de algo completamentedistinto.La lógica jurídica está ligada con la idea que nosotros nos hacemos del Derecho, y seadapta a ella. Por esta razón la reflexión sobre la evolución del Derecho parece
1
G. Kalinowski, Introduction a la logique juridique, L.G.D.J., Paris 1965, p. 7.
2
G. Kallinowski, Y a-t-il une logique juridique?, ‘Logique et Analyse’, 1959, p. 53.
 
 
necesariamente previa, respecto del examen de las técnicas y razonamientos propios deesta disciplina que los juristas califican tradicionalmente como lógica jurídica.Siendo casi siempre controvertido, el razonamiento jurídico, frente al razonamientodeductivo puramente formal, en contadas ocasiones puede ser considerado comocorrecto o incorrecto de una manera que sea, por decirlo así, impersonal.Esto quiere decir que quien está encargado de tomar en Derecho una decisión, sealegislador, magistrado o funcionario, debe asumir su responsabilidad. Su compromiso personal es inevitable cualesquiera que sean las razones que pueda alegar a favor de sustesis, pues son raras las situaciones en que las buenas razones que militan a favor de unasolución, no quedan contrabalanceadas por las razones más o menos buenas que militana favor de una solución diferente. La apreciación del valor de estas razones es lo quedifiere de un individuo a otro, y lo que subraya el carácter personal de la decisióntomada.A pesar de estas observaciones, que nos inclinan a reconocer la relatividad delrazonamiento jurídico, hay que constatar que el Derecho ha estado dominado, durantesiglos, por el ideal de una justicia absoluta, concebida a veces como algo de origendivino y otras como algo natural o racional. En esta perspectiva, el papel del juristaconsistiría en preparar, por medio de sus reflexiones y de sus análisis, la solución más justa de cada caso concreto.Sin embargo, su aplicación no deja de crear controversias, de suerte que la solución más justa resulta menos de la aplicación indiscutible de unas reglas indiscutidas y más de laconfrontación de opiniones opuestas y de una subsiguiente decisión por vía deautoridad.Constatamos que el derecho se elabora a través de controversias y de opinionesdialécticas o de argumentaciones en sentido diverso. Las razones presentadas tratan más bien, como en los diálogos platónicos, de colocar al adversario en mala postura, ydemostrar que los argumentos de los que se había servido eran irrelevantes, arbitrarios oinoportunos, y que la solución que preconizaba era injusta o por lo menos no razonable
3
.La controversia tenía por objeto, en primer lugar, excluir algunos argumentos,mostrando que no eran pertinentes, y en segundo lugar eliminar algunas soluciones
3
Cf. A. Giuliani, La controversia. Contributo alla logica giuridica, Pavia, 1966, pp. 75-76.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->