Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
9Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
pastizal pampeano

pastizal pampeano

Ratings: (0)|Views: 8,642|Likes:
Published by Claudia Nikle

More info:

Published by: Claudia Nikle on May 18, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

03/04/2013

pdf

text

original

 
MATEADA AMBIENTAL – CEAD
EL PASTIZAL PAMPEANO
Cuando los primeros españoles desembarcaron en las costas de Buenos Aires se encon-traron con una enorme planicie de horizontes ilimitados y cielos inmensos, sin árboles,donde sólo reinaban los pastos, el viento y una variada vida silvestre. Sólo a lo largo dela costa bonaerense se extendía y aún hoy se extiende el bosque de talas.
El mar de pastos 
Las reinas de las pampas fueron las gramíneas, que conformaban un ondulado y cambiante mar deverdes, amarillos y ocres.A lo largo de milenios, esos pastos se adaptaron a los animales, que los pisaron, comieron, vivierony murieron entre ellos, así como a las sequías einundaciones, a las heladas del invierno y a loscalores del verano.Las gramíneas tienen algunas característicasparticulares. Una de ellas es su capacidad decrecer desde la base. La mayoría de las plantas lohacen desde las puntas, y si sufren cortes suce-sivos, muchas pueden morir. Las gramíneas dela pampa, en el otro extremo no tienen proble-mas aunque sufran mutilaciones permanentes,no cesan de crecer. Los herbívoros nativos apren-dieron a utilizar ese recurso ilimitado aún cuandoles significó adaptaciones especiales en su den-tadura y su aparato digestivo.La estepa de flechillas, dominada por gramíneasen mata, es la co-munidad climáxicatípica de los cam-pos altos de la pam-pa. Durante el invierno, merced al pasto corto, pueden desarro-llarse hierbas anuales como las vinagrillas, de flores rosadas oamarillas, que florecen a principios de la primavera y salpicande color el paisaje (pero rápidamente las gramíneas crecen ycubren los campos).Sin duda el mayor y majestuoso de los pastos de la pampaes la cortadera o cola de zorro, de llamativos penachos blan-quecinos.
Vivir en la pampa 
Vivir en un
mar de pastos
significa adaptaciones especia-les para la fauna. En las selvas hay varios estratos, y losanimales pueden extenderse tanto horizontal como vertical-mente, ya que cuentan con muchos sitios donde refugiarse.En una llanura tan extrema como la pampa, sólo el suelo seofrece a los mamíferos no voladores. Las opciones para refu-giarse y huir de los predadores son más limitadas: hay queaguzar el ingenio…Tener cuevas es una de las estrategias más comunes de losanimales medianos y menores. Si son demasiado grandes comopara vivir bajo tierra, la opción es ser un veloz corredor como elvenado de las pampas, el ñandú y el guanaco, que viviómarginalmente en la región.Otra posibilidad es no resultar un bocado muy apetecible, como
VinagrilloCarda
 
el zorrino, que con su olor pestilente aleja a lamayoría de los enemigos. O ser muy pequeño, comolas lauchas o el pequeño marsupial colicortopampeano, para ellos, una mata de pasto esrefugio suficiente.Para las aves voladoras el problema es dón-de instalar el nido. Todo lo que consiguen nor-malmente para ocultarlo es una mata vegetal,como sucede con los jilgueros o con el chingolo.Otras prefieren arriesgarse a un lugar abierto dondenadie pensaría encontrar un nido, tal como lo hace eltero común, y finalmente algunas pocas también desarro-llaron la nidificación en cuevas, por ejemplo la caminera y lalechucita de las vizcacheras.La dieta de pastos es la mejor opción porque es la más abun-dante. La cadena comienza con herbívoros como el venado de laspampas, la vizcacha y una multitud de roedores menores (cuises y ratones).Hay omnívoros como el ñandú, los peludos, las mulitas y los zorrinos. Y por fin están los predadorescomo el hurón, el gato montés, el gato de los pajonales y los ya ausentes puma y yaguareté, así como diversas aves. Completan el ciclo los carroñeros: el chimango y el carancho.
Corredores de la llanura 
El ñandú, exclusivo de América del Sur, es el gran corredor. Su cuerpo le permite otear el horizonte,y en caso de peligro, alejarse con un trote continuo que puede convertirse en veloz carrera incluyen-do gambetas de increíble agilidad. Su dieta es vegetal pero no desdeña insectos, culebras o ratones.El inambú común y la martineta colorada son los tinámidos más comunes del pastizal pampeano. Sibien son buenos corredores, no tienen la velocidad del ñandú, por lo que confían en su plumajemimético para hacerse “perdiz entre los pastos”. Además pueden ejecutar cortos y enérgicos vuelosbatidos. Exclusivos del Neotrópico, los tinámidos son el equivalente ecológico de las perdices del viejomundo, y en el lenguaje común se las llama así, aunque erróneamente. Con suaves silbos que lasdiferencian, se comunican entre ellas en el mar de pastos, donde su visión está muy limitada.El otro corredor de la llanura es un ciervo: el venado de las Pampas, a cuya hembra se suele llamargama. Fue el herbívoro más abundante de la región, pero en la primera década de este siglo, pormodificaciones humanas, se produjo su declinación abrupta, que lo llevó casi a la extinción. Hoysobrevive en algunos pocos lugares, especialmente en reservas ecológicas.Los que viven bajo tierra tienen dos ventajas: están protegidos de muchos predadores y soportantemperaturas moderadas (más cálidas en invierno y más frescas en verano).La vizcacha es un gran roedor. Vive en cuevas que pueden albergar 20 o 30 animales. Mantiene elpasto muy corto en los alrededores de las cuevas, lo que le permite ver acercarse a sus predadores,originalmente jaguares, pumas y zorros, que pueden cazar a sus crías.Muchos animales aprovechan las vizcacheras para hacer su vivienda. La golondrina ceja blanca y lacaminera común pueden instalar sus nidos en las cuevas de vizcachas, igual que la lechuza vizcachera(que no tiene su nombre en vano). El zorro pampeano nodesdeña la oportunidad de instalarse cerca de una “des-pensa bien servida”, sobre todo en la época de cría, cuandolas vizcachas resultan un tentador bocado. Hay, además,comadrejas, ranas, sapos, el lagarto overo y una miríada deinsectos, como chinches y avispas, que conviven con lavizcacha.Otro roedor es el tuco-tuco, que raramente sale al exte-rior, pues come raíces y bulbos que encuentra bajo tierra.Abriendo y cerrando túneles puede regular la temperatura,que mantiene entre los 20 y 22 grados. También son cavícolasel hurón, el zorrino pampeano, el peludo y la mulita: los tresúltimos eximios cavadores que usan su habilidad para des-enterrar bulbos, larvas de insectos y otros alimentos.
Perdiz colorada Zorro
 
De vuelos y cantos 
Al vivir en un mundo horizontal, muchas aves desarrollaron técnicas particulares para hacerse notarentre sus congéneres. Los despliegues aéreos son comunes y los practica, por ejemplo, la cachirlacomún, de miméticos colores pardos, que se eleve y canta hasta ser sólo un punto perdido en el cielo,para luego dejarse caer en planeo mientras emite su voz. Algo similar hacen el pecho colorado y el jilguero dorado, pero su plumaje pone una nota escarlata en el primero y amarilla en el segundo. Latijereta hace vuelos de exhibición, mientras abre y cierra las larguísimas timoneras de su cola, que ledieron el nombre.Hay aves más modestas. Como el chingolo, habitante de todo el país, o el conocido hornero.Típicos de los pastizales y capaces de aprovechar las semillas de las gramíneas gracias a su picorobusto son el verdón y las corbatitas. Entre los predadores, el halcón plomizo es el más eximiocazador. El chimango come carroña, insectos y pequeñas presas, y el carancho, de mayor tamaño,tiene hábitos similares. La noche es el turno de las lechuzas. La de campanario y el lechuzón decampo (crepuscular) capturan lauchas y otros pequeños mamíferos.
Fuente: “El Gran Libro de la Naturaleza Argentina”, Fundación Vida Silvestre – Editorial Atlántida.
VALORACIÓN DE LA HISTORIA NATURALLOCAL Y REGIONAL
Preguntas relacionadas para quedar reflexionando…
¿Es lo mismo enseñar las distintas áreas disciplinares en una región como la nuestra que en un desierto o una isla? ¿En qué sentís que cambia?
¿Cuáles recursos naturales de nuestra región pueden transformarse en recursoseducativos para desarrollar tu área específica?
Caminando y sintiendo el ambiente original de nuestra Pampa 
Para entender de un modo másameno el sistema natural pampeano,imaginemos que salimos un amane-cer caminando desde las Sierras deTandilia hacia el norte, rumbo al ríoSalado, recorriendo atentos un am-biente parecido al original.Vivamos esta narración con lossentidos abiertos, percibiendo losprocesos ecofisiológicos que estánsucediendo, desde los microbianosdel suelo hasta el crecimiento de lasgramíneas o el rugir de un granpredador en busca de su presa…Estamos en primavera. Bajamosentre las piedras, donde el aguafresca toma velocidad para perderseen la llanura, en uno de los tantos

Activity (9)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Flavio Maldonado liked this
Natalia Stadler liked this
Eugenia Godoy liked this
Vickii Pairola liked this
Camila Del Tufo liked this
Jorge Ordoqui liked this
Claudia Nikle liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->