Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
25438096-El-cambio-climatico-el-ozono-troposferico-y-la-material-particulada-y-sus-impactos-sobre-la-salud[1]

25438096-El-cambio-climatico-el-ozono-troposferico-y-la-material-particulada-y-sus-impactos-sobre-la-salud[1]

Ratings: (0)|Views: 26|Likes:
Published by JuanPesantes

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: JuanPesantes on May 22, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/22/2011

pdf

text

original

 
Environmental Health Perspectives
 
 www.ehponline.org
 
1
Review
Existe abundante literatura que docu-menta los impactos adversos sobre la saludde la exposición a concentraciones elevadasde contaminantes ambientales, particular-mente al ozono, la materia particulada dediámetro aerodinámico < 10 (MP
10
) y < 2.5
μ
m (MP2
.5
), al dióxido de azure, al dióxidode nitrógeno, al monóxido de carbono y alplomo. En el año 2000 se atribuyeron la con-taminación ambiental urbana 0.8 millones demuertes y 7.9 millones de años de vida ajusta-dos por discapacidad perdidos debido a prob-lemas respiratorios, enermedades pulmonaresy cáncer (Organización Mundial de la Salud2002). Dado que el estado de la atmóseraen diversas escalas determina el desarrollo, eltransporte, la dispersión y la sedimentación delos contaminantes ambientales, existe la preo-cupación de que el cambio climático puedaaectar la carga de enermedad y mortalidadasociada con estos gases y partículas nas. Porello examinamos estudios que proyectan losimpactos del cambio climático sobre la cali-dad del ambiente y estudios que proyectan elimpacto de estos cambios sobre la morbilidady la mortalidad, centrándonos en los estudiospublicados a partir del año 2000. Limitamosnuestra reseña a los años más recientes debidoa los avances considerables en materia demodelado climático (Solomon et al. 2007).
La meteorología y la contami-nación atmosférica
Las concentraciones de contaminación atmos-érica son el resultado de las interaccionesentre los patrones climáticos locales, las car-acterísticas de la circulación atmosérica, elviento, la topograía, las actividades huma-nas (es decir, el transporte y la generación deelectricidad por combustión de carbón), lasrespuestas humanas a los cambios climáticos(es decir que el inicio de las temporadas derío o de calor pueden incrementar las necesi-dades de caleacción o enriamiento y porende las necesidades de energía), así comootros actores. Algunas localidades, por susituación climática y topográca en general,están predispuestas a tener una mala cali-dad del aire debido a que el clima da lugar areacciones químicas que dan lugar producenuna transormación de las emisiones, y latopograía restringe la dispersión de loscontaminantes (Kossman y Sturman 2004;Rappengluck et al. 1999). Algunos contaminantes ambientales pre-sentan ciclos estacionales claros (Álvarez etal. 2000; Eiguren-Fernández et al. 2004;Hazenkamp-Von Arx 2004; Kassomenos etal. 2003; Nagendra y Khare 2003). Ciertassituaciones climáticas proveen las condicionesmeteorológicas que se requieren para queocurran episodios de contaminación. Conrecuencia los episodios de contaminaciónatmosérica van asociados a sistemas anti-cilónicos o de alta presión estacionarios o demigración lenta que reducen la dispersión, ladiusión y la sedimentación de la contami-nación (Rao et al 2003; Schichtel y Hussar2001). El campo tridimensional del viento,la turbulencia relacionada con éste y la tem-peratura vertical son importantes (McGregor1999; Pal Ayra 2000). Las condiciones mete-orolígicas también inluyen en los procesosquímicos y ísicos que intervienen en la or-mación de contaminantes secundarios talescomo el ozono (Nilsson et al. 2001ª, 2001b).La circulación del aire a lo largo de los ancosde los sistemas anticiclónicos puede transpor-tar precursores de ozono, creando las condi-ciones para un evento de ozono (Lennartsony Schwartz 1999; Scott y Diab 2000; Tannery Law 2002; Yarnal et al. 2001). Las circula-ciones de aire a gran escala no necesariamenterelacionadas con los sistemas anticiclónicospueden interactuar con la topograía local,con las brisas marinas/lacustres y terrestres, ocon los vientos de las montañas y de los vallesincrementando las concentraciones de con-taminantes (Cheng et al. 2001; Dayan y Levy 2002; Grossi et al. 1999; Hess et al. 2003;Kitada y Regmi 2003; Lennarston y Schwartz2002; Liu y Chan 2002; Ma y Lyons 2003;Pillai y Moorthy 2001; Triantayllou 2001).Los sistemas climáticos distantes tales comolos ciclones tropicales y los sistemas de baja
 Address correspondence to K.L. Ebi, ESS, LLC,5249 ancreti Lane, Alexandria, VA 22034 USA.elephone: (703) 304-6126. E-mail: krisebi@essllc.orghe authors declare they have no competingfnancial interests.Received 7 March 2008; accepted 9 July 2008.Tis translation is provided by Instituto Nacionalde Salud Pública, Mexico. EHP strives to ensure thatits oreign-language materials are aithul transla-tions o their original English-language counterparts.Please report any problems or discrepancies to hu1@niehs.nih.gov.
El cambio climático, el ozono troposférico y la material particulada y susimpactos sobre la salud
Kristie L. Ebi 
1
y Glenn McGregor 
1
ESS, LLC, Alexandria, Virginia, USA;
2
Universidad de Auckland, Auckland, New Zealand
O
bjetivO
:
Dado a que el estado de la atmósera determina el desarrollo, el transporte, la disper-sión y la sedimentación de los contaminantes ambientales, existe la preocupación de que el cambioclimático podría aectar la morbilidad y la mortalidad asociadas a las concentraciones elevadas deestos gases y partículas fnas. Examinamos el modo en que el cambio climático podría aectar a lasconcentraciones uturas de ozono troposérico y materia particulada (MP) y lo que las concentra-ciones cambiantes podrían signifcar para la salud de la población.
F
uentes
 
de
 
lOs
 
datOs
:
Examinamos estudios que proyectan los impactos del cambio climáticosobre la calidad del ambiente y estudios que proyectan los impactos de estos cambios sobre la mor-bilidad y la mortalidad.
s
íntesis
 
de
 
lOs
 
datOs
:
El cambio climático podría aectar la calidad del ambiente desde el nivellocal hasta el regional mediante cambios en los índices de reacción química, la altura de las capasronterizas que aecta la mezcla vertical de los contaminantes, y los cambios en los patrones decirculación sinóptica del aire que rigen el transporte de los contaminantes. Entre las uentes deincertidumbre se incluyen el grado del cambio climático uturo, las emisiones uturas de con-taminantes ambientales y sus precursores y el modo en que la vulnerabilidad de la población puedecambiar en el uturo. Dadas estas incertidumbres, las proyecciones sugieren que el cambio climáticoincrementará las concentraciones de ozono troposérico, por lo menos en los países con ingresoselevados en aquellos casos en que las emisiones se mantengan constantes, lo cual incrementaría la morbilidad y la mortalidad. Se dispone de pocas proyecciones para los países de ingresos medios y bajos. La evidencia es menos sólida en el caso de la MP, debido principalmente a que se han real-izado pocos estudios.
C
OnClusiOnes
:
Se requiere de investigación adicional para comprender mejor los posibles impactosdel cambio climático en los impactos sobre la salud relacionados con la contaminación ambiental.Si los modelos mejorados continúan proyectando concentraciones elevadas de ozono con el cambioclimático, entonces la reducción de las emisiones de gases invernadero mejoraría la salud de las gen-eraciones actuales y uturas.
P
 alabras
 
Clave
:
contaminación ambiental, cambio climático, impactos sobre la salud, ozono,materia particulada. Tis translated article is the property o the U.S. government and is thereore without copyright. Please cite to the original English version o this article
Environ HealthPerspect 
118:000–000 (2010). doi:10.1289/ehp.11463 disponible en
http://dx.doi.org/ 
[Publicadoen línea el 10 de julio de 2008]
 
Ebi and McGregor.
2
 
 www.ehponline.org
 
Environmental Health Perspectives
presión que se encuentran sobre las regionescosteras pueden producir niveles de contami-nación elevados (Gallardo et al. 2002; Tannery Law 2002; Wang y Kwok 2002). El cambioclimático podría aectar directamente la cali-dad del aire a un nivel desde hasta regional através de cambios en los índices de reacciónquímica, de la altura de las capas ronterizas(es decir, la capa de aire cercana a la tierra quese ve aectada por el calor diurno, la humedady la transerencia de momento hacia o desde lasupercie) que aectan la mezcla vertical de loscontaminantes, y a través de cambios en lospatrones de circulación sinóptica del aire quedeterminan el transporte de la contaminación.La escala sinóptica corresponde al tamañotípico de los sistemas de alta y baja presiónde latitud media (una longitud horizontal deaproximadamente 1,000 km ó 620 millas).El aumento o la disminución de las emisionesantropogénicas mediante cambios en el com-portamiento humano, o las alteraciones de losniveles de emisiones biogénicas debidas a tem-peraturas más elevadas y a cambios de cober-tura terrestre pueden tener eectos indirectos.Los ascensos de la temperatura pueden incre-mentar las emisiones de isopreno, un hidro-carburo volátil precursor del ozono emitidopor muchas especies vegetales leñosas. Noobstante, el establecimiento de la escala (local,regional, global) y de la dirección del cambio(mejoramiento o deterioro) de la calidad delambiente presenta retos (Bernard et al. 2001;Rainham et al. 2001; Semazzi 2003; Swart etal. 2004). Se sabe más acerca de los impac-tos potenciales del cambio climático sobre elozono a nivel de la tierra que acerca de otroscontaminantes ambientales.
El ozono
Se sabe que el ozono a nivel de tierra es unirritante pulmonar que aecta las membranasmucosas respiratorias, otros tejidos pulmo-nares y la unción respiratoria. La exposicióna concentraciones elevadas de ozono está aso-ciada a un incremento de las admisiones a loshospitales por neumonía, enermedad pulmo-nar obstructiva crónica, asma, alergia, rinitisy otras enermedades respiratorias, y con lamortalidad prematura (véase, por ejemplo,Bell et al. 2004, 2007; Gryparis et al. 2004;Ito et al. 2005; Mudway y Kelly 2000). Lasconcentraciones de ozono del exterior y lospatrones de actividad son los determinantesprimarios de la exposición al ozono (Suh etal. 2000). Si bien en Europa y América delNorte se tiene un conocimiento considerablede los eectos del ozono sobre la salud, se hanrealizado pocos estudios en otras regiones. Elozono a nivel de tierra ocurre naturalmente,pero también es el principal componentedel smog urbano, un contaminante secun-dario ormado por medio de reacciones oto-químicas en las que intervienen óxidos denitrógeno y compuestos orgánicos volátilesen presencia de la luz solar intensa con tem-peraturas elevadas [Agencia de Protecciónal Ambiente de EEUU (EPA) 2007]. Loscambios en el uso del suelo durante el siglopasado aectan las concentraciones de ozonoal alterar los patrones de vegetación que aec-tan las emisiones de compuestos orgánicosvolátiles biogénicos que inluyen en la pro-ducción del ozono (Solomon et al. 2007). Además, la urbanización que da lugar aislas de calor puede inuir en la produccióny dispersión locales del ozono. En las áreasurbanas, los motores de combustión de gaso-lina son importantes uentes de compuestosorgánicos volátiles, y siempre que se quemancombustibles ósiles se producen óxidos denitrógeno (EPA EEUU 2007). La tempera-tura, el viento, la radiación solar, la humedadatmosérica, la ventilación y la mezcla aectantanto las emisiones de precursores de ozonocomo la producción de ozono (Mott et al.2005; Nilsson et al. 2001a, 2001b). Debidoa que la ormación de ozono depende de laluz solar, las concentraciones son típicamentemás elevadas durante los meses del verano,si bien no todas las ciudades han presentadouna estacionalidad en las concentraciones deozono (Bates 2005). Las observaciones dem-uestran que las tendencias del ozono tropos-érico en las últimas décadas varían de signo,con incrementos o disminuciones del ozono,y en magnitud en muchas localidades, conconsiderables tendencias a la alza en las lati-tudes bajas (Solomon et al. 2007).
Cambios proyectados en las concentra-ciones troposféricas de ozono asociados al cambio climático.
 
Existen dos uentes prin-cipales de incertidumbre cuando se evalúanlos impactos de los cambios uturos en lasconcentraciones troposéricas de ozono sobrela salud: el alcance de los cambios uturosen las emisiones de precursores de ozono, y el grado en el que las condiciones climáticasuturas podrían incrementar las concentra-ciones de ozono. Por supuesto, las emisionesuturas son inciertas y dependen de supuestossobre el crecimiento de la población, el desar-rollo económico, las acciones regulatorias y eluso de la energía (Syri et al. 2002; Websteret al. 2002). La creciente regulación de lasemisiones antropogénicas de compuestosorgánicos volátiles y óxidos de nitrógeno porlos motores a gasolina signica que probable-mente crecerá la importancia de la quemade biomasa, incluyendo los incendios, comouentes de precursores de ozono. Suponiendoque no haya cambios en las emisiones de pre-cursores de ozono, la medida en que el cambioclimático aecta la recuencia de los episodiosde ozono uturos dependerá de la presenciade las condiciones meteorológicas requeridas(Hogree et al. 2004a; Jones y Davies 2000;Liao et al. 2006; Racherla y Adams 2006;Sousounis et al. 2002). En los casos en quese proyecta que el cambio climático dé comoresultado un incremento en la recuencia delas condiciones anticiclónicas estables conpoca ventilación de las capas ronterizas y altastemperaturas asociadas, condiciones libres denubes y grandes aportes de radiación solar, esprobable que se excedan las normas actualesde calidad del aire (Hogree et al. 2004 a;Mickley et al. 2004; Murazaki y Hess 2006;Sousounis et al. 2002).La calidad utura del ambiente, enespecial a nivel local y regional, dependeráparcialmente de las concentraciones de con-taminantes a escala global. Las concentra-ciones de ozono se han incrementado desdela época preindustrial debido a las crecientesemisiones de metano, de monóxido de car-bono y de óxidos de nitrógeno, y se esperaque esta tendencia continúe durante los próxi-mos 50 años, con base en las proyecciones delas concentraciones medias máximas anuales(Prather et al. 2003). Sin embargo, dado quemuchas grandes ciudades proponen reducir lasemisiones de contaminantes por los vehículos,se espera que las concentraciones urbanas deozono se incrementen menos rápidamente ose reduzcan (Ciuentes et al. 2001; Metcaleet al. 2002). Por ejemplo, se ha calculado quepara los Estados Unidos una reducción del50% de las emisiones de metano reduciríala incidencia de eventos de niveles elevadosde ozono casi a la mitad (Fiore et al. 2002).Las disminuciones del ozono estratoséricotambién pueden dar como resultado mayoresincrementos del ozono a nivel de tierra enlas regiones contaminadas debido a un incre-mento de la radiación ultravioleta que llegaa la tierra; la radiación ultravioleta intervieneen la ormación del ozono (Solomon et al.3002). Se han proyectado en todo el mundocambios en las concentraciones de ozono anivel de tierra impulsados por escenarios deemisión utura y/o por patrones climáticosuturos; la mayoría de estas proyecciones sonpara Europa y América del Norte (Andersonet al. 2001; Aw y Kleeman 2003; Bell et al.2007; Derwent et al. 2001; Hogree et al.2004b, 2004c, 2005a, 2005b, 2006; Johnsonet al. 2001; Leung y Gustason 2005; Liao etal. 2006; Murazaki y Hess 2006; Racherla y  Adams 2006; Steiner et al. 2006; Stevensonet al. 2000; Taha 2001; West et al. 2007).Estos estudios, que van del nivel global allocal, se resumen más adelante. Si bien estosestudios no concuerdan en sus enoques nien los actores que toman en cuenta, la may-oría de ellos proyectan un incremento en lasconcentraciones de ozono troposérico, conuna elevada variabilidad entre las regiones. ElPanel Intergubernamental sobre el CambioClimático concluyó que el cambio climáticomodicaría una serie de sustancias químicasy de procesos que controlan la calidad del
 
Climate change, air pollution, and health impacts
Environmental Health Perspectives
 
 www.ehponline.org
 
3
ambiente, y que es probable que los eectosnetos varíen de una región a otra (Solomon etal. 2007). A escala global, si se considera el año1990 como periodo de reerencia, entoncesse proyectaron concentraciones máximasmedias anuales moderadamente elevadas de60 partes por cada mil millones (ppb) paraEuropa central, China, Brasil, Sudárica y eleste de América del Norte durante el verano(Anderson et al. 2001). Para el año 2030 seproyectó que, con un escenario de emisiónelevada [SRES; véase el Apéndice 1, esce-nario A2], el área que experimentó un nivelde ondo de 60 ppb se expandirá consider-ablemente, en especial en Europa y Américadel Norte. Para el año 2060, la mayoría delas áreas continentales pobladas presentaríanconcentraciones de ozono de por lo menos60 ppb. Para el año 2100, se proyectó queuna gran parte del Hemiserio Norte tendrániveles máximos medios anuales de ozono de60 ppb, al igual que la áreas más pobladasdel Hemiserio Sur (Anderson et al. 2001).No obstante, Lio et al. (2006) y Racherla y  Adams (2006), valiéndose asimismo delescenario SRES A2, proyectaron que el cam-bio climático antropogénico podría reducirla carga global de ozono debido a cambiosen la química atmosérica. Liao et al. (2006)también proyectaron que las concentracionessupericiales de ozono sobre o cerca de lasáreas pobladas y las de quema de biomasase incrementarían. Se proyectaron las con-centraciones de ozono para 10 regiones delmundo en el año 2030, utilizando un mod-elo acoplado de circulación general conquímica interactiva (LMDz-INCA; http://aoc.ammainternational.org/researchProduct/aerosolchemistry/lmdz/index.en.php?current=20060930) basado el escenario SRES A2(West et al. 2007). Se ha demostrado que lasconcentraciones de ozono modeladas para lascondiciones actuales concuerdan razonable-mente con las mediciones de ozono super-cial. Se proyectó que el promedio ponderadopor población de la concentración globalmáxima de ozono en 8 horas se incrementaráen 9.4 partes por cada mil millones por volu-men (ppbv), en comparación con una simu-lación de la concentración en el año 2000,con los mayores incrementos sobre el sur de Asia (casi 15 ppbv) y con incrementos grandesen el Medio Oriente, en el sureste de Asia, en América Latina y en Asia Oriental.Forkel y Knoche (2006) proyectaron lasconcentraciones de ozono en Alemania bajoel escenario IS92a, “las cosas como siempre”,para la década de los 2030, en comparacióncon la de los años 1990. Se proyectó quetanto las emisiones de compuestos orgánicosbiogénicos volátiles como las emisiones deóxido nitroso del suelo se incrementarían amedida que se eleven las temperaturas. Lasconcentraciones diarias máximas de ozonoproyectadas se incrementaron entre 2 y 6 ppb(6-10%) en toda la región del estudio; se cal-culó que el número de días en la década delos 2030 en que la concentración máximadiaria de ozono excederá los 90 ppb se incre-mentaría casi 4 veces, de 99 a 384. Murazakiy Hess (2006), utilizando el escenario SRES A1 y un modelo global de transporte de sus-tancias químicas [MOZART-2; Modelo deOzono y Trazadores de Sustancias QuímicasRelacionadas, versión 2 (gctm.acd.ucar.edu/Mozart)], proyectaron que para nes del siglo XXI el cambio climático antropogénico por sísolo disminuiría las concentraciones de ondode ozono sobre los Estados Unidos, mientrasque el ozono producido internamente aumen-taría. Sobre el oeste de los Estados Unidos,las dos uerzas resultaron aproximadamenteiguales. Los autores proyectaron que sobre eleste de los Estados Unidos, hasta 12 días adi-cionales al año excederían los 80 ppbv. Taha(2001) estimó los incrementos de las concen-traciones de ozono para inales del siglo endos ciudades grandes de Caliornia con baseen resultados que vinculaban el rendimientode dos modelos generales de circulación conuturas emisiones de óxidos nitrosos, com-puestos orgánicos volátiles, hidrocarburosbiogénicos y sulatos, y modelos de contami-nación ambiental utilizados para evaluar laconormidad con la calidad del aire en estasregiones. Se seleccionaron dos episodios demodelado de demostración de logro para elestudio: la proyección del año 2010 del epi-sodio del 26 al 28 de agosto de “1987” paraLos Ángeles, y la proyección del año 2005del episodio del 11 al 13 de julio de “1990”para el Valle de Sacramento. Se modelaronlas concentraciones de ozono en el último díade cada episodio. Bajo supuestos de emisionescontroladas en los años uturos, el modelosugería incrementos considerables de las con-centraciones de ozono en el momento delas concentraciones pico base en la Cuencade Los Ángeles (de hasta 26 ppb, un incre-mento aproximado del 24%) y en el Valle deSacramento (de hasta 12 ppb, un incrementoaproximado del 10%). Aw y Kleeman (2003)simularon un episodio de contaminaciónatmosérica elevada en el sur de Caliornia en1996, con meteorología observada y, después,con temperaturas más elevadas. Las concen-traciones de ozono se incrementaron hasta un16% con temperaturas más elevadas (+5°K);hubo menos regularidad en la respuesta a laMP
2.5
, dependiendo de si era más importanteel incremento de la ormación incrementadade partículas secundarias o el aumento de laspérdidas de partículas de nitrato por evapo-ración. Steiner et al. (2006) reportaron varia-ciones en todo Caliornia en la sensibilidaddel ozono a los cambios de temperatura, ala humedad absoluta, a las emisiones decompuestos orgánicos biogénicos volátiles y a las condiciones limítroes de contaminaciónen una escala na (resolución de la cuadrículade 4 km).En un análisis a escala “gruesa” de la con-taminación sobre los Estados Unidos conti-nentales, Mickley et al. (2004) proyectaronque, debido tan solo al cambio climático(escenario SRES A1b), la contaminaciónambiental (estimada incluyendo el monóxidode carbono combustible y el negro de car-bón como trazadores de la contaminaciónantropogénica) podrían aumentar en la partenorte de la región central de EEUU debido alas disminuciones, en los años 2000 y 2052,de la recuencia de los pasos rontales delCanadá que despejan la contaminación ambi-ental estancada. Leung y Gustason (2005)utilizaron simulaciones climáticas regionalespara la temperatura, la radiación solar, la pre-cipitación y el estancamiento/ventilación, y proyectaron una calidad del ambiente peor enTexas y una calidad del ambiente mejor en laregión central de EEUU en 2045–2055, encomparación con 1995–2005.Bell et al. (2007) demostraron que lasconcentraciones de ozono en el AtlánticoMedio eran más sensibles a los cambios enlas emisiones biogénicas que a los cambiosen las emisiones antropogénicas. Como partedel Proyecto de Nueva York sobre Clima y Salud Hogree y sus colegas realizaron análisisa escala local de los impactos de la contami-nación ambiental de los cambios climáticosuturos utilizando el modelado integrado(Hogree et al. 2004a, 2004b, 2004c; 2005a,2005b) para examinar los impactos poten-ciales de los cambios del clima y del uso delsuelo sobre los impactos sobre la salud rela-cionados con el calor y el ozono en el áreametropolitana de la C9udad de Nueva York (Bell et al. 2007; Civerolo et al. 2007; Kinney et al. 2006; Knowlton et al. 2004). Se simula-ron los datos meteorológicos por hora desdelos años 1990 hasta la década de los 2080con base en los escenarios SRES A2 y B2. Seescalaron a la baja los rendimientos climáticosglobales a una cuadrícula de 36 Km sobreel este de los Estados Unidos utilizando elmodelo climático regional MM5 (Modelode Mesoescala 5 del Centro Nacional deInvestigación Atmosérica de la UniversidadEstatal de Pensilvania;
 www.mmm.ucar.edu/mm5/
). Después se utilizaron los resultadosdel MM5 como aportes para el modelo decalidad del ambiente a escala regional CMAQ (Modelo Comunitario Multiescala de Calidaddel Aire). Se simularon cinco veranos (de junio a agosto) de cada una de cuatro déca-das (1990, 2020, 2050 y 2080) en la escalade 36 Km. Las emisiones de precursores decontaminación sobre el este de los EstadosUnidos se basaron en los cálculos aproxima-dos de la EPA EEEUU al nivel de país para

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->