Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Nº 306

Nº 306

Ratings:
(0)
|Views: 2|Likes:

More info:

Published by: accion_informativa_tbo on May 27, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/02/2014

pdf

text

original

 
AÑO 6 - Nº 306 - TACUAREMBÓ - DEL 13 AL 19 DE MAYO DE 2011 - PRECIO DE VENTA $ 29 - SUSCRIPCIÓN MENSUAL $ 90 - SALE LOS VIERNES
visitar: http://semanarioaccioninformativa.blogspot.com/
visitar: http://semanarioaccioninformativa.blogspot.com
 
2
ACCIÓN INFORMATIVA
Del 13 al 19 de Mayo de 2011Nº 306
 
Semanario
«
ACCION INFORMATIVA
» d
e Tacuarembó
Expediente de M.E.C. Nº 1937Chajá 7 - Barrio Pereira Fontes - Tel.: 46324971. Tbó.accion.informativa.tbo@gmail.com
http://semanarioaccioninformativa.blogspot.comDirector Comercial:
Miguel Olivera Prietto
Redactor Responsable:
Miguel Olivera Prietto
Diseño:
Luis M. González - elteroazul@gmail.com
Impreso en:
PubliAcontecer - Artigas 194 - Durazno
Fundado el 6 de Octubre de 2004
Las notas
rmadas son exclusiva responsabilidad de los autores.Miguel A. Olivera PriettoR.U.C. 160113610017BPS Nº 3130578
“ la otra voz de tacuarembó” 
En este trabajo uno vivependiente de las noticias,y se informa por todos losmedios posibles de los pro-blemas del departamento.Por eso es que tengo la po-sibilidad de tener elementossiempre como para haceresta editorial, y hablar conusted, como si fuera manoa mano.Sin embargo, a pesar queuno intenta ser profesionalen esto, es complicadoescribir sobre asuntos quea uno le afectan en su con-ciencia, pues quisiera aveces salir con una banderaa la calle y gritar en cadaesquina. Pero claro, ustedpensaría que estoy locoy en el futuro me trataría,quizás, como leproso.Es que uno ha vivido tan-tas decepciones. Una de lasúltimas es haber visto másde una vez a un conocido“contacto” entre ma
as lo-cales en la puerta de un jerarca policial, hablando“en secretos”, como estecontacto suele hacer. Loconozco. Cuando publiquélos abusos de un o
cial depolicía con un joven, haceaños, antes de conocer ami actual compañera, élse encargó de asustar auna buena amiga que tenía, y quereraveriguar “cosas mías”, a través de ella.Otras decepciones: algunas noticiasde contrabandos “permitidos” que danescalofríos. Entonces me pregunto: ¿dequé lado están los buenos?Otros compañeros hablan sobre la Leyde Caducidad, pero digo ¿qué derechotiene el MLN de meter cuchara en untema que no les pertenece, pues lostorturados, muertos y desaparecidos,desde el 73 en adelante, en su mayoríano pertenecían a sus
las?Y sobre la baja de imputabilidad, meremito a lo escrito por Diego Fau en elinterior de este semanario. Pero duele,por ejemplo, que quienes tienen en ne-gro y explotan a la mayoría de jóvenesentre 15 y 17 años en el país, según lasúltimas estadísticas, y no los respetancomo personas, hoy los discriminan ypretenden demonizar la juventud.Por eso, decepcionado un poco, noentregado, hoy voy a escribir sobre“Calamidad”, mi gata.“Cala”, como la llama Ana (yo le digogata) llegó a esta casa antes que yo. Latrajeron un 24 de diciembre de lluvias,Lumi y Pamela, el hijo de Ana y sucompañera, recogida casi muerta deBoulevard Rodríguez Correa, mojada yabandonada.Cuando yo vine a la casa de Ana, devisita prolongada, por esos misterios dela vida la gata se hizo mi amiga. A todoel mundo mordía o arañaba, menos a mí.Y nos fuimos tomando con
anza, tantoque cuando paso horas frente a estacomputadora escribiendo notas paraeste semanario, o mis cuentos, ella semete en los estantes, o encima de las pi-las de diarios, y duerme, pero cada tantome mira con esos ojos entrecerrados delos gatos, como que no te miran pero vossabés que te están escrudiñando hastael fondo de tu alma.Arisca sí, pero generosa. Democráticamás bien. Los gatos del barrio duranteun año hicieron
la, y tanto un preciosogato negro, como un barcino de la vuelta,o uno tipo blanco con manchas negras,o uno atigrado, todos fueron sus noviosy otros que no alcancé a ver, pero síescuché sus maullidos enamorados,de todos tuvo crías. Durante un añodesparramamos su progenie a todoTacuarembó e hizo felices a muchosniños, pero tres pariciones en un añoparecían una locura. Decíamos, ¡ta, nopuede ser!, pero era. Hasta que al
n lallevamos, no sin dolor, al veterinario paraesterilizarla, y luego engordó y se volviómás casera aún.Yo me maravillaba con verla comomadre. Estupenda. Juguetona. Y measombraba en ver cómo le enseñabaa sus crías las artes de la caza, y lesordenaba sus movimientos.Resolvimos dejarle un hijo, pero murió, joven intrépido, debajo de un auto. Fueun accidente que lamentamos, pero los
     E     D     I     T     O     R     I     A     L
Miguel A. OliveraPrietto
Calamidad
demás hijos, a todos, los ubicamos encasas de amigos.Hace demostraciones de inteligenciaque a veces sorprenden. Como una vezque estuve enfermo, y ella subía a lacómoda para mirarme. O cuando saltódesde el piso al pecho de Ana, para girary mirarme estando yo convaleciente,cosa que jamás hacía.Es amiga de unos buenos vecinos quevisita todos los días. Cada tanto pasa-mos en el pandita frente a su casa y ellalevanta su arrogante cabeza para vernospasar, hundida en un mullido sillón quele ponen expresamente para ella. Hayhembras que tienen esa naturaleza,son traidoras. Allí le dicen “Ninja”, yo nosé por qué, pero la alimentan tambiény la dejan subir a las camas (yo no) Elvecino tuvo un percance de salud quele ha cambiado la vida y tiene di
culta-des motrices, y le contaban a Ana quecuando va, se acurruca en su falda y elvecino queda feliz.Decía que en mi trabajo siempre me haacompañado, pero ha sido selectiva. Ellame ordenaba los tiempos que tenían queestar mis entrevistados, y los corría a suvoluntad. Por ejemplo, cuando estuvo elGeneral Raúl Mermot con García Pintos(¡qué nenes!), mi gata se subía una y otravez a la falda de Mermot y yo, grabadoren mano, con el pie intentaba correrla,pero con ella, evitar que haga lo quedesea, es misión casi imposible. Mermotla acariciaba, pero ella en su falda intentómorderlo, y el militar optó por irse prontode la entrevista.Como dije, es democrática, pues cuan-do estuvo en mi casa Julio Marenales,también hizo lo mismo. Pero don Julioabrió sus manos con cara de fastidio y yotuve que soltar el grabador, sacarla de sufalda, sacarla de casa y cerrar la puerta.Con MIchelini fue distinto. La últimavez que estuvo el senador mi gata no lovio, pero la anterior, se subió a su falday se puso mimosa. Cosa de hembras,pensé.De Bonomi y Tabaré Viera tambiénprobó sus faldas. Bonomi fue más ariscoque ella, y yo no sabía hasta dónde esti-rar el pie para evitar que la gata subierasin que el Ministro se disgustara aúnmás. Con el Intendente de Rivera, hoysenador, la gata subió y bajó sola, y sefue. Quizás comprendió que era parien-te, pues uno de los apellidos de TabaréViera es Olivera Prietto.Muchos visitantes han debido disfrutaro soportar a Calamidad, gente prove-niente de diferentes lugares.Hace poco estuvo un buen amigo, elComisario Basilicio Berrueta, de quiénseré testigo en un caso que él tiene enel Juzgado. Yo estaba trabajando en elmismo lugar que estoy ahora, y él sesentó enfrente. Berrueta tiene la costum-bre de sentarse en la punta de la silla,por lo que mi gata se acostó en el restode la silla libre. Es así que me levantéuna y otra vez a sacar a Cala de detrásde Basilicio, pero ella daba una vuelta yvolvía a subirse. Basilicio también tienela costumbre de hablar y enfervorizarse,entonces cada tanto se levantaba paraexplicar mejor sus puntos de vista, perocuando iba a volver a sentarse, la gatahabía ocupado toda la silla. No fue una,sino varias veces, hasta que Basiliciose fue, entonces ella se fue por el patioy desapareció por el barrio. Yo me reía,pero es cosa de ella, a mí Berrueta esuna persona que me cae muy bien.Hace un tiempo, el Comisario CarlosBueno llegó a mi casa por una notaque le estaba por hacer. Vino en motoy estuvimos hablando sobre temas quea nosotros nos parecen importantes.Hablamos y vimos el lado trágico dealgunas situaciones, en tanto la gata sesubió a un sillón que estaba en mediode la reunión, y dormitó hasta que elamigo se fue.De pronto Bueno volvió, había perdidola llave de su moto. La buscamos portodos lados, volvió a revisar sus bolsillos,todo, y no estaba. No estaba. En tantola gata dormía.Hicimos conjeturas. Fuimos hasta laesquina para ver si alguien se la hubie-ra sacado de la moto, pensamos quealguien lo habría seguido, sacamos másconjeturas. Era asombroso que hubieradesaparecido la llave, y la paranoia co-menzaba a hacer su efecto.Fuimos a la casa de Bueno a buscar laotra llave, y en el pandita nos empeza-mos a hacer la película, hasta que reciboun mensaje de Ana. La gata se habíalevantado y la llave, calentita, estabadebajo de ella. Nos reímos, claro, pero es jodido cuando comprobás que una gataes capaz de mostrar tus debilidades.En tanto escribo, está allí encima deAcción Informativa, casi a mis pies, zo-rra, no gata. Creo que sabe que acabode sacarle una foto y estoy escribiendosobre ella. Por suerte no es Calamidad laque escribe las notas del semanario, sinoles aseguro, que lo ácido sería aún peor.
 
3
ACCIÓN INFORMATIVA
Del 13 al 19 de Mayo de 2011Nº 306
El diputado Edgardo Rodríguez(MPP FA) nos envió un comuni-cado de prensa, que signi
ca unlogro importante para los traba- jadores rurales. Frente a estasituación, nos comunicamos conél y le pedimos su opinión sobreesta noticia.¿Diputado Edgardo Rodríguez,qué podrías agregar a esta exce-lente noticia?- podría agregar que éstos au-mentos acordados por Consejode Salario son muy importantessí tenemos en cuenta que el mí-nimo de un peón no especializadoestaba, increíblemente, en $ 3770más el
cto por alimentación yvivienda que andaba por los 1700pesos; o sea que en total no lle-gaba a más de $ 5.470.- Y ahora, sumando los dosconceptos andará en los 8.000pesos nominales. A esto hay queagregar la partida por única vezde $ 3000, que la pueden pagaren dos veces.Es real, me parece, que mu-chos establecimientos pagan porencima de éstos números, por-que, la verdad, si no pagan así,prácticamente que no consiguengente para trabajar, sobretodohablamos de aquellos trabajado-res con cierta preparación y conresponsabilidad para el trabajo.Pero también es real, y todosconocemos múltiples situacio-nes donde, lamentablemente, sesigue pagando por debajo del lau-do. Lo cual es una verdadera ver-güenza, sobre todo si pensamosque un novillo anda en el entornode los 1000 dólares. Tambiénsuelo hacer una distinción de es-tablecimientos pequeños, dondeel dueño trabaja con su familia yque ocasionalmente contrata aalguien para una changa. Creoque son situaciones diferentesa los grandes establecimientosrurales.- Lo otro que me parece im-portante para destacar es quese logró poner en el documentoaprobado por las propias patrona-les lo de la licencia sindical, para
Aumentos de salarios, licencias sindicales, se regulariza el tema de vivienday alimentación, etc.
Desde el 3 de mayo,los trabajadores ruralesson trabajadores comocualquier otro.
los delegados de los sindicatosde trabajadores. Este derechoya estaba establecido en la ley,pero en la práctica las patronalesno lo reconocían y ahora quedóestablecido por escrito. Y en eltexto del acuerdo se establece laregulación de éste derecho.Claro está que para gozar delicencia sindical tienen que existirsindicato y es ahí donde todavíatenemos una gran deuda aquípor nuestro norte ganadero yagricultor.Comunicado:El día 3 de Mayo se
rmó elacuerdo en el Consejo de Sa-lario y que comprende a todoslos asalariados de estancias,tambos y plantaciones agrícolas.No quedan comprendidos enéste acuerdo los trabajadores dela caña de azúcar y los del arrozque se rigen por otros convenios.-Los nuevos salarios rigen apartir del 1º de Enero pasado.Por esto los ajustes se hacendesde ese día (o sea hay unaretroactividad);-Al sueldo nominal (sin des-cuentos) que un trabajador ga-naba el 31 de Diciembre pasado,se le debe aplicar un aumentodel 12, 28%;-Si aplicado ese porcentaje, elsueldo no llega al mínimo, se letiene que pagar al trabajador esemínimo que son los siguientes,según categorías:
(ver tabla)
 -El trabajador tiene derecho aque se le de vivienda y comida; encaso contrario tiene derecho a co-brar la suma nominal de J$ 1758o su equivalente a $ 70,32 por día(suma ésta que, si corresponde,se agrega al sueldo);-Corresponderá también que eltrabajador reciba una partida de$ 3000 por única vez, a pagarsemitad antes del 1º de Setiembrey mitad antes del 1º de Marzopróximo.-Por primera vez en la historiadel Uruguay, los representantessindicales de los trabajadoresrurales, tendrán derecho a licen-cia sindical, acordado y reguladoexpresamente.Como siempre lo estamos di-ciendo, sabemos que en muchosestablecimientos se paga porencima de éstos montos; perotambién todos sabemos que hayde los otros.
Derecho a réplica AMEPAS
Dada la falta de veracidad e información del artículo que sepublicada en la edición anterior de este semanario con respectoa los carné de salud otorgados por AMEPAS decimos que:Al igual que otra Institución del medio que expide actualmenteCarné de Salud, AMEPAS se encuentra en trámite de la habilita-ción para la expedición de los carné mencionados. La solicitudfue presentada el 26 de marzo de 2010 y el 6 de mayo del mis-mo año se comunica al MSP que comenzaríamos a emitirlos.Documentos que se encuentran en AMEPAS a disposición dequien desee corroborar lo dicho.Referente al Frigorí
co Tacuarembó se debía poseer el trámitede habilitación
nalizado, los 26 Carné de Salud realizados enplanta del Frigorí
co se les ofreció la gestión de los mismospor empresa de salud que cubrían las exigencias requeridas,empresa a través de la cual se gestionan los Carné de Saludactualmente en AMEPAS, no signi
cando pérdida de tiempopara estos funcionarios ya que la paraclínica y clínica habíasido realizada, no obteniendo respuesta hasta el momento,cabe acotar que no signi
có una erogación económica para elFrigorí
co Tacuarembó.AMEPAS es un Seguro Parcial de Salud de Tipo MEDICOpara estudios y tratamientos de este tipo de patologías, quieredecir que no le corresponde tratar las enfermedades Quirúrgicaso Obstétricas, según habilitación 34/2004 del MSP, de lo quesurge que no somos un servicio Integral o Total de Salud, comolo dice el contrato que posee cada a
liado de AMEPAS, nuncatuvimos convenio con Salud Pública, si con Sanatorio COMERIRivera, el cual está registrado en el Ministerio de Salud Pública.El Sr. Miguel Ángel Olivera Prieto bien sabe de la informaciónque se le proporciona a los a
liados a los interesados en el ser-vicio, ya que él mismo fue formador de promotores de AMEPAS.Es importante a la hora de publicar un artículo con informaciónerrónea darse cuenta que no sólo se perjudica a la institución,sino a todo un equipo de trabajo que hay detrás de ella.AMEPAS como todos los Seguros Parciales del Uruguayquedaron fuera del Sistema Nacional Integrado de Salud, lo quellevó a pérdida de parte de su masa de a
liados, pero seguimostrabajando para brindar lo mejor.
Por AMEPAS Centro Médico
Doctor Luis Ferreira
Nota de Redacción:
no acostumbramos a hacer aclaracionescuando alguien ejerce su legítimo derecho a réplica, pero comose hace referencia directa a mi persona, vale la pena aclarar.Cuando AMEPAS estaba en el ex Sanatorio Regional fui con-tratado para formar promotores en mi calidad de experimentadovendedor. Se tomaron una media docena de mujeres para hacerel trabajo de promoción y éstas salieron a la calle a vender elservicio que se nos informaba, así como los proyectos que lainstitución tenía en aquel edi
cio. Al poco tiempo de trabajarallí, menos de dos meses de haber empezado, les manifesté alas promotoras cuál era la verdadera situación de la empresa,que acababa de comprobar, y les detallé mis diferencias conlos criterios empresariales de la misma, y que en lo personalno estaba dispuesto a seguir adelante en algo que yo mismohabía dejado de creer. Recuerdo que apareció Ferreira y dis-cutió airadamente conmigo diciéndome “por qué te metés en loque no te importa”, a lo cual le respondí como merecía, y dejéen manos de las trabajadores su decisión de seguir o no. Esefue el último día que estuve en AMEPAS como encargado depromociones (no más de dos meses), y a pesar que a
liamosa varias personas, en lo personal jamás vi un solo peso. Detestigos tengo a todo el equipo de aquella época, extraordina-rias mujeres que lo único que querían era trabajar, pero bien.Lamento tener que hacer esta aclaración en un derecho a réplica,sobre hechos que nos informamos en las páginas del MSP, enla dirección departamental de salud, en el hospital Tacuarembó,en el frigorí
co Tacuarembó e instituciones implicadas. MiguelÁngel Olivera Prietto

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->