Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
39Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Rutas Turisticas e Itinerarios Culturales

Rutas Turisticas e Itinerarios Culturales

Ratings: (0)|Views: 5,517 |Likes:
Published by wardevas

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: wardevas on May 27, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/08/2014

pdf

text

original

 
 
www.pasosonline.orgVol. 9 Nº 2 págs. 225-236. 2011
Los caminos del patrimonio. Rutas turísticas e itinerariosculturales
Javier Hernández Ramírez
i
 
i Profesor titular del Departamento de Antropología Social de la Universidade de Vigo. E-mail: jhernan@us.es
© PASOS. Revista de Turismo y Patrimonio Cultural. ISSN 1695-7121
Universidade de Sevilla (España)
Resumen:
En este trabajo se analizan las causas que explican la proliferación de rutas turísticas eitinerarios culturales como un fenómeno global y las consecuencias que pueden tener en los territo-rios donde se implantan. Se establece una tipología de rutas y se estudia el controvertido conceptode Itinerario Cultural conforme a las propuestas del Consejo de Europa e ICOMOS. Posteriormentese examinan distintos proyectos de rutas y caminos históricos en la sierra de Ayabaca (Piura, Perú)y se abordan los potenciales impactos que la creación de estos productos turísticos pueden suponerpara el desarrollo de las poblaciones donde se aplican. En el artículo se plantea que los proyectos derutas diseñados en el área de estudio carecen de una visión holística del patrimonio que promuevasu puesta en valor como conjunto, por lo que fragmentan el territorio al dinamizar unas zonas endetrimento de otras.
Palabras clave:
Rutas turísticas, Itinerarios Culturales, ICOMOS, Consejo de Europa, Marketingterritorial.
Title: The roads of the heritage. Tourist routes and cultural itinerariesAbstract:
In this work, the reasons for the proliferation of tourist routes and cultural itineraries asa global phenomenon together with the consequences that these can trigger in the territories wherethey are introduced are analysed. A typology of routes is established and the controversial concept of Cultural Itinerary based on the proposals of the European Council and ICOMOS is studied. Variousprojects involving routes and historical paths in the Ayabaca mountain range (Piura, Peru) are thenexamined, as are the potential impacts that the creation of these tourist products can suppose for thedevelopment of the populations where they are applied. It is considered in this paper that these pro- jects lack a holistic vision of heritage that would promote its value as a whole, thereby preventing thepotential fragmentation of the territory as regards encouraging some zones to the detriment of others.
Keywords:
Tourist routes; Cultural Itineraries; ICOMOS; European Council; Territorial Marketing.
 
226
PASOS. Revista de Turismo y Patrimonio Cultural, 9(2). 2011Los caminos del patrimonio ...
ISSN 1695-7121
Marketing territorial y proliferación de rutasculturales
En los últimos años asistimos a la multiplicación derutas e itinerarios turísticos por todos los rincones delplaneta (Briedenhann y Wikens, 2003; Denstadli, y Ja-cobsen, 2010; López-Guzmán y Sánchez, 2008; Rengifo,2006). En su diversidad, estos productos coinciden enponer en el mercado un territorio que, por sus caracte-rísticas y valores presuntamente singulares, pretendenatraer la visita de consumidores potenciales. A diferen-cia de etapas pasadas en las que lo habitual era que
la oferta la constituyera un destino especíco -ya fuera
éste un paraje, localidad, monumento del pasado o es-pacio para el placer-, en la actualidad la oferta se di-
versica al comercializarse un territorio completo que,
bajo un denominador común, trata de conducir a los vi-
sitantes siguiendo un recorrido denido y delimitado.
El fenómeno supone la extensión del modelo de guíaturística del ámbito urbano a espacios más amplios,contribuyendo a la expansión de la actividad a territo-rios anteriormente poco transitados o a la ampliaciónde un mercado preexistente. Al igual que las guías queorientan la visita en las ciudades, las rutas pretendenconducir las actividades resaltando qué es lo que mere-ce la pena conocerse del nuevo territorio turístico. Paraello son construidas narrativas que reelaboran e incluso
generan nuevas imágenes y signicados de los lugares,
subrayando determinados aspectos considerados suges-tivos aun cuando puedan ser del todo ajenos a las pobla-ciones que habitan dichos entornos.El fenómeno se inserta en dos dinámicas comple-
mentarias. De un lado, la creciente reexividad social
sobre la crisis del medio ambiente y de autenticidad delas culturas, que en el terreno de la práctica turística
se maniesta en un deseo cada vez más generalizado
por conocer espacios naturales, sociedades singularesy bienes patrimoniales; y de otro, la expansión socialdel patrimonio que implica el surgimiento de nuevas ca-tegorías patrimoniales como las de paisaje e itinerariocultural. Este es el contexto social, cultural e intelectualque subyace a la proliferación de rutas turísticas detodo tipo a escala global. En su diversidad de contenidosy dimensiones, todas tienen en común la proyección deun territorio para el consumo turístico a través de una
vía, ya sea ésta terrestre, uvial o marítima.
El aumento de rutas se produce en un momento his-tórico de consolidación de una compleja industria trans-nacional y de un mercado global muy competitivo en elque participan diversos actores públicos y privados. Através de un marketing territorial que basa la compe-titividad en la actividad turística, estos actores persi-guen maximizar la posición de sus destinos en el con-texto internacional ofreciendo atractivos singulares enun mercado global (Filardo, 2006). En esta competenciaterritorial, las rutas turísticas constituyen un productoidóneo y recurrentemente utilizado para la promociónde espacios concretos.En el diseño y ejecución de las rutas intervienen sis-temas expertos (Denstadli, y Jacobsen, 2010; Giddens,1993) formados por organismos y profesionales especia-listas, generalmente externos a los destinos turísticos(consultoras, operadores turísticos, universidades, em-presas públicas, organizaciones no gubernamentales,
etc.) que, con la nanciación de las administraciones
locales, regionales, nacionales e incluso internacionalesy el apoyo de muy diversos grupos de interés, ordenan,
planican y establecen las líneas estratégicas de desa
-rrollo del lugar. Recurriendo a metodologías diseñadas ynormalizadas por instituciones internacionales y nacio-nales (OMT, UE, OEA, organismos públicos estatales,etc.), estos agentes producen un espacio turístico que
reinterpreta e incluso modica la realidad cultural pre
-via para proyectar competitivamente al lugar en el esce-nario planetario (Lagunas, 2006). De este modo, las ru-tas son creadas aplicando procedimientos cada vez más
estandarizados de clasicación y registro de los recursos
patrimoniales y paisajísticos, que permiten seleccionar yobjetivar aquellos bienes culturales y ecológicos que sonsusceptibles de transformarse en productos turísticos,organizando y jerarquizando la oferta según su interésturístico. En esta operación instrumentalizan el apego ala memoria, a la tradición y a la naturaleza caracterís-tico de nuestra época, ajustando la imagen de los terri-torios a estos valores globales muy demandados por losturistas, los cuales no se corresponden necesariamentecon la dinámica socio-cultural interna del territorio quese pretende promocionar (Nogués, 2006). Asimismo, conel objetivo de alcanzar una mayor proyección interna-cional, con frecuencia hacen suyos los avances concep-tuales que en materia de patrimonio propagan institu-ciones de alto prestigio internacional como UNESCO yel Consejo de Europa, adaptando las rutas a los modelossugeridos por estas instituciones supranacionales y porotros organismos nacionales y regionales.La creación por doquier de rutas turísticas eviden-cia que, en la actualidad, las estrategias locales de de-sarrollo se realizan de acuerdo con las tendencias glo-bales del turismo internacional (Aguilar, et al, 2003).En estas iniciativas que se expanden y reproducen por
todo el planeta, lo local se congura de acuerdo con lospatrones globales que construyen y denen las cualida
-des que deben contener los territorios susceptibles deser idóneos escenarios para el consumo turístico. Así,
 
PASOS. Revista de Turismo y Patrimonio Cultural, 9(2). 2011Javier Hernández Ramírez
ISSN 1695-7121
227
para ofertar globalmente los espacios locales, estos sontransformados en productos que reúnen los atributos deexcepcionalidad, pureza, autenticidad, historia o tradi-ción (a veces todos juntos) que son del gusto del consu-midor global. Todo ello revela, tal como plantea Urry,que el “turismo” y lo “global” no deberían interpretarsecomo fenómenos independientes que establecen víncu-los externos entre sí, sino que ambos fenómenos estáninterconectados dentro del mismo conjunto de procesoscomplejos (2008).
Rutas, caminos históricos e itinerarios culturales
Estos recorridos turísticos, que toman distintas de-nominaciones tales como corredores, rutas, circuitos,caminos o itinerarios, tratan de diferenciarse de suscompetidores resaltando determinados recursos que es-tán presentes en el territorio o que son imaginados y
creados articialmente. En el primer caso se invita al
visitante a recorrer un periplo en el que predomina unadeterminada categoría patrimonial, ya sean manifesta-ciones culturales, testimonios del pasado arqueológicoo histórico, patrimonio artístico, industrial o espaciosnaturales. Ejemplos de estos productos serían las rutasgastronómicas y enológicas, que basan su oferta en elaprovechamiento turístico de los recursos agropecua-rios de un territorio (López-Guzmán y Sánchez, 2008);las rutas mineras e industriales, que trazan su recorri-do por antiguas explotaciones (García de Miguel, 2002;Fernández y Guzmán 2005); las que orientan el viaje aldescubrimiento de un estilo arquitectónico abundante ycaracterístico de una zona (Campesino, 2006; Proyecto Andalucía Barroca, 2007) o a la contemplación y disfru-te de paisajes poblados por especies autóctonas (Aguña,2002; López Roig, 2008). Una modalidad de estos tra-
zados temáticos especícos, que serán analizados más
adelante, son aquellas vías turísticas reconocidas (o as-pirantes a serlo) por administraciones públicas interna-cionales como itinerarios culturales por sus destacadostestimonios históricos, artísticos y/o etnológicos.Pero en este afán diferenciador se recurre también aldiseño de un segundo tipo de rutas, las cuales recrean elterritorio a través de nuevos atractivos que poco o nadatienen que ver con la realidad histórica y cultural de losdestinos, pero que se incorporan como valores añadidosa los mismos. Ejemplos interesantes de esta tendencia
serían las rutas literarias y cinematográcas que ponenen valor las localizaciones de lmes célebres, series te
-levisivas y emplazamientos de novelas. Aquí el lugares reinventado y se persigue estimular a los turistas arevivir con su particular mirada vicaria lo que antes le-yeron en novelas o contemplaron en la pequeña o granpantalla (Herbert, 2001; Hernández, 2005). Otras rutas
similares son aquellas que exaltan determinadas gu
-
ras históricas o personajes de cción con el diseño de los
itinerarios por los que transitaron o vivieron. El Caminodel Cid, que discurre por varias provincias españolas si-guiendo las huellas del caballero medieval descritas enel Cantar del Mío Cid; la Ruta del Quijote en Castilla laMancha (Campos, 2006) o las de los Bandoleros en An-dalucía (Zamora y Merinero, 2003) ilustran un modelocada día más frecuente. Otros trazados obedecen a undiseño basado en leyendas y mitos -casi siempre adap-tados muy libremente y con una buena dosis de elucu-bración histórica- que trata de inducir al turista a viajarpor sitios particulares de los que se dice que poseen unencantamiento que trasciende. De estos recorridos sesuele destacar la presencia de restos prehistóricos (dól-menes, necrópolis, petroglifos…) y medievales (fortale-zas, ermitas, iglesias…) junto con accidentes geológicosllamativos a los que se atribuyen propiedades curativasy/o mágicas (aguas, barros, plantas medicinales…), asícomo la celebración de rituales perdidos o vigentes peropresentados como atávicos. Los espacios que recorrenestas rutas son mostrados como insólitos y cargados
de leyendas que reeren a acontecimientos, personajes
históricos e incluso fantásticos (templarios, duendes,magos, hadas, gigantes, fantasmas, brujas…) combi-nados a veces con interpretaciones esotéricas sobre laspropiedades del lugar (Inglis y Holmes, 2003; Otamen-di, 2008). Ejemplos interesantes de esta modalidad derutas son las propuestas de turismo por la Guadalajaramágica (España) (www.alcarria.com) o las rutas por laslagunas de los páramos (Huaringas) de Huancabamba(Piura, Perú) que recurren al chamanismo como atracti-vo turístico (http://www.perutravels.net).Un tercer tipo de rutas serían aquellas mixtas que se
diferencian de las anteriores, de carácter monográco,por carecer de un eje temático denido y por responder
a una oferta territorial genérica. Son rutas eclécticas enlas que, siguiendo determinadas propuestas del marke-ting, el producto turístico se forma a partir de la sumade varios componentes, los cuales son prescindibles ysustituibles por otros. De acuerdo con esta lógica mer-
cantil, las rutas son diseñadas articialmente mediante
la selección de una serie de hitos patrimoniales y re-creativos que son asociados arbitrariamente bajo unaetiqueta o lema común en la que se mezclan propuestasde visita y actividades heterogéneas. El resultado es lacreación de una geografía turística imaginada y diseña-da donde se establecen nuevos vínculos territoriales apartir de la promoción de un mosaico de recursos de lomás variopinto. Una variedad de esta última modalidadde rutas lo constituyen las promovidas por operadores

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->