Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword or section
Like this
2Activity
P. 1
El Simbolismo de La Cruz (1931) - RENE GUENON

El Simbolismo de La Cruz (1931) - RENE GUENON

Ratings: (0)|Views: 72|Likes:
Published by Diego Raul Catalano
A LA MEMORIA VENERADA DE ESH-SHEIKH ABDER-RAHMAN ELISH EL-KEBIR
EL-ALIM EL-MALKI EL-MAGHRIBI
A LA MEMORIA VENERADA DE ESH-SHEIKH ABDER-RAHMAN ELISH EL-KEBIR
EL-ALIM EL-MALKI EL-MAGHRIBI

More info:

Published by: Diego Raul Catalano on May 28, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/14/2014

pdf

text

original

 
René Guénon
EL SIMBOLISMO DE LA CRUZ
(1931)
 
RENÉ GUÉNON, EL SIMBOLISMO DE LA CRUZ
A LA MEMORIA VENERADA DE
ESH-SHEIKH ABDER-RAHMAN ELISH EL-KEBIR 
EL-ALIM EL-MALKI EL-MAGHRIBI
A QUIEN SE DEBELA PRIMERA IDEA DE ESTE LIBROMeçr El-Qâhirah, 1329-1349 H.
ene 00
2
 
RENÉ GUÉNON, EL SIMBOLISMO DE LA CRUZ
PREFACIO
Al comienzo de
 El 
 
 Hombre y su Devenir según el Vêdânta
, presentábamos esaobra como debiendo constituir el comienzo de una serie de estudios en los cuales podríamos, según los casos, ya sea exponer directamente algunos aspectos de lasdoctrinas metafísicas de oriente, ya sea adaptar estas mismas doctrinas de la maneraque nos pareciera más inteligible y más provechosa, pero permaneciendo siempreestrictamente fiel a su espíritu. Es esta serie de estudios la que retomamos aquí,después de haber debido interrumpirla momentáneamente por otros trabajosnecesitados por algunas consideraciones de oportunidad, y donde hemos descendidomás al dominio de las aplicaciones contingentes; pero por lo demás, incluso en esecaso, jamás hemos perdido de vista un solo instante los principios metafísicos, queson el único fundamento de toda verdadera enseñanza tradicional.En
 El 
 
 Hombre y su Devenir según el Vêdânta
, hemos mostrado como un ser talcomo el hombre es considerado por una doctrina tradicional y de orden puramentemetafísico, y eso ciñéndonos, tan estrechamente como es posible, a la rigurosaexposición y a la interpretación exacta de la doctrina misma, o al menos no saliendode ella s que para señalar, cuando se presentaba la ocasn de ello, lasconcordancias de esta doctrina con otras formas tradicionales. En efecto, jamáshemos entendido encerrarnos exclusivamente en una forma tradicional determinada,lo que sería por lo demás bien difícil desde que se ha tomado consciencia de launidad esencial que se disimula bajo la diversidad de las formas más o menosexteriores, puesto que éstas no son en suma sino como otras tantas vestiduras de unasola y misma Verdad. Si de una manera general, hemos tomado como punto de vistacentral el de las doctrinas hindúes, por razones que hemos ya explicado en otra parte
1
, eso no podría impedirnos de ningún modo recurrir también, cada vez que hayalugar a ello, a los modos de expresión que son los de otras tradiciones, provisto, bienentendido, que se trate siempre de tradiciones verdaderas, de las que podemos llamar regulares u ortodoxas, entendiendo estas palabras en el sentido que hemos definidoen otras ocasiones
2
. Es esto, en particular, lo que haremos aquí, más libremente queen la precedente obra, ya que no nos ceñiremos a ellas, como tampoco a laexposición de una cierta rama de doctrina, tal como existe en una cierta civilización,sino a la explicación de un símbolo que es precisamente de los que son comunes a
1
 
Oriente y Occidente
, pp. 203-207 (ed. francesa).
2
 
 Introducción general al estudio de las doctrinas hindúes
, 3ª parte, cap. III;
 El Hombre y su Devenir según el Vêdânta
, cap. I.
ene 00
3

Activity (2)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->