Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Todo afecta y es afectado por todo

Todo afecta y es afectado por todo

Ratings: (0)|Views: 560|Likes:
Published by Babeuf_87

More info:

Published by: Babeuf_87 on May 29, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/28/2013

pdf

text

original

 
Todo afecta y es afectado por todo
Sumario: — La conexión es una contradicción  — Un viaje de ida y vuelta  — La tabla de Mendeleiev  — Las hipótesis científicas  — El todo y sus partes  — Cambios cuantitativos y cambios cualitativos Es muy frecuente identificar a la dialéctica de maneraexclusiva con una teoría de las contradicciones que,indiscutiblemente, son una parte muy importante de ladialéctica, pero no son toda la dialéctica. El núcleo de lafilosofía marxista consiste en reconocer que todo loexistente no es sino materia en movimiento. Todas lascosas y fenómenos del universo son modalidadesdiversas de la materia que están en continua evolución ycambio y, en expresión de Engels,cuando analizamos el movimiento de la materia
lo primero que encontramos
es la acción recíproca (1).La materia es una e infinitamente diversa y no se puede aludir a la diversidad del mundo sin, almismo tiempo, poner de manifiesto su unidad que, segúnEngels,estriba en su materialidad (2). En expresión deLenin,
el principio universal del desarrollo debe ser combinado, vinculado y unido al  principio universal de la unidad del mundo, de la naturaleza, del movimiento, de la materia, etc.
(3). La materia es una porque sus distintas partes componentes están en relación recíproca entreellas, de forma que no se puede concebir nada totalmente aislado o independiente:
 En la naturalezanada se produce aisladamente. Todo afecta y es afectado por todo
(4). Los fenómenos estaninterrelacionados unos con otros y se influyen mutuamente. Incluso un cambio meramentemecánico como el desplazamiento no es más que el cambio de lugar de un objeto con relación a losdemás. La materia inorgánica altera la orgánica, y a la inversa; los fenómenos de la naturalezacondicionan los fenómenos sociales, y a la inversa; la situación social actúa sobre la conciencia delas personas, y a la inversa; y así sucesivamente. Si concibiéramos las cosas de otra manera eluniverso entero no formaría una unidad material sino un conglomerado disperso e inconexo deobjetos y fenómenos. Ortega y Gasset decía
Yo soy yo y mi circunstancia
, como si ambas cosasestuvieran una junto a la otra sin influirse mutuamente, cuando las cirunstancias siempre influyensobre las personas y las personas sobre las circunstancias:
 Las circunstancias hacen al hombre en lamisma medida en que éste hace a las circunstancias
, decíanMarx yEngels(5). Por eso, tanto los fenómenos naturales como los sociales se deben examinar siempre dentro del infinito haz decondicionamientos que los determinan:
Toda la naturaleza que nos es accesible forma un sistema,una totalidad de cuerpos interrelacionados
, diceEngels. Los objetos reaccionan unos sobre otros,
 y precisamente esa reacción mutua constituye el movimiento
(6) que hay que concebirlo en su sentidomás amplio como lo opuesto a la estabilidad, como cambio, desarrollo, evolución, crecimiento,transformación y desplazamiento.Así, la interacción entre las partículas subatómicas es la esencia misma de los fenómenos queestudia la mecánica cuántica. Los neutrones y protones de los núcleos atómicos se convierten los unos en los otros absorbiendo o emitiendo otras partículas más ligeras, como electrones o neutrinos.En esas interacciones, calificadas de desintegraciones nucleares, el átomo cambia su naturaleza y, por ejemplo, pasa de ser fósforo a convertirse en azufre.El ejemplo de la mecánica cuántica es muy útil en este punto porque allí se estudia uno de los
 
objetos de la naturaleza que menos interacciona con su entorno, el neutrino, de manera que paradetectar estas partículas los físicos han tenido que introducirse en galerías subterráneas a cientos demetros de profundidad, construyendo allí gigantescos despósitos. A pesar de que millones de ellosestán atravesando la tierra, apenas unos pocos inciden en esos depósitos porque, al no tener cargaeléctrica y con una masa muy pequeña, son capaces de traspasar cualquier obstáculo sin tropezar con ningún átomo. Pero con paciencia alguno siempre cae en la trampa, prueba de que sí interactúancon la naturaleza.Además, si la materia es una, si no hay nada fuera de ella, significa que se mueve por su propioimpulso, que el movimiento es inherente a ella y no algo externo. No se puede hablar deinteracciones internas y externas porque todas son internas. Por eso la dialéctica considera elmovimiento como un automovimiento. Nadie como Spinoza expresó mejor la profundidad de estaidea dialéctica cuando concibió la materia como
causa de sí misma
y como un proceso de cambio permanente que se
está haciendo
, como actividad (
natura naturans
). Sin embargo, el conceptofísico de
estabilidad nuclear 
parece opuesto tanto al movimiento como al automovimiento. Losmanuales suelen decir que aunque la mayor parte de los núcleos átomicos son inestables(radiactivos), los ligeros son estables. En realidad no es así, ya que todos son inestables, si bien losmás pesados se desintegran más rápidamente, mientras que los ligeros pueden tardar millones deaños, lo que es uno de los problemas fundamentales para la preservación del medio ambiente.Actualmente en física la máxima expresión del automovimiento es la ley de la conservación de laenergía, de manera que en las transiciones y cambios de estado, la energía y otras propiedadesfundamentales de los objetos se mantienen constantes. Las ciencias expresan muchos factoresconstantes dentro del cambio. Así, en física está la constante de la gravitación universal, enmecánica cuántica existe el número ђ que es la constante de acción de Plank, en termodinámica κ esla constante de Boltzmann y en la teoría de la relatividad c es la velocidad de la luz. La matemáticatambién conoce una serie de números omnipresentes, como el e, que tiene una presenciageneralizada en los logaritmos, aunque el más conocido es π, que expresa la proporción entre lalongitud de la circunferencia y su diámetro. A este tipo de números se les llama constantes; nocambian nunca, expresan la unidad material del mundo, la continuidad dentro de la discontinuidad.
La conexión es una contradicción
La acción de unos objetos sobre otros adopta la forma de una contradicción, de un choque recíprocoentre pares opuestos; junto a la acción está la reacción, existe la atracción pero también la repulsión,la oxidación y la reducción. No obstante, la metafísica siempre ha tomado en consideraciónúnicamente las vinculaciones de tipo unilateral, en donde el elemento activo es considerado comocausa y el pasivo como efecto. En su mecánica, que llegó a convertirse en paradigma para todas lasdemás ciencias, Newton habló de
 fuerzas activas
y
masas inertes
sobre las que actúan aquellas. Esotambién es muy frecuente cuando las personas creen ser meros autómatas ejecutores de un destinociego o de unas condiciones (naturales o sociales) que son las que impelen su voluntad y no puedencambiar. Por el contrario, otras imaginan ser capaces de actuar con una libertad absoluta, sin estar condicionadas por los múltiples factores externos a ellas mismas cuando todos somos plenamentecapaces de actuar sobre las circunstancias externas que nos rodean.La contradicción no es una conexión externa, decía Lenin, sino una negación de sí mismo, una transición, algo que se convierte en su contrario sin dejar de ser él mismo. La negación no se poneenfrente de la afirmación, no es una mera simetría en la que sólo cambia el signo, sino que se oponea ella y al mismo tiempo la contiene dentro de sí. Como dijoLenin:
 Ni la negación vacía, ni lanegación inútil, ni la negación escéptica, la vacilación y la duda son características y substancialesde la dialéctica -que, sin duda, contiene el elemento de negación y, además, como su elemento másimportante- no, sino negación, como un momento de la conexión, como un momento del desarrollo,que retiene lo positivo, es decir, sin vacilaciones, sin eclecticismo alguno
(7). La ya mencionada leyde la conservación de la energía, que recibe variadas formulaciones en física, entre ellas la conocida
 
E=mc
2
, expresa esa unidad del cambio y la estabilidad. Pero aunque la ley de la conservación de laenergía es la más general en física, en las interacciones nucleares, es decir, en las colisiones entre partículas subatómicas, también se conservan otra propiedades importantes, como el momento, elespín o la carga, de manera que no se puede concebir la inestabilidad sin la estabilidad.En la sociedad sucede lo mismo. Es muy impreciso afirmar que el socialismo es lo contrario delcapitalismo, porque el socialismo no consiste únicamente en la destrucción del capitalismo sino querequiere la conservación de todo aquello que el capitalismo tiene de positivo y de avance de lahumanidad, del mismo modo que el marxismo criticó la ideología burguesa, al mismo tiempo queincorporaba a su propio acervo todos aquellos avances verdaderamente científicos y los hacía suyos,tales como la economía clásica inglesa, la dialéctica alemana y el socialismo utópico francés. En ese proceso de asimilación se produce un desarrollo que requiere una fase de transición en la que,simultáneamente, se destruye y se conserva. Dentro de esa fase -decíaLenin- la negación es el punto de viraje (8), el momento de inflexión del movimiento.Porque se trata justamente de eso: esas transformaciones o mutaciones de los objetos en susopuestos no son otra cosa que movimiento.La negación no está fuera de la afirmación sino unida a ella; su conexión mutua hace de ambos unaunidad de forma que lo positivo está presente en lo negativo:
 De la afirmación a la negación, de lanegación a la ‘unidad’ con lo afirmado; sin esto la dialéctica se convierte en una negación vacía,en un juego o en escepticismo
(9).
Un viaje de ida y vuelta
Desde el punto de vista dialéctico, las cosas que están interrelacionadas siempre se condicionanmutuamente; los efectos se convierten en causas y las causas en efectos. Al marxismo se le atribuyeen ocasiones el reconocimiento de la poderosa influencia de la economía sobre el pensamiento, loque es inexacto si no está complementado por el reconocimiento de la influencia inversa del pensamiento sobre la economía. La diferencia entre una abeja y un arquitecto, decíaMarx,es que el insecto es uno mismo con su actividad, mientras que el arquitecto se separa de ella y antes deconstruir un edificio dibuja un plano, de manera que ya tiene el edificio en la cabeza antes de echar los primeros cimientos. Hasta el albañil redacta un presupuesto antes de ponerse manos a la obra.Enmecánica cuántica es frecuente aislar las interacciones como si se tratara de fenómenos que sólo operan de manera unilateral mediante el uso de una flecha. Así para describir determinadadesintegración nuclear escriben:neutrón → protón + electrón + antineutrinoPero ya hemos expuesto que ese tipo de tranformaciones nucleares son verdaderas interacciones, yque también existe la desintegración contraria a la anterior, en la forma: protón → neutrón + positrón + neutrinoEl concepto matemático de función (expresión abstracta y unilateral del determinismo en lanaturaleza) también adolece en ocasiones de ese punto de vista unilateral, mecánico y externo, endonde, por un lado están las variables
independientes
y por el otro las
dependientes
o influidas por las anteriores. Esto sólo puede ser válido como una aproximación, ya que no tiene en cuenta loscondicionamientos inversos ni las trasformaciones de los unos en los otros, de las variables
independientes
en variables
dependientes
y de éstas en aquellas, de las causas en efectos y losefectos en causas. Para establecer que y está condicionado por x, la matemática considera larelación x→y mientras que la dialéctica, además de no reconocer variables
independientes
, laconsidera como x↔y.En torno a esas flechas el químico belga Ilya Prigogine trató de edificar en los años setenta del

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->