Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Denuncia de Carlos Carrascosa ante la CIDH

Denuncia de Carlos Carrascosa ante la CIDH

Ratings: (0)|Views: 3,145 |Likes:

More info:

Categories:Business/Law
Published by: Fernando Díaz Canton on Jun 02, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/12/2013

pdf

text

original

 
PRESENTA DENUNCIA
Sr. Secretario Ejecutivo de laComisión Interamericana de Derechos HumanosDr. Santiago Cantón
1889 F Street, NW
20006, Washington D.C., Estados Unidos.De mi consideración:
C
ARLOS
A
LBERTO
C
ARRASCOSA
, argentino, nacido el a 13 dediciembre de 1944 en Capital Federal, D.N.I. 4.443.512, actualmentedetenido y alojado en la Unidad N° 41 del Servicio Penitenciario de laProvincia de Buenos Aires, sita en
Ruta 6, Kilómetro 5,5 (Código PostalB2804), Campana, Provincia de Buenos Aires,
con la asistencia delabogado
Fernando az Cantón
, titular del D.N.I. n° 16.130.705,constituyendo domicilio en la calle Lavalle 1447, 3er. Piso, oficina “8”, de laCiudad de Buenos Aires, República Argentina (Código Postal C1048AAI,Teléfono-Fax n° 00541143748358 y correo electrónicofdc@fdcabogados.com.ar), me presento ante la Comisión Interamericana deDerechos Humanos (en adelante “la Comisión Interamericana”, “laComisión”, o “CIDH”) y digo:
I- Objeto.
Por la presente, vengo a denunciar al Estado argentino (enadelante “el Estado”) por violación respecto de mi persona de los siguientesderechos y garanas del debido proceso legal contemplados en laConvención Americana sobre Derechos Humanos (en adelante “CADH”):presunción de inocencia (artículo 8.2); libertad personal (art. 7 incisos 1 y1
 
3); proceso público (artículo 8.5); impugnación del fallo condenatorio ante juez o tribunal superior (artículo 8.2.h); prohibición de interpretaciónperversa de los derechos y garantías (art. 29); y tribunal independiente eimparcial (artículo 8.1).
II- Relato de los hechos o situaciones denunciadas.
El 18 de junio de 2009 fui condenado por un tribunal decasación
1
a la pena de prisión perpetua por considerar que siete años antes,el día 27 de octubre de 2002, dí muerte a mi esposa, María Marta GarcíaBelsunce de Carrascosa, cometiendo contra ella el delito de homicidioagravado por el vínculo, según el artículo 80 inciso 1° del Código Penalargentino
2
. María Marta apareció muerta en la bañera del cuarto de baño denuestra casa, ubicada en el club de campo denominado “Carmel”, sito en lalocalidad de Pilar, Provincia de Buenos Aires, República Argentina,determinándose mediante una autopsia realizada a poco más de un mes delfallecimiento, que su muerte había ocurrido a raíz del impacto de cincodisparos de arma de fuego en su cabeza.Dos años antes del fallo de casación (el 11 de julio del 2007),el tribunal ante el cual se desarrolló el juicio oral y público
3
, tras cinco mesesde intensas audiencias, me condenó a la pena de cinco años y medio deprisión por considerar que encubrí al homicida –persona no individualizadapero diferente de mí-, considerándome autor responsable del delito de1
Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, Sala Primera, compuesta por los jueces Carlos Ángel Natiello, Horacio Daniel Piombo y Benjamín Sal Llargués.
2
Se acompaña la sentencia de la Sala Primera del Tribunal de Casación, como separata N° 1.
3
Tribunal Oral en lo Criminal N° 6 de la Ciudad de San Isidro, Provincia de Buenos Aires, enadelante TOC, compuesto por los jueces María Angélica Etcheverry, Luis María Rizzi y HernánJulio San Martín.
2
 
encubrimiento agravado por tratarse el hecho precedente (homicidio) de undelito especialmente grave (artículo 277 incisos 1° b y 3° a, este último enfunción del artículo 79 del Código Penal). Ello sobre la base de ciertoscomportamientos posteriores a la muerte de Maa Marta que se meatribuyeron –veremos que indebidamente- y que fueron considerados también indebidamente- maniobras de ocultación del delito y de protección asu ignoto autor. Este fallo
4
fue sostenido por dos de los jueces
5
, pues eltercero
6
consideró que yo debía ser absuelto por cuanto no había prueba quepudiera generar la certeza que exige el principio de la presunción deinocencia de que yo fuera el homicida ni de que fuera el encubridor delhomicida.En estos dos pronunciamientos judiciales, pero sobre todo en elde casación, se condensan, como veremos, la mayoría de las violaciones aderechos humanos que vengo hoy a denunciar.El caso tuvo, ya desde sus mismos orígenes, una descomunalcobertura por parte de los medios de difusión audiovisuales y gráficos, apunto tal que, durante varios años, ocupó el centro de la atención por partede aquéllos. Allí encontró el fiscal que lo condujo, Dr. Diego Molina Pico, unámbito propicio para la propalación de sus diversas, mutantes y confusashipótesis sobre las circunstancias de modo, tiempo y lugar del hecho, sobremi supuesta participación en él y sobre mis supuestos motivos para hacerlo,algunas de ellas hoy descartadas judicialmente e incluso abandonadas por elpropio fiscal. Su propósito era presentarme ante la opinión pública, ávida decasos apasionantes, nada menos que como el autor del homicidio de miesposa
7
, lo que era mucho más atractivo que un simple intento de robo4
Que se acompaña como separata N° 2.
5
Jueces Etcheverry y San Martín.
6
Juez Rizzi.
7
Ver, al respecto, el meduloso análisis que se hace en el “Dossier de prensa”, elaborado por laconsultora especializada en medios “1871”, que se acompaña como Anexo 1.
3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->