Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Hay Que Seguir Adelante

Hay Que Seguir Adelante

Ratings: (0)|Views: 22 |Likes:
Published by Alejandro Andrada
El texto que abordamos hoy está en Números 4:21 a 7:89 y continúa el tema del Censo del Pueblo de Israel, que comenzamos la semana pasada.
En el mismo se especifican las tareas de los levitas, y se da de una serie de instrucciones para resolver situaciones conflictivas en el camino, a fin de poder alcanzar el gran objetivo final.
Se habla de apartar a los impuros del campamento, del pecado, la confesión y la restitución, de los celos en el matrimonio, del voto de los nazareos, de la ofrenda de los jefes de cada tribu, de la bendición de Dios y finalmente de cómo Moisés entraba al tabernáculo para escuchar a Dios quien le hablaba desde lo alto y entre los querubines.
El texto que abordamos hoy está en Números 4:21 a 7:89 y continúa el tema del Censo del Pueblo de Israel, que comenzamos la semana pasada.
En el mismo se especifican las tareas de los levitas, y se da de una serie de instrucciones para resolver situaciones conflictivas en el camino, a fin de poder alcanzar el gran objetivo final.
Se habla de apartar a los impuros del campamento, del pecado, la confesión y la restitución, de los celos en el matrimonio, del voto de los nazareos, de la ofrenda de los jefes de cada tribu, de la bendición de Dios y finalmente de cómo Moisés entraba al tabernáculo para escuchar a Dios quien le hablaba desde lo alto y entre los querubines.

More info:

Published by: Alejandro Andrada on Jun 03, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/07/2011

pdf

text

original

 
Ministerio de Restauración – Hno Alejandrohttp://hnoalejandro.blogspot.com 
Hay que seguir adelante
El texto que abordamos hoy está en Números 4:21 a 7:89 y continúa el tema del Censodel Pueblo de Israel, que comenzamos la semana pasada.En el mismo se especifican las tareas de los levitas, y se da de una serie de instruccionespara resolver situaciones conflictivas en el camino, a fin de poder alcanzar el granobjetivo final.Se habla de apartar a los impuros del campamento, del pecado, la confesión yla restitución, de los celos en el matrimonio, del voto de los nazareos, de la ofrenda delos jefes de cada tribu, de la bendición de Dios y finalmente de cómo Moisés entraba altabernáculo para escuchar a Dios quien le hablaba desde lo alto y entre los querubines.En apariencia, el texto tiene una serie de episodios desconectados entre si, que enocasiones se enumeran como leyes, pero que debemos considerar en el sentido deinstrucción o guía. Recordamos que la palabra “Torá” viene de “Horá” y significainstrucción.Estas instrucciones entonces, no están desconectadas entre sí, y todas tienen unpropósito en común. Dios desea que en el camino hacia la felicidad, en el camino haciaese reino prometido de paz, bondad y plenitud, nada nos detenga. Que sigamos adelantea pesar de todo y analizaremos los distintos problemas, limitaciones u obstáculos, ycómo resolverlos. Cada uno de los levitas, cada uno de los que estaban al servicio deltabernáculo, debía llevar una carga. Cada hombre debía avanzar con su servicio y con sucarga. A unos se les había suministrado un vehículo, pero los que llevaban loscomponentes más sagrados debían transportarlo sobre sus hombros y a pie. Dios habíadado instrucciones especiales al pueblo de que fueran excluidos del campamento,aquellos que estaban contaminados puesto que constituían un peligro para el resto delgrupo, así que debían quedar afuera y no permanecer donde pudieran causar daños.Vemos un apartado especial para el problema del pecado como ofensa a los demás yofensa a Dios, y dos aspectos relacionados con el arrepentimiento que Dios acepta, queson la confesión de la falta, el hacerse cargo en lo verbal, ante la persona damnificada yante Dios, y también la restitución, el resarcimiento del daño cometido a la persona, o ala familia si no está la persona, o incluso a la sociedad o a la obra de Dios, cuando nohay otra alternativa.Encontramos también el problema de los celos que se presentan en el matrimonio, antela sospecha de infidelidad y vemos que esto se solucionaba planteando la situación anteel sacerdote, involucrando a Dios y dejando en sus manos el pago correspondiente quemerecía aquel que presuntamente había cometido adulterio. Básicamente habla deamargura, infertilidad, vientre hinchado y cola caída en el caso de las mujeres, y aunqueno lo especifica suponemos que en el caso de los hombres existe también un pagoadecuado. También estaba la posibilidad de la bendición en caso de inocencia.El voto de los Nazareos es particularmente interesante. Habla de las personasconsagradas a Dios por un período mayor o menor de tiempo. Los nazareos se dejabancrecer el cabello, no bebían vino, no podían estar en presencia de muertos, y si alguien
 
Ministerio de Restauración – Hno Alejandrohttp://hnoalejandro.blogspot.com moría a su lado o por algún motivo debían interrumpir su nazareato, debían cortarse elpelo, quemarlos y presentar ante Dios ofrendas para el pago de los pecados y para hacerla paz nuevamente entre Dios y los hombres. Luego podía volver a tomar sus votos ycontinuar como nazareo.Por otro lado tenemos una serie de cosas que presentaba cada jefe del pueblo de Israelcomo sacrificio de paz, ellos no estaban consagrados como los nazareos peroigualmente debían presentar sus ofrendas y sacrificios, y finalmente tenemos el tema deMoisés que entraba a escuchar a Dios al tabernáculo de reunión y la bendición delpueblo.Pasemos ahora a la reflexión general del texto y a ver cómo todo está interconectadoentre si. El deseo de Dios es que su obra no se detenga. Cuando en las ciudades vemosobras de construcción importantes, vemos que muchas veces se trabaja a tres turnos, las24 horas, hay contratos firmados, hay plazos que cumplir, y la obra no se puede detenernunca porque el tiempo se acaba y hay que terminar el trabajo. En el plan de Dios pasalo mismo. Dios no quiere ver gente improductiva, el quiere que cada uno de nosotroscumpla con su tarea, con su misión, que cada uno avance con su servicio y con su carga.Cuando hacemos una proyección de esta enseñanza como cristianos, y recordamos laspalabras de Jesús de que cada uno debía cargar con su cruz automáticamenteencontramos un paralelismo, como encontraremos muchísimos en el texto de hoy, queestán relacionados con las enseñanzas de nuestro Maestro.La cruz está relacionada con la letra TAV del alfabeto hebreo, esta letra representa laperfección final y la verdad. Cargar con la cruz, es de alguna manera cargar con el deseode llegar a ser perfectos algún día y de llegar a vivir plenamente en la verdad, alejadosdel pecado. En algún sentido cargar con la cruz, es estar dispuesto a sacrificar lacarnalidad, lo mundano, en beneficio de lo espiritual, pero esto debemos entenderlo noefectuando una apología del sufrimiento, sino en el sentido de reconocer la carga quesignifica anhelar la perfección de Dios, cuando sabemos que en esta forma de existenciay por las limitaciones de estar en un cuerpo corruptible y en un mundo que tiende alcaos, no la podremos alcanzar. No obstante ese idea a seguir de perfección, es algo quedebemos cargar, y es una carga que se nos puede hacer más liviana si nos relacionamosadecuadamente con Dios. Es cierto que hay veces que podemos tropezar y caer, perohay que levantarse y seguir, es cierto que por momentos nos pueden ayudar a cargar conesa cruz pero solo por momentos, no podemos poner nuestras responsabilidades en loshombros de los demás y debemos hacernos cargo de lo que nos corresponde.Hablábamos de una forma correcta de relacionarnos con Dios y pasamos al tema delpecado. El pecado ofende a los demás y a Dios. Es un daño que cometemosegoístamente donde perjudicamos a otros y que es inadmisible para Dios, algo con locual no está de acuerdo, que no aprueba. El pecado es algo que busca detenernos odesviarnos en el camino, es algo que además nos hace impuros y nos excluye delcampamento, nos incapacita para el servicio. Cuando observamos el texto, uno puedeverse tentado a pensar en el problema de la discriminación, de cómo el Dios del antiguotestamento era un Dios malo que excluía a los enfermos y leprosos, pero razonar así esincorrecto. En primer lugar porque no hay un Antiguo y un Nuevo Testamento con unDios particular de cada uno. Hay sí, distintas alianzas, distintos pactos si se le puedellamar así, que Dios va estableciendo con los hombres a lo largo de la historia, y que
 
Ministerio de Restauración – Hno Alejandrohttp://hnoalejandro.blogspot.com muchas veces son acumulativos aunque no excluyentes los unos de los otros. En losevangelios, cuando Jesús habla de la “sangre del nuevo pacto” que es derramada para elperdón de los pecados de muchos, la palabra en el original griego es DIATHEKE y hacereferencia a RELACION.Lo que nos trae Jesús es una nueva forma de relacionarnos con Dios, una forma que nonecesariamente desprecia ni rechaza todos los pactos anteriores, pero que le da unanueva forma de entendimiento. Hecha esta aclaración, decimos que hay un solo Dios,Dios es Uno y Dios es el mismo siempre, no cambia. Y como no cambia, no deja jamásla misericordia de lado y el perdón. Hay gente que cree que antes de la llegada de Jesúsno existía el perdón de los pecados, pero también decir esto es un error porque desdesiempre el perdón divino es una posibilidad. En el texto vemos dos requisitos para elarrepentimiento: la confesión del pecado y la restitución del daño. Hay que reconocer elerror, hay que hacerse cargo de la ofensa y hay que tratar de resarcir en lo que nos seaposible. Si no es posible hacerlo con la persona directamente afectada, hay que hacerlocon la familia, si es un mal social habrá que hacer obras que beneficien a la sociedad, eneste caso la confesión sería pública y si no hay forma de resarcir ni a la persona, ni a lafamilia, ni a la sociedad, está la posibilidad de ayudar a una obra que esté trabajando alservicio del plan de Dios, de ayudar a una obra que esté ayudando a construir la paz enla Tierra, a consolar a los afligidos, a enseñar la palabra de Dios buscando que la mismade frutos de paz en la Tierra. Una vez que nos reconciliamos con aquellos contra loscuales pecamos, una vez que nos reconciliamos con Dios, a través del arrepentimiento,también estamos en condiciones de seguir adelante con nuestro servicio, y nuestracarga.Decíamos entonces más atrás, que los leprosos y otros impuros como los que habíanestado en contacto con muertos, quedaban excluidos del campamento y que esto no erauna medida discriminatoria sino un tema de preservación del interés colectivo, algo quebuscaba proteger a los que estaban sanos. Esto nos lleva a reflexionar, de cómo nosotrosdebemos ser muy selectivos con nuestro grupo de amistades y con el tipo de proximidadque establecemos con las personas con las cuales podamos tener trato en nuestra vidacotidiana. Recuerde que uno puede tomar distancia, sin hacer sentir mal a la otrapersona. Uno puede dejar afuera de su vida a ciertas personas que le pueden serperjudiciales, pero eso no significa que tenga que maltratar o ignorar a esa persona oque no pueda dirigirle un saludo de buen día, o incluso una palabra amable, peromanteniendo las distancias. ¿Qué tiene Dios previsto para esas personas? La respuestala tiene una vez más Jesús. Cuando hasta Él se acercaron los leprosos y fueron sanados,el milagro se produjo porque ellos anhelaban ser sanados. Cuando tomamos concienciade lo que nos ocurre y de lo que representa, y queremos ser sanados, Dios está dispuestoa sanarnos, y a incluirnos nuevamente en el campamento, pero mientras tanto debemospermanecer en cuarentena, para preservar la seguridad y el bienestar de los demás, esuna medida de protección y no de discriminación, y aquí en este caso, la persona que haquedado excluida, al sanarse como los leprosos quedarán en condiciones de regresar alcampamento y continuar con su marcha, con su servicio y con su carga.Pasamos al tema de la familia y en particular el de los celos. La marcha del puebloestaba organizada por tribus y por familias. Está en el plan de Dios que el hombre formeuna familia y muchas veces, por problemas familiares la marcha puede detenerse. Entrelos problemas está el adulterio, la Biblia enseña que en caso de adulterio, existe laposibilidad de divorcio, no dice que necesariamente tenga que ser así, sino que está

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->