Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Una elección: a César o a Dios

Una elección: a César o a Dios

Ratings:
(0)
|Views: 10|Likes:
Published by raul salazar

More info:

Published by: raul salazar on Jun 04, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as ODT, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/04/2011

pdf

text

original

 
A césar o a Dios.
Por: Raúl Salazar 
Este pasaje siempre me impresionó. Dice tanto con tan pocas palabras. Este pasaje enseña sobre lostipos de autoridad. Enseña sobre la naturaleza del hombre. Pero principalmente enseña a quién ledebemos la libertad de gobernar nuestras vidas. Leamos.
“Entonces se fueron los fariseos y consultaron cómo sorprenderle en alguna palabra. Y le enviaron los discípulos de ellos con los herodianos, diciendo: Maestro, sabemos queeres amante de la verdad, y que enseñas con verdad el camino de Dios, y que no tecuidas de nadie, porque no miras la apariencia de los hombres. Dinos, pues, qué te parece: ¿Es lícito dar tributo a César, o no? Pero Jesús, conociendo la malicia de ellos,les dijo: ¿Por qué me tentáis, hipócritas? Mostradme la moneda del tributo. Y ellos le presentaron un denario. Entonces les dijo: ¿De quién es esta imagen, y la inscripción? Le dijeron: De César. Y les dijo: Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo quees de Dios. Oyendo esto, se maravillaron, y dejándole, se fueron.” (Mat 22:15-22)
¿Por qué Jesús se enojó tanto con esta pregunta? ¿Por qué los llamó hipócritas? ¿Era una simple pregunta? ¿Qué representaba el tributo para el pueblo en aquel momento? ¿Era un simple pago burocrático? Empecemos.
1.El asunto del tributo.
Los espías de Jesús habían elegido bien el tema para establecer la trampa. Los tributos eran un temacaliente en aquella época. La reacción del pueblo era variada. Hay varios asuntos que considerar  para entender lo complicada de la pregunta que Jesús debía dar.
El tributo como recordatorio de la dominación extranjera.Unos años antes del nacimiento deJesús el Imperio Romano había dominado la tierra de Palestina. Esta ocupación extranjeranunca es bienvenida. El pueblo vivía relativamente bien pero eso no les hacía olvidar queeran un pueblo oprimido bajo una bandera extranjera. Como parte de esta ocupaciónllegaron los impuestos al país. Impuestos que debían pagar al Imperio. Pagar impuestosnunca es una tarea agradable. A nadie le gusta pagar por los supuestos servicios del Estado.Menos cuando vemos que es como tirar el dinero a las calles para que lo malgaste y maladministren. No da gusto para impuestos en nuestro propio estado. ¿Qué se sentiría pagar impuestos para una nación extranjera? ¿Una nación que se ha tomado la libertad de decidir nuestra manera de vivir, cómo podemos vestir o pensar, que ha tomado por la fuerza elrumbo de nuestra nación? Dentro de cada ser humano está el amor a la patria. Esto esinnegable. Por más problemas, errores, fallas, desastres tenga nuestro país siempre amamosnuestro país. Esto es más evidente cuando hay personas que trabajan en el exterior buscandomejorar su situación económica. Por lo general tienen el mismo deseo ante la llegada de losaños: volver al país y pasar sus últimos años en su propia tierra. Los judíos habían sidodespojados de este privilegio. Ahora estaban en tierras propias pero sin que les pertenezcarealmente. El tributo que debían pagar era un recordatorio amargo de que no eran hombreslibres.
Las reacciones del pueblo.Había varias posturas en cuanto al tributo.
Los saduceos: eran un grupo más político que religioso. Como buenos políticos sabíanque les convenía pagar el tributo antes que empezar una revolución. Eran una claseeconómica bien acomodada así que pagaban los tributos sin cargos de conciencia niningún pesar.
Los fariseos: sabemos quiénes eran los fariseos. Eran los estudiosos de las Escrituras.
 
Tenían gran celo por la identidad nacional, los ritos, las costumbres, la práctica religiosa.Ellos aceptaban los tributos pero a regañadientes. Lo consideraban una ofensa al pueblode Dios, a la soberanía divina, a la independencia del pueblo escogido. Digamos que por amor a la paz aceptaban el pago de los impuestos pero no lo hacían de buena gana.
Los zelotes: eran un grupo más radical que reaccionaba violentamente contra el imperioromano ya que lo veían como una disminución del gobierno de Dios sobre su pueblo.Para ellos la cuestión del tributo era una ofensa tremenda a tal punto que eran losterroristas de esa época. Llegaban a atacar a soldados romanos y sus aliados de entre el pueblo y huían luego de efectuar los golpes. Eran un grupo extremista revolucionarioque estaba totalmente en contra del tributo y todo lo que representaba la dominaciónextranjera.
El pueblo: la mayor parte del pueblo estaba en paz pero vivía con indignación ante estasituación. Es por eso que fácilmente apoyaba cualquier intento de revolución contra elimperio y sus imposiciones. No eran activos como los zelotes pero vemos en el ejemplode Mateo, que era un recaudador de impuestos, que estaba en el grupo de los publicanosy pecadores.
La peligrosidad de la respuesta . Luego de ver estos puntos de vista del pueblo podemosentender mejor la materia inflamable de la que se componía la pregunta de los espías deJesús. Es por eso que tan simple pregunta hizo arder en ira a nuestro Señor Jesús: sirespondía
 sí 
, Jesús se estaba oponiendo a la masa del pueblo piadoso; si respondía
no
, podíaser entregado a la potencia dominante como sedicioso o rebelde. La pregunta fue hecha conastucia verdadera. Jesús estuvo a la altura.
2.Los niveles de autoridad.
Jesús respondió con una lección de antropología. Jesús respondió con una cátedra sobre la identidaddel hombre. Jesús respondió usando el testimonio de la creación. ¿Qué significa esto? Que Jesúsrespondió usando la imagen misma del hombre para hacerle ver que la verdadera autoridad no estáen la tierra, ni en un gran trono de un rey o juez, como tampoco lo estaba en Roma, en la figura delCésar.
La autoridad del César.
 César era el título del gobernador supremo del Imperio Romano. Los gobernadores de estetipo eran considerados y adorados como dioses aún en vida. Se les llamaba con los títulos desalvador, redentor, liberador y portador de la salvación. Entre nosotros se eligió al último presidente a quien muchos catalogaron como el mesías paraguayo, el cambio seguro y cosas por el estilo. El culto al emperador era algo lógico considerando que lo consideraban undios. ¡Qué ofensa al Dios de los cielos! Un hombre haciéndose pasar por Dios en medio del pueblo escogido de Dios. El César tenía autoridad para otorgar vida y quitarla. Teníaautoridad para quitar posesiones y entregarlas a quien quería. Nada le era impedido. Todoestaba en su mano. No existía una sola gota de humildad en el hombre más poderoso de latierra en aquél tiempo al punto que se consideraba dios. Los judíos soportaban este maltrato.Soportaban este atropello a la santidad de Dios y su soberanía. Pero el cristianismo no podíatransigir ni aceptar este pecado por más fiel que fuera a las leyes del estado por estar totalmente en contra de Dios. El césar tenía a su favor el control de ejércitos, demagistrados, de jueces, autoridades, gobernadores. Pero Jesús vino a anunciar que el hombreera liberado por Dios. El hombre fue creado para servir a Dios. El poder humano nunca podría impedir la obra del Dios todopoderoso en el interior del hombre. Podían tener dominados por exteriormente a los hombres pero nunca sería establecido su reino en elinterior del hombre. Esto solo era posible para Dios. La cuestión del tributo era un controlhumano sobre el hombre. Ahora Jesús estaba enseñando cómo funciona la autoridadverdadera, la autoridad de Dios.
 
La autoridad de Dios.
 Jesús usó el ejemplo de una moneda para hacer clara una enseñanza de gran profundidad. Loenseñó de tal manera que todos pudieron entenderlo. Lo enseñó de tal manera que nadie pudo responderle. Veamos lo que respondió. Primero pidió la moneda. Le dieron la moneda.Tenía dos cosas: la imagen y la inscripción.
La imagen. En el libro de Génesis encontramos el relato de la creación del hombre. Es muyinteresante ver algunos detalles sobre esto:
El accionar de Dios mismo. Durante toda la creación Dios creó todo diciendo la palabra
 sea.
Sea la luz, sea la oscuridad, sea el día, sea la noche. Pero cuando llega elmomento de la creación del hombre Dios se detiene y cambia su metodología. Eneste punto ya no dice
 sea
. Dios mira el polvo de la tierra y dice
hagamos
. Diosmismo formó al hombre del polvo de la tierra. Dios formó al hombre en forma personal. Dios le dio su imagen. Dios puso de sí mismo en la creación máxima:nosotros. Nos dio su imagen. Nos dio la oportunidad de relacionarnos con él. Nosomos simples animales evolucionados. Somos el orgullo de la creación de Dios.
Seres eternos. Dios nos creó como seres eternos. Nuestra vida no termina con lamuerte en la tierra. Fuimos creados para la eternidad. La Biblia dice:
Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sinque alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principiohasta el fin. (Ecl 3:11)
Dios nos creó como señores de la creación. En la creación Dios puso al hombresobre toda la creación para enseñorearse de ella. La creación sería su sustento, abrigoy deleite.
Dios creó al hombre para relacionarse con él. De entre todas las cosas hechas por Dios el hombre es el único que puede relacionarse con él. Dios lo creó para sucompañía. Para tener comunión. Para vivir como padre e hijo. Como amigos. Paraser su consuelo y fortaleza. Por último para ser su salvador.
La inscripción. La moneda tenía una inscripción: tenía el nombre del césar. El hombre también tiene unainscripción aparte de la imagen de Dios que acabamos de ver. La Biblia dice en Heb8:10
 Por lo cual, este es el pacto que haré con la casa de Israel Después de aquellos días,dice el Señor: Pondré mis leyes en la mente de ellos, Y sobre su corazón las escribiré;Y seré a ellos por Dios, Y ellos me serán a mí por pueblo; (Heb 8:10)
Dios puso su firma en cada uno de nosotros. También recordemos que Dios nos creólibres. Cada uno tiene la libertad de elegir entre el bien y el mal, entre la vida y lamuerte, entre Dios y la condenación.La respuesta de Jesús tuvo una profundidad que no podemos abarcar. Su respuesta toca nuestrasmentes, emociona nuestros corazones. Esta respuesta podría ser estudiada de muchas maneras ymuchas lecciones podrían ser quitadas de ella. Pero la intención de Jesús no fue dar una lecciónsobre la naturaleza del hombre, la política, las guerras, o las cuestiones legales que nos ocupan día adía. Jesús tenía otra cosa mucho más importante en la mente: nuestra salvación.
3.La respuesta del hombre.
Jesús dijo: dad a César lo que es de césar, a Dios lo que es de Dios. Dos opciones. Dos alternativas. No hay una tercera. No hay demora. No hay escapatoria. El hombre es creación de Dios. Por esoDios nos pide una entrega total. Podemos cumplir con las leyes de este mundo pero nada debeopacar este llamado de Jesús: dad a Dios lo que es de Dios. Somos suyos y en esta noche nos llama

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->