Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Los Rastafaris y el dilema entre resistencia e incorporación

Los Rastafaris y el dilema entre resistencia e incorporación

Ratings: (0)|Views: 208 |Likes:
Published by Matías Mosquera

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Matías Mosquera on Jun 10, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/14/2012

pdf

text

original

 
Matías Mosquera - Comunicación II – Com 2323/11/2010
Los Rastafaris y el dilema entre resistencia e incorporación
El Reggae, Bob Marley, las rastas, la marihuana y los colores verde, amarillo y rojo (malinterpretados por muchos jóvenes como colores jamaiquinos). Todo un compendio designos que describen al rastafari que llegó a todos los rincones del mundo, con el reggae dela mano. Todos esos elementos están relacionados de alguna manera, pero nada más que enuna superficie estigmatizada, globalizados en forma resumida. Pero la subcultura de losrastas va mucho más allá. Tiene una complejidad y profundidad tal, que fácilmente desnudalos mecanismos con los que las subculturas y culturas juveniles surgen y luego trascienden.Emergida en el choque entre los africanos esclavizados y la cultura occidental que losincorpora, es un intento de resistencia y liberación, pero que nunca estará libre decontaminación. Una cultura dominante que la condiciona a la hora de formarse, e inclusoluego se da el lujo de reeditarla y acoplarla a las lógicas de mercado y a los medios decomunicación; que la globalizan y la llevan, especialmente, a los jóvenes de todo el mundo.John Clarke
1
 explique las subculturas, están marcadas por una búsqueda de solucionesmágicas. Se caracterizan por identificar los problemas donde no surgen realmente, y lassoluciones en donde no están. En lugares como el ocio y el consumo. El autor británico,además, trae el concepto de Levi-Strauss,
bricolage
, para explicar el “
reordenamiento y larecontextualización de los objetos para comunicar significados nuevos dentro de un sistema total de significados
2
. Tomando la subcultura rastafari, estos procesos se puedenencontrar en todos sus momentos. Desde su aparición en Jamaica como un verdaderomovimiento, hasta la misma globalización de sus signos, como las rastas y el reggae.Dick Hebdige dedicó una publicación
3
al “Reggae, rastas y rudies”, en donde desarrolló lahistoria de los rastafaris y sus distintas herencias. Cuenta que los rastafaris tuvieron suorigen en Jamaica, marcados eternamente por la diáspora africana. El negro jamaiquino permaneció suspendido de forma inquietante entre dos mundos. “
Sacrifica el lugar en el mundo real para ocupar una posición exaltada en alguna dimensión interior imaginativa
1
Clarke, John, “Estilo” en Revista
Oficios Terrestres
2
Clarke, John, Ídem, pág 79
3
Hebdige,D, “Reggae, rastas y rudies”, en Curran, J. y otros,
Sociedad y comunicaciónde masas,
México, FCE, 1981
1
 
Matías Mosquera - Comunicación II – Com 2323/11/2010
en donde la acción se disuelve en el ser, en donde el movimiento queda invalidado o esdicil en el mejor de los casos, en donde las soluciones son s religiosas querevolucionarias
” dice Hebdige
4
. Esto ayuda a entender el movimiento rastafari, que pregona el amor y la paz, en vez de una revolución. Pide especialmente la repatriación asus tierras, pero llevando a cabo una búsqueda interna. Se puede evidenciar en ellos esaespecie de solución mágica a la que hacía referencia Clarke. Justamente en la religión seencuentra el núcleo del rastafarismo.Hebdige cuenta como el esclavo tomó la doctrina cristiana del hombre blanco. Aprendió ladoctrina cristiana y trasplantó las creencias paganas que había traído de África. Pero elmedio religioso en el que evolucionó el rastafarismo exigía una mitología bíblica, la cualtuvo que ser reapropiada para servir a una serie de necesidades culturales diferentes.Mediante un proceso de redefinición se usaron las escrituras, que hasta el momento bloqueaban el potencial negro. La biblia fue tomada, leída y devuelta rudamente. En estasformulaciones convergían y encontraban solución inmediata y simultánea a los problemasreligiosos y raciales que habían preocupado durante siglos al negro jamaiquino. Tomaron la biblia para resignificarla e incluso adoptando la terminología judía; utilizando el León deJudah, o conceptos como Sión, para reconocer a la tierra prometida, y Babilonia, pararemitir al occidente hostil.El documental “Rastafaris y la mística de Bob Marley”
5
explica algunos momentos claveque originaron el movimiento. En 1920 el periodista y político Marcus Garvey, pilar en lalucha por los derechos de los negros, pronosticó: “Miren a África donde un rey negro serácoronado, porque el día de la liberación se acerca”. Más tarde, en 1931, se coronó a TafariMakonen en Etiopía. Según el Kebra Nagast, libro de la Iglesia Copta, encargada dedifundir el cristianismo en África; Tafari era descendiente directo del Rey Salomón, de lamisma sangre de Jesús. Ras (que significa príncipe) Tafari; pasó a ser el emperador HaileSelassie I, el rey negro que había pronosticado Marcus Garvey. El dios en vida para los quehabían sufrido la diáspora y ansiaban por la repatriación. El rastafarismo mezcló el judaísmo y el cristianismo y adoptó a Ras Tafari como su dios en vida. Al igual que los
4
Hebdige, Dick, Ídem, pág. 481
5
Realizado por Canal Infinito, 2005, Investigación de Darío Bermúdez.
2
 
Matías Mosquera - Comunicación II – Com 2323/11/2010
 judíos, buscan la tierra prometida: Sión, pero no es Jerusalén. Es Etiopía, un lugar bíblico,donde los rastas dicen que se originó la vida humana. “
 La Biblia original se escribió en geetz, el lenguaje de la Iglesia en Etiopía
” dice Junior Marvin, guitarrista de The Wailers(banda de Bob Marley), en el documental.Hebdige explica en su libro como los rastafaris sirvieron de instrumento para la reinversiónsimbólica. Las razas negras fueron interpretadas como los verdaderos israelitas y Salomóny Saba como los antepasados negros de Haile Selassie, el dios negro. Todos los negros sonetíopes y el gobierno jamaicano no es su gobierno. El único gobierno verdadero es lateocracia del emperador Haile Selassie. El capitalismo es el sistema de Babilonia. Elmatrimonio por la iglesia es pecaminoso. Alcohol y juego prohibidos. “
 Para mí ser rasta esun intento de corregir el mundo
” dice Ras Mel Glover, guitarrista de The Wailers en eldocumental citado. También aparece el cantante, poeta y escritor Benjamin Zephaniah,nacido en Birmingham y reconocido con un doctorado honorario por la Universidad deBirmingham por sus escritos. “
 Rasta para mi es la forma de reconocer a dios, busqué adios en el catolicismo, en el islamismo, en todo tipo de cosas. En el hindiusmo… pero paramí, rasta en realidad me hizo ver a dios, no sólo en el sentido espiritual, sino también en el  físico. Dios en mí 
” cuenta Zephaniah. Por su parte, Garry Pine, actual voz de The Wailers,da un ejemplo de esta reinversión simbólica:
“¿Quién sabe de verdad acerca de Jesús? Puedo decir que Jesús es rasta o negro… nos trajeron y nos dijeron que alabar, peroahora tenemos nuestra identidad”
.
El autor español Carles Feixa Pampols
6
 habla de las
condiciones sociales
y de las
imágenes culturales
como lugares para analizar las culturas juveniles o subculturas.Dentro de las
condiciones sociales,
explica como se construyen con materiales provenientes de las identidades generacionales, de género, de clase, de territorio y de etnia.En el análisis de las imágenes culturales, entendidas como
atributos ideológicos simbólicos asignados y/o apropiados
7
, retoma el concepto de
bricolage
, para explicar como objetos simbólicos inconexos son reordenados y recontextualizados para comunicar nuevos significados. También utiliza el término homología, para definir la simbiosis entre
6
Feixa Pampols, Carles, “De las culturas juveniles al estilo”, en
Nueva Antropología,
n.50, México, 1996
7
Feixa Pampols, Carles, Ídem, pág 77
3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->