Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
8Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
RESEÑAS - Eventos Culturales

RESEÑAS - Eventos Culturales

Ratings: (0)|Views: 1,639 |Likes:
Published by Jorge Castellanos

More info:

Published by: Jorge Castellanos on Jun 12, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/14/2014

pdf

text

original

 
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICOFACULTAD DE ESTUDIOS SUPERIORES ARAGÓNCOMUNICACIÓN Y PERIODISMO
RESEÑAS:Eventos culturales
 
 ALUMNO:
 
Castellanos Coronado Jorge Arturo
 ASIGNATURA:
 
 Actualización Periodística
PROFESOR:
 José Antonio
 
 Zavaleta Landa
SEMESTRE:
 2011-2
FES Aragón
 
The Suburbs
de 
Arcade Fire
, ganador del Grammy 2011
 
¡Salud por el apocalipsis! 
Por Jorge Arturo Castellanos Coronado
i los cuatro jinetes del apocalipsis tocaran a tu puertapara concederte un último brindis por el inminente findel mundo (ellos ponen los pomos, por supuesto), debesprevenirte y tener siempre en casa hielos, vasos, los rigurososchicharrones para botanear y la buena música. Propongo abrirel apetito con un whiskey en las rocas e ir haciendo desfilarpor el
 playlist 
de tu reproductor favorito las siguientes melod-ías:
A
pocalipse Please”
 
de Muse, “The Man Comes Around”
de Johnny Cash y, para el plato fuerte, previo a agasajar a lossingulares charros con
la del estribo al son de “DesolationRow” de Bob
Dylan, recomiendo dejar correr de principio a finla más reciente placa de Arcade Fire,
The Suburbs
.Desde los primeros acordes, los distinguidos comensalesquedarán deleitados con la belleza y fuerza de los arreglos, lacrudeza de las letras y la atrayente temática de este álbum,tercero en la discografía de este grupo canadiense, con unrelato digno del Armagedón: la épica batalla entre la ciudad y
los suburbios (“Now the music divides us into tr
ibes / You
choose your side, I’ll choose my side”).
 
En mis sueños, nuestros gritos aún resuenan
La idea de una placa conceptual ya se había manifestado en lostrabajos previos de esta banda originaria de Montreal, comoen la apología a la muerte de
Funeral 
o la crítica a la religión yla fe en
Neon Bible
, aunque esta vez la llevan hasta el límitecon la narración de una hipotética rebelión desde la periferiade las ciudades en busca de revertir el caos provocado por lasambiciones desmedidas de los voraces citadinos. Así, el cortede arranque y que da nombre al disco habla sobre los sueñospremonitorios de un hombre que teme el inicio de la guerra,pero que se resiste a creer
lo: “Sometimes I can't believe it, I'm
moving past the fee
ling”
, repite el coro como un mantra llenode miedo y consuelo a la vez.Sin embargo, como un tropezar con la misma piedra, el re-crudecimiento de los odios ideológicos desata el conflicto y lascanciones dan cuenta de ello:
Ready to Start
es la llamada deatención (con la batería y la guitarra al unísono) y una invita-ción a tomar partido;
Modern Man
y
“R
ococo
testifican dela irracionalidad citadina, la primera en un ritmo de 7/8 queironiza sobre el progreso, y la segunda con un pegajoso coroque parodia a las modas;
Empty Room
y
City With No Child-ren In
, por su parte, son la arenga (con su explosivo inicio deviolines) y la exposición de los motivos suburbanos para elataque (montada en un
riff 
circular que bien pasaría por
 jingle
publicitario).
Half Light
I y II describen el enfrentamiento y la parcialvictoria del ejército de los suburbios, y el repliegue de los cita-dinos hacia las sombras. Con sutiles armonías vocales (men-ción aparte a la ensoñadora voz de Régine Chassagne, quevuelve a enamorarnos) nos habla de escenarios de destrucciónpero a la vez de esperanza. Enseguida, la oscura tonada de
“Suburban War”
devela que todo era un complot para desatarla violencia y justificar la reacción aniquiladora de todo aquelmovimiento de descontento en contra de lo establecido: unavez más se imponen los fundamentalismos del dinero, la tec-nología y las armas.
¿Ya te cansaste de fingir? 
“Month of May”, “Wasted Hours”
y
“Deep Blue” son
, respecti-vamente, odas a la ira (con riff 
a la
Ramones), la decepción (enla fantástica voz de Win Buttler) y la desesperanza sobre elfuturo de la humanidad (alegoría representada de manerasoberbia con la alusión a la derrota del hombre por la máquinaen la estrofa:
You, could never predict it / That he could seethrough you / Kasparov, Deep Blue, 1996
, el inicio del fin). Lahumanidad retoma su ruta hacia el desastre vía la corrupción,la conformidad y la negligencia. Sólo queda esperar por el finaly tomar confort en el recuerdo de un pasado ya lejano, pareceexpresar la melancolía rabiosa de
“We Used to Wait”
.
En “Sprawl I (Flatland)”, u
n testigo del conflicto hace unaúltima excursión hacia los confines de la historia en busca derespuestas, insinuando que la conciencia, como el universo, sehalla en constante expansión y que será hasta que el hombrecaiga en la cuenta de ello que logrará su redención
. “Sprawl II
(Mountains Beyon
d Mountains)”, con reminiscencias al Blo
n-
die de “Ra
p
ture”,
anuncia la salvación de las almas que puedanadvertir que estamos hechos tanto del polvo de las estrellascomo del vacío del espacio. El sonido de la alarma antibombas(con reminiscencias
a “Rebellion (Lies)”
, uno de los grandeséxitos de la banda), mueve a reflexionar si queremos seguirprivilegiando el juego de la depredación por encima de la vida.La coda orquestal
“The Suburbs *Continued+”
deja la disyuntivaen el aire... el tiempo se acaba.A continuación, los invitados a este convite
sui generis
 podrían retomar su tarea con la seguridad de estar haciendo locorrecto... ¡pero no olvides tus modales y ofréceles seguir conla velada! Quizá, al escuchar más obras de arte como
The Su-burbs
se decidan a darnos otra oportunidad.Como sea, todo hogar que se respete debe aprovisionarseeste disco para disfrutarlo en la comodidad de su refugio sub-terráneo favorito.
S
 
Cosa voglio di più
de 
Silvio Soldini
Una más de desencuentros 
Por Jorge Arturo Castellanos Coronado
ada nuevo comienzo viene del fin de otro principio”
,memorable línea del tema Closing Time, del grupo
Semisonic
, que ni mandada a hacer para empezar adiscutir la temática de esta pelicula: la infidelidad, fantasmatan inasible como el amor de la persona amada, que sólo re-quiere que alguno de los involucrados deje de creer en lo queda por sentado para que se manifieste con fuerza y zozobra.Entonces, dicha aparición puede marcar el fin del amor y lapasión por la pareja de costumbre y el inicio de un tornado desensaciones y reproches, placeres y culpas, que agita las vidasde los amorosos furtivos y de quienes les rodean.Silvio Soldini dirige y co-escribe en
Cosa voglio di più
(quelas distribuidoras mexicanas exhibieron este 2011 con latraducción literal
¿Qué más quiero?
”)
, una historia tan uni-versal y antigua como la civilización misma. Este filme,coproducción italo-suiza del 2010 y estelarizado por AlbaRohrwacher y Pierfrancesco Favino, se basa en el sencillo rela-to del encuentro casual entre Anna y Domenico, cada unosumido por su lado en la monotonía y la rutina de la vida con-yugal, familiar y productiva y quienes, avasallados por unainesperada atracción mutua, se ven obligados a robar delmundo el tiempo y los espacios adecuados para dar riendasuelta a su pasión.Hasta ahí pareciera un esquema copiado de cualquier dra-ma hollywoodense, mexicano, francés, chino o hindú, si nofuera porque el director y los guionistas conocen muy bien asus paisanos e imprimen en los diálogos ese sabor, expresivi-dad, cadencia, matices e inflexiones tan caras a la mentalidadde los italianos, dejando de lado los rodeos y llamando a lascosas por su nombre. Para muestra tenemos el álgido reclamoa grito pelado y en plena calle de Anna, cuando ya no puedesoportar más la hipocresía y recriminaciones por su accionar:
“¡Sólo fueron unas buenas cog
i
das y ya!”.
Tan sólo un instante
Si bien el fin justifica los medios, las capacidades narrativas ycinematográficas de Soldini son suficientes para acreditar labúsqueda de sentido que
Cosa voglio di più
despliega en pan-talla. Generoso, maneja la cámara a su antojo y pone al espec-tador al lado de los protagonistas, no para que los entenda-mos, sino para que apreciemos mejor la intimidad de un
affai-re
que se desarrolla de manera tan natural como intensa. Asi-mismo, la fotografía, intercalando el gran angular con el
closeup
, hace de los contrastes un aliado de los personajes al mos-trarlos en toda su indefensión o poderío, como cuando toma aun desolado Domenico en su lugar del estacionamiento, sien-do observado desde las alturas por la recelosa y abnegadaMiriam, madre de sus dos hijos (sobria interpretación de Tere-sa Saponangelo), o cuando va tras los pasos de una decididaAnna, a quien no le asusta mentir a Alessio (Giuseppe Battis-ton, que va de tipazo a papanatas en un segundo...
¡grosso!
)con tal de acercarse a su propia verdad.
“El matiz viene después”,
dice una letra de
Mecano
así que,para no echar a perder el show, bastan algunas piececillas paraque cada quien arme su propio rompecabezas y decida si valela pena ver esta película: sexo explícito, tomas dinámicas,musicalización precisa, cuerpos desnudos, locaciones exóticas,algunos chistecillos y sobre todo esa sutil manera de hilarmomentos uno con otro, para luego dejar caer en la concien-cia todo el peso de la tragedia humana, haciéndonos ver queno somos nada y que "a veces basta un instante para olvidaruna vida, pero a veces no basta una vida para olvidar un ins-tante." (Jim Morrison dixit).Esa frase, que en voz de Alessio suena a condena, describeese sentimiento inherente a nuestra época, donde la urgenciade navegar por el mundo con identidad propia no necesaria-mente implica tener que sacrificar la vida por un ideal: adiós alos grandes relatos, bienvenidas las grandes historias.Es el lado B de la tragicomedia del hombre en la sociedadde la información, donde una infidelidad está a tan solo unmensaje de texto de distancia y los sentimientos se puedencambiar tan fácilmente como tu estatus de
Facebook 
.
Reloj, no marques las horas
Es así que se van volando las dos horas y cachito que dura
Cosa voglio di più
, una película más de desencuentros queintenta hacernos reflexionar sobre nuestra concepción delamor y la pareja, y de paso, como sólo el buen cine sabe hacer-lo, sacudir nuestros esquemas ante el asombro de lo frágil quepuede ser la existencia, donde los valores familiares y socialespierden toda referencia y, a pesar del enorme vacío que secierne sobre el futuro, se puede continuar si se tiene el talantesuficiente para seguir viviendo. Como Anna. Como Domenico.Sin drama.El principio de una cosa siempre implica el fin de otra. En elcaso del amor, la duda primera basta para terminar con todauna vida de felicidad ilusoria. También para derribar mitos ysupersticiones de épocas pasadas.
“C
 

Activity (8)

You've already reviewed this. Edit your review.
Taly_ao liked this
1 thousand reads
1 hundred reads
ebeidy liked this
Nayely Kova liked this
Milayne Bermudez liked this
Daniel Holguin liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->