Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
13Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Imagen y Sentido Completo Gonzalez Ochoa

Imagen y Sentido Completo Gonzalez Ochoa

Ratings: (0)|Views: 193 |Likes:
Published by wamma
Semiótica
Semiótica

More info:

Published by: wamma on Jun 12, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/13/2013

pdf

text

original

 
Cuadernos del Seminario de Poética 9
INSTITUTO
DE
INVESTICACIONES FILOLÓGICAS
.'
'
,"
CésarGonz.i1ez
Ochoa
n01718
Imagen
y
sentido
Elementos para
una
semiótica de los mensajes visuales
t
..
-
..........
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO
México 1986
 
INTRODUCCIÓN
_EUratamiento_.~~ó!icC?_~e
I~~_!!!_e!!s~~~_
."isuales
eJlcu_en!~ª
~n
S!!
.
fª-
mino, tarde o tempralll:ltJa_
IlOC~!!ACl.jt;:ºniSJllo
IJIª.
~e
ic~:mici~a.~,
puesfo--que
este-
tipo-de
m~nsaj~~_~e.~n~tderan
como
p~ocesos
icóni
c~~~de-=-sii~ificación~
La
bibliografía reciente
se
orienta, en general,lÍacia la crítica de esta noción;
es
decir,
se
dirige hacia
la
puesta encrisis de
la
concepción
de
iconicidad
19ún
la cual los signos icónicosson tales
por
tener la propiedad de semejanza o de analogía con respecto a los objetos de los cuales son signos.Los trabajos sobre este tipo de mensajes recurren permanentemente a términos tales como los de semejanza, analogía, parecido,similitud, y otros del mismo campo semántico, pero cada uno deéstos
se
define, ya sea en los diccionarios comunes como en los de laliteratura especializada, en función
de
alguno o algunos de los demásmencionados. Esto constituye un indicio de que
no
contamos conuna teoría específica de lo icónico dentro de los distintos acercamientos a la significación;
es
decir, que
no
contamos con un metalenguaje descriptivo y explicativo que
cuenta de lo icónico concebido como un concepto semiótico.
Un
primer problema que
se
plantea
es el
de precisar
si
los mensajes visuales están sometidos a alguna codificación o, en otras palabras,
si
son susceptibles
de
un tratamiento semiótico.
De
acuerdo con uno de los teóricos que más influencia tienen eneste campo, "Iª_ iconicidad es la base de la imagen visual.
rºº~rll0s
leer la imagen porque la reconocemos
como
una jInitªción de
r~a­
lidad" (Gombrich,
1981:11).
Aquí
aparece
otro
de
los términos deuso corriente
al
menos
esde Platón y Aristóteles:
el
de
imita~ión,
que más adelante
se
discutirá. Desde una postura diametralmenteopuesta, Greimas afirma que "reconocer que la semi.ótica visual esuna inmensa analogía del mundo natural es perderse en los laberintos
de
los presupuestos pQsitivistas, confesar que sabemos lo que
es
la'realidad', que conocemos los 'signos naturales' cuya imitación producirá tal o cual semiótica, etcétera.
Al
mismo tiempo es negar
la
semiótica visual en
tanto
que tal"
(1979:177).
Ante estas dos posturas, lo que está en juego es
la
pertinencia
de
un tratamiento
se-
7
 
mlótico
de
los mensajes visuales en particular, y de lo icónico engeneral.
Un
poco a la manera de los sofistas, Eco habla de la semiótica como una disciplina
"que
estudia todo lo que puede usarse paramentir"
(1978:31);
aparentemente, desde la perspectiva que encontramos en
el
ensayo
d~
__
Q~.mbrich,.nQh.aYl!!g~p_lY".!lJll.~~i~t~ncia
deuna
_
~'!lJ~ti~!.g~JQ.(.m~n$ajes
icónicos,p"~~tº
.
_que.
podemos .ver
la
realidad y
nue_s~Ea
~ ! s i 9 ! ! . . ! l . 2 ~ n . Q . ~ . 
~ga!\¡!t
tal como lo sostiene una
de
las vérdadés evidentes del sentido común.Este supuesto del sentido común
se
basa en que la fisiologíadel sistema de la visión
no
puede tener muchas diferencias entre individuos
de
diferentes sociedades o de diferentes épocas; en todosellos los objetos del mundo producen
por
reflexión una cierta distribución de luz en el ojo; esta luz entra a través de la pupila,
se
nItrapor la lente del cristalino y
se
proyecta en la retina, localizada en lapared posterior. Allí, una red de fibras nerviosas pasa la luz
-o
más
bien las diferencias
de
luminosidad, el gradiente de ilumina
ción-
a través
de
un sistema de células hasta los receptores,
"conos"
y
"bastoncillos", sensibles a la luz
yal
color, desde donde
se
conducen hasta el cerebro. Hasta este
punto,
el sistema
deper~ep~iº!:l
visuales
relativamente uniforme para todos los
se
res_
hum~os;
hasta
allí
es
un fenómeno natural, pero a partir de este
punto
se
convierte
en
un fenómeno cultural,
es
decir, en algo construid,q: el cerebrointerpreta esos datos de luz y color de acuerdo con mecanismosaprendidos, por medio de los cuales selecciona los aspectos pertinentes de acuerdo con una serie de esquemas, categorías y
hábitQl
que dan a las complejas informaciones provenientes del ojo
una~~­
tructura y un significado.
En
otras palabras, la visión humana no
es
un simple reflejo neurológico
de
una cadena causal que empieza con un haz de luz sobre
el
ojo
y
termina en
el
córtex; aunque esta cadena sea una condiciónnecesaria para
la
visión, la visión misma es una práctica humana:vemos nosotros, no nuestros ojos, ni la porción visual del córtex, nisiquiera nuestro sistema neurológico completo; vemos nosotros,como seres humanos, como agentes cultural e históricamente desarrollados
y
diferenciados.
La
visión h!lmana
es
algo construido,
es
el
producto de nuestro propio hacer;
es
un artefacto histórico ycultural, creado y transformado
por
nuestros propios
m()dosde
r~
presentación. Tales modos de representación
n~_s()n
.fij()_s,
sino históricamente variables,
yson"los
que transforman
I~
base
natur~
del
MsteJIl8
de
la visión en un
art~Jacto.
cultural. ",'. -
La
representación, concebida como imitación de lo real, no presenta ningún problem'a: el hombre, desde esta perspectiva,
se
encuentra inmerso en
ún
mundo de hechos brutos los cuales, para conocer,solamente tiene que recurrir a ciertos procedimientos, tales como
8
,
la observación y la dete,?ción de
regularidl!.~.e-ª.
~Í!lembargo,
consi
-aéfár
la representación como imitación de lo real
es
unil
hipersiiñ~
plificación, pues los"seres humanos-,--en tarifo qúe seres s()ciales,nunca estámos frente-a-lo real, frente a los hechos brutos, y
no
esnecesario estudiar semiótica
paiá-'
cOI!1Probar~().
El hombre,dice
Durk.heim,
no
puede vivir en medio-de las cosas sin "formularse ideassobre ellas,
ji
"las cuitIes ajusta
su
conducta.
~s1as
-ideas o nocionesno son_!lustitutos legítimos de las cosas; productos de la experienciavulgar, tienen
por
objeto, ante todo, armonizar nuestras accionescon el
mU!1d_o
que nos rodea; están estructuradas
por
la práctica ypara ella;
y
no es a través de su elaboración
como
llegaremos a descubrir las leyes sobre la realidad. Por el contrario, son como
un
veloque
se
interpone entre el
mundo
Y..!!.o~()tro~,
que nos disfraza lascosas
tanto
mejor cuanto más transpareIltc:ls las creemos. Dicho enotras palabras, de los hechos, eventSs, acontecimientos, objetos, el
mundo
en general, tenemos acceso solamente a sus representaciones,las cuales son siempre construcciones, pues
no
hay fenómenos naturales en estado bruto: como señala Lévi-Strauss, los
fenómen()~
existen solamente conceptualizados y nItrados por normas lógicasy afectivas que participan de la cúltura (Lévi-Strauss,
1970).
Cassirer,
por
su
parte, habla de la existencia en el hombre
-y
sólo en
él
de un sistema, el simbólico, que transforma la totalidad de la vidahumana y hace que
su
realidad
no
solamente sea cuantitativamente
inásamplia
sino que, de hecho, habite en
otra
dimensión de la realidad. El lenguaje, el mito, el
arte,entre
otros sistemas, son los hilosque tejen la red simbólica, la urdimbre de la experiencia humana.Según el mencionado filósofo alemán, el hombre no
se
enfrenta ala realidad de
modo
directo e inmediato, no puede verla cara a cara;en lugar de tratar con las cosas del
mundo,
está envuelto en formaslingüísticas, imágenes artísticas, ritos religiosos, símbolos míticos, demanera tal que
no
puede ver o conocer nada
si
no es
por
la interposición del aparato simbólico mediador formado
por
los sistemasmencionados (Cassirer,
1979).
Todos
~stos
argumentos, que no constituyen ni pretenden seruna lista exhaustiva, vienen a plantear
uno
de los aspectos
t
profundos de la condición humana, que es el hecho de que no
hay
relación inmediata y directa entre hombre
y
mund9,
o entre el hombrey los demás hombres.
A
este aparato simbólico, que
es
específico delser
humano,
se
le
denomina lenguaje, el cual
se
puede definir comouna facultad, como una capacidad que es la de sinlbolizar, es decir, la
de
poder representar los elementos de la realidad por medio de
otro
tipo de elementos
-los
signos-
y de entender éstos como representantes de aquéllos (Benveniste,
1980);
en
otras palabras, la capacidadde establecer una relación de significación entre una cosa y algo
dis-
9

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->