Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Rompiendo Las Cadenas Introducción y Capitulo N°1

Rompiendo Las Cadenas Introducción y Capitulo N°1

Ratings: (0)|Views: 59|Likes:
Se Valiente. No Tienes Que Vivir En Las Tinieblas
Se Valiente. No Tienes Que Vivir En Las Tinieblas

More info:

Published by: Darío Edmundo Vera Flores on Jun 14, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/12/2014

pdf

text

original

 
 ¡FINALMENTE LIBRE!
Hace algunos años estaba en una iglesia del sur de California, hablando acerca delmovimiento de la Nueva Era. Mi versículo bíblico fue 1Timoteo 4:1 que dice: «Pero elEspíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe,escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios». Después de finalizado mimensaje, cuando me disponía a salir del templo, me vi rodeado de una gran cantidad degente dolida.Más hacia el centro del templo, había una joven de veintidós años de edad, que desdefinalizado el servicio lloraba de manera incontrolable. Varias personas trataron deacercarse, pero ella no se los permitía. Finalmente, uno de los líderes de la iglesia, atravesóel grupo de gente que me rodeaba y dijo: «Lo siento amigos, pero necesitamos al doctor Anderson ahora mismo».
 
 A medida que me acercaba a la joven, la oía decir entre sollozos: « ¡Él entiende! ¡Élentiende! ». Cuando logramos sacarla del templo, la llevamos a una oficina privada.Esperamos a que la joven se calmara y después, programé una cita con ella para la semanasiguiente.Llegó el día programado, y Nancy llegó a la cita con el rostro marcado por feos rasguños,cuyas heridas estaban abiertas.-Me he estado rascando de esta manera desde la semana pasada y no puedo controlarlo -reconoció tímidamente.Nancy comenzó a describir su horrible niñez. Víctima de un padre abusivo y junto a unaabuela que decía practicar la magia negra.-A los tres años recibí mis espíritus guardianes
continuó diciendo--. Eran miscompañeros y guías. Me decían cómo vivir y qué decir. Nunca cuestioné nada acerca deellos, hasta que mi madre me llevó a la escuela dominical. A partir de ese momento,comencé a sospechar que mis espíritus guardianes no eran buenos para mí. Se lo dije a mispadres y mi padre me golpeó. Nunca más volví a preguntar.Para hacerle frente a los tormentos que los espíritus guardianes trajeron a su vida, Nancy recurrió a una rígida disciplina personal.Durante sus años de escuela secundaria, confió en Cristo como su Salvador. Pero susespíritus guardianes continuaban atormentándola en lugar de abandonarla.Finalizada la secundaria, Nancy se decidió por lo máximo de la disciplina, la Infantería deMarina. Había determinado ser la más dura de las infantes de marina y ganó premios porsu conducta. No obstante, los espíritus continuaron atormentando su mente y emociones.De tal manera que la empujaron hacia la orilla del abismo. Nunca quiso hablar de su batalla mental con nadie; por miedo a que la calificaran de demente. Pero finalmente, vencida por la presión que la atormentaba, la joven se quebró. A partir de ese momento,Nancy aceptó sin reparos una licencia médica, por lo cual se resignó a una vida solitaria y de profundo dolor. En esa condición fue que Nancy llegó a la iglesia y me oyó hablar de losespíritus engañadores.-¡Finalmente alguien me entiende! --gritó Nancy entre lágrimas.-¿Quisieras que los espíritus guardianes se vayan?-le pregunté.Hubo una larga pausa.-¿Qué realmente se vayan para siempre o volveré a mi casa para ser torturada por ellosnuevamente?-Nancy, serás libre para siempre -le aseguré.Dos horas más tarde, Nancy estaba libre y nos abrazaba con una paz que nunca antes habíaconocido.-¡Ahora sí puedo invitar gente a mi casa! --exclamó llena de júbilo.
 
LA REALIDAD DEL LADO OSCURO
Por algún tiempo pensé que la experiencia de Nancy era un caso excepcional. Aunqueescapaba de toda norma por la complejidad del problema, pude comprender lo que elapóstol Pablo quiso decirle a cada creyente cuando escribió: «Porque no tenemos luchacontra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadoresde las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regionescelestes» (Efesios 6:12). Después de más de treinta años de ministerio como pastor,profesor de seminario y conferencista, he ministrado a miles de cristianos a través de todoel mundo. Personas engañadas que vivían derrotadas en lugar de gozar la verdaderalibertad y plenitud en Cristo. Nunca elegí llegar a esta esfera del ministerio. Más bien, eraun incrédulo ingeniero espacial, antes de que Dios me llamara y aun como cristiano laico,nunca me atrajo el conocimiento esotérico ni tuve interés en la actividad demoníaca o elpoder de lo oculto. Por otra parte, siempre estuve dispuesto a creer lo que la Biblia diceacerca del mundo espiritual, aunque parezca conflictivo con el racionalismo y naturalismodel mundo occidental. Como resultado, durante los últimos veinticinco años el Señor hatraído a creyentes como Nancy para consultarme. Personas dominadas por pensamientos y hábitos de conducta que les impidieron vivir libre y plenamente en Cristo. El seminario nome dio la preparación adecuada para ayudarles. Si no que en medio de una cantidad defracasos en mis primeros intentos de ministrarles, adquiría nuevas experiencias e ideas.Entonces volvía una y otra vez a las Escrituras para buscar la verdad que les daría lalibertad. A lo largo de años de aprendizaje y servicio, he logrado comprender mejor que la verdadnos hace libres y de la necesidad de resistir al diablo y someterse a Dios (Santiago 4:7). Losministerios psicoterapéuticos que ignoran la realidad del mundo espiritual, no tienen unarespuesta adecuada y tampoco desarrollan ministerios de liberación, por ver el problemasolo como espiritual. Dios es una realidad y se relaciona con nosotros como personascompletas. Su Palabra proporciona una respuesta amplia y total a todos los que viven eneste mundo caído.
DIOS QUIERE QUE SEAS LIBRE Y CREZCAS EN CRISTO
Es fundamental comprender el proceso de santificación, puesto que la voluntad de Dios esnuestra santificación (1 Tesalonicenses 4:3). «...crezcamos en todo en aquel que es lacabeza, esto es, Cristo..., a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud deCristo» (Efesios 4:15, 13). Si Dios nos ha dado todo lo que necesitamos para madurar enCristo (2 Pedro 1:3), ¿por qué no hay más cristianos que crezcan en Cristo? Los cristianosde hoy, no son más semejantes a Cristo que hace 20 años atrás. Pablo dijo: «Pues elpropósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buenaconciencia, y de fe no fingida» (1 Timoteo 1:5). Al paso de cada año de nuestra vidacristiana, debiéramos ser capaces de decir: «Mi fe ha crecido, ahora amo a Dios y a otros,más que el año pasado». Si no podemos decirlo, entonces no estamos creciendo.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->