Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
DiseñoEditorial Textbook

DiseñoEditorial Textbook

Ratings: (0)|Views: 77 |Likes:
Published by Evelin

More info:

Published by: Evelin on Jun 18, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/14/2013

pdf

text

original

 
DiseñoEditorial
 
2
DISEÑO Y DIAGRAMACIÓN DE PERIÓDICOS
Sería agradable reportar que porque trató con mayor fuerza, el
Avis 
de los periódicos de Nueva York, pudo alcanzar al entonces duro
New York Times.
Desafortunadamente, el
Herald Tribune 
no sólo falló enalcanzarlo, sino que también fracasó en sobrevivir. Y sin embargo, ensus últimos días, era el periódico mejor diseñado de Estados Unidos.Teniendo alguna vez una circulación similar al
Times 
en la mañana,el
Herald Tribune 
, en 1963, se había quedado atrás. Desesperados, susdirectores consideraron algunos cambios editoriales y de diseño.Considerado por mucho tiempo un modelo en excelencia tipográcaentre los periódicos, el
Herald Tribune 
decidió que un cambio radicalera necesario.
La apariencia del difunto Herald Tribune
El encargado de transformarlo fue un ajeno al medio periodístico:Peter Palazzo, un publicista y diseñador gráco. Sin ideas preconcebidasde cómo debía lucir un periódico, Palazzo condujo una investigación y se sorprendió al encontrar que los periódicos —todos los periódicos—casi no habían cambiado en formato durante años.El típico diario o semanario no era diseñado, en realidad; sus parteseran meramente colocadas unas junto a otras. Éstas eran usualmentecombinadas de manera que rellenaran todos los espacios libres —en laparte superior, a los lados, al nal de la página, como si fuera unrompecabezas.Era un formato que, no seriamente desaado en varios siglos,tampoco se lo desaaba en los años sesenta, ni siquiera con todos losavances tecnológicos de la época. El difunto Bernard Kilgore, editor del
Wall Street Journal 
, representó el pensamiento de mucha gente del campoperiódístico cuando dijo: “En el mercado se envuelve el pescado enpapel. Nosotros envolvemos las noticias en papel. El contenido es loque cuenta, no la envoltura.’’Convencido, sin embargo, de que en competencia con revistas,los periódicos, desde el punto de vista de la calidad, estaban en un lejanosegundo puesto, Palazzo recomendó cambios para el
Herald Tribune 
endiseño e incluso en contenido editorial. Para mejorar, el periódicotendría que coordinar sus operaciones editoriales con las de diseño. Y aún así, Palazzo no pedía nada revolucionario. Se preocupaba, y conrazón, por los hábitos de los lectores.“Uno debe de ser muy cuidadoso al romper con hábitos que sehan mantenido durante un largo período de tiempo,’’ decía él. Quizáspensaba en la tormenta sucedida luego de la renovación del
Saturday  Evening Post 
a comienzos de los sesenta.Lo que Palazzo buscaba y obtuvo, esencialmente, fue unaapariencia de revista para el periódico. Se enfocó en la edición deldomingo, especialmente en la revista del domingo y las páginas frontalesde las otras secciones. Insistió en que debía dársele mayor atención a laselección, edición y ubicación de las fotos. Admitió que la edición de
Para ilustrar el artículo "Eldía que los teléfonos murie-ron," el
Los Altos (Calif.)Weekly 
en su página frontalmostró un teléfono ahorcán-dose con su propio cordón.
 
3fotografías era a menudo necesario, pero también le recordó a su clienteque cuando uno edita las fotografías, altera su signicado. Editar hacemás que simplemente “acercar al lector.’Para sus encabezados, el
Herald Tribune 
había usado Bodoni Bold,una fuente de moda entre los periódicos mejor diseñados de EstadosUnidos. Palazzo solicitó Caslon, una fuente que, según la administracióndel periódico, pertenecía a la tipografía de publicidad y de libros. ¿Teníaesta fuente la calidad que Palazzo le había atribuido? Para convencer alos escépticos, Palazzo rotuló una “mala” palabra, primero en Bodoni, y luego en Caslon. Y, Dios santo, ¡en Caslon la palabra lucía casi respetable!
Print 
, la prestigiosa revista de Diseño Gráco, alabó la nuevaimagen del
Tribune 
, diciendo que el cambio había sido “ampliamenteaplaudido como un hito en el diseño de periódicos.’’ Pero otrosperiódicos no estuvieron dispuestos a imitarlo, ya que éste, básicamente,era un
look 
de revista. Sólo en las secciones de revistas locales se tomó lanueva apariencia. La mayoría de los editores de estas secciones reconocióa
New York 
, la revista dominical del
Herald Tribune 
, como la más bella dela industria. Poco después de la aparición del nuevo
Tribune,
algunos deesos editores, inuidos por lo que vieron, comenzaron a hacer mayoruso del espacio en blanco, líneas horizontales gruesas y nas,encabezados en letra romana Old Style en pesos más ligeros de lo usual,e incluso las mayúsculas itálicas donde era apropiado.
West 
, la revistadominical de
Los Angeles Times 
tomó el
look 
del
Herald Tribune 
. A nales de 1966, el
Herald Tribune 
de Nueva York, su diseño yacomprometido a través de la fusión con otros periódicos a principiosdel año, se rindió totalmente. El buen diseño —y la buena redacción,especialmente en la revista— no pudieron salvar al periódico.Después de su experiencia con el
Herald Tribune 
, Palazzo rediseñóotros periódicos, incluyendo el
Providence Journal 
y el
Winnipeg Tribune.
Cuando, en 1975, el
New York Times 
planeaba cambiar su primerapágina de ocho a seis columnas,
New York 
le solicitó a Palazzo, comoejercicio, que rediseñara la primera página del
Times 
.Una crítica que Palazzo tenía acerca de los periódicos de ochocolumnas, era que éstos no le decían claramente al lector cuáles historiaseran realmente importantes. “¿Por qué la primera página debe ser unenredo para que cada uno lo solucione como pueda?’’ Otra crítica seenfocó en el uso de fotografías para romper bloques de texto en vez deusarlas por la información que esas mismas fotos transmitían.Palazzo estaba en contra de los créditos al comienzo de losartículos. Son grandes impulsadores del ego para los reporteros —decíaél— pero una molestia en el diseño. Los sugirió, en cambio, al nal delos reportajes.Palazzo también luchó contra el uso de titulares en letrasmayúsculas y condensadas, el abuso de subtitulares (aunque, de todasmaneras no los descartaba), y la arbitraria aparición de un titularocasional en itálicas.Su página rediseñada tenía una apariencia horizontal, con titularesque abarcaban varias columnas en vez de una sola; fotografías agrupadasen vez de esparcidas; fotos y pies de foto presentados como una unidad;una columna de resumen de noticias que, con números de páginas,

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->