Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Cuarenta y ocho

Cuarenta y ocho

Ratings: (0)|Views: 27 |Likes:
Published by Luévano Ferrer
Pecata Conminuta
Pecata Conminuta

More info:

Categories:Types, Speeches
Published by: Luévano Ferrer on Jun 24, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/12/2014

pdf

text

original

 
Cuarenta y ocho
³El dolor ajeno se disfruta más cuando es provocado´ XV 
48 quizá sea una buena edad para morir, el tiempo que tienes -en horas-para conquistar a una chica, la cantidad de pesos en el bolsillo, los pasosde aquí al baño, los latidos de un corazón por minuto, las trucos circensesque sabe tu perro, no sé, pueden ser demasiadas cosas, y yo puedo llenar cuartillas enteras con un montón de analogías baratas e idiotas. Son losdías que llevo sin caminar, ideas vienen, ideas van, he visto como aumentanlas telarañas en una de las esquinas del cuarto donde estoy, cada vez tengomenos espacio para dormir a causa de los libros que acerco . He encontradodivertido borrar por la noche lo que escribí durante el día, según comenta mifamilia, de pequeño solía meterme bajo la mesa a enredar un bola deestambre y desenredarla inmediatamente terminado el hilo, pasaba horashaciéndolo. Yo no lo recuerdo pero ahora que lo pienso es casi idéntico a loque hago con lo que escribo.Debí comenzar esto explicando porque no puedo caminar: intentaronasaltarme, regresaba de una de las escuelas a las que asisto ±asistía- no eratarde, y no tuve inconveniente caminar un par de kilómetros hacía mi casadesde el lugar donde me deja el transporte; nací, me criaron y crecí enfamosos barrios bravos, gozo de una absurda fanfarronería por ello. No soyningún Batman, pero tampoco le temo a las calles oscuras, me drogué yrobé, quienes me conocen lo saben, no estoy presumiendo.Cuando los escuché supe que irían por mí, 4 rateros en ciernes, tanestúpidos como peligrosos -por un momento me vi reflejado en ellos- mealcanzaron en motocicleta, un par de años practicando box y mi pasado,hicieron que actuara antes de que uno de ellos terminara su petición: ¡a ver hijo de la chingada dame lo qu..! ya tenía un mal conectado perocontundente izquierdazo entre ceja oreja y madre, al segundo apenas pudedarle una patada en el abdomen, en mi mochila llevaba varios libros, un par de ipod¶s y mi teléfono celular, si los querían no los tendrían gratis nirápido. Se bajaron los otros dos; el espacio entre ellos y un viejo acueductoa mis espaldas se reducía a medida que su frustración y enojo aumentaban,la mochila y el peso impedían moverme con la libertad que la situaciónrequería, si uno de ellos me agarraba; yo recibiría una severa paliza.No tuve otra idea que asumir como propia la premisa: más vale aquí corrióque: a ver putos alcáncenme, salté hacia el fondo del antiguo paso de agua,seguramente no tienes idea de la cantidad de piruetas increíbles que se teocurren mientras estás en caída libre; pensé en recoger mis piernas en elaire y hacerme una suerte de bala humana, caer, rodar y por el impulsoalcanzado luego de la magistral ejecución, levantarme y seguir corriendo

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->