Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Al dios desconocido

Al dios desconocido

Ratings: (0)|Views: 32 |Likes:

More info:

Published by: Daniel Alberto Ortega Illanes on Jun 27, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/21/2012

pdf

text

original

 
³Al dios desconocido´
 
Este pequeño altar está dedicado ³al dios sin nombre´.
 
D
e los tiempos del Nuevo Testamento encontramos dos casosrelacionados con la vida del apóstol Pablo. En Hechos 17:22- 23 leemos quecuando visitó Atenas, ³Pablo, puesto en pie en medio del Areópago, dijo: Varonesatenienses, en todo observo que sois muy religiosos; porque pasando y mirandovuestros santuarios, hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: AlDios no conocido. Al que vosotros adoráis, pues, sin conocerle, es a quien yo osanuncio´.
 
Esta zona de Atenas estaba rodeada de templos y santuarios dedicados alos diferentes dioses que tanto griegos como romanos veneraban. Allí seencontraban los templos más importantes de Zeus y Atenea, además de muchosotros altares y lugares de adoración erigidos en honor a varias deidades menores.
 
Para asegurarse de que no hubieran pasado por alto ni un solo dios, losatenienses también tenían un altar con la inscripción ³al Dios desconocido´.
 
Entre las ruinas del antiguo Imperio Romano se han hallado varias deestas inscripciones y altares. Tres de ellas se exhiben en el Museo Arqueológicode Estambul, todas dedicadas ³al dios sin nombre´, es decir, al dios cuyo nombreellos no conocían. Estos tres ejemplos provienen de otras ciudades del ImperioRomano, así que Atenas no era la única que contaba con un altar y unainscripción como ésta.
 
Asera, diosa de la fertilidad
 
Estatuillas de Asera como ésta son un testimonio de la popularidad del culto a estaantigua diosa de la fertilidad.
 
U
n pecado gravísimo, que se menciona reiteradamente en el AntiguoTestamento, era la idolatría y la adoración a dioses falsos. Dios repetidamentecondenó el culto a Baal y Asera, las principales deidades masculina y femenina delos cananeos y de otros pueblos cercanos.
 
Baal y Asera eran los dioses más importantes de la fertilidad. Su culto solíaincluir actos sexuales con un sacerdote o una sacerdotisa, a los cuales se lesdebía entregar una ofrenda. Esto básicamente llegaba a ser una actividad sexualque se realizaba por dinero, razón por la cual la Biblia frecuentemente compara laveneración a estos dioses con la prostitución.
 
El nombre común de esta diosa en Babilonia y Mesopotamia era
star 
(
quesobrevive en la actualidad bajo la forma
Easter,
nombre en inglés de la Pascua
 
F
lorida). Su nombre entre las naciones que circundaban Israel era
 Asera
o
 Astarté,
pero los escritores bíblicos, aparentemente de manera deliberada, cambiaron elnombre a
 Astarot 
o
 Astoret 
para que su pronunciación se asemejara al vocablohebreo que significa ³vergüenza´. Efectivamente, el modo en que se la venerabaera degradante y vergonzoso.
 
En Israel y en los países vecinos es común encontrar todavía estatuillas deesta y otras diosas de la fertilidad, claros indicios de la popularidad de su culto. Laadoración a esta diosa es mencionada en el Antiguo Testamento a partir de lamuerte de Josué en Jueces 2:13
(
h. 1210 a.C.), hasta el reinado del rey Josías en2 Reyes 23:13
(
h. 640 a.C.).
 
L
etrero de advertencia del templo
 
L
etreros tallados, como éste del templo de Jerusalén, advertían a los gentiles queno debían entrar en las zonas reservadas sólo para israelitas.
 
E
n Hechos 21 se menciona un acontecimiento de la vida de Pablo quedesató una cadena de reacciones que culminaron con su arresto, sucomparecencia ante dos gobernadores romanos, su fatídico viaje a Roma y suconfinamiento en esta ciudad. Pablo y varios de sus compañeros se encontrabanen el templo de Jerusalén cuando estalló una revuelta que casi le costó la vida aPablo. Los versículos 27 al 32 captan vívidamente los sucesos: ³Pero cuandoestaban para cumplirse los siete días, unos judíos de Asia, al verle en el templo,alborotaron a toda la multitud y le echaron mano, dando voces: ¡Varones israelitas,ayudad! Este es el hombre que por todas partes enseña a todos contra el pueblo,la ley y este lugar; y además de esto, ha metido a griegos en el templo, y haprofanado este santo lugar. Porque antes habían visto con él en la ciudad aTrófimo, de Éfeso, a quien pensaban que Pablo había metido en el templo.´Así que toda la ciudad se conmovió, y se agolpó el pueblo; yapoderándose de Pablo, le arrastraron fuera del templo, e inmediatamente

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->