Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
28Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El archipiélago de Friedrich Hölderlin

El archipiélago de Friedrich Hölderlin

Ratings: (0)|Views: 1,563 |Likes:
Published by Luis O. Brea Franco
Es el magnífico poema de Hölderlin donde evoca la esencia de Grecía desde Jonia hasta el refulgir de Atenas.
Es el magnífico poema de Hölderlin donde evoca la esencia de Grecía desde Jonia hasta el refulgir de Atenas.

More info:

Published by: Luis O. Brea Franco on Jun 29, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/19/2013

pdf

text

original

 
 
EL ARCHIPIÉLAGO
TEXTO BILINGUEFRIEDRICH HöLDERLINTraducción: José A ZorrillaINTRODUCCIÓNHacer la introducción de El Archipiélago de Hölderlin seríauna temeridad incluso para un especialista. Huelga decir que
 
2
yo por no ser no soy ni germanista y que jamás antes hetraducido nada. Me limitaré por consiguiente a hacer unabreve exposición de argumentos sin otra ambición que la deayudar al lector lego, vamos, cómo yo.De entre las muchas interpretaciones que se han dado de estetexto sublime creo (digo creo con todas las reservas) que la menos elaborada es la que se apoya en claves políticas.Yo, sin embargo, creo que El Archipiélago es ante todo ysobre todo un ideal de patria. Que Hölderlin era un patriotaalemán creo que no ofrece duda. Basta leer sus obrascompletas. Ahora bien, no era patriota de una nación,todavía faltaba para eso, sino de una protonación (Hossbawm,Gellner). Los alemanes eran una especie de comunidad mística, una comunión de los santos. ¿Donde encajarlos, enqué modelo de estado? El único que conocieron los alemanesde su generación era el Estado que los ciudadanos francesestraían en la punta de sus bayonetas, osea, el que lesinvadía y que hizo del mismo Hölderlin un refugiado. Alemania no conocía la tradición anglosajona, a diferenciade España, y tambien a diferencia de España, no se articulóen nación revolucionaria para defenderse de la naciónrevolucionaria francesa.Les quedaba el horror o la evasión.El horror lo practicaron todos. A nadie le gustó el modelofrancés. Entre otras cosas porque Alemania tenía su propioteórico del nacionalismo, Herder, que no era precisamenteRousseau. En cuanto a la evasión puede verse el “Hermann undDorothea” de Goethe.Pero el autor que iba a producir el testimonio más alto enese campo era nuestro autor, Hölderlin.Hölderlin quería para su país el modelo más sublime deEstado. Pero se le planteaba un problema. La radicallaicidad del Estado occidental. No ya la Revolución Francesasino incluso el Sacro Romano Imperio Germánico se le quedabacorto. Y entonces, para superar todo el modelo laico quearranca en San Agustín y que dice que una cosa es la ciudad
 
3
de Dios, Jerusalén, y otra la del diablo, el Imperio Romano,no le quedaba más remedio que irse a la polis griega,verdadero altar en el que los ciudadanos a través delderecho y del ejercicio de las leyes consiguen la máxima delas virtudes, la
 pas areté 
.Ello le sacaba del cristianismo que-diga lo que quiera laIglesia-supuso la mayor desacralización de la historia yaque cómo explicó San Pablo, desde que Cristo vino a latierra no hay nada sagrado salvo él y las almas de loshombres.Pero Hölderlin era un poeta. Si para enaltecer a su idealcolectivo tenía que hacerlo pagano, santo y bueno. Él era unpoeta y cómo tal un poseído de los dioses. Es decir, estabay nunca mejor dicho, en el secreto de los dioses. Lo mássagrado no era la Patria revolucionaria, cuanto menos elcontrato social. Lo más sagrado era una patria toda ellasagrada: la Atenas de Pericles.Para hacer todavía más potente el mensaje, Hölderlin escogeel momento del renacimiento de la ciudad, su palingenesiatras la victoria de las guerras persas- que por cierto noatribuye al genio de Temístocles sino a la voluntad delOlimpo.Son dos hallazgos formidables. Atenas y la reconstruccióntras la victoria de Salamina. Todo ello ¡cómo no! envueltoen la conveniente melancolía de la decadencia. Ya nadie seacuerda de la victoria, nuestra generación ha traicionadolos ideales originales de la ciudad, nadie hace sacrificios,el oráculo de Delfos está mudo...etc etc. La melancolía sinbucle, en toda su exaltante desnudez. Pues el poema,conviene recordarlo, una mezcla sabia de exaltación yvictimismo. Es decir, algo potencialmente explosivo.En efecto: ¿qué es nazifascismo? Un ultranacionalismopalingenésico (Griffin).Y héte aquí que el más lírico de los poetas alemanes, el mássensible y delicado, compone un poema sublime que,precisamente por su esencia utópica, es susceptible de

Activity (28)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Leonel Andrés liked this
maggcacharpo29 liked this
mapm99 liked this
mapm99 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->