Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Pentecostalismo y pentecosfobia

Pentecostalismo y pentecosfobia

Ratings: (0)|Views: 21 |Likes:
Published by Pentecostalismo
pentecosfobia
pentecosfobia

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: Pentecostalismo on Jun 29, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/22/2012

pdf

text

original

 
11Miguel Ángel Mansilla. 2009. La cruz y la Esperanza. La cultura del pentecostalismo chileno en la primera mitad del siglo XX. Editorial Universidad Bolivariana, Santiago, Chile, pp. 11-28
INTRODUCCIÓNCultura pentecostal y pentecosfobia en ChileEl pentecostalismo como religión
Aunque parezca una obviedad; el pentecostalismo es una religión, es decir, “unsistema de símbolos que obra para establecer vigorosos, penetrantes y duraderos estadosanímicos y motivaciones en los hombres formulando concepciones de un orden generalde existencia y revistiendo estas concepciones con una aureola de efectividad tal que losestados anímicos y motivaciones parezcan de un realismo único”
1
. El pentecostalismoes una religión popular y mágica.1.Es una religión popular, ya que posee un conjunto de creencias, valores,símbolos, sentimientos, motivaciones y ritos, generalmente institucionalizados,mediante los cuales las mayorías urbanas, suburbanas y rurales de nuestro país, de unmodo uniforme con variaciones locales, expresan su relación con una esfera sagrada.Esos contenidos y formas religiosas constituyen un subsistema, cuyas principalescaracterísticas externas son: el sincretismo de forma mágica-secular y el cristianismoinstitucionalizado. En lo interno, se caracteriza por una concepción monista de Dios ylas demás entidades sobrenaturales e instituciones mágicas de los mismos, a su vez sonutilizados para obtener fines empíricos. Los patrones religiosos que expresan ymotivan la conducta religiosa son muy flexibles y dúctiles, sometidos a un proceso de permanente reconstrucción. Las creencias son de muy alto grado experiencial, menor grado ritual, mínimo grado de lo organizacional y político. Las manifestaciones devivencias religiosas y el acercamiento a ella se hacen cuando ocurre un cambiosignificativo en las relaciones sociales de las personas, y tambn se necesitaurgentemente solucionar los problemas personales que estos cambios producen en elmedio
2
.2.Es una religión mágica. A pesar que la antropología y la sociologíadecimonónica hayan concebido la magia desde una concepción evolutiva y por lo tantovista como un pensamiento atrasado, primitivo y supersticioso
3
; la magia se define por su capacidad preformativa. Los acontecimientos que ésta produce son cognitivos y
1
Geertz 2005: 87.
2
Lalive d´Epinay 1968; Cruz 1969; Arnol, Skewes y Prado 1984; Mella 1998; Morandé 1987; Tennekes1985; Parker 
1996;
Ossa 1990 y 1991.
3
Tylor 1912; Frazer 1946; y Comte 1999
 
11Miguel Ángel Mansilla. 2009. La cruz y la Esperanza. La cultura del pentecostalismo chileno en la primera mitad del siglo XX. Editorial Universidad Bolivariana, Santiago, Chile, pp. 11-28
comunicacionales, por lo tanto son compartidos intersubjetivamente, es decir, sonhechos sociales
4
. Si el protestantismo se caracterizó por la desmagificacn y eldesencantamiento de la religión
5
; el pentecostalismo se encarga de remagificar yreencantar al protestantismo. Para el pentecostalismo el mundo está rodeado de seressobrenaturales, mágicos e invisibles, que sólo las personas con “visión espiritual” pueden ver. El único autor que refiere al pentecostalismo como una religión mágica esLalive
6
,pero con una idea menoscabada de la magia.En el pentecostalismo existía el convencimiento de que las cosas nunca eran loque "simplemente se veía", deduciendo dentro de ellas una esencia no material como la base de su existencia. Lo espiritual es lo real y lo material es la apariencia. La realidades simbólica; “no hay que ver para creer, sino que hay creer para ver”. Con laimpotencia de las instituciones poticas y sociales por resolver las crecientesnecesidades humanas de los pobres; el hombre pentecostal deja de creer en los poderesde este mundo para creer en los poderes mágicos. Comienza a creer en el sentido protico y se ve forzado a vivir en un mundo desencantado que ellos mismoreencantaron. El mundo eslleno de divinidades, es una lucha entre ángeles ydemonios que buscan la voluntad de los hombres y mujeres: los demonios inducen a loshombres a los vicios y los ángeles los hacen libres. Estas fuerzas angélicas pueden ser utilizadas para el bienestar humano y como guardianes protectores de los males comolas enfermedades. Pero estas divinidades menores no eran manipulables, sino que senecesitaban de actos suplicatorios y celebratorios a Dios, con ritos utilitarista. Es unanegociación entre el fiel y Dios, una manda en que el creyente entrega a Dios tiempo para predicar, orar y asistir a la iglesia a cambio de la bendición divina fundamentado enlos textos bíblicos pertinentes y propicios.Esta conciencia mágica se caracteriza por el determinismo providencialista. ElEstado providencialista de la época velaba por los derechos del proletariado, pero encambio, el subproletariado y los marginales eran seres huérfanos de un sistema rural endecadencia y que al inmigrar a la ciudad se transformaban en sujetos intersticiales. Estosfueron los conversos del pentecostalismo, para quienes las enfermedades no eran producto de bacterias y microbios, sino demonios que se apropiaban del cuerpo
4
Moulian 2002: 49
5
Weber 1998
6
Lalive 1968
 
11Miguel Ángel Mansilla. 2009. La cruz y la Esperanza. La cultura del pentecostalismo chileno en la primera mitad del siglo XX. Editorial Universidad Bolivariana, Santiago, Chile, pp. 11-28
humano, principalmente de los niños y hombres, así interpretaron la alta tasa demortalidad infantil y la baja expectativa de vida del hombre chileno.Estos demonios entraban por las hendiduras de los cités, conventillos y luego por las casa- callampas de las villas miserias. Los demonios también estaban presentesen los alimentos y en el trabajo. Frente a ello la “oración por los alimentos” cumplía dosfunciones: dar gracias a Dios por los alimentos considerados como un verdaderomilagro; y segundo como “acto de exorcismo” para limpiarlos de cualquier mal. Para el pentecostalismo la frase “Jehová mi Pastor” fue un recurso de sobrevivencia. Todovenía de Dios. Todo era un milagro: el trabajo, la salud, la sanidad, la vivienda, losalimentos; todo era producto de la divina providencia.
El pentecostalismo como sistema cultural
A pesar que la religión es un triple proceso, es decir la sociedad actúa sobre lareligión; la religión actúa sobre sí misma; y la religión actúa sobre la sociedad
7
. Losanálisis sobre el pentecostalismo se quedan en las primeras dos dimensiones. Lo que seconcluye es que, el pentecostalismo es un grupo religioso determinado socialmente yuna secta aislada que enajena a su feligresía. Pero las investigaciones no resaltan loscambios sociales y culturales que el pentecostalismo genera.El pentecostalismo es un sistema de mbolos religiosos sociales yculturalmente producidos y reproducidos, conectado a la historia de grupos; decontextos geográficos; y de la biografías de los líderes que las practican. Los distintosestudios han tratado el pentecostalismo sólo como un ethos es decir como prescripción(mandato y ordenanzas) y proscripciones (exclusión o prohibición de una costumbre oel uso de algo)
8
.El ethos implica el tono, el carácter y la calidad de vida, su estilo moraly estético
9
. Son las normas y la conducta moral integradas en el lenguaje religioso. Lasnormas y valores se comprenden a partir del Libro Sagrado: Dios determina toda la vidaimponiendo su voluntad
. Esto sería el mayor atractivo del pentecostalismo con un
7
Maduro 1979:165; Berger 1999:15
8
El ethos es un conjunto complejo de valores y normas afectivamente templadas que se consideranobligatorias para el hombre religioso. Las normas se expresan en forma prescripción (mandato yordenanzas) y proscripciones (exclusión o prohibición de una costumbre o el uso de algo), preferencias yautorizaciones. Se legitiman en relación con valores institucionales. Estos imperativos son transmitidos por el precepto y el ejemplo reforzado por sanciones, son interiorizados en grados variables por el sujetoreligioso (Merton, 1995: 637).
9
Geertz 2005:89
10
Tamayo 2006:15

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->