Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Crean computadoras que reconocen las emociones y responden a ellas

Crean computadoras que reconocen las emociones y responden a ellas

Ratings: (0)|Views: 78|Likes:
Published by Drusila Habiba
Texto de divulgación científica para el curso propedéutico de Lectura y Redacción del Bachillerato a Distancia del D.F.
Texto de divulgación científica para el curso propedéutico de Lectura y Redacción del Bachillerato a Distancia del D.F.

More info:

Published by: Drusila Habiba on Jul 10, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF or read online from Scribd
See more
See less

07/10/2011

pdf

original

 
Crean computadoras que reconocenlas emociones y responden a ellas
Anna Leach
En las películas de ciencia ficción, cuando alguien confiere emociones a unacomputadora, todo resulta mal. La máquina se vuelve vanidosa, poco confiable eirracional, y apenas si es posible evitar un cataclismo ocasionado por laingobernable tecnología. Sin embargo, en el diseño de computadoras existe unanueva área, dedicada a lograr máquinas que reconozcan las emociones humanasy respondan a ellas.No se trata de entregar un sistema de misiles a una computadora llena desentimientos, sino de mejorar la interacción entre humanos y máquinas al hacer que éstas sean s ciles e intuitivas. Por ejemplo, computadoras quepercibieran cuando un usuario comienza a sentirse frustrado podrían intentar unaforma diferente de explicar cómo encontrar una falla en la conexión a Internet. Unauto que detectara cuando el conductor está a punto de quedarse dormido podríasonar una alarma.Si bien las computadoras se han vuelto más reactivas a la conducta humana,persisten vacíos de comunicación. Una computadora personal contemporáneatiene el poder de procesamiento de una pequeña estación espacial de la décadade los 70 del siglo pasado, pero no puede decir si el usuario está molesto.Construir en las computadoras una percepción de las emociones humanas serábenéfico, ya sea mediante reconocimiento de expresiones y sonrisas, análisis depalabras que se dicen o escriben, o vigilancia del tono de voz o el estilo de losgestos.Experiencia frustranteEl laboratorio de computación afectiva del Instituto Tecnológico de Massachussetslo expresa así: La emoción es fundamental en la experiencia humana, pues influyeen la cognición, la percepción y en tareas cotidianas como aprender, comunicarsee incluso tomar decisiones racionales. Sin embargo, por lo regular los tecnólogosla han pasado por alto y han creado una experiencia a menudo frustrante para laspersonas, en parte porque el afecto es mal entendido y difícil de medir.
 
Una computadora no sabe que uno está frustrado, sino sólo que realiza mal unaoperación. Sólo un humano o un animal, como un perro, son capaces de detectar tal cosa.Fabricar computadoras emocionales representaría claras ventajas comerciales. Elmes pasado, en la Muestra Electrónica del Consumidor, Asus (creadora de lacomputadora personal Eee), reveuna línea de computadoras de conceptollamada Waveface, que presenta un reloj, una laptop y un televisor; junto conpantallas táctiles e imágenes de alta definición, estos artilugios futuristas decolores de caramelos prometen inteligencia emocional.Cada elemento del ambiente del usuario, incluida su sicología y su estadoemocional, puede ser fuente de datos que ayuden a brindar la información y losservicios apropiados en el momento oportuno, expliAsus al describir susproductos.Jonney Shih, presidente de la compañía, prevé un futuro en el que la oficina, elhogar y el espacio público estén conectados por la llamada computación en nube.La Internet será accesible en todas partes y la cantidad de información que circulepor ella seguirá en ascenso.“Ya ahora hay mucha información disponible desde Internet, desde la nube –señala–, así que el reto hoy es cómo desbrozar o filtrar esa información pararecibirla como uno la necesita.” Los productos Waveface usarán datos relativos alusuario (desde su ubicacn hasta su estado emocional) para ajustar lainformación y servicios que ofrecen lo que es relevante para la situación particular.Con esa finalidad, Asus tiene un concepto de agente inteligente, una especie deavatar del usuario, que se construye en la interfaz de la computadora y actúa por cuenta de aquél.Este agente, explica Shih, “intenta ayudar a la persona a conseguir lo que deseaen el momento y lugar necesarios. El objetivo es conseguir información en tiemporeal, en espacio real y realmente humana, para asegurarse de que uno siempresepa dónde está, dónde están sus amigos, dónde está el lugar para estacionarsey los puntos que le interesan: restaurantes, puntos de reunión…”Los detalles de los productos Waveface aún están envueltos en el secreto delfabricante. Pero se puede esperar que lleguen al mercado en un lapso de tres acinco años.No sólo los fabricantes de computadoras esn intrigados por la nuevainteractividad. Otras compañías que invierten en este campo son las fabricantesde automóviles. Toyota fue noticia en 2005 con el Pod, auto experimental que
 
indicaba el estado de ánimo de su conductor abrillantando, atenuando ocambiando el color de sus faros. Estaba dotado de un programa de la compañíaescocesa Affective Media que usa el tono y timbre de voz como indicadores de laemoción del conductor.Además de modificar las luces para alertar a otros conductores, si el auto juzgabaque el manejador estaba estresado liberaba un perfume tranquilizante, poníamúsica relajante y tal vez sugería una ruta menos congestionada. Si detectabaque el conductor estaba a punto de quedarse dormido, sonaba una alarma.“La voz da mucha información sobre la forma en que la persona se comporta enese momento –indica Ray Warde, presidente de Affective Media. Por ahora sólociertos modelos de autos hablan con el conductor, pero ese rasgo se volverá máscomún y los conductores comenzan a controlar los autos mediantereconocimiento del habla.”Existen innumerables formas en que los fabricantes de autos o teléfonos móvilespueden incorporar estos programas a sus productos.Mientras la gente de dinero considera los usos comerciales, académicos como eldoctor Russell Beale, de la Universidad de Birmingham, adoptan un punto de vistamás amplio sobre la utilidad de que las computadoras detecten las emociones yrespondan como si fueran seres dotados de ellas. De hecho, ya las tratamos comosi tuvieran sentimientos. Un libro publicado en 1998 describe un experimentosicológico en el que las personas trataban a las computadoras (en ese tiempo depantalla oscura y lucecitas verdes) como si fueran seres sociales dotados deemociones y personalidad, capaces de tener reacciones y a las que no deseabanincomodar.CompenetraciónLa segunda razón es la compenetración. “Las investigaciones han mostrado quelas personas se compenetran s de un sistema que parece demostrarespuestas emocionales –dice Beale–. Hace que se involucren s en lainteracción, trátese de juegos, aprendizaje o sistemas de cuidado de la salud.”Existen usos sociales para la tecnología emocional. Beale trabaja en proyectosque usan computadoras emocionales para ayudar a las personas, por ejemplo acomer en forma saludable o a dejar las drogas.Sin embargo, existen límites. “Si uno escribe un informe urgente, lo menos quedesea es que el programa Word le diga: ‘estás un poco estresado, ¿no quieres

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->