Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Mira lo que Soy. Testimonios sobre prácticas homoeróticas en Catamarca.

Mira lo que Soy. Testimonios sobre prácticas homoeróticas en Catamarca.

Ratings: (0)|Views: 1,805|Likes:
Mira lo que Soy. Testimonios sobre prácticas homoeróticas en Catamarca.
Presentado en las II Jornadas Debates Actuales de la Teoría Política Contemporánea, Córdoba, UCC, Julio 2011.
GUTIÈRREZ SARACHO, Alejandro Guillermo.
Hacerse visible, es hacerse político, si por política entendemos la puesta en común de intereses particulares, que en este contexto involucra el deseo sexual.
Mira lo que Soy. Testimonios sobre prácticas homoeróticas en Catamarca.
Presentado en las II Jornadas Debates Actuales de la Teoría Política Contemporánea, Córdoba, UCC, Julio 2011.
GUTIÈRREZ SARACHO, Alejandro Guillermo.
Hacerse visible, es hacerse político, si por política entendemos la puesta en común de intereses particulares, que en este contexto involucra el deseo sexual.

More info:

Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/02/2014

pdf

text

original

 
Mira lo que Soy. Testimonios sobre prácticas homoeróticas en Catamarca.GUTIÈRREZ SARACHO, Alejandro Guillermo.Laboratorio Tramas. Doctorado en Ciencias Humanas, Facultad de Humanidades,Universidad Nacional de Catamarca.Ale434@hotmail.comHacerse visible, es hacerse político, si por política entendemos la puesta en común deintereses particulares, que en este contexto involucra el deseo sexual.El presente trabajo pretende (re)construir y (re)conocer percepciones generalizadassocialmente o bien silenciadas, por medio del relato de los sujetos que vivieron enCatamarca y en distintas épocas, prácticas homoeróticas, ya que como apunta CarlosFigari (2008) los comportamientos desviantes del patrón sexual dominante, endiferentes tiempos y espacios, alteran de algún modo las metáforas genéricas deconstitución de los cuerpos sexuados.La Identificación de trayectorias vitales previas de los actores y las condiciones de producción de sentidos a través de la estética, operan mediante la división social públicay privada de las zonas VIP de levante (boliches y plazas). Entendiendo aquí lo estéticocomo la ocupación o reapropiación de territorios que permiten a los cuerpo(s) unavisibilidad nocturna que se sobrepone a la invisibilidad diurna. Esa puesta encirculación en búsqueda del goce trae a la reflexión la pregunta por ¿cómo se configuranlas imágenes sobre el propio cuerpo a partir de la socialización en ámbitos que no sedefinen propiamente como destinados al público
Gay, Marica y Travestí 
?Lo potico en este sentido puede leerse precisamente como esa ocupacn yresignificación de los lugares en que los sujetos interactúan procurando placer con otroshombres. En Catamarca también estos espacios han ido reemplazándose a medida quelos dispositivos de control social, mediante normas y mecanismos de vigilancia sedispusieron conforme a los cambios socio-históricos.De modo que la estética y la política se hallan en este sentido, vinculadas por laterritorializaciòn que consiste en la ocupación y resignificacn de los espaciosreferidos.Palabras clave: Estética -Política- territorializaciòn- goce
 
El presente trabajo pretende poner en discusión y reflexionar de ¿cómo se configuranlas imágenes sobre el propio cuerpo
1
a partir de la socialización en ámbitos que no sedefinen propiamente como destinados al público
Gay
2
 , Marica
3
y Travestí 
que viven enCatamarca?La producción de sentidos a través de la estética, entendiendo aquí lo estético como laocupación o (re)apropiación de territorios que permiten a los cuerpo(s) una visibilidadnocturna que se sobrepone a la invisibilidad diurna. La ocupación o (re)apropiación deterritorios que no son destinados exclusivo a gay, marica, travesti, abre todo un campode estudios, sobre el territorio como circuitos para el goce sexual en nuestra provincia;como así también otra forma de sentir goce visibilizándose pero no con la intención deconsumar una práctica sexual sino un juego de placer en movimiento y visibilidad.Cuando comienza a oscurecer en el valle central de Catamarca, el flujo de movimientocomienza a poner en marcha la puesta en circulación de cuerpo(s) en lugares públicoscomo plazas públicas, para desplegar erotismo, sensualidad de sujetos con prácticashomoeróticas
4
,hacia sujetos cuya heterosexualidad como apunta Figari, puede definirsecomo flexible
5
.En Catamarca y en los últimos 30 años, se puede ver cómo la idea sobre el cuerpo desujetos con prácticas homoeróticas se fue transformando y moldeando, de acuerdo a laexigencia cultural, política, económica del momento, y la influencia de los medios decontrol social de la sexualidad
6
tanto estatal como moral; estos cuerpo(s) a su vez fueronocupando o (re)apropiando territorios que no eran frecuentados por ellos/ellas, con un
1
Como apunta Beatriz Preciado tomando el cuerpo como espacio de construcción bio-política, comolugar de opresión, pero también como centro de resistencia.
2
Sujeto homoeróticos que conserva rasgos masculinos y que no muestra ser afeminado.
3
Entendiendo por sujetes del ambiente Lesbiana, Gay, Bisexuales, Travesti al referirse en este caso, quemarica es el sujeto homoeróticos que es afeminado en comportamientos y en su estética corporal, acomparación del gay.
4
Como apunta Carlos Figari (2008) los comportamientos desvientes del patrón sexual dominante, endiferentes tiempos y espacios alteran de algún modo las metáforas genéricas de constitución de loscuerpos sexuados
5
Como apunta Carlos Figari (2008) hombres que se definen así mismos como heterosexuales y quealteran de algún modo el canon de las metáforas genéricas de diferenciación y caracterización eróticadentro de la matriz heterosexual hegemónica.
6
Entendida desde Daniel Jones (2009) como el conjunto de estrategias, vigilancia, regulación y sanciónde la misma, por parte de persona, grupos y/o instituciones
 
fin de polemizar y politizar la visibilidad en los distintos territorios, donde antes nisiquiera existían registro circular de gays, maricas y travestis.Los contextos de cada década, en este sentido, irán (con) figurando los cuerpo(s) desujetos con prácticas homoeróticas en la búsqueda de placer y goce sexual.En la memoria colectiva, muchas veces no hay registro de los sucesos que se dieron enla década del “70” en Catamarca, prevalece una visión hasta el día de hoy según la cual“nunca pasó nada”, en todo su sentido; Sin embargo, las entrevistas realizadas a gay,marica y travesti que vivieron en cada época, afirman que en Catamarca, hubo hechos ysucesos en boliches, plazas y otros lugares destinadas a un público heterosexual, peroque en el circular de los sujetos prevalecía la nocturnidad como el momento devisibilidad y (re)conocimiento de sus prácticas homoeróticas.Los fines de semanas en boliches tanto de la Capital “
 Bigote
”, actualmente “
 Bigote Disco
” en la esquina de calle Rivadavia y República a metros de casa de Gobierno y dela Catedral, como así también otros boliches céntricos en donde la concurrencia era en pareja; desplazando así a gay, marica y travesti, debido a su condición.Otro boliche “
Caruzo”
hoy funcionando el boliche “
 No se Dice
” en el departamentoValle Viejo en tres puentes, estos dos boliches fueron los que dieron inicio a una puestaen circulación de cuerpo(s), con prácticas homoeróticas y homoafección
7
visibles, yadefinidos en su sexualidad afectiva y de género.La moral y creencia religiosa, dominante en nuestra provincia sigue siendo un factor que condiciona a los sujetos en su vida cotidiana diurna, mecanismo de control socialtambién presente en la noche de los boliches, operan como controladores del ordensocial, como apunta un entrevistado:
había algunas mujeres que eran piolas y otras que no, pero en su mayoría
 
las mujereseran las primeras en ir a quejarse a los dueños y ellos tenían que tomar medidas porque es puto, cuando había un gay extravagante”.
En el relato se advierte una primera aproximación a la configuración de imagen desujetos con prácticas homoeróticas en lugares para socialización de heterosexuales,como decía el entrevistado “ir a quejarse a los dueños y ellos tenían que tomar medidas porque es puto”, sostiene una discursiva de normalización, un rápido y efectivo mediode control social, como apunta Mirta Antonelli (1997) “la normalización como práctica
7
Tomado del término utilizado por Carlos Figari del historiador Poul D Hardman (1993) para identificar las relaciones caracterizadas por fuertes lazos afectivos y emocionales entre personas del mismo génerosin necesariamente mantener contacto sexual.

Activity (6)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Carlos Aybar Jr. liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->