Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
33Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Anonimo - Viaje Al Oeste (Prueba)

Anonimo - Viaje Al Oeste (Prueba)

Ratings: (0)|Views: 440|Likes:
Published by Quiquebo
Viaje al Oeste
Las aventuras del rey Mono

Anonimo del siglo XVI
Traducción del chino de Enrique P. Gatón e Imelda Huang-Wang

Ediciones Siruela Libros del Tiempo España, 2004
Viaje al Oeste
Las aventuras del rey Mono

Anonimo del siglo XVI
Traducción del chino de Enrique P. Gatón e Imelda Huang-Wang

Ediciones Siruela Libros del Tiempo España, 2004

More info:

Published by: Quiquebo on Jul 19, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF or read online from Scribd
See more
See less

10/15/2013

pdf

original

 
Viaje al Oeste
Las aventuras del rey Mono
Anonimo del siglo XVI
Traducción del chino de Enrique P. Gatón e Imelda Huang-Wang
 
Ediciones SiruelaLibros del TiempoEspaña, 2004
Prólogo
Viaje al Oeste: La novela total
1
 —Esta nueva edición de
Viaje al Oeste
viene a llenar un vacío tanenorme como la novela en sí, pues estamos hablando de todo un clásico dela literatura universal que, hasta épocas muy recientes, ha permanecidodesconocido para los lectores españoles. El asunto es todavía más grave sise tiene en cuenta que el Rey Mono, uno de los protagonistas de lanarración, es en China un personaje tan popular como lo pueden ser entrenosotros Don Quijote y Sancho Panza: ni algo menos ni algo más. Ycuando los personajes literarios llegan a esa forma absoluta de la fama es porque son capaces, por sí mismos, de representar a toda una cultura yhasta de incluir en su mecánica lógica y mitológica claves fundamentales para interpretar esa misma cultura. Por lo demás,
Viaje al Oeste
es larecreación, profusamente detallada, del mito de Xuanzang (Hsüan-Tsang):el monje que partió hacia la India en busca de los verdaderos textos budistas. Se trata de un viaje evidentemente inciático (para los personajesque lo protagonizan y para el lector que los sigue), jalonado por toda clasede catástrofes interiores y exteriores, y en el que le acompañan tresdiscípulos. El Rey Mono es uno de ellos. Posee poderes mágicos que le permiten llevar a cabo setenta y dos transformaciones de su apariencia yestá capacitado para «identificar a los demonios en un abrir y cerrar deojos», como suelen decir los chinos, que desde el primer emperador a lostiempos de Mao se han especializado en identificar demonios de toda suertey en clasificarlos, siguiendo operaciones mentales no tan diferentes a lasque empleaba el venturoso Emanuel Swedenborg para clasificar a las poblaciones angélicas. En China los demonios formaban una auténticamultitud. En términos específicos, se trata de una creencia muy alejada de
 
nuestra cultura, pero no en términos generales, ya que en los evangelios elmismo Jesucristo hace varias referencias a la «multitud» de demonios que pueden asaltar a las almas descuidadas. Se trata, con toda evidencia, dedemonios diferentes pero que tienen en común su naturaleza perturbadora y posesiva. Como otras grandes narraciones del Reino del Medio,
Viaje al Oeste
es una creación del período Ming, el más glorioso de la novela china,y es al mismo tiempo la obra de todo un pueblo, como la muralla china ycomo el mismo imperio, en la que intervienen muchos creadores, hastacristalizar como narración plena de sentido y perfectamente estructurada enel siglo XVI, gracias a la probable intervención del escritor Wu Chengen,que la dotó de una poderosa estructura. En ese y otros aspectos se trata deuna creación parecida a la que llevó a cabo la Grecia arcaica con la
 Ilíada
yla
Odisea
hasta su fijación definitiva en Homero. Pero su relación con lasdos epopeyas griegas es sólo parcial ya que, como narración en sí,
Viaje al Oeste
se emparenta más con dos novelas fundamentales de Occidente:
 DonQuijote
y
Tristram Shandy.
 Ni estoy hablando de una relación sólo formalni de una relación sólo de fondo; estoy hablando de una relación estructuralque implica una concepción del tiempo con la que ya no estamosdemasiado familiarizados.
2
Da la impresión de que en Europa todo cambió, en la estructuraciónde las novelas, con la aparición de
 El Lazarillo de Tormes,
que impone unaconfiguración narrativa en el fondo absolutamente racional, dando laimpresión de que la historia está trascurriendo en «el tiempo real» ycreando justamente por eso un enorme «efecto realidad».Que esa novela sea hija de Renacimiento no ha de extrañarnos, yaque en el fondo fue el primer «siglo de las luces» de la civilizaciónoccidental. Pero desde entonces la novela europea no ha podido despegarsedel «efecto realidad» que crea
 El Lazarillo
y del empeño en dotar lanarración de una gran coherencia, más allá o más acá de la misma historia,como llega a ocurrir hasta con Kafka, que es la razón llevada a su extremomás absurdo.Lejos de esa estructuración del tiempo de la vida y el tiemponarrativo,
 El Quijote
consigue, además de un efecto realidad periódicamente renovado en el trascurso de la novela, una relativización deltiempo, no tan excesiva como en
Tristram,
 pero sí lo suficientementeamplia y elástica como para que el lector pueda entrar en una «duración» aveces vaporosa y vasta, y a veces relampagueante y concentrada, que la