Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
13Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
DICCIONARIO BIBLICO ADVENTISTA

DICCIONARIO BIBLICO ADVENTISTA

Ratings: (0)|Views: 2,390|Likes:
un diccionario biblico
un diccionario biblico

More info:

Published by: Oscar Javier Perez Gaona on Jul 23, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, DOC, TXT or read online from Scribd
See More
See less

08/14/2013

pdf

text

original

 
DICCIONARIO BÍBLICO ADVENTISTA DEL SÉPTIMO DÍAÍndice
ABCDEFGHIJLLLM NOPQSTUVYZATLASÍNDICE DE LOS MAPASSiegfried H. Horn, Ph.D.PRIMERA EDICIÓN EN ESPAÑOLCon AtlasASOCIACIÓN CASA EDITORA SUDAMERICANAAv. San Martín 4555, 1602 FloridaBuenos Aires, ArgentinaEditor:ALDO D. ORREGOTraductores:ROLANDO A. ITINGASTÓN CLOUZETALDO D. ORREGOCorrectoresLORENZO J. BAUMALDO D. ORREGO.
 
Acerca de la primera edición en inglés y de su edición revisadaUn diccionario bíblico es una ayuda indispensable para todo estudiante de la Biblia, yexisten muchos en circulación. Pero la necesidad de un nuevo diccionario, que incluyalos resultados de los hallazgos arqueológicos más recientes y esté libre de ciertas peculiaridades doctrinales y filosóficas, fue la expresión de deseo manifestada en laconvención cuadrienal de profesores de Biblia realizado en el Colegio La Sierra,Arlington, California, en junio de 1954. Durante esta convención, a la cual asistieron profesores de Biblia de todos los colegios adventistas de Norteamérica y de unos pocoscolegios de otros países, se tomó un voto oficial que solicitaba la producción de unnuevo diccionario bíblico. Se hizo notar que la Iglesia Adventista dispone de laerudición necesaria, la competencia editorial y el apoyo financiero para tales empresas.En respuesta a esta apelación, el Comité Ejecutivo de la Review and Herald PublishingAssociation tomó la resolución, en su junta del 30 de enero de 1957, de publicar undiccionario bíblico ilustrado, en un solo tomo y conteniendo un Atlas de mapas pertenecientes a los tiempos bíblicos.Don F. Neufeld fue designado como editor, y Julia Neuffer fue asignada como editoraasociada. Más tarde, Thomas A. Davis se unió al equipo como editor asistente.A Siegfried H. Horn, profesor de Arqueología e Historia de la Antigüedad (de laUniversidad Andrews), se le pidió que escribiera los artículos geográficos, históricos yla mayoría de los biográficos, como así también una cierta cantidad de otros artículosdonde la arqueología jugaba un papel principal, formando una comisión que cubriríamás de la mitad del material de este tomo. También se le asignó una pesadaresponsabilidad, gustosamente aceptada, a Raymond F. Cottrell: escribir los artículossobre los libros de la Biblia, la mayoría de los artículos biográficos sobre los apóstoles,muchos profetas y otros personajes bíblicos, junto con una buena parte de los artículosteológicos. Los artículos restantes fueron confeccionados por otros 9 contribuyentes,quienes eran profesores de Biblia y/o de lenguas bíblicas en los colegios y seminariosadventistas, o eran hombres que, a través de estudios especializados o de interés,estaban calificados para escribir artículos acerca de ciertas áreas del conocimiento bíblico. Sus nombres aparecen como colaboradores en el listado de la página ii.También se obtuvo ayuda de varios expertos en los campos de la lingüística, estudiosdel Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento, teología, etc., a través de la lecturacrítica de los artículos que cayeron dentro del ámbito de sus especialidades. Lasgaleradas fueron remitidas a un grupo de lectores comunes para su crítica. Los editoresdesean reconocer y agradecer profundamente a tales lectores por cientos de sugerenciasy correcciones realizadas con crítica constructiva. A ellos se les debe mucho de losméritos que posee este diccionario, pero ellos no deberían ser culpados por los erroresque puedan permanecer. Los nombres de los lectores son: Walter R. Beach, MaynardV. Campbell, Theodore Carcich, Earle Hilgert, Alger F. Johns, Lewis E. Lenheim,Richard L. Litke, William G. C. Murdoch, Merwin R. Thurber, Kenneth H. Wood (Jr.).*******El año 1975 marcó el decimoquinto aniversario de la publicación del Seventh-dayAdventist Bible Dictionary (SDABD). Durante la década y media de existencia, sevendieron decenas de miles de copias, y la obra llegó a ser una herramientaindispensable para los ministros, profesores de Biblia, estudiantes, maestros de escuelasabática y una gran multitud de miembros de iglesia en su estudio de las Escrituras.Sin embargo, llegó a ser obvio que la obra necesitaba una actualización. Por causa delfenomenal incremento de las actividades arqueológicas en Tierra Santa, y eldescubrimiento reciente de numerosos textos antiguos que arrojaban luz sobre la Biblia,muchas de las entradas habían quedado anticuadas y necesitaban revisión. Por esta
 
razón la Review and Herald Publishing Association, publicadora de la 1ª edición delSDABD, me comisionó, como principal autor de esa edición, vii para preparar unaedición actualizada e incorporar en ella toda la nueva información que estuvieradisponible. A causa de mis pesadas responsabilidades administrativas como decano delSeminario Teológico de la Universidad Andrews, no me fue posible hacerme cargo deeste trabajo hasta que me retiré de los deberes académicos activos, por cuya razón laobra no se completó hasta mediados de 1978.En el transcurso de esta obra de revisión se incorporaron al texto más de 3.300correcciones, cambios y adiciones. Se agregaron 27 nuevos artículos y otros fuerongrandemente ampliados. Se reemplazaron varias ilustraciones que eran obsoletas o quelos nuevos descubrimientos demostraban que proporcionaban una informaciónincorrecta. Sin embargo, a lo largo de la obra se retuvo la naturaleza y la perspectivaconservadora de la primera ediciónDos de los contribuyentes de la primera edición, Raymond F. Cottrell y Walter F.Specht, proveyeron material actualizado para los artículos originalmente escritos por ellos, y 5 nuevos contribuyentes -Stanley A. Hudson, Robert M. Johnston, Julia Neuffer, Ariel A. Roth y Ray Foster- ayudaron en la revisión de muchos otros artículosy escribieron una cierta cantidad de los nuevos. Estoy muy agradecido a estos amigos por su ayuda y contribución. Por último, una palabra especial de agradecimiento aleditor de la edición revisada y al equipo de impresores de la Review and Herald,quienes, con sus pericias combinadas, han colocado una vez más delante de losestudiantes adventistas de las Escrituras una herramienta útil y amena para el estudio dela Biblia.Siegfried H. HornPleasant Hill, CaliforniaMayo de 1978Prefacio a la primera edición en españolEsta versión en español del Diccionario bíblico adventista del séptimo día (DBA) no essólo una traducción de su homónima en lengua inglesa, sino también una adaptación,corrección y ampliación de tan magna obra. Pero lo que comenzó como una simpletraducción, con el paso del tiempo se transformó en una aventura con mayoresexigencias. Fue por esto, y por lo reducido del equipo involucrado en tamaña empresaeditorial, que esta obra no llegó a manos de los lectores en el tiempo previsto en un principio.Como el amable y atento lector podrá notar, quedan cosas por mejorar, las cuales, si elSeñor no viene pronto, se realizarán en futuras ediciones. Los archivos de la ACESestán preparados para ordenar las sugerencias, aclaraciones y mejoras que,indudablemente, enriquecerán una próxima revisión de esta versión en español. NovedadesSi bien el Seventh-day Adventist Bible Dictionary, edición revisada de 1979, es base para la edición en español, ésta incorpora 3 tipos de mejoras: actualización de artículos,nuevas entradas y cuadros esquemáticos.1. Aunque no se pudo actualizar todos los artículos, muchos fueron ampliados,reducidos, agrupados o subdivididos según los adelantos en la comprensión del texto bíblico.2. Se incorporaron algunas entradas que, por diversas razones, no están en la edicióninglesa. Algunas por las necesidades presentes en el campo de la biblística; otras porque, si bien en su momento se creyó que era mejor incluirlas en una versión