Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
una-maestra-montessori

una-maestra-montessori

Ratings: (0)|Views: 29|Likes:
Published by Silvana Saludes

More info:

Published by: Silvana Saludes on Jul 27, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/27/2011

pdf

text

original

 
Una Maestra Montessori
Características de Una Maestra Montessori --
 
Adaptado de Educación para un Mundo Nuevo por MaríaMontessori
 Se da frecuentemente un juicio superficial del método Montessori el cual afirma que se exigepoco de la guía, la cual debe no interferir y dejar a los niños a su propia actividad. Pero cuandose toma en cuenta el material didáctico, el orden y los detalles de su presentación, resulta quees una actividad activa y compleja; no se puede decir que la maestra Montessori esté inactiva,mas bien todas las actividades que hemos descrito se deben a la preparación y guía activa dela maestra y su "inactividad" final es un signo de su éxito, ya que demuestra que su tarea hasido llevada a cabo felizmente. Un aplauso para las maestras que han llevado su clase a un punto en el que se puede decirque "estando yo presente o no, mi clase trabaja sola", dicho en otras palabras "mi grupoadquirió una autonomía para llegar a este éxito". Para llegar a esto es necesario seguir unalínea. Una maestra tradicional no puede transformarse en una motessoriana de la noche a lamañana... ya que una maestra montessoriana debe ser creada de nuevo, después que se hayaliberado de todo pre-concepción pedagógica. El primer paso es la auto-preparación de la imaginación, porque la maestra montessorianadebe ver en el niño que tiene delante de ella, al niño que aún no existe, materialmentehablando, debe tener fe en el niño que se revelará por medio del trabajo. Los variados tipos de caracteres desviados de los niños, no disminuirá la confianza de estamaestra que ve con los ojos del espíritu a un tipo de niño diferente y que espera con confianzaque este ser nuevo se manifieste cuando sea atraído por un trabajo que estimule su interés.Ella espera a que el niño/niña muestre los primeros síntomas de capacidad de concentración. En este trabajo hay 3 fases de desarrollo: 1) Tiene que ser custodia y protectora
del ambiente
, la maestra concentra su atención en lascosas en vez de preocuparse de los niños difíciles, sabiendo que la curación vendrá del mismoambiente: este es el centro de interés que deberá polarizar o atraer la voluntad del niño.
1 / 5
 
Una Maestra Montessori
 El material didáctico debe ser siempre bello, limpio y en buenas condiciones, de mode que alniño le parezca estar nuevo, siempre completo y listo para usarse. La maestra-guía (que es parte del ambiente) debe ser también atractiva, pulcra, vestida conbuen gusto, alegre y graciosamente digna. Y sobre todo, la maestra en su relación con losniños debe tener presente que tiene frente a ella a "personas grandes", a las cuales les deberespeto y comprensión. Deberá estudiar sus movimientos haciéndolos suaves y garbosos demodo que el niño la acoja como un modelo a seguir. 2) En la segunda fase, la maestra entra en contacto con niños que están aun en plenodesorden, con la mente un tanto dispersa, a quienes se trata de atraer sobre algún trabajo. Lamaestra debe ser convincente, y
cautivar la atención de los niños
. En esta fase puedehacer más o menos lo que considere conveniente porque hasta este momento su intervenciónno perturba nada importante, así que es muy común que la maestra sugiera con algo deimaginación diversas actividades. Los niños inquietos que molesten a los otros deben sercontrolados porque ésta (molestar a los demás) no es una actividad requerida para que secomplete el ciclo. 3) Cuando ya se suscitó el interés del niño, generalmente con algún ejercicio de vida práctica,porque todavía no están dadas las condiciones adaptadas a presentar los materiales, lamaestra se retira a la sombra y debe
abstenerse absolutamente
de intervenir; muchas vecesen esta fase se cometen errores, como por ejemplo decirle: "muy bien, muy bien" al pasarfrente a un niño caprichoso que finalmente está concentrándose en algún trabajo. Este bienintencionado elogio es suficiente para hacer daño, lo mas seguro es que el niño no vuelva atrabajar por semanas. Y también si un pequeño alumno se encuentra en dificultades, lamaestra no debe enseñarle cómo superarlas porque podría perder el interés; para él elelemento excitante es justamente la superación de la dificultad, no el trabajo en sí. Un niño que está levantando un objeto pesado para él, no quiere ayuda, muchas veces essuficiente que la maestra lo mire para que interrumpa su trabajo. En el momento en que el niñocomienza a concentrarse en su trabajo, la maestra debe dejar de observarlo como si noexistiera, o por lo menos el niño no debe darse cuenta de que la maestra se está fijando. Finalmente en el caso en que dos niños quieran el mismo material, deberá dejarlos solos a que
2 / 5
 
Una Maestra Montessori
arreglen su conflicto, a menos que ellos mismos vengan expresamente a pedir su ayuda. Sutrabajo es solamente presentar a los niños nuevos materiales cuando ellos han agotado lasposibilidades del actual. El niño que ha hecho algún trabajo en el cual ha puesto una ciertaconcentración tal vez lo mostrará a la maestra para tener su aprobación; en este caso lamaestra observará el trabajo con interés genuino y hará algún comentario-- (comentarios queayudan al niño, vs elogios generales: 
"Para una persona normal siempre es una sorpresa que cuando elogia a un niño con generosidad después el niño pueda volverse problemático.Para un psicólogo no es un misterio.Sabe que los niños se deben deshacer de los elogios generales; son demasiado limitantes.Como padres (y maestros y guías Montessori) entendidos, debemos estar al tanto de que cuando utilizamos elogios generales con los niños, prácticamente estamos piediendo problemas.Estoy pensando en frases tales como: ‘¡Tu siempre eres tan servicial!'. 'Eres el niño más alegre que conozco'.'Eresmuy inteligente.’ 
 
A menudo pensamos quemientras mayor sea el elogio, mejor.Sin embargo, aunque el niño no reaccione de mala manera, simplemente no lo cree. Si cuando nos muestra un dibujo decimos "¡Qué bonito!", es bastante común que respondan con un "¿pero de verdad te gusta?". y a eso contestaremos "de verdad que sí, me encanta" y a eso pueden contestar "solo lo dices para que me sienta bien".Sin embargo, cuando nos tomamos el tiempo de describir lo que nos muestran, es entonces cuando nos devuelven una mirada de "¡Caray! ¡en verdad yo hice eso!" 
 
Entonces cuando un niño nos presente su trabajo manual para manipular las cosas calientes en la cocina, en vez de decir:"qué bonito", podríamos decir: "¡qué lindo es ver todos esocolores!, el rosa y el naranja combinan muy bien." O... "Me gusta como combinaste las rayas que van de arriba hacia abajo con las que cruzan de izquierda a derecha. Me recuerdan un dibujo Mondriano." O... "‘La mamá de una personita que yo conozco va a disfrutar una agarradera para las cosas calientes nuevecita, original y hecha a mano!’ O…. ‘Está tan acolchonadita que yo me sentiría protegida del cazo más caliente.Esto es lo que yo llamaríuna verdadera agarradera para las cosas calientes.’” 
 
Eso es lo que se conoce como unelogio específico y descriptivo. El punto no es que decirle a un niño que es ‘bueno’ sea necesariamente malo; es solo que no es suficiente.Es limitante.
3 / 5

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->