Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
10Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Narrativas Digitales y docencia

Narrativas Digitales y docencia

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 1,970 |Likes:
Published by verarex

More info:

Published by: verarex on Jul 27, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/08/2013

pdf

text

original

 
Narrativas digitales y docencia
1
Por
Vera Rexach
Introducción
“Podemos decir que nos encontramos en una fase de profundasredefiniciones, donde los meta-discursos, en alguna medida, entran hoy día enuna suerte de reconfiguración y aquellos espacios que eran particularmenterelevantes en generaciones anteriores, hoy día entran en una nuevareconceptualización. Aquí podíamos hablar de esta
mitología digital 
 , queguarda relación con esto de que las nuevas tecnologías, esta fase deinnovación en la que nos encontramos, pareciera aplacar todos los discursosanteriores y, así como planteaba
Bauman
 , el éxito, en alguna medida, pareciera que se sustenta en esta idea del olvido.
Todo lo anterior no existe
hoy día todo está codificado en ceros y unos.” Dr. Cristóbal Cobo Romaní 
Aunque la cita de Cristóbal Cobo suena amenazadora, rápidamente seconvierte en una duda
cuasi cartesiana
, de suerte que invita a pensar enseguida si elestado de la cuestión es realmente así, tan dilemático, tan blanco o negro, tan ceros yunos versus mundo analógico de olores, sabores, emociones…Parafraseando malamente aquello de que “
el mundo es ancho y ajeno
” suelousar la expresión de que “
el mundo –digital- es ancho y ajeno
” para muchos docentes.Abundantemente escuchamos hablar acerca del achicamiento de la brecha digital, dela inmersión de los docentes y profesores en el mundo digital, en el universo de lodigital, escenario preferido de las jóvenes generaciones. Todos sabemos la inmensadiferencia entre un baño de inmersión y una ducha fría. O entre un baño de inmersión yun lanzamiento (por mas venturoso que resulte) desde el trampolín.Creo no equivocarme cuando caracterizo este singular momento social ytecnológico más como un
salto hacia lo digital
y menos como una inmersión en lodigital. Digo “lo digital” para resumir y condensar conceptos que implican ambiente,cultura, paradigmas, modelos mentales, dispositivos, herramientas, servicios,prospectiva, cambios en las profesiones y en los modos en que éstas impactan en lavida cotidiana. Es, pues, una
megafrase
, si se me permite el neologismo, este asunto de“lo digital”.Voy a utilizar, por tanto, la expresión cuando me refiera al destino de esecambio necesario que debemos experimentar los docentes si queremos acompañar alos tiempos, y sobre todo, si queremos seguir haciendo lo que nos gusta, es decir,docencia, en tiempos de brechas digitales.Antes de pasar de lleno al tema de las narrativas digitales, me parecióimportante señalar estos puntos de acuerdo, para que compartamos un repertorio denociones a lo largo de este desarrollo.Igualmente destacables me parecen los dos (o tres, ya veremos) estadiosbásicos que marcan la distancia con lo digital.Para sintetizar, tenemos una distancia inicial primordial que está dada por
elacceso a las tecnologías digitale
s y sus metáforas. Los docentes que aún no saltaron
1
El nombre original de esta producción, desplegada en varios formatos en la red, era “LosreDocentes y las ciudades invisibles” El cambio obedece a hacer más comprensible el tema, paraque quien se acerca a su lectura tenga una idea más próxima de la temática a tratar.
1
 
esa primera brecha, difícilmente puedan apreciar las ventajas, utilidades o bondades delas narrativas digitales. Imperioso, pues, saltar esa primera barrera, acceder.Luego, de inmediato, el segundo salto necesario, que es
hacer uso de esosrecurso
s a los que se accedió. Existe una parte del universo docente que tiene resueltoel primer salto, sea en sus hogares o en las instituciones donde se desempeñan: tienenacceso a las tecnologías de la información y la comunicación. Pero acceder es apenasllegar a la orilla: utilizar es el equivalente de empezar a nadar.Y una vez rota la línea de acceso y uso personal y pragmático esencial, se abreuna
brecha de la segunda brecha
: no se trata sólo de usar lo mínimo, no se trata sólo dereemplazar mecanismos, no se trata sólo de seguir haciendo lo de antes con nuevosrecursos, sino de
apropiarse
de ellos. Recién alcomienza a tener sentido elenriquecimiento digital de las prácticas docentes.En palabras de Guillermo Sunkel, podemos decir que el concepto de “segundabrecha”: 
“…se refiere a la necesidad de considerar no sólo las diferencias en términos deacceso a las TIC y el desarrollo de destrezas de manejo funcional de las mismas,sino también en términos de las capacidades de los estudiantes de diferentecontexto sociocultural y características individuales de dar un uso efectivo de lastecnologías para su aprendizaje.El concepto sugiere que la equidad no es solo un tema de acceso sino quetambién remite a las desigualdades que se reproducen a nivel de los usos y laapropiación de la tecnología.” 
Es interesante que en el artículo de Sunkel se hable de los estudiantes y la segundabrecha. Me resulta alentador pensar a los docentes, (pensarnos, me considero docente)también en esta perspectiva de los aprendices. Estamos de pie frente a la posibilidadinédita de volver a ser aprendices, sin dejar de ser maestros.
Empecemos con las historias
Al hablar de narrativas, de narraciones, uno se siente velozmente lanzado alrecuerdo de los relatos infantiles, de los sucesos íntimos familiares o sociales, de loscuentos, con o sin moraleja final, que acompañaron nuestro proceso de socialización.De manera que para introducir algunas ideas-fuerza de este tema, me permitoleerles, narrarles,
traerles a cuento
, este fragmento de Italo Calvino, un pedacito de lahistoria de la ciudad de Ersilia, llamado “
Las ciudades y los intercambios”
“En Ersilia, para establecer las relaciones que rigen la vida de la ciudad, loshabitantes tienden hilos entre los ángulos de las casas, blancos o negros o griseso blanquinegros según indiquen relaciones de parentesco, intercambio,autoridad, representación.Cuando los hilos son tantos que ya no se puede pasar entre medio, loshabitantes se van: se desmontan las casas; quedan sólo los hilos y los soportesde los hilos.Desde la ladera de un monte, acampados con sus trastos, los prófugos de Ersiliamiran la maraña de los hilos tendidos y los palos que se levantan en la llanura.Y aquello es todavía la ciudad de Ersilia, y ellos no son nada.” 
Lo releo, y me imagino los hilos blancos o negros o trenzados hasta parecergrises, marcando y dejando huella de las relaciones de esos extravagantes pobladores.Me gusta especialmente dejar esta historia a medio camino (pueden buscarla en la Red,y leer el remate que le da Calvino, pero eso ya es asunto de ustedes, los curiosos…)porque podría ser que aquellos hilos tendidos, aquellas huellas del parentesco, de la2
 
autoridad, de la empatía, aquellas figuras tendidas en la llanura fueran más que elrecuerdo de Ersilia. Podría ser que aquellos prófugos acampados se llevasen consigoalgo de lo aprendido (o mucho). Podría ser que las casas desapareciesen una y otra vez,y en cambio los hilos, y los soportes de los hilos, siguieran contando la historia…En ese caso, las redes tendidas serían más que Ersilia, y ellos, los que hantendido las redes, serían mucho más que individuos aislados.Las más recientes investigaciones hablan de los comportamientos colectivoscomo formas de inteligencia y destacan la importancia clave del idioma, del lenguaje,en el contexto de esta inteligencia compartida. Parece ser que en especial los niñospequeños ejercen este tipo de construcción de relaciones, aunque no sean perdurables:se pasan información relevante, trabajan juntos para lograr algo, se manejanmostrando sabias dosis de justicia. Dolors Reig lo comenta en su blog bajo el título“Compartir es natural (y más fácil que nunca)” destacando la posibilidad de ampliareste comportamiento de colaboración en ambientes donde las redes digitalesexpandan las posibilidades de interacción. La colaboración como tecnología hipersocialprimigenia, dice la especialista…La breve historia de los hilos de Ersilia es evocadora, nos despierta analogías,nos invita a la reflexión, a la invención. Mueve algunas otros cuentos que conocemos yenciende luces o conexiones aquí y allá. Cuando uno lee o relata esta historia ante ungrupo de personas, suceden en general reacciones varias.Este es el poder de las narrativas: crear climas, propiciar reflexiones, estimular.A las puertas de una inmersión (o de un salto ornamental, como deseen) en elmundo digital, enriquecer las historias digitalmente es por lo menos un buen comienzo.Y empoderar a los docentes, narradores de las aulas, es un comienzo mejor aún.Decía al inicio que estamos de pie frente a la posibilidad inédita de
volver a seraprendices, sin dejar de ser maestros.
Esto implica que miramos la construcción de narrativas digitales como unrecurso o vehículo, no sólo para sostener lo que llamamos por allí “los éxitos analógicos”sino también para emprender el camino hacia un mejor uso de la creatividad. Estamosen tiempos de renovación, de mundos más líquidos en los cuales es imperioso serflexibles.Escucharemos cada vez más seguido testimonios o pruebas de cómo elconocimiento humano, profuso, abundante, disperso, se distribuye por conductos(
tuberías
, diría Siemens
2
) menos lineales, más similares a las redes neuronales… o a loshilos tendidos de Ersilia…La narración ejemplificadora, la fábula clásica de Esopo, se enredará con laanécdota de Los Simpson. El argumento de la película de terror se convertirá en el guiónde un videojuego. Averiguaremos detalles sobre un determinado personaje sin leer laversión original, hurgando en la Wikipedia.Y estos ejemplos de confluencia, cruce, fragmentacn, reescritura yregeneración de historias dejarán de causarnos asombro o disgusto, y empezarán aresultarnos familiares, humanos al fin, buenos para educar.Una de las acciones preferidas de los educadores, en todos los tiempos creo yo,es la acción de la alquimia, de la transformación.¿Habrán escuchado este chiste?
Cuentan que en un encuentro casual, una señora le dice a Einstein quele resultaba difícil comprender los fundamentos de la teoría de la relatividad y que el genio loco intentó una explicación. Simplificó los términos, lo intentó.Pero la señora seguía diciendo “Es que no lo entiendo…” Entonces Einsten simplifica más, va más al grano. La dama sigue sinentender. Finalmente, resume en una frase contundente del tipo “Pues mire,que todo es relativo, y que la luz se puede usar para medir el tiempo que pasa” Recién ahí la interlocutora, cejas en alto, me la imagino, dice conalegría: “Aahhhh…! ¡Ahora SI que entendí la teoría de la relatividad!” 
2
 
 Acerca de George Siemens y la teoría del conectivismo, se puede leer algo aquí:http://es.wikipedia.org/wiki/Conectivismo
3

Activity (10)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
mtamo liked this
alexander197 liked this
Fernando Rojas liked this
pbraz liked this
bsegovia liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->