Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword or section
Like this
3Activity
P. 1
Ricardo Flores Magón el apóstol de la revolución mexicana - Diego Abad de Santillán

Ricardo Flores Magón el apóstol de la revolución mexicana - Diego Abad de Santillán

Ratings: (0)|Views: 223|Likes:
Published by Biblio_poiesis

More info:

Published by: Biblio_poiesis on Jul 28, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/31/2012

pdf

text

original

 
Ricardo Flores Magón, el apóstol de la Revolución mexicana” de Diego Abad de Santillán
RICARDO FLORES MAGÓN, EL APÓSTOL DE LAREVOLUCIÓN MEXICANA
*
Diego Abad de Santillán
NOTA EDITORIAL
Entre los ensayos analíticos y/o descriptivos de la actividad política desarrollada por RicardoFlores Magón, ocupa un primerísimo lugar el texto de Diego Abad Santillán que con toda justeza puede afirmarse que ahora es un clásico sobre el tema.Hablar, aunque sea en breves líneas, del autor y, por ende, de su trabajo como escritor,traductor, periodista y militante anarquista, es tarea obligada.Tuvimos oportunidad de conocerle personalmente en 1975, cuando se encontraba aquí enMéxico trabajando sobre el estudio de la revolución Mexicana, En aquel entonces pudimoscomprobar el gran respeto y gran cariño que sentía por Ricardo Floras Magón a quienconsideraba como “el gran incomprendo”, tanto de los liberales, como de los socialistas eincluso por los propios anarquistas.Nacido en España en 1897, Diego abad de Santiln emigra, muy joven, a Argentina,regresando momentáneamente a su país natal en donde, debido a su participación política, esarrestado en el año de 1917. Vuelve a Argentina en 1918 y colabora con el diario anarquistaLaProtesta. Su participación en el seno del movimiento anarquista Argentino lo lleva a ubicarse enel cauce de una de las corrientes: el sindicalismo anarquista, que encontrara su marco dedesarrollo a través de la Federación Anarquista Regional Argentina (FORA).La tesis de la cual partía Diego Abad de Santillán era la siguiente: el sindicalismo, comoinstrumento de defensa y ataque de la clase obrera, no puede ser ajeno a las ideologíaspresentes en el campo social, ya sean reaccionarias o revolucionarias.Por completo apuesto a la idea de un “sindicalista neutro”, combatía para el simplista y ridículaconcepción de quienes veían en el sindicalismo el punto de unn y convergencia delproletariado, tachándola de absurda y burda tesis economicista, ya que en su opinión, elsindicalismo que aglutinaba a sus miembros únicamente en torno a su condicn deproletariados, dejando a un lado su ideología y su concepción del mundo, no podía, en manera,alguna destruir al capitalismo, si no que por el contrario se convertiría en su más poderosoaliado. Lo importante para el Diego Abad de Santillán de aquellos años (década de los 20`s),era el contenido ideológico de las agrupaciones sindicales, ya que la existencia de sindicatoscatólicos, socialistas, anarquistas y de otra tendencias, era el reflejo de una ardua luchaideológica que se venían dando en el campo de social; así cada uno de ellos tenían mirashacia fines y objetivos diversos, cuando no antagónicos. Por lo tanto, en aquel tiempo, tanpregonada consigna de lograr la unión internacional del proletariado mediante el sindicalismo,no podía ser considerada por el más que como una quimera.Los anarquistas- tal era su idea-, deberían tener sus propios sindicatos, al igual que lossocialistas, los católicos y los Marxistas tendrían los suyos; hablar de una hipotética unión,
*
Digitalización KCL
5
 
Ricardo Flores Magón, el apóstol de la Revolución mexicana” de Diego Abad de Santillán
basada también en hipotéticos y economicistas de intereses comunes, era trampear lassituación, por que a fin de cuentas, siendo los objetivos, tácticas y medios usados por completodiferentes, e incluso antagónico. No podía haber unión posible debido a que detrás de ésta loque realmente ocurría sería la sumisión de las diversas ideologías presente en los sindicatos, ala directriz ideológica de la corriente que se impusiera.En Argentina, Santiln debió enfrentar a la vertiente denominada “Los anarquistasexpropiadores”, esto es, a la que se hacia de la acción violenta su razón de ser, y cuya figuramás representativa fue Severino Di Giovanni; ya que participe del sindicalismo anarquismo nodudó en señalar públicamente, mediante artículos periodísticos, a Di Giovanni y a su grupocomo “anarco-bandidos”. Ahora bien, tomando en cuenta el tipo de actividad desarrollada por DiGiovanni y su grupo, bien se puede comprender hasta que punto estuvo en peligro la propiavida de Santillán. También debió encarar el frió sentir de los anarquistas europeos respecto alos movimientos ácratas de otros continentes. Correctamente señalaba que la actividad delanarquismo argentino era tan vasta e impórtate como la desarrollada en los países europeos y,aun así, no recibía el apoyo debido e incluso pasaba inadvertida e ignorada, por no decir menospreciada.En 1922 viaja a Alemania donde colabora con la Asociación Internacional de los Trabajadores(AIT),Y escribe la obra que aquí publicamos. Vuelve a Argentina en 1927, y en 1930, se traslada aUruguay, para partir el año siguiente a España en donde asiste, en Madrid, al congreso de laAITYa en España irá abandonando su concepción anarquista mantenida en Argentina,seguramente influenciado por el movimiento anarquista español, tan distintito al argentino. Allí,seria participe del desarrollo y pontecialidades mostradas por los anarquistas en el seno de laFederación Anarquista Ibérica (FAI) y la confederación nacional del trabajo (CNT), durante larevolución de 1936-1939.Los anarquistas españoles se dividirían en el exilio en diversas y encontradas fracciones, dandolugar a una lucha interna en la que Santillán participo para, posteriormente, retirarse, de hecho,del anarquismo.Su labor como escritor, traductor e impulsor de periódicos y revistas anarquistas fue valiosísima.Cientos de artículos periodísticos, traducciones de las obras de los más grandes teóricosanarquistas, así como estudios, tanto históricos como interpretativos, constituyen una herenciainvaluable para las nuevas generaciones.El ensayo que a continuación publicamos, editado por primera vez en 1925 por el grupo culturalRicardo Flores Magón, cuyo principal animador era Nicolás T. Bernal, no es, como sueleconsiderársele, una biografía, sino más bien una descripción de las actividades de RicardoFlores Magón, reforzada con una exposición de su pensamiento político y social.Es preciso destacar que este ensayo fue el primero que se escribió acerca de Ricardo FloresMagón; y a pesar de haber sido elaborado hace cerca de sesenta y cuatro años, guarda unafrescura que el tiempo no ha logrado disipar. Si bien los objetivos de este ensayo tenía muchode propagandístico al ensalzar a Ricardo Flores Magón, Y a través de este a la ideologíaanarquista de Ricardo Flores Magón, sustentaba., la obra en su conjunto no pierde agilidad nihace decrecer el interés del lector.Como bien señala Librado Rivera en el prólogo, este escrito no puede ser considerado como“Un libro completo” , sino más bien como un esbozo histórico al que habría que agregar mucho.
6
 
Ricardo Flores Magón, el apóstol de la Revolución mexicana” de Diego Abad de Santillán
Desde que este ensayo fue elaborado, muchos estudios se han publicado sobre este tema, sinembargo en opinión nuestra, ninguno ha logrado opacarle; así, la lectura de esta obra de DiegoAbad de Santillán sigue siendo básica para abordar y comprender la actividad e ideología deRicardo Flores Magón.
Chantal López y Omar cortes
PROLOGO
 Mi buen amigo y viejo camarada Nicolás T. Bernal me hace la invitación, a nombre del grupoeditorial “Ricardo flores Magón “que él representa, para que estudie y emita mi opinión sobre ellibro Ricardo Flores magón, apóstol de la revolución social mexicana, escrito por el camaradaDiego Abad de Santillán, fundándose en que soy el testigo ocular que más hechos presenciédurante la vida más trágica y de más agitación que inmortalizo a aquel querido camarada. Ydebo advertirle sinceramente que soy, en efecto, el que más oportunidad tuvo de conocer elmás interesante periodo histórico de la vida Ricardo Flores Magón , y si me presto con gusto aobsequiar los nobles deseos de Bernal es por la gran importancia que desde luego concedí atan simpático trabajo de propaganda libertaria.El libro esta formado por un gran conjunto de importantes artículos y documentos históricos alparecer tomados al acaso, pero ordenado de tal manera con el propósito de que el lector puedaver con toda claridad como fueron evolucionando las nuevas ideas de la mente privilegiada deRicardo Flores Magón, su gran constancia y heroicos esfuerzos hasta transformar a un puebloesclavizado, pisoteado y humillado por el más grande de los déspotas, en un pueblo altivo,valiente y respetado, que al levantar airosa la frente infundir terror y el espanto a susexplotadores y verdugos. Fue en efecto Ricardo Flores Magón el alma de esa gran epopeyalibertaria que, a manera del prometeo de la leyenda mitológica, infundió ese fuego divino queimpulsa al pueblo a la rebeldía, la rebeldía, fuente creadora de todas las libertades.Dotado de claro talento y de sensible sistema nervioso, Ricardo grabó en su corazón y en sumente soñadora, a manera de película cinematográfica, todos los dolores y las lágrimas de losque habitan las pocilgas, así como los detalles más íntimos de esa vida de desesperación ymuerte.Ricardo, tenía además, la ventaja de varios idiomas que le ayudaron, en parte, para su labor depropaganda libertaria: aparte del español y el inglés, que conocía muy a fondo, sabía francés,italiano, y portugués; conocía mucho del latín y del griego, algo del idioma azteca, cuyaagradable pronunciación recordaba recitado de memoria unas poesías que legó a la historia delfamoso Nezahualcóyolt ; hablaba con facilidad el caló que usa el pueblo de los arrabales de laciudad de México, lo que hace suponer que el apóstol del gran cataclismo social de Mexicanoposeía un gran conocimiento de los dolores y los sufrimientos en que se revuelcan las clasesmas humildes y despreciadas por el actual orden burgués. Por eso vemos que sus dramas ytodos sus escritos fueron inspirados en este ambiente; no son sacados de los salonesaristocráticos donde se recrea la burguesía holgazana, ni sus personajes trágicos son prototiposimaginarios rebuscados entre los hombres de comercio y la banca, si no descripciones deescenas reales tan comunes entre los pobres, en esa vida repleta de lágrimas y dolores en losque nos encontramos todos los explotados.
7

Activity (3)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
santiago1256 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->