Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
7Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
EPICUREÍSMO: MATERIALISMO SIN CONQUISTA DE LA NATURALEZA, NI ROMANTICISMO, NI PROGRESO SOCIAL.

EPICUREÍSMO: MATERIALISMO SIN CONQUISTA DE LA NATURALEZA, NI ROMANTICISMO, NI PROGRESO SOCIAL.

Ratings: (0)|Views: 1,516|Likes:
Published by Tónchez
Ensayo.
Ensayo.

More info:

Published by: Tónchez on Jul 28, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, DOCX, TXT or read online from Scribd
See More
See less

04/15/2013

pdf

text

original

 
EPICUREÍSMO: MATERIALISMO SIN CONQUISTA DE LA NATURALEZA, NIROMANTICISMO, NI PROGRESO SOCIAL. Antonio Marino López.
La doctrina de Epicuro es fundamental importancia para nuestra autocomprensión porque enellas se encuentran las raíces de la modernidad. En efecto, podría definirse a la modernidadcomo: ´epicureísmo más física matemáticaµ. Las incoherencias de la Modernidad también sepueden captar en la incoherencia de la síntesis de materialismo epicúreo y física matemática,pues la comprensión epicúrea de la naturaleza como universo infinito no es armonizable con elproyecto de la conquista de la naturaleza prometido por la física moderna. Por otra parte, laantropología epicúrea, cuyo axioma fundamental es que el miedo a la muerte es la principalcausa de dolor para el hombre, también es recogida y alterada por el pensamiento moderno.Hobbes claramente acepta el miedo a la muerte como la más poderosa pasión humana.
1
Sinembargo, en la versión moderna el miedo a la muerte se palia con la confianza en el progresode la medicina y en la seguridad ofrecida por el Estado. Una tesis fundamental del epicureísmoes que la religión es una ilusión nefasta que debe ser erradicada. Las creencias religiosas seoriginan en el miedo a la muerte, y, por consiguiente, si se elimina el miedo a morir, también secancelarán las creencias religiosas. Para el epicureísmo, el miedo a la muerte se erradica con lafilosofía, mientras que para los modernos se conquista con el desarrollo, sobre todo de lasmédicas. Otra tesis parcialmente compartida entre epicúreos y modernos versa sobre lanaturaleza del amor: el amor es sexo y el sexo es un movimiento corpóreo. Sin embargo, lasconsecuencias obtenidas a partir de esta tesis no son las mismas para unos y otros: elepicureísmo propone erradicar todas las ilusiones asociadas con la sexualidad, pues todas lascuitas producidas por el amor se cancelan tan pronto se acepta que el sexo es tan sólo uno delos movimientos placenteros de los fluidos corporales. Para los modernos es la vez mecanismofisiológico y origen de todo lo humano. Además, epicúreos y modernos aceptan que no hay alma inmortal, que los dioses son metáforas son originadas en el miedo a la muerte y que lobueno es lo placentero. De estas tesis se sigue, para los epicúreos, que la sociedad se forma porsu utilidad para los individuos que pactan la paz. Sin embargo, la paz está sobrepuesta a laesencial violencia de la naturaleza, la cual siempre está cambiando azarosamente y, porconsiguiente, destruye todos los órdenes, sean éstos naturales o artificiales. En la versiónmoderna de la naturaleza se acepta el caos original pero se obnubilan las consecuencias para laformación de las sociedades pacificas ²o, mejor, de una sociedad ´racionalµ y mundial-postulando la posibilidad de conquistar el caos con el desarrollo tecnológico y de erradicar lascausas de la guerra con el desarrollo económico.IISiendo tan próximo nuestro parentesco con el epicureísmo, es evidente la necesidad deprofundizar en sus tesis para elucidar las propias. A primera vista, parecería ser que laModernidad es la versión del epicureísmo, o, a la inversa, que éste es la versión sobria y racional de la modernidad. Podemos organizar el examen de las tesis organizándolas en tresclases: las cosmológicas, las epistemológicas y las psicológicas. Cada una de ellas tieneimplicaciones importantes para la ética y la política. Sin embargo, antes de entrar en detalle,puede ser útil hacer algunas observaciones generales.
1
Cf. Leviatán, Cap. XIII.
 
Nuestra principal fuente para el conocimiento de la doctrina epicúrea, aparte de losfragmentos del propio Epicuro, quien vivió en Grecia entre el 341 y 271 a. C., es la obra delfilósofo romano Lucrecio (50 a 1 a. C.), titulada
De la natura de las cosas.
Otras fuentesimportantes se encuentran en la
 Moralia 
de Plutarco, en las
Vidas 
de Diógenes Laercio y algunas obras de Cicerón. El reciente hallazgo de los papiros de Filodemo (11º a 35 a. C.) enHerculeanum cerca de Pompeya, también aporta información importante. Aunque Epicuro esel filósofo griego más prolífico, pues escribió más de 300 libros, ninguno de ellos ha llegadocompleto hasta nosotros. Para esta explicación del epicureísmo me baso principalmente en laobra de Lucrecio, pues en ella se encuentra la exposición más completa, y de manerasecundaria de los fragmentos del maestro.El objetivo fundamental de la doctrina de Epicuro es lograr la ataraxia: librarse de todotemor, incertidumbre y disturbio. Quien lo logra, vive como un dios entre los hombres y paralograrla es menester conocer la naturaleza. Esta búsqueda de la tranquilidad (o, como diríamoshoy, eliminación total del ´stressµ) como máxima aspiración del hombre contrastamarcadamente con la compresión socrática, para quien la excelencia humana consiste enfilosofar, y también se ubica en el polo opuesto de la aristotélico afirmando: ´Escupo en lobello (to kalon) y en quienes vanamente lo admiran, cuando no produce placer algunoµ
3
. Labúsqueda de la ataraxia necesariamente se ha de realizar mediante la identificación de lasprincipales fuentes de inquietud, dolor y sufrimiento. Este objetivo, empero, no esnecesariamente el mismo que buscar la verdad, pues nada garantiza que ella sea fuente deconsolación. Sin embargo, es evidente que tampoco se puede utilizar la fuerza consoladoracomo el criterio fundamental de una doctrina filosófica. El problema central del epicureísmo escómo reconciliar la verdad amarga del materialismo con la búsqueda de la ataraxia: cómodesmitologizar sin producir nihilismo. El epicureísmo es la doctrina más radicalmente contrariaa toda creencia o ilusión porque considera que el balance final de las ilusiones propician másinquietud y sufrimiento que la ausencia total de las ilusiones. El ejemplo fundamental es lareligión: ha propiciado los crímenes más inauditos. Para erradicar la religión será necesarioindagar qué lleva al hombre a creer en los dioses y luego hacer ver que la creencia es infundada. Además será necesario mostrar que se sufre más creyendo en los dioses que siendo ateo.Lucrecio considera que el miedo a la muerte aunado a la interpretación moral comoteleológica de los fenómenos naturales constituyen las bases de la creencia en los dioses. Elhombre interpreta los cataclismos naturales como si fuesen la manifestación de una voluntaddivina y con ello transforma la física en teología. Para desmitologizar la naturaleza es menester´deconstruirµ la interpretación teológica. Esto se logra de manera radical con las tres tesisdistintivas de la física epicúrea: el fundamento de todo lo real son los átomos; estos se muevenimpelidos por una fuerza inagotable y el universo es infinito. Por consiguiente, todos los entesson compuestos azarosamente formados por la conjunción de átomos. El universo es infinito y en él constantemente surgen mundos nuevos y se atomizan otros. Hay infinidad de mundos,pero ninguno de ellos es necesario y, sobre todo, ninguno ha sido creado. Cada mundo es unorden fortuito y transitorio. Sólo con estos postulados cosmológicos se erradica por completola teología. Una consecuencia necesaria de esta ´cosmologíaµ es que condice tanto a lanegación del ´cosmosµ como a la del ´logosµ, pues en efecto mantiene que el orden visibleoculta al caos originario y toda ´leyµ o regularidad en los movimientos naturales es una ilusiónproducida por la brevedad y limitación de nuestras observaciones. Lo real es irracional.
2
Traducción de Rubén Bonifaz Nuño, México, Biblioteca Scriptorum Graecorum et Romanorum Mexicana,UNAM, 1984.
3
Frag. 79, en The Stic and Epicurean Philosophers, Nueva York, Modern Library, 1940
 
Otra consecuencia importante del atomismo epicúreo es la cancelación de la actividadteorética, la cual, dirigida a lo externo visible, se conoce como astronomía. Tanto el orden delos astros como el orden de la naturaleza son irreales, de lo cual se sigue que estudiarlos esperder el tiempo. Tanto la belleza del mundo visible como la fealdad d muchos fenómenosnaturales son mera ilusión. Los movimientos atómicos no son ni bellos ni feos. Con lacancelación de la teoría como actividad propia del filósofo, también se erradica la posibilidadde la ciencia y en general de cualquier sabiduría positiva. Esta cancelación es necesaria, pues deno efectuarse, el afán de sabiduría distintivo de la filosofía continuaría vigente y constituiríauna objeción importante a la postulación de la ataraxia como ideal de vida. El epicureísmo esantiteológico y antifilosófico: escupe en lo bello.La objeción obvia a la doctrina epicúrea es que la erradicación de la ilusión, en cuantocancelación de toda consolación fundada en la participación del hombre en algún ordennatural o sobrenatural, no conduce necesariamente a la ataraxia. Ante la soledad del hombre enel universo infinito, bien podríamos reaccionar como Pascal y decir: ´El silencio de losespacios infinitos me aterraµ. La respuesta epicúrea a esta objeción es muy importante,especialmente a la luz de la asimilación moderna de esta doctrina. Lucrecio mantiene que lasexperiencias de placer y dolor son las únicas que jamás pueden ser ilusorias. Si bien
l
as causas
 del placer y del dolor pueden ser del todo imaginarias, el placer y el dolor son las únicas basesabsolutas, pues no podemos tener placeres o dolores ´imaginariosµ. Así, el terrorexperimentado por la soledad cósmica es genuino pero no es ´naturalµ ´porque es producto deuna creencia, a saber, que para ser felices la presencia del hombre en el universo debe teneralgún sentido teológico o filosófico. La catarsis epicúrea conduce a la ataraxia mediante ladesmitologización y con ello nos lleva a la posibilidad de sentir placer ´puroµ, es decir,exclusivamente corpóreo, sin complicaciones religiosas o metafísicas.Otra de las grandes causas de la infelicidad humana, conforme a la doctrina epicúrea, es lacreencia en la inmortalidad del alma. Este dogma nos hace infelices porque es la base delmiedo a la muerte. Este miedo, según Lucrecio, a dos inferencias falsas: que el alma inmortalpuede ser castigada después de la muerte del cuerpo y que es posible saberse muerto. Pero sino hay alma inmortal, a muerte es el límite absoluto. Una vez muertos ya no podemosexperimentar nada, ni placer no dolor, por tanto, no hay razón para temer a la muerte. Sinembargo, la refutación de la inmortalidad del alma no refuta la existencia de un alma mortal einmaterial. Las dos experiencias fundamentales que apuntan hacia la inmaterialidad del almason el pensamiento y la vida. La vida no parece ser una característica del cuerpo en cuantomaterial, pues vemos que la materia del muerto todavía subsiste ante nosotros, pero ya no hay  vida en ella. Asimismo, la actividad de pensar se lleva a cabo con el cuerpo pero no parece serun movimiento corpóreo. Lucrecio ofrece una compleja interpretación tanto de los procesosde percepción y del pensamiento como de la vida, basados en las nociones de
animus 
anima 
.La psicología epicúrea tiene como base la doctrina atómica. Los átomos son eternos e infinitos,y sus combinaciones son las que forman a los seres vivientes. Ser un ser viviente es lo mismoque ser mortal, pues estar vivo no es otra cosa que un orden transitorio de átomos y estarmuerto haber pasado a otro orden transitorio de átomos. Según la doctrina de Lucrecio, el
animus 
o mente está ubicado en el pecho, y está constituido por partes redondas, pequeñas y pulidas que hace posible la velocidad de sus movimientos. El
anima 
está distribuida por todo elcuerpo y obedece al
animus 
. Se entiende que las partes que componen el
anima 
son más grandesy burdas que las del
animus,
con lo cual se explica que pensar es un tipo de movimientos de unaclase peculiar de átomos o una combinación especial de ellos, los cuales son capaces deinfundir movimiento a las partes del
anima 
. La diferencia entre pensar y sentir se explica de lamisma manera. Y la muerte resulta ser consecuencia del desgaste del movimiento del
animus 
.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->