Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Sampedro Ramon - Cartas Desde El Infierno

Sampedro Ramon - Cartas Desde El Infierno

Ratings: (0)|Views: 17|Likes:
Published by Bilhá Calderón

More info:

Published by: Bilhá Calderón on Jul 28, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/02/2013

pdf

text

original

 
1
 CARTAS DESDE EL INFIERNORamón Sampedro
 
2
Biografía
Ramón Sampedro nació el 5 de enero de 1943 en Xuño, una pequeña aldea de laprovincia de La Coruña. A los 22 años se embarcó en un mercante noruego, en éltrabajó como mecánico. Con él recorrió cuarenta y nueve puertos de todo el mundo.Esta experiencia formó parte de sus mejores recuerdos. El 23 de Agosto de 1968 cayóen el agua desde una roca. La marea había bajado. El choque de la cabeza contra laarena le produjo la fractura de la séptima vértebra cervical. Durante treinta años vivió sutetraplejia soñando con la libertad a través de la muerte. Su demanda jurídica llega hastael Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo sin que llegase a prosperar. En losmedios de comunicación reivindicó su derecho a una muerte digna y en enero de 1998,en secreto y probablemente asistido por una mano amiga, consiguió su propósito.
 
3
PROLOGO DE ALEJANDRO AMENABAR
Este libro no es, en el sentido estricto, la base literaria o dramática de lo que l luegoseria la película Mar Adentro. En realidad, es mucho más que eso. Es el complementointelectual y poético, el pilar filosófico que dio pie y sentido a todo nuestro trabajoposterior. Tras más de veinte años de reflexión, de lecturas, conversaciones y escritos,Ramón decidió publicar estar Cartas con un objetivo muy claro: hacer valer suindividualidad y su libertad.Pero al mismo tiempo, Ramón consigue situarnos frente al abismo de la muerte,colocarnos junto a esa línea divisoria, la que separa este mundo del “otro”, quizá, lanada. Y nos dice: «Dejadme cruzar la línea dejadme saltar». Yo personalmente, no heestado nunca demasiado cerca del abismo- a los 12 años, quizá, cuando caí por unapequeña cascada y, como Ramón, estuve a punto de partirme el cuello- pero creo que, apoco que caminamos por el mundo, tenemos que enfrentarnos más tarde o mástemprano a eso que, inconscientemente, acabamos apartando de nuestros pensamientos.Ramón nos ayuda, es más, nos anima a reflexionar sobre ello, sin miedo, porque para élla muerte no es más que una parte del proceso natural de la vida. Su prosa en esteaspecto resulta contundente. Otras veces, cuando se detiene a describir su propiasituación se vuelve amarga, dolorosa. Pero siempre hay en todo un fondoescrupulosamente racional, la razón de su conciencia, un afán por debatir y argumentarsin dejar cabos sueltos. Y para los que aun así piensan que su discurso es injustificable,Ramón exige en última instancia la no intromisión, harto de sufrir el prejuicio, lacompasión, el paternalismo o directamente la descalificación.Alejandro Amenábar

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->