Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
10Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Liturgia-Catequesis

Liturgia-Catequesis

Ratings: (0)|Views: 3,216|Likes:
Published by lexorandiblog

More info:

Published by: lexorandiblog on Jul 31, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

08/18/2013

pdf

text

original

 
1
LITURGIA Y CATEQUESIS EN LOS PADRES DE LA IGLESIA.APUNTES PARA EL ESTUDIO
 
J
OSÉ
R
ICO
P
AVÉS
 
Teología y Catequesis
80 (2001) 39-75
Hace algo más de dos décadas el erudito liturgista A. Triacca formulabaen un Convenio sobre la relación entre la Liturgia y la Catequesis elsiguiente principio: «es imposible estudiar y conocer a los Padres, sincomprender que su acción catequética, como todo su actuar, era para laliturgia y de la liturgia procedía»
1
. Concluía además su comunicaciónrecogiendo el lamento de A. Hamman sobre la ausencia de algunos puntosfundamentales en la enseñanza y manuales de patrología
2
, para advertircómo esta ausencia se verificaba de modo especial en lo relativo a lacatequesis y a la liturgia.La
vuelta a las fuentes
postulada por la más reciente renovación de lateología ha mostrado la necesidad de volver una y otra vez a los autores y alos textos de la primitiva tradición cristiana para captar en mirada deconjunto la riqueza de una fe expresada en contacto directo con la tradiciónapostólica y transmitida en formas diversas que superan con mucho elámbito estrictamente literario. La riqueza de los Padres no radicaúnicamente en los escritos que nos legaron; no es posible percibir lahondura de su teología si se olvida el
humus
que la vio nacer. La antigualiteratura cristiana es testigo de una fe que enseña lo que vive y vive lo queenseña, que celebra lo que cree y cree lo que celebra. Es imposible, pues,abordar el binomio Liturgia-catequesis en los Padres de la Iglesia, en laindividuación de sus partes o en la consideración conjunta de ambas, sinque se vea implicada
toda
la historia de la literatura cristiana antigua. O,dicho de forma positiva: el tema Liturgia y catequesis en los Padres es detal magnitud que su tratamiento responde más a una obra de carácterenciclopédico que a un artículo de pocas páginas
3
.
1
A.M.
 
T
RIACCA
, «Liturgia e catechesi nei Padri. Note metodologiche», Salesianum41 (1979) 261.
2
Cf. A.
 
H
AMMAN
, «Pour un’aggiornamento des manuales de patrologie et de
patristique», Studia Patristica 10, Texte und Untersuchungen, 107, Berlin 1970, 96-97.El lamento de Hamman sigue siendo de triste actualidad. Los más recientes manuales depatrología o teología patrística omiten referencias expresas a estos temas.
3
Cf. S.
 
F
ELICI
(
ED
.),
 
Valori attuali della catechesi patristica. Convegno di studio eaggiornamento (Roma, 24-25 aprile 1978)
, publicado en Salesianum 41 (1979); E.
 
B
ARGELLINI
, «Catechesi e Liturgia: è ancora attuale il metodo mistagogico dei Padri?»,
Vita monastica
116-117 (1974) 37-67; I.
 
O
ÑATIBIA
, «La catequesis litúrgica de los
 
2Es, sin embargo, posible abordar el tema limitándonos a esbozar, a modode
apuntes para el estudio
, un programa ordenado en el que señalar laproblemática subyacente a cada cuestión particular renunciando a mostrarel detalle. Es decir, mostrar
el todo
, en intento de presentación unitariacoherentemente articulada, desde el cual saber ubicar
el fragmento
.1. Clarificación terminológica«Liturgia» y «Catequesis» son conceptos de rico contenido teológico. Entorno a ellos reconocemos implicados todos los misterios de la fe, pero bajoópticas diferentes. Mientras el término «liturgia» evoca esos misterios encuanto constituyen el culto de la Iglesia que los celebra, el términocatequesis alude a ellos en cuanto instruyen y «forman» la fe del creyente.Ambos términos, sin embargo, no tienen su origen en el cristianismo, sinoque están ya presentes en la literatura griega e incluso en la Escritura, consentidos que no corresponden exactamente a los que tienen en laactualidad. Cualquier estudio sobre estas realidades que pretenda sercompleto exige, pues, en primer lugar una
clarificación terminológica
. Esdecir, un análisis de los términos, desde el punto de vista etimológico ehistórico. Dicho análisis, realizado en el contexto de la literatura patrística,deberá cumplir, al menos, los siguientes objetivos:1º.- Analizar la etimología de los términos, mostrando su uso en laliteratura griega, su adopción
 – 
en caso de haberse producido- por laSagrada Escritura y la evolución de su significado en esos ámbitos. Así, enel caso del término
leitourgía
, habrá que notar cómo en el griego clásicodesigna una actividad (
ergon
) realizada en favor del pueblo (
laós
), comoconstruir un barco, organizar una fiesta o, en general, todo serviciopúblico
4
. En la Biblia griega (LXX) se emplea en sentido cultual, indicandoel servicio sagrado que debían desempeñar los sacerdotes y levitas de laAntigua Alianza. En este sentido, Hb 8, 2 llama a Cristo
leitourgós
.Respecto al término
katechesis
, se deberá indicar cómo en el griego clásicodesigna la instrucción oral
5
y cómo, en su forma sustantiva, no se encuentrani en la Septuaginta ni en el NT. En éste, sin embargo, se encuentra la
padres»,
Phase
118 (1980) 281-294;
M
.
 
J
OURION
, «Catéchèse et liturgie chez les pères»,
 Maison Dieu
140 (1979) 41-49; D.
 
S
ARTORE
, «Catequesis y Liturgia», en
 Nuevo Diccionario de Liturgia
(NDL), Ed. Paulinas, Madrid
2
1987, 321-324; R.
 
D
OMÍNGUEZ
B
ALAGUER
,
Catequesis y liturgia en los Padres. Interpelación a la catequesis denuestros días
, Sígueme, Salamanca 1988.
4
Cf. L
IDDELL
-S
COTT
1036-1037; Kittel (it.) VI, 589-634; cf. P.
 
F
ERNÁNDEZ
R
ODRÍGUEZ
, «El término Liturgia. Su etimología y su uso», La Ciencia Tomista 97(1970) 147-163; H.
 
B
ALZ
-G.
 
S
CHNEIDER
,
 Diccionario exegético del Nuevo Testamento
,II, Síguema, Salamanca 1996, 42-46 (incluye bibliografía).
5
Cf. L
IDDELL
-S
COTT
927;
 
Kittel (it.) V, 271-278; Balz-Schneider, I, 2267-2262.
 
3forma verbal, empleada en el sentido que ya tenía en la literatura griegaclásica de «contar» o «instruir de viva voz», como en Hch 21, 21-24 en quese afirma que
se les contó
a los judíos acerca de Pablo. No obstante, enotros textos del NT, el verbo adquiere un matiz religioso por virtud delobjeto a que se aplica. Así, se afirma que el judío ha sido instruido en la ley(Rm 2, 17-21), mientras que el cristiano lo ha sido en la palabra (Ga 6, 6; 1Cor 14, 19), en el camino del Señor (Hch 18, 25) o en los hechos de la vidadel Señor (Lc 1, 4). Se advertirá cómo en todos esos casos, el empleo delverbo pone el acento en el aspecto oral de la instrucción. Se deberá, ademásnotar, cómo en el NT existen otros términos que designan la enseñanzaespecíficamente cristiana:
hódos
(camino),
didaché 
(doctrina),
 parádosis
 (tradición),
lógos
(palabra); y cómo, incluso, se entreveen ya diferentestipos de enseñanza, como en Hb 6, 1 que distingue la instrucción elementalde la reservada a los perfectos, o como denota la proclamación del
kerygma
, entendido como la primera predicación a los paganos (cf. Lc 24,27; Hch 10, 42).2º.- Estudiar las primeras apariciones de esos términos, tanto en su formanominal como verbal, en la literatura cristiana postneotestamentaria. Eneste sentido es importante advertir la continuidad y evolución del sentidodado a los términos respecto al NT. Se observará así cómo
leitourgía
siguesiendo un término corriente en el cristianismo de lengua griega y cómodesigna principalmente el servicio total de los ministros de la Iglesia
6
. Porsu parte, el vocabulario de la catequesis se va precisando en los siglos II yIII, adoptando poco a poco su sentido técnico
7
, como en la
Traditio
, delPseudoHipólito, en la que se emplea ya el término catequesis en su sentidopreciso de enseñanza dada a aquel que se prepara para el bautismo,designado con el nombre de «catecúmeno»
8
. Importará advertir cómomantiene el matiz de implicar una enseñanza oral. Catequesis, también paralos Padres, es la enseñanza que «resuena al oído», frente a la enseñanzaescrita
9
.3º.- Mostrar la implicación de campos semánticos en el caso de lostérminos «liturgia» y «catequesis», es decir, advertir si desde el punto devista del lenguaje ambas realidades se implican e incluyen mutuamente. El
6
Cf. Lampe, 795-796;
 Didaché 
15, 1 (FuP 3, 108; BPa 50, 53).
7
Cf. Lampe, 732-733; E.
 
MA
ZZA
,
 Mistagogia. Una teologia della liturgia in epoca patristica
, Roma 1988, 169-170; J.
 
O
ROZ
R
ETA
, «Introducción» a S
AN
A
GUSTÍN
,
 Lacatequesis de los principiantes
, en I
D
.,
Obras completas
, XXXIX, BAC 499, Madrid1988, 425-427.
8
Cf. H
IPÓLITO
 ,
 
Tradición apostólica
17 (SC 11bis, 74).
 
9
Como explica Mario Victorino (s. IV): «...resonar al lado de uno, como sucedecuando uno, al principio, quiere hacerse cristiano y le suenan a su rededor los nombresde Dios o de Cristo»:
Comentario a la Carta de Pablo a los Gálatas
, 2, 6, 6 (PL 8,1194A).

Activity (10)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Lolek Reyes liked this
maviuc liked this
Adriana Maza liked this
lucasperozzi liked this
omaraje liked this
lferibe9612 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->