Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
schiffer

schiffer

Ratings: (0)|Views: 8 |Likes:
Published by Btho Calderón

More info:

Published by: Btho Calderón on Aug 03, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/29/2014

pdf

text

original

 
Schiffer, M. (1972) Contexto Arqueológico y contexto sistémico. En: AmericanAntiquity, vol. 37, nº 2. pp.156-165. Traducción realizada para uso de laCátedra de Ergología y tecnologíaResumen: Se argumenta que el aspecto cultural del proceso responsable de laformación del registro arqueológico, es una rama de la formación del registroarqueológico, es una rama no desarrollada de la teoría arqueológica, sepresenta un modelo fluido para ver la Historia de la Vida o proceso del contextosistémico de cualquier elemento material.Este modelo cuenta con la producción de una parte sustancial del registroarqueológico. Los procesos básicos de este modelo son: la obtención,manufactura, uso, mantenimiento y descarte. El residuo (1) señala el estado deun elemento en el contexto arqueológico. Las implicaciones espaciales delmodelo sugieren una fuente ampliamente inexplorada de información sobre elcomportamiento. Los diferentes residuos de los modelos de los que se disponeson examinados en tanto afecten la localización del artefacto que es un residuotratado.Dpto. de AntropologíaUniversidad de ArizonaMayo, 1971.Quizás la suposición más importante hecha por muchos arqueólogos es que elmodelo espacial de los restos arqueológicos refleja el modelo espacial de lasactividades llevadas a cabo. (Binford, 1962; Brose, 1970; Clarke, 1968; Hill,1970 a, 1970 b; Longacre, 1970; Mc. Pherron, 1967; Struever, 1968; Wilsem,1970 y muchos otros).“La pérdida, fractura y abandono de implementos y medios en distintos sitios,en los que grupos de estructura variable ejecutaron diferentes tareas, deja unregistro fósil de la actividad de una sociedad extinta” (Binford, 1964:125).Esta afirmación sugiere que la procedencia (2) de los artefactos en un sitiocorresponde a sus verdaderas localizaciones de uso en las actividades.Ciertamente éste no siempre es el caso. Pero en qué medida puede serlo, ybajo qué condiciones aparecería como un problema digno de alguna atención.En términos generales, lo que esto preguntando es, ¿cómo se forma el registroarqueológico a través del comportamiento en un sistema cultural?Quisiera enfatizar que no estoy preguntando sobre la cuestión igualmenteimportante y general de por qué hay variación en los sistemas socioculturalesdel pasado. Estoy inquiriendo, primero, qué clase de variables inter eintraculturales determinan la estructura (en tanto distinta a la forma y contenido)del registro arqueológico.La rama de la teoría arqueológica que trata de estos y otros interrogantesrelacionados puede ser definida como el sistema conceptual que explica cómose forma el registro arqueológico. Como tal tiene los componente culturales ylos no culturales. Estos últimos han recibido hasta ahora el mayor énfasis enlos patrones (patterns) regulares de cambios posteriores a la depositación delos inventarios de los artefactos, y las morfologías de los sitios han sido
 
dilucidados (Hole y Heizer, 1969). Las explicaciones de la variación en estedominio no cultural incorporan, generalmente, leyes de otras ciencias, talescomo la química, física y geología.El aspecto cultural de los conceptos del proceso de formación no ha sidosuficientemente desarrollado. Los arqueólogos usan frecuentemente losesquemas interpretativos que incluyen presunciones sobre la formación deestos procesos.Estas suposiciones pocas veces son explícitas, y por lo tanto no se prestan confacilidad a los ensayos y modificaciones. El reducido cuerpo de conceptosexplícito tiene casi exclusivamente que ver con las relaciones cronológicas(Dunnel, 1970; Rowe, 1961, 1962).En tanto el correcto uso cronológico de los eventos pasados es necesario parauna exitosa reconstrucción de los sistemas culturales del pasado, no puedeconsiderárselo suficiente de ningún modo.Lo que se propugna y en otros trabajos (Binford y Binford 1968:1-3), es elinterés en explicar cómo el registro arqueológico se produce, en términos demodelos explícitos, teorías y leyes sobre cómo operan los sistemas culturales.Este trabajo será un intento de sugerir, ante la lamentable ausencia de talescuerpos de conceptos rigurosamente comprobados (Fritz y Blog, 1970; Aberle,1970), algunos caminos por los cuales podamos empezar a pensar sobreanteriormente delimitadas. Serán presentadas hipótesis, las queadecuadamente examinadas (tested), pueden contribuir a la síntesis eventual ysistematizar una teoría arqueológica que tenga una utilidad explicativa ypredictiva. Sin esta clase de esquemas que puedan ser examinados(scrutinizable framework), todo uso de data (4) arqueológico para inferir lasactividades del pasado o la organización es muy desconfiable (Binford, 1968 a),y está sujeto a discusiones interminables. La explicitación y uso de conceptossobre los procesos de formación y otras ramas de la teoría antropológica,permitirán elaborar proposiciones verdaderamente objetivas (intersubjetivestatement) sobre el pasado.DEFINICIONES PRELIMINARESSon necesarias primero algunas consideraciones preliminares de naturalezageneral. Para los propósitos perseguidos, una cultura es concebida como unsistema de comportamiento (behavior) integrado por subsistemas auto-regulados e interrelacionados que obtienen y procesas materiales, energías einformación (Miller 1965 a, 1965 b; Clarke, 1968). Un sistema autorregulado yhomeostático se define como aquel en el cual, pese a los cambios en elsistema ambiental, por lo menos una variable es mantenida dentro de valoresexpecificables (Miller 1965 a; Hagen, 1965).Los valores de las variables del subsistema son mantenidas dentro de susalcances por el desempeño de las actividades. Una actividad es unatransformación de energía que involucra como mínimo a una fuente de energíaa menudo humana, actuando sobre uno o más elementos materiales próximos,una actividad puede ser considerada como una transformación pautada de
 
energía (White, 1959), que sirve para mantener los valores de las variables delsistema. Una estructura de actividad se define como las actividadesdesarrolladas y sus frecuencias de ejecución, en general en relación a un sitiopero no necesariamente.Defino elementos al incluir comidas, combustibles, herramientas, medios,máquinas, seres humanos y a todos los otros materiales que puedenregistrarse en un inventario completo de un sistema cultural. Se presenta unadivisión provisoria de los elementos en las categorías de durables yconsumibles para ser usada después. Los elementos durables son lasherramientas, máquinas y medios – en resumen, los transformadores ypreservadores de energía (Wagner, 1960). Los combustibles son los alimentos,combustibles y otros similares, de cuyo consumo resulta liberada energía. Sibien muchas otras dimensiones podrían ser usadas para delinear categorías deelementos, esa es tarea para un investigador que intente resolver problemasmás específicos que los que nos interesan aquí. Sin embargo, debemencionarse que a menudo los elementos están organizados en elementosmás grandes, más complejos, y que los elementos complejos pueden estascompuestos, además, en combinaciones jerárquicas de elementos.A fin de continuar con la ejecución de la actividad y mantener, enconsecuencia, los valores de las variables del subsistema, es necesariosustituir los elementos que se agotan o se vuelven inservibles. La inadecuaciónde un elemento para articularse apropiadamente con otros es una porción (bit)de información significativa para el sistema, que comienza a ejecutar otrasactividades, resultando eventualmente en un elemento de reemplazo, o en elcambio de la estructura de una actividad. El hecho de que este inicie el procesode descarte del elemento sustituido es parte de la información significativa paralos arqueólogos. Lo que introduce es el ciclo de vida o la historia de cualquier elemento – las etapas de su “vida” dentro de un sistema cultural – y cómo estese relaciona con el eventual traspaso de elementos al registro arqueológico. Elcontexto sistémico señala la condición de un elemento que está participando enun sistema de comportamiento. El contexto arqueológico describe losmateriales que pasaron a través de un sistema cultural, y que ahora son objetode la investigación de los arqueólogos.EL MODELOSi bien uno puede visualizar fácilmente el paso de la cerámica, los alimentos eincluso las puntas de proyectil a través de un sistema cultural, el caso es quetodos los elementos que entran en un sistema son modificados, rotos ocombinados con otros elementos usados y eventualmente descartados. Esto esasí incluso para aquello elementos como las casas, que en ciertos momentosparecen ser rasgos permanentes. Esta observación puede proveer de basespara la construcción de un simple modelo con el que pueda verse la historia devida de cualquier elemento y considerar los comportamientos implícitos en laproducción de un registro arqueológico. Reconozco que el modelo presentadoaquí, y las complejas conductas sobre las que llama la atención, ha sido ya

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->