P. 1
Letras de Sabina

Letras de Sabina

Ratings: (0)|Views: 7 |Likes:
Published by Klaus Spicker

More info:

Published by: Klaus Spicker on Aug 03, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/13/2014

pdf

text

original

 
Calle Melancolía
Como quien viaja a lomos de una yegua sombría,por la ciudad camino, no preguntéis adónde.Busco acaso un encuentro que me ilumine el día,y no hallo más que puertas que niegan lo que esconden.Las chimeneas vierten su vómito de humoa un cielo cada vez más lejano y más alto.Por las paredes ocres se desparrama el zumode una fruta de sangre crecida en el asfalto.Ya el campo estará verde, debe ser primavera,cruza por mi mirada un tren interminable,el barrio donde habito no es ninguna pradera,desolado paisaje de antenas y de cables.Vivo en el número siete, calle Melancolía.Quiero mudarme hace años al barrio de la alegría.Pero siempre que lo intento ha salido ya el tranvíaen la escalera me siento a silbar mi melodía.Como quien viaja a bordo de un barco enloquecido,que viene de la noche y va a ninguna parte,así mis pies descienden la cuesta del olvido,fatigados de tanto andar sin encontrarte.Luego, de vuelta a casa, enciendo un cigarrillo,ordeno mis papeles, resuelvo un crucigrama;me enfado con las sombras que pueblan los pasillosy me abrazo a la ausencia que dejas en mi cama.Trepo por tu recuerdo como una enredaderaque no encuentra ventanas donde agarrarse, soyesa absurda epidemia que sufren las aceras,si quieres encontrarme, ya sabes dónde estoy.Vivo en el número siete, calle Melancolía.Quiero mudarme hace años al barrio de la alegría.Pero siempre que lo intento ha salido ya el tranvía,en la escalera me siento a silbar mi melodía
Pongamos que hablo de Madrid
Allá donde se cruzan los caminos,donde el mar no se puede concebir,donde regresa siempre el fugitivo,pongamos que hablo de Madrid.Donde el deseo viaja en ascensores,un agujero queda para mí,que me dejo la vida en sus rincones,pongamos que hablo de Madrid.Las niñas ya no quieren ser princesas,y a los niños les da por perseguir el mar dentro de un vaso de ginebra,pongamos que hablo de Madrid.Los pájaros visitan al psiquiatra,las estrellas se olvidan de salir,la muerte viaja en ambulancias blancas,pongamos que hablo de Madrid.El sol es una estufa de butano,la vida un metro a punto de partir,hay una jeringuilla en el lavabo,
 
pongamos que hablo de Madrid.Cuando la muerte venga a visitarme,no me despiertes, déjame dormir aquí he vivido, aquí quiero quedarmepongamos que hablo de Madrid.
Whisky sin soda
Sólo cumplo años los años bisiestos que acaban en dosGasto más que gano, vivo con lo puesto menos un botón,No tengo costumbre de guardar la ropa si voy a nadar,Nunca le hago ascos a la última copa ni al próximo bar,Vendí por amores y no por dinero mi alma a belcebúY de las dos majas de Goya prefiero la misma que tú.¿Qué voy a hacerle yo,si me gusta el whisky sin soda,el sexo sin boda,las penas con pan?¿Qué voy a hacerle yo,si el amor me gusta sin celos,la muerte sin duelo,Eva con Adán?Opino con Sade que al deseo los frenos le sientan fatal.Nunca entiendo el móvil del crimen, a menos que sea pasional.Si estrené algún himen, si rompí algún plato en mi mocedad,Hoy, ya retirado, sólo robo y mato por necesidad.Siempre que la muerte viene tras mi pista me escapo por pies,Hay que estar al loro si eres trapecista y saltas sin red.¿Qué voy a hacerle yo,si me gusta el whisky sin soda,el sexo sin boda,las penas con pan?¿Qué voy a hacerle yo,si el amor me gusta sin celos,la muerte sin duelo,Eva con Adán?
Cuando era más joven
Cuando era más joven viajé en sucios trenes que iban hacia el norteY dormí con chicas que lo hacían con hombres por primera vez,Compraba salchichas y olvidaba luego pagar el importe.Cuando era más joven me he visto esposado delante del juez.Cuando era más joven cambiaba de nombre en cada aduana,Cambiaba de casa, cambiaba de oficio, cambiaba de amor,Mañana era nunca y nunca llegaba pasado mañana,Cuando era más joven buscaba el placer engañando al dolor.Dormía de un tirón cada vez que encontraba una cama,Había días que tocaba comer, había noches que no,Fumaba de gorra y sacaba la lengua a las damasQue andaban del brazo de un tipo que nunca era yo.Pasaron los años, terminé la mili, me metí en un piso,Hice algunos discos, senté la cabeza, me instalé en Madrid,Tuve dos mujeres, pero quise más a la que más me quiso,Una vez le dije: "¿Te vienes conmigo?" Y contestó que sí.Hoy como caliente, pago mis impuestos, tengo pasaporte,
 
Pero algunas veces pierdo el apetito y no puedo dormir Y sueño que viajo en uno de esos trenes que iban hacia el norte.Cuando era más joven la vida era dura, distinta y feliz.Dormía de un tirón cada vez que encontraba una cama,Había días que tocaba comer, había noches que no,Fumaba de gorra y sacaba la lengua a las damasQue andaban del brazo de un tipo que nunca era yo.
El joven aprendiz de pintor 
El joven aprendiz de pintor que ayer mismoJuraba que mis cuadros eran su catecismoHoy, como ve que el público empieza a hacerme caso,Ya no dice que pinto tan bien como Picasso.En cambio la vecina que jamás saludabaCada vez que el azar o el ascensor nos juntabaVino ayer a decirme que mi última novelaLa excita más que todo Camilo José Cela.¿Y qué decir del manager audaz y decididoque no me recibió, que siempre estaba reunido?Hoy, moviendo la cola, se acercó como un perroA pedir que le diéramos vela en este entierroY yo le dije: no,No, no, no, no, no, noYa está marchitaLa margaritaQue en el pasado he deshojado yo.El torpe maletilla que hasta ayer afirmaba,Que con las banderillas nadie me aventajaba,Ahora que corto orejas y aplauden los del sieteYa no dice que cinto tan bien como Antoñete.La propia Caballé que me negó sus favores,La diva que pasaba tanto de cantautoresLlamó para decirme: "Estoy en deuda contigo.Mola más tu Madrid que el aranjuez de Rodrigo."¿Y qué decir del crítico que indignado me acusade jugar demasiado a la ruleta rusa?Si no hubiera arriesgado tal vez me acusaríaDe quedarme colgado en “calle melancolía”Y eso sí que no,No, no, no, no, no, no,Ya está marchitaLa margaritaQue en el pasado he desojado yo.
Rebajas de Enero
Huyendo del frío busqué en las rebajas de eneroY hallé una morena bajita que no estaba mal,Cansada de tanto esperar el amor verdaderoLe dio por poner un anuncio en la prensa local."Absténganse brutos y obsesos en busca de orgasmo",no soy dado a tales excesos, así que escribí,"Te puedo dar todo” -añadía- “excepto entusiasmo",nos vimos tres veces, la cuarta se vino a dormir.

Activity (2)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->