Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Porfirio - des Del Alma

Porfirio - des Del Alma

Ratings: (0)|Views: 21|Likes:
Published by TAU

More info:

Published by: TAU on Aug 05, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/10/2012

pdf

text

original

 
PORFIRIO
TRATADO DE LAS FACULTADES DEL ALMA
(Fragmentos conservados por Stobeo)Finalidad de este tratado
 Nos proponemos describir las facultadesdel alma e historiar las opiniones que acerca deeste punto han profesado los antiguos y losmodernos.
 Diferencia entre la Sensibilidad y la Inteligencia.
Atribuye Aristón al alma una
Facultadperceptiva,
que dicho fisofo divide en dos partes. Según él, la primera, llamada
Sensibilidad,
 principio y origen de lassensaciones, entra en juego, de ordinario, por obrade uno de los órganos de los sentidos; la segunda,que subsiste por sí misma y sin los órganos, nolleva nombre especial en los seres desprovistos derazón, seres en quienes no se manifiesta o, a losumo, se manifiesta solamente de una maneradébil y oscura. En los seres dotados de razón,únicos en quienes aparece claramente, se llama
Inteligencia.
Dice Aristón que la Sensibilidad noactúa si no es con ayuda de los órganos, y que laInteligencia no necesita de éstos para su ejercicio.¿Por qué, entonces, refiere una y otra a un mismonero, a la
Facultad perceptiva?
Entrambas
perciben,
sin duda; pero la una
percibe la formasensible de los seres,
y la otra
percibe la esencia
de los mismos. La Sensibilidad, en efecto, no percibe la esencia, sino la forma sensible y lafigura; es la Inteligencia quien percibe que elobjeto es un hombre o un caballo. Hay, pues, dosclases de
percepción
perfectamente diferentesentre : la
percepción sensible
recibe unaimpresn y se aplica a un objeto exterior; la
percepción intelectual,
 por el contrario, no recibeimpresión alguna.Filósofos ha habido que separaban esasdos partes: llamaban
Inteligencia
y
Razóndiscursiva
al Entendimiento que opera sin laimaginación y sin la sensación, y
Opinión
alEntendimiento que actúa con la imaginación y lasensación. Otros, en cambio, consideraban la
esencia racional
como una esencia simple, y leatribuían operaciones cuya naturaleza escompletamente diferente. Ahora bien, no esracional referir a la misma esencia facultades quedifieren completamente por su naturaleza, ya queel
pensamiento
y la
sensación
mal podrían tener la misma esencia por principio, y, si se diese elnombre de
percepción
a la
operacn de laInteligencia,
no se haría ni más ni menos queenunciar términos equivalentes. Fuerza es, pues,establecer entre estas dos cosas —Inteligencia ySensibilidaduna separación perfectamentedefinida. Por una parte, la
Inteligencia
 posee unanaturaleza especialísima, lo mismo que la
Razóndiscursiva
que está por debajo de aquella: tienen por función, respectivamente, el
pensamientointuitivo
y el
pensamiento discursivo.
Por otra parte, la
Sensibilidad
difiere por completo de laInteligencia; opera con los órganos o sin suconcurso: en el primer caso se le llama
sensación;
en el segundo,
imaginación;
sensación eimaginacn, empero, pertenecen al mismonero. En el Entendimiento, la
Inteligenciaintuitiva
es superior a la
Opinión,
que se aplica ala sensación o a la imaginación; esta segundaclase de pensamiento, llámesele
pensamientodiscursivo
o sele cualquier otro nombre(verbigracia,
opinión),
es superior a la sensacióny a la imaginación, pero inferior al
pensamientointuitivo.
 Del Asentimiento
 Numenio, que admite que la
Facultad delasentimiento
es susceptible de producir diversasoperaciones, dice que la
representación
es unaccesorio de esa facultad, que no constituye unaoperación ni una función de la misma, sino unaconsecuencia de ella. Los estoicos, en cambio, nolo hacen consistir la
sensación
en la
representación,
sino que además refieren laesencia de la
representación
al
asentimiento.
Sen ellos, la imaginacn sensible es el
asentimiento
o la
sensación de la determinacióndel asentimiento.
Longino no admite que hayauna
facultad de asentimiento.
Los filósofos de laantigua Academia creen que la
sensación
no
 
comprende la
representación sensible,
y que, por consiguiente, no tiene ninguna propiedadoriginariamente, puesto que no participa del
asentimiento.
Si la
representación sensible
es el
asentimiento adido a la sensacn,
lasensación no tiene por sí misma ninguna virtud, puesto que no es el asentimiento dado a las cosasque poseemos.
 De las partes del alma.
 No es sólo en lo que a estas facultades serefiere en lo que difieren los antiguos. Hay,además, entre ellos, un profundo desacuerdoacerca de las siguientes cuestiones: ¿Cuáles sonlas partes del alma? ¿Qué es una parte? ¿Qué unafacultad? ¿Qué diferencia hay entre una parte yuna facultad?Los estoicos dividen el alma en
ochopartes:
los cinco sentidos, la palabra, la potenciageneratriz, y, por último, el Principio dirigente,que tiene a las demás facultades por ministros, desuerte que el alma está compuesta de una facultadque manda y de facultades que obedecen.En sus escritos sobre la Moral, Platón yAristóteles dividen el alma en
tres partes.
Estadivisión ha sido adoptada por la mayor parte delos filósofos posteriores, que, sin embargo, no hancomprendido que la finalidad de esa división noera otra que la de clasificar y dividir las virtudes.En efecto, si se considera esa división en misma, se ve que no abarca todas las facultadesdel alma: no comprende ni la Imaginación, ni laSensibilidad, ni la Inteligencia, ni las Facultadesnaturales (potencia generatriz y potencia nutritiva)Otros fisofos, como Numenio, noadmiten una sola alma
tripartita,
como losanteriores, ni tampoco dividida en dos partes
(parte racional
y
parte irracional),
sino quecreen que tenemos dos almas, una
racional
y otra
irracional.
Algunos de éstos atribuyeninmortalidad a las dos almas; otros, en cambio,sólo al alma racional, y piensan que la muerte nose limita a suspender el ejercicio de las facultadesque pertenecen al alma irracional, sino queademás disuelve la esencia de ésta. Por último, loshay que creen que los movimientos, en virtud dela unión de las dos almas, son dobles, porque cadauna de ellas siente las pasiones de la otra.
 De la diferencia de las Partes y de lasFacultades del alma.
Vamos a explicar ahora qué diferenciahay entre una
parte
y una
facultad
del alma. Una parte difiere de otra por el carácter de su género,mientras que diversas facultades pueden referirsea un género común. Por eso negaba Aristóteles partes al alma y le concedía facultades. En efecto,la introducción de una parte nueva cambia lanaturaleza del sujeto, al paso que la diversidad delas facultades no altera su unidad. Longino noreconoa en lo animal (en el ser viviente)diversas partes, sino solamente diversasfacultades. En este respecto seguía la doctrina dePlatón, según el cual el alma, indivisible en símisma, se divide en los cuerpos. Por lo demás, deque el alma no tenga diversas partes no se sigueque no tenga más que una facultad única, porquelo que no tiene partes puede poseer diversasfacultades.Para poner fin a esta confusa discusión, es preciso asentar un principio de definición quesirva para determinar cuáles son las diferencias ylas semejanzas esenciales que existen bien entrelas partes de un mismo sujeto, bien entre susfacultades, bien entre sus partes y sus facultades.Con esto se verá claramente si, en el animal, elalma tiene realmente diversas partes osimplemente diversas facultades, y qué opiniónconviene adoptar, si la que atribuye al hombre unasola alma, pero compuesta en realidad de diversas partes por sí misma o con relación al cuerpo, o bien la que supone en el hombre una reunión devarias almas y lo asimila así a un coro cuyaunidad está formada por el concierto de las partes,de suerte que diversas partes esencialmentediferentes concurren a formar un solo ser.Lo primero que hay que ver es en quédifieren en el alma la
parte,
la
facultad
y la
disposición.
Una
parte
difiere siempre de otra por el sujeto, el nero y las funciones. Una
disposición
es una aptitud particular que una partetiene para desempeñar el papel que le ha asignadola naturaleza. Una
facultad
es el hábito de unadisposición, la potencia que tiene una parte parahacer aquella cosa para la cual está dispuesta. Sehan confundido cilmente la facultad y ladisposición; pero hay una diferencia esencial entrela parte y la facultad. Las facultades, cualquieraque sea su número, pueden existir en una esenciaúnica, sin ocupar tal o cual punto en la extensióndel sujeto, mientras que las partes participan enalgún modo de su extensión y ocupan en ella un punto determinado. Así, todas las propiedades deuna manzana están reunidas en un mismo sujeto, pero las diversas partes que la componen estánseparadas unas de otras. La noción de parteimplica la idea de cantidad con relación a latotalidad del sujeto. La noción de facultad, encambio, implica la idea de totalidad. Por eso lasfacultades permanecen indivisibles, porque

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->