Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
P. 1
Cabala Mistica - Dion Fortune

Cabala Mistica - Dion Fortune

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 1,153 |Likes:
Published by hexendemens

More info:

Published by: hexendemens on Sep 23, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/26/2013

pdf

text

original

 
El presente documento contiene una gran cantidad de errores ortograficos (antes teniamuchos mas), contiene diferentes escrituras para los mismos nombre y ademas es posibleque algunas palabras no se encuentren o hayan sido cambiadas levemente, tambien esposible que encuentre palabras que no salen en el diccionario, las cuales deje tal comoestaban al no poder encontrar una mas satisfactoria.Aun teniendo todos estos problemas, el texto vale la pena leerlo y para los estudiosos queya conocen nombres cabalisticos no sera gran problema corregirlos.Espero en el futuro presentar una version mejorada o que alguien mas lo comprate.Parawww.scribd.comHexendemensg.vil@live.clCÁBALA MÍSTICAINDICE
 PRIMERA PARTE.............................................................................................................................................2
CAPITULO I EL YOGA DEL OCCIDENTE.........................................................................................................2CAPITULO II ELECCION DEL SENDERO..........................................................................................................5CAPITULO III EL MÉTODO DE LA CABALA.....................................................................................................7CAPITULO IV LA CABALA NO ESCRITA.........................................................................................................10CAPITULO V EXISTENCIA NEGATIVA...........................................................................................................14CAPITULO VI OTZ CHAIM, EL ARBOL DE LA VIDA....................................................................................18CAPITULO VII LOS TRES SUPREMOS.............................................................................................................20CAPITULO VIII LOS MODELOS DEL ARBOL DE LA VIDA.........................................................................26CAPITULO IX LOS DIEZ SEPHIROTH DE LOS CUATRO MUNDOS.........................................................29CAPITULO X LOS SENDEROS DEL ARBOL...................................................................................................35CAPITULO XI LOS SEPHIROTH SUBJETIVOS..............................................................................................38CAPITULO XII LOS DIOSES DEL ARBOL.......................................................................................................41CAPITULO XIII TRABAJO PRACTICO SOBRE EL ÁRBOL.........................................................................44
 SEGUNDA PARTE..........................................................................................................................................50
CAPITULO XIV CONSIDERACIONES GENERALES......................................................................................50CAPITULO XV KETHER, EL PRIMER SEPHIRAH........................................................................................52CAPITULO XVI KJOKMAH, EL SEGUNDO SEPHIRAH................................................................................59CAPITULO XVII BINAH, ELTERCER SEPHIRAH.......................................................................................67CAPITULO XVIII KJESED (CHESED), EL CUARTO SEPHIRAH.................................................................81CAPITULO XIX GEBURAH (GEBURAH), EL QUINTO SEPHIRAH.............................................................88CAPITULO XX TIPHARETH, EL SEXTO SEPHIRAH....................................................................................93
TERCERA PARTE ........................................................................................................................................109
CAPITULO XXI LOS CUATRO SEPHIROTH INFERIORES.......................................................................109CAPITULO XXII NETZACH, EL SÉPTIMO SEPHIRAH..............................................................................112CAPITULO XXIII HOD, EL OCTAVO SEPHIRAH.........................................................................................121CAPITULO XXIV YESOD, EL NOVENO SEPHIRAH....................................................................................128CAPÍTULO XXV MALKUTH, EL DÉCIMO SEPHIRAH..............................................................................135CAPITULO XXVI LOS QLIPHOTH.................................................................................................................154CAPITULO XXVII CONCLUSION..................................................................................................................158
 
PRIMERA PARTE
CAPITULO IEL YOGA DEL OCCIDENTE
Son muy pocos los estudiantes de Ocultismo que sepan algo verdadero acerca de la fuente madrede donde brotó su tradición. Muchísimos de ellos hasta ahora ignoran que existe una TradiciónOccidental. Los eruditos o investigadores meramente intelectuales se sienten perplejos ante lamultitud de callejones sin salida y otras defensas de que se han valido tanto los iniciados antiguoscomo los modernos para ocultarse y despistar a los demás, hasta tal punto que muchos deaquellos han concluido por afirmar que los pocos fragmentos que nos ha legado la antigüedad sonpura fantasía o han sido fraguados.Mucho les sorprendería saber que esos fragmentos, completados por ciertos manuscritos, que jamás han salido de manos de los iniciados, y la tradición oral de sus claves han sido transmitidoscontinuamente en las escuelas de iniciación hasta nuestros días y se emplean como base de todotrabajo práctico por el Yoga del Occidente.Los adeptos de las razas cuyo destino evolutivo ha sido el de conquistar el plano físico, hancreado una técnica yóguica propia que se adapta frecuentemente a sus problemas especiales y asus necesidades peculiares. Y esta técnica está basada en la nominalmente conocida pero nocomprendida Cábala de la Sabiduría de Israel.Podría preguntarse por qué las naciones occidentales tienen que buscar en la cultura Hebrea sutradición mística. La contestación la comprenderán muy fácilmente todos aquellos que esténfamiliarizados con la teoría esotérica concerniente a las razas y subrazas. Todo tiene una fuente,un origen. Las diferentes culturas no surgen de la nada. Las simientes de cada nueva fase de lacultura deben surgir necesariamente de la precedente. Nadie puede negar que el Judaísmo fue lamatriz de la cultura espiritual europea, si se recuerda que tanto Jesús como Pablo eran judíos.Ninguna otra raza que no fuera judía podía servir de base para la nueva dispensación, porqueninguna otra raza era monoteísta. El Panteísmo y el Politeísmo tuvieron su día, y ahora senecesita una cultura nueva y más espiritual. Las razas Cristianas deben su religión a la cultura judía, de la misma manera que las razas budistas del Oriente deben la suya al Hinduismo.El misticismo de Israel es el que suministró los fundamentos del Ocultismo Occidental, y es el queforma la base teórica sobre la que se desarrolla todo el ceremonial. Su famoso jeroglífico, el Árbolde la Vida, es el mejor símbolo de meditación que poseemos, porque es el más comprensible.No es nuestra intención escribir un estudio histórico de las fuentes de la Cábala, sino más bienenseñar el uso que se hace de ella por los estudiantes modernos de los Misterios, porque si bienlas raíces de nuestro sistema están en la Tradición, no hay razón alguna para que quedemosesclavizados por ella. La técnica que se está practicando actualmente es algo que está en plenodesenvolvimiento porque la experiencia de cada trabajador la va enriqueciendo y se convierte asíen parte de la herencia común.Tampoco es necesario para nosotros hacer ciertas cosas o sostener determinadas ideas porqueLos
Rabbis
que vivieron antes de Cristo hayan tenido ciertos puntos de vista. El mundo ha seguidosu marcha desde entonces y nos encontramos bajo una nueva
dispensación.
Lo que entonces eraverdad en principio, lo sigue siendo ahora, y, por lo tanto, es del mayor valor para nosotros. ElCabalista moderno es el heredero de los antiguos Cabalistas, pero tiene que reinterpretar ladoctrina y formular nuevos sistemas a la luz de la
dispensación
actual, si es que la herencia queha recibido, representa un valor práctico para él.No proclamamos tampoco que Las enseñanzas Cabalísticas modernas, tal como las hemosaprendido, sean idénticas a la de los Rabbis pre-Cristianos pero sí podemos afirmar que sondescendientes legítimas de aquéllos, con el desarrollo que ha sobrevenido después, naturalmente.Cuanto más cerca nos encontramos de la fuente, tanto mas pura es la corriente. Para descubrir Los primitivos principios no es necesario ir al manantial mismo: un río recibe el caudal de muchosafluentes en su largo curso, y esto no significa, necesariamente, que ellos contaminen Las aguasoriginales. Si deseamos descubrir si son puras o no, no tenemos más que compararlas con LA
 
corriente original, y si la prueba es satisfactoria no hay ningún inconveniente en que se mezclensus aguas y aumenten el caudal de la corriente. Lo mismo ocurre con la tradición: lo que no esantagónico es completamente asimilado. Debemos probar siempre la pureza de una Tradiciónrefiriéndonos a sus primitivos principios, pero también debemos juzgar la vitalidad de la mismacomprobando su poder de asimilación y desarrollo. Sólo la fe muerta no es influida por elpensamiento contemporáneo.La corriente original del Misticismo Hebreo ha recibido muchísimos afluentes. Vemos suculminación entre Los adoradores nómadas, de Los astros, de la antigua Caldea, donde Abraham,en una tienda, rodeado por sus rebaños, oyó la voz de Dios. Pero el mismo Abraham tiene unsegundo plano nebuloso en donde se vislumbran vastas formaciones. La misteriosa figura delGran Rey Sacerdote, "nacido sin padre y sin madre y sin descendencia, que no tuvo ni principio nifin de su vida", le administra la primera Cena Eucarística de Pan y Vino después de la batalla conLos Reyes en el valle, Los siniestros reyes de Edom, "que gobernaban antes de que hubiera unRey en Israel, cuyos reinos eran fuerzas desequilibradas".De generación en generación podemos trazar el intercurso de Los príncipes de Israel con LosReyes-Sacerdotes de Egipto. Abraham y Jacob fueron allí; José y Moisés estuvieron íntimamenteasociados con la corte de Los adeptos reales. Cuando leemos que Salomón se dirigió a Hiram,Rey de Tiro, pidiéndole hombres y materiales, y que Daniel fue educado en Los palacios de Babi-lonia, pensamos también de que Los famosos Misterios de Tiro deben haber sido accesibles a Losiluminados hebreos, y nos damos cuenta de que la sabiduría de Los Magos debe haber influidoprofundamente en el Esoterismo del pueblo de Israel.Esta antigua tradición mística de Los hebreos poseía tres escrituras: los
Libros de la Ley y LosProfetas,
que se conocen como el Antiguo
Testamento; el Talmud,
o colección de comentarioseruditos sobre aquél y la
Cábala,
o interpretación mística del mismo. De estos tres libros, Losantiguos Rabbis decían que el primero era el cuerpo de la Tradición, el segundo su alma racional yel tercero su espíritu inmortal. Las personas ignorantes pueden leer con provecho el primero y Loseruditos pueden estudiar el segundo, pero Los sabios son Los que meditan sobre el tercero. Esrealmente muy extraño que el Cristianismo no haya buscado Las claves del Antiguo
Testamento
en la CábalaEn los días de Nuestro Señor existían tres escuelas de pensamiento religioso en Palestina: LosFariseos y Saduceos, de los que se habla frecuentemente en Los Evangelios, y los Esenios, a Losque nunca se hace referencia. La Tradición Esotérica afirma que el niño Jesús Ben José, cuandofue reconocido en todo su valor por Los eruditos doctores de la Ley, que le oyeron hablar en elTemplo, a la edad de doce años, fué enviado por ellos a la comunidad de Los Esenios, próxima alMar Muerto, para ser educado según la Tradición Mística de Israel, donde quedó hasta que fué aJuan para ser bautizado en el Jordán, antes de comenzar su misión, a la edad de treinta años.Sea como fuere, el hecho es que la cláusula final del Padre Nuestro es cabalismo puro. Malkuth elReino; Jod, el Poder, y Netzah, la Gloria, forman el triángulo básico del Árbol de la Vida, conYesod, el Fundamento, o receptáculo de Las influencias, como punto central. El que formuló esaoración conocía la Cábala.El Cristianismo tuvo su esoterismo en la Gnosis, que tanto debía al pensamiento Griego y Egipcio.En el Sistema de Pitágoras vemos una adaptación de Los principios cabalísticos al MisticismoGriego.La sección exotérica, organizada por el estado de la Iglesia Cristiana, persiguió y aniquiló a lasección esotérica, destruyendo todos Los vestigios de su literatura, tratando de borrar hasta elrecuerdo mismo de la Gnosis, de la historia humana. Se recuerda que Los baños y Los hornos deAlejandría fueron alimentados durante seis meses con Los manuscritos de la Gran Biblioteca. Esmuy poco lo que nos queda de la herencia espiritual de la Antigua Sabiduría. Todo lo quesobresalía del suelo, por así decirlo, fue completamente arrancado, y sólo excavando Las arenasque cubren Los antiguos monumentos se ha podido recuperar o descubrir Los fragmentos queposeemos.
3

Activity (26)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
mgcrespi liked this
isaacdinesen liked this
vicusmendoza liked this
Gada El liked this
Vanesa Balboa liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->