Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
6Activity

Table Of Contents

JORGE RUFFINELLI
DOMINGO MILIANI
JAIME ALAZRAKI
HUGO VERANI
(como «La vida no es muy seria en sus cosas») y otro que desapareció de
El paralelo entre Rimbaud y Rulfo tiene aquí una función: señalar
Bachelard (y que él hace preexistir a la refexión) no surge de un vacío ni
Revolución Mexicana que no logró verdaderas reformas en el reparto
De ahí que la «rebelión cristera» sea un telón de fondo imprescindible
1928. Nació en la zona de Los Altos en el estado de Guanajuato» (Diálogo
Los años 1921 a 1924 tuvieron por rasgo mayor la «exaltación nacio-
La otra cara de esta medalla es una faz de ultracultura: José Vascon-
Páramo decide que la mejor manera de combatir su peligro consiste en
La respuesta más fácil ubicaría a Rulfo en la postrimería de esta
Cuando El llano en llamas y Pedro Páramo se publicaron a media-
Los cuentos de El llano en llamas se ubicaron rápida y equívocamen-
Revolución Mexicana. La novedad que supuso dos años después Pedro
1959 Rulfo le confesaba a José Emilio Pacheco: «Quisiera haber escrito
Chumacero reprochaba a Rulfo la «desordenada composición» de la no-
La actividad literaria de Rulfo anterior a El llano en llamas había sido
Los primeros textos de Juan Rulfo no pertenecían a la temática rural
Macario (en «Macario») dice: «la apalcuachara a tablazos» o «sacarme estos
Dice Octavio Paz en El laberinto de la soledad: «La Virgen (...) es la
Pedro Páramo o en un cuento como «Luvina». O en «Nos han dado la
Pero él no es ningún bandido ni ningún asesino. Él es gente buena». La
El cuento que tal vez mejor ilustra esta situación es «Diles que no me
Es algo difícil crecer sabiendo que la cosa de donde podemos agarrarnos
Matilde Arcángel» el conficto padre-hijo está expuesto en sus términos
La noción de la muerte y los sentimientos y mitos en torno suyo no se
Un breve inventario de situaciones nos colocaría en el vórtice de estos
No me ayudaste ni siquiera con esta esperanza». El relato picaresco de
Esta frialdad desaparece en «El hombre» o en «¡Diles que no me
De ahí que una verdadera lectura de El llano en llamas esté entre
La maestría o la intuición que guió a Rulfo en ese diseño puede ad-
Páramo. Mi madre me lo dijo. Entonces le prometí que iría a verlo en
El texto «La Cuesta de las Comadres» da cuenta del segundo aspecto:
C.M. Ramuz; el primero tal vez por sus técnicas: el perspectivismo que
Rulfo se alimenta de la realidad de Jalisco como también se alimenta de
Las supersticiones (del país de Vaud en Ramuz; de los desiertos ja-
En Derborence de Ramuz se entrega la misma imagen: «El silencio de la
Rulfo negó que Pedro Páramo fuese el personaje central del libro: ése lo
Lo que nos llama la atención en Pedro Páramo está en su atmósfera
A las varias preguntas anteriores sobre Pedro Páramo no puede sino
Juan Preciado y se concentra en las historias individuales y alternadas de
Precisamente ese abandono de Comala por Pedro Páramo equivale
El cacique político y neofeudal que es Pedro Páramo actúa en las
El comienzo de Pedro Páramo nos reserva un engaño: el de la am-
Sólo mediada la novela sabremos que el interlocutor de Juan Preciado
(«No vayas a pedirle nada. Exígele lo nuestro. Lo que estuvo obligado a
Miguel Páramo es todo lo que no es Juan Preciado. En Miguel los
La aspiración de Juan Preciado era la búsqueda del padre. En Miguel
Pedro Páramo es un personaje hueco que el relato va colmando desde
La identifcación padre-hijo es explícita con respecto a Miguel y Pedro
Páramo: no sólo el primero es «la viva imagen del padre» (según Fulgor
Pedro Páramo y es el único en quien la tarea del héroe –tarea que parece
Si la línea inaugural de Pedro Páramo es la que dirige Juan Preciado
En Pedro Páramo cada personaje vive grávidamente su historia per-
La ironía que le depara la fatalidad a Pedro Páramo consiste en que
. Se cumplían cincuenta años de la publicación inicial de Barrabás
Acepté gustosamente. Coincidía con la redacción del presente trabajo
Concentro la atención preferente en la cuentística de un escri tor a quien
Pietri los cuentos representan su aporte mayor a la producción intelectual
Angarita. Continúa respetado y rebatido cuando formula iniciativas que
La vida de Arturo Uslar Pietri corre en isocronía con el tránsito de una
Venezuela rural a una Venezuela petrolera. Nace (1906) cuando decae
La oposición más resaltante se origina en una pequeña burguesía
Pellicer activó el nacimiento de un organismo estudiantil seme jante. De
Gómez como un «gendarme necesario»
Entretanto Gómez recibe a título de huésped distinguido al moder-
Gabaldón Márquez– en la hacienda Santo Cristo de Biscucuy (estado
Portuguesa) el 28 de abril. Otro grupo invadía Curazao el 8 de junio para
Miguel Otero Silva. El ejemplo de Sandino –en Nicaragua– había calado
Entre los mitos acuñados por la historia literaria de nuestro tiempo ad-
Mundial y forcejeaban por emerger del aplastamiento que signifcó el
De ahí que un primer motivo induzca a poner en duda la efcacia del
Los acontecimientos políticos ocurridos en 1928 (Semana del Estu-
La detención masiva de estudiantes y líderes revolucionarios a raíz de
Rafael Arévalo González, Carlos y Jesús Corao y Alberto Ravell. Sin em-
En lo ideológico sólo mantuvieron una identifcación política de
(1918); la Unión Patriótica y la Sociedad Patriótica (1920); el Partido
Republicano y la Unión Revolucionaria Venezolana (1922). En 1926 se
En cambio la invasión de Cumaná se rigió por los principios del Partido
Chalbaud. Entre los intelectuales comprometidos con este último mo-
Una tercera organización inició sus actividades el mismo año 1928:
ARDI (Agrupación Revolucionaria de Izquierda). Incorporó marxistas y
Después de la muerte de Gómez la Federación de Estudiantes resur-
La presidencia es detentada por el dirigente marxista Jesús González
Cabrera. Villalba y García Arocha emprenden la organización de otro
Unión Nacional de Estudiantes (UNE) de orientación socialcristiana. De
Esa concepción iluminista o mesiánica del fenómeno sociopolítico
Nelson Himiob y casi niños como Guillermo Meneses. No sólo en edad
parte de las mitologías troqueladas por el iluminismo o mesianismo me-
Miguel Acosta Saignes. Un testigo de época rememora aquellos debates
Pero es que en el caso del 28 tampoco se podría determinar con absolu-
Pensamos que ahí está la mayor difcultad para establecer la «taxono-
Desde la Primera Guerra Mundial se agudizaron los cambios de con-
Nuevas investigaciones han comprobado que tales asertos carecían de
Los años 20 encontraban a América Latina en plenitud de una toma
Desde entonces la voz de los intelectuales se hizo escuchar alta. A este
Darío con su famosa «Oda a Teodoro Roosevelt»
La Primera Guerra Mundial (1914-1918) y el triunfo de la Revolución
Socialista Soviética (1917) centraban las miradas en un destino universal
Sus antecedentes se hallan en dos escritores cronológicamente anteriores
1928. Es un proceso que arranca y se expande a lo largo de la década de
Lo cierto es que la vanguardia inundó el espacio intelectual y se impuso
Julio Garmendia escribió notas y comentarios sobre poetas «nue-
Fernando Paz Castillo y Leopoldo Landaeta
El crítico iniciaba su nota con un irónico párrafo donde todos los
Ramos Sucre entre quienes rompieron códigos instaurados desde 1918
Se alboroza de ver liquidado a Leopoldo Landaeta y lamenta los «extra-
Regionalistas fueron la poesía y la prosa narrativa escritas por los grupos
Más urticante que el propio manifesto debió parecer a los académi-
Otros salieron en defensa de la tradición bajo pretexto de amplifcar el
Glosaba versos de Byeli y proclamaba simpatías por la Revolución So-
Hay muchas formas nuevas de expresión que producen una aparente
Ciencias Políticas en la Universidad Central. Su conducta en las acciones
Y más: su papel intelectual estuvo en todo caso a la altura de quienes en
Entre enero y septiembre de 1928 Arturo Uslar Pietri llena un in-
libro de cuentos
Seguimos creyendo que este criterio puede tener validez histórica para
Julio Garmendia desempeñaba también modestísimos cargos diplomá-
libros y revistas donde se hablaba de nuevas modalidades culturales. El
Coupole. Se actualiza en las controversias generadas a partir del Segundo
Manifesto Surrealista y las ácidas disensiones provocadas entre Bretón
Max Jiménez. Conoce a intelectuales europeos que estaban en primera
Este último residía en Europa desde 1923. Luego de un corto paso de
Mesoamérica. Tomaba conciencia a fondo del contexto cultural de su
En los tres escritores había común preocupación por las nuevas téc-
Los años siguientes transcurren entre viajes. Periódicamente va a
Co noce Marruecos acompañado por Miguel Ángel Asturias. En febrero
El país vivía entonces los estertores de la dictadura gomecista. El viejo
La bonanza fscal procedente del auge petrolero había permanecido y
El 17 de diciembre de 1935 muere Juan Vicente Gómez. El país grita
Tarazona habían pretendido alargar mediante la liquidación física de
El primer número circuló en marzo de 1935. Allí publicó su ensayo «Pies
Padrón. Uslar sale a responder en una apostilla titulada «Asteriscos». Allí
En agosto del mismo 1935 circuló el tercero y último número de
Se trata de uno de sus trabajos narrativos más antologados y traducidos
Unos meses después editó su tercer libro: Red. Cuentos (1936)
Colonización. Había ingresado en la vida pública. Y también en la po-
parte se había confgurado un sector eminentemente cerrado, proclive
En 1941 asume la Presidencia de la República el general Isaías Me-
Uslar Pietri en materia política le ha granjeado respeto hasta de sus más
Administrativa que gozaba de poderes extraordinarios otorgados por la
A fnes de noviembre Uslar es «extrañado» del país con los ex pre-
Por aquellos años sostiene una valiente posición crítica sobre asuntos
Nacional. La brillantez de sus exposiciones sobre Literatura Venezolana
Pietri. Los frmantes son detenidos en la Cárcel Modelo de Caracas. El 23
Su discurso relativo al problema petrolero hace recordar al hombre que
Revolucionaria. Las guerrillas proliferaron en la ciudad y el campo. Dos
Ramón J. Velásquez refere así aquella circunstancia:
Villalba. Era además un tenso proceso donde las izquierdas insurrectas
Nacional Democrático. Por primera vez su nombre asume públicamente
Uslar entra en alianza con otras fuerzas dentro de un Amplio Frente de
Lo que restaba de Acción Democrática acompañó en la derrota la candi-
Uslar actúa como parlamentario. La política de pacifcación del nuevo
Mantiene el prestigioso periódico en una línea de eclecticismo y obje-
Durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez es designado representante
Pero la destreza del narrador supo ubicar el desarrollo en una dimensión
. El pequeño volumen resalta aún más en su aper-
Angarita Arvelo supo leer con certera modernidad el mensaje implícito
Lámpara de arcilla de Rafael Briceño Ortega. Mayores razones aún para
libro de Uslar, los vanguardistas vieron la cristalización de un propósito
Sería prolijo ilustrar aquí la serie de rasgos de expresión donde per-
Los llamados tradicionalmente escritores realistas fueron –al menos en
Venezuela– quienes adoptaron como objetivo la denotación mimética de
Se preocuparon mucho por expresar «lo verdadero» y dejaron escapar la
El concepto de realismo aplicado por Uslar –y antes de él por José
La nueva óptica del narrador permitió que en Barrabás y otros relatos
Otros son «La bestia» y «La caja». Este último aún denomina al personaje
La obsesión de hurgar en los infernos interiores de la conciencia y la
La Venezuela que encuentra Uslar Pietri a su vuelta salía del ma-
libro era la que databa de los años del gomecismo, de una vanguardia
(1936) constituyó uno de los momentos más luminosos de la producción
Si en Barrabás y otros relatos aún prevalecían los fnales de relato
Uslar Pietri en los ensayos escritos por aquellos años para la revista El
Tío Tigre y Tío Conejo apareció en 1945. Ramón Díaz Sánchez editaba
(1943). Pedro Berroeta aportaba narraciones misteriosas y de suspenso
Y es justamente en esas condiciones como circula el más intenso de los
libros narrativos escritos por Arturo Uslar Pietri
Junto a la tradición hispano-arábiga de los fabularios con personajes ani-
Transcurrieron dieciocho años a partir de la aparición de Treinta hom-
Alfonzo apareció en 1951 como una de las más promisorias cifras de
Andrade. En perfles semejantes se imponía la reciedumbre de Oswaldo
Garmendia. El nuevo movimiento se congrega en los altos de una librería
Sardio. Entre sus más nerviosos animadores está Adriano González León;
Rómulo Betancourt y expandida en toda la década de los 60. El impulso
Pietri estaba renovando sus propios mecanismos de escritura cuentística
De temática más contemporánea es «Caín y Nuestra Señora de la
Uslar mantuvo y mantiene una sobria técnica de hilvanar lo misterioso
libro de cuentos de Uslar Pietri. Se llamó Los ganadores, pero también
El lector que hubiera sentido la empatía de los dos primeros cuentos
Pero no hay nada que hacer. José Gabino ha muerto. Su periplo parece
Cortázar no es un escritor latinoamericano». Y agregaba:
Pero Rayuela no es la postulación de una utopía fuera de la historia
Pero para tocar esa armonía primordial Rayuela desanda todos los cami-
De manera seme jante Cortázar ha dicho:
Es lo que en términos novelísti cos decían Musil y Gide y a veces
Cortázar anota en una página de Morelliana: «¿Qué es en el fondo esa
La prehistoria literaria de Cortázar se remonta a sus años adolescentes
Como todo muchacho que descubre la fascinación y el poder mági co de
(1938) aparece en esa Argentina de entonces donde (son palabras del pro-
Los pocos ejemplares de esa limi ta dísíma edición privada circulan entre
Losada que es la más difundida y la que continúa circulando hasta hoy
La poesía elegíaca y ensimismada de Neruda recogía lo más perdurable
Pero el ámbito literario de esta generación está muy lejos de reducir-
Hablo sobre todo de los poemas de Sonetos y preludios donde el vuelo lí-
Cortázar en estos poemas cuyo territorio es un espa cio extraterritorial
Muy diferente es el tono y la intensión poética de Razones de la cólera
Carriego ni la Buenos Aires mítica de Borges. Pienso en un poe ma como
. «El cenotafo» ilustra esta poética de sim-
Asterión». El motivo co mún indica simpatías y a su vez subraya diferen-
En Borges el mito se convierte en adivinanza que replantea su visión de
. El minotauro de Cortázar es el poeta. Su tratamiento del mito
Y así era. A pesar de algunas semejanzas de superfcie –preferencia
Cortázar difere considerable mente del adoptado por Borges. Mientras
Y así es. La fábula de sus cuentos pareciera organizarse según un or-
También ha sido una operación cómoda meter a Borges y Cortázar
Cortázar es sufcientemente claro: ni él ni Borges están interesados en
A pesar de que Borges y Cortázar recurren a la dimensión fantásti ca no
Borges en cuentra la ruta que lleva al universo de su fcción: «Admitamos
Hagamos lo que ningún idealista ha hecho: busquemos irrea li da des que
. «Fantasías metafísicas» ha llamado Bioy Casares
Si el surrealismo intentó descubrir y explorar «una realidad más real
. Pero es en Rayuela donde al lenguaje de Cortázar le
La narración se apoya con idéntica certe za en la dimensión histórica
Cuando a Cortázar se le preguntó sobre los sentidos implícitos en
Argentina durante esos mismos años. Para algunos es la historia de una
1927. En la reseña del cuento de Carmen de Gándara, «La habitada», cita
Más reveladoras aún son sus reseñas sobre literaturas no hispáni-
libro reseñado, se las ingenia para otorgar a sus co mentarios un relieve
Signifcativas son también sus ob serva ciones sobre la forma y el sentido
También la reseña de La flosofía perenne de Huxley participa de
Hay que recordar la popularidad de ese género durante esos años. Bor-
Borges y Bioy Casares. La difusión y el arraigo del género detectivesco
1953 fue posible publicar una antología de Diez cuentos policiales ar-
No solamente en relación con «la perfección formal» que Cortázar defne
La reseña dedicada a Los papeles de Aspern de Henry James es signi-
libros de tema flosófco-existencial: Temor y temblor de Kierkegaard, La
Para completar este escrutinio de lecturas y derivar de él algunas con-
No solamente a través de los monólogos de Persio –suerte de fltro poéti-
También Horacio sale purgado de sus tensos y cargados diálogos
Es esta visión poética de la realidad la que Cortázar vindicaba para la
Aragon) y los tough writers en Estados Unidos buscan no tanto la acción
La respuesta de Cortázar se explica: el nouveau roman no representó
Las observaciones sobre la novela incluidas en Rayuela representan su
Shakespeare. Borges hizo de ese artifcio uno de los ejes alrededor del
Cortázar escribe. Había que hacerlo porque la función de mandala de la
Umberto Eco traducida al español como Obra abierta en 1965. Hay aquí
Stock hausen o los Mobiles de Pousseur– y de trazar una posible poética
Eco ha mostrado que la poética de la obra abierta es la respuesta del arte
Absoluto; pensamos en el culto al absurdo que profesaron los surrealistas
Zen. Si Oliveira entra en el concierto de madame Trépat para no empapar-
Las afnidades de Cortázar con el budismo Zen están consignadas en
La simpatía de Morelli-Cortázar hacia el modo Zen es comprensible
Las Sutras del Prajnaparamita insisten en que el Zen no tiene «residen-
Esta técnica recuerda hasta en su formulación el Verfremdungseffekt o
Se ha observado que «Brecht sintió que lo familiar y acostumbrado
Oliveira plantea un extrañamiento semejante ante la regla: «El absur-
Zen. La fenome nología husserliana resuena como el eco de las palabras
Mer leau- Ponty concluye en su Phé no me nologie de la per ception que «el
Eco ha ob servado que «el hombre occidental nunca aceptará perderse
No otra es la estrategia adoptada en Rayuela. Cortázar se sitúa en un
Cor tázar recurre a un código no realista que recuerda en su resolución
parte de la novela. El «tablero de di rección» sugiere una entre muchas de
Zen ha vigorizado y renovado el intelectualismo de Occidente. Para creer
Esto se ve corroborado por las numerosas y divergentes interpretaciones
Durante su primera estadía en Buenos Aires (1930-1934) Onetti publi ca
libro donde podamos encontrarnos» (p. 18); se necesita una voz «capaz de
(1941) y Tierra de nadie (1941). Ángel Rama afrma que «son prácticamen-
(«so lo y entre la mugre»). La única salida del radical desamparo que lo
Cuando el torrente de imágenes –el mundo poblado de ensueños– se
La excesiva mo rosidad descriptiva y las largas digresiones interrumpen
Aránzuru y la mujer de «Un sueño realizado» se agotan dentro de las
Brausen está escribiendo. Escribir para él es –arraigada convicción onet-
Cualquier cosa repen tina y simple iba a suceder y yo podría salvarme
La versión que Jorge Malabia da en el penúltimo capítulo de Junta-
Esta deliberada ambigüedad adquiere progresivamente una preeminen-
El asunto tratado no puede ser más sencillo –y deprimente. Un tuber-
González es una pordiosera que pide limosna acompañada de un chivo
Otros relatos importantes de este período continúan esta línea cen-
En La cara de la desgracia –uno de los relatos esenciales de Onetti–
Se despliega una serie de ocultamientos sumidos en una ambivalencia
La comicidad grotesca del de senlace –sólo reciben 500 pesos y un perro
En «La novia robada» se intensifcan la farsa y el grotesco. Nueva-
En Juntacadáveres Larsen llega a Santa María a realizar el sueño de
El refugio en la locura de Julita es otra forma de restituir el espacio del
En busca de una nueva responsabilidad que dé sentido a su existencia
En el astillero Larsen descubre que la única garantía de supervivencia
Larsen lo conduce a quedar atrapado una vez más en las redes del enga-
Morosamente Onetti va elaborando –distorsionando– una historia
Onetti de concentrar y diseminar sentidos. La multiplicidad de alu siones
Jorge Malabia ya no es poeta e idealista sino un cínico y obeso terrate-
Padre Bergner se ha convertido en cómplice en la devaluación de los
La experiencia del exilio ha condicionado la orientación literaria de casi
Madrid. Seguirá siendo un solitario que prefere el encanto familiar de
Casi todo lo que al respecto he leído no pasa de la categoría de panfeto;
Nunca me ha interesado lo que hace algunos años se llamaba el mensaje
Onetti testimonia la circunstancia histórica en que fue compuesta y revela
. No es menos cierto que desde Juntacadáveres su producción
Baste recordar que a partir de La muerte y la niña se intensifca esta ten-
Rama señaló como «fantasmal en claustramiento de Onetti en su propia
La cita literal es el procedimiento más explícito en la producción del
La construcción en abismo transgrede las fronteras del mundo novelesco
(p. 43). Medina había escapado de Santa María «sin permiso de Brau sen»
Onetti: el sueño que se sabe mentira se impone como realidad textual
Se reitera aquí el mensaje de Brausen: sólo es posible liberarse del
Todos los pro tagonistas de Onetti se rebelan contra el mundo hostil cons-
Medina regresa a Santa María para invertir las leyes que regían su
En Santa María se cumple el deseo de Medina de dominio y el placer
(p. 1406). Como Mon cha en «La novia robada» y Rita en Para una tumba
. Si Casal en Tierra de nadie sentía
En su diseño se utilizaron caracteres
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Prólogos

Prólogos

Ratings: (0)|Views: 723 |Likes:
Published by Le-ni

More info:

Published by: Le-ni on Aug 10, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/19/2012

pdf

text

original

You're Reading a Free Preview
Pages 6 to 167 are not shown in this preview.
You're Reading a Free Preview
Pages 173 to 184 are not shown in this preview.
You're Reading a Free Preview
Pages 190 to 209 are not shown in this preview.
You're Reading a Free Preview
Pages 215 to 256 are not shown in this preview.
You're Reading a Free Preview
Pages 262 to 276 are not shown in this preview.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->