Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword or section
Like this
2Activity
×

Table Of Contents

0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Sala Numero 6

La Sala Numero 6

Ratings: (0)|Views: 3,920|Likes:
Published by conicoarq

More info:

Published by: conicoarq on Aug 11, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

03/21/2013

pdf

text

original

 
 Anton Chejov
 
LA SALA NÚMEROSEIS
 
www.infotematica.com.ar
 
La Sala Número Seis 
www.infotematica.com.ar 
 
Texto de dominio público.
Este texto digital es de DOMINIO PÚBLICO en Argentina por cumplirse más de 30años de la muerte de su autor (Ley 11.723 de Propiedad Intelectual). Sin embargo,no todas las leyes de Propiedad Intelectual son iguales en los diferentes paísesdel mundo.Infórmese de la situación de su país antes de la distribución pública de este texto.
2
 
La Sala Número Seis 
www.infotematica.com.ar 
 
IEn el patio del hospital hay un pequeño pabellónrodeado de un verdadero bosque de cardos,ortigas y cáñamo silvestre. Su techumbre está oxidada,la chimenea medio caída, los escalones de laentrada se hallan podridos y cubiertos de hierba, ydel yeso del enlucido no quedan más que las huellas.Su fachada da al hospital, y por la parte trasera empiezael campo, del que lo separa una valla gris coronadade clavos. Estos clavos, con las puntas haciaarriba, la valla y el propio pabellón tienen ese aspectoparticular, triste y repulsivo, que en nuestropaís sólo se encuentra en los hospitales y las cárceles.Si no teméis que os piquen las ortigas, sigamosel estrecho sendero que lleva al pabellón y veremosqué pasa dentro. Abrimos la primera puerta y pasamosal zaguán. Aquí, junto a la pared y la estufa, hayverdaderas montañas de trastos y ropas. Colchonetas,viejas batas hechas un guiñapo, pantalones, camisasa rayas azules, zapatos rotos que no sirvenpara nada: todos estos harapos están amontonados,arrugados, revueltos, medio podridos, y de ellosemana un olor pestilente.Sobre esta basura se halla siempre tumbado, conla pipa entre los dientes, el loquero Nikita, viejosoldado licenciado de galones descoloridos. Su caraes dura, de hombre aficionado a la bebida, de cejasarqueadas, que le infunden el aspecto de mastín dela estepa, y de nariz roja; es más bien bajo, enjuto ynervudo, pero su aspecto impone y posee unos puñosenormes. Pertenece al género de personas simples,cumplidoras de su deber y obtusas que ponenpor encima de todo el orden y que por eso estánconvencidas de que hay que emplear los puños. Pegaen la cara, en el pecho, en la espalda, en cualquier
3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->