Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Religion de la Comunidad-Sociedad

La Religion de la Comunidad-Sociedad

Ratings: (0)|Views: 19 |Likes:
Published by Carlos Fausto
Revisión de las nociones de lo religioso en las aproximaciones diferenciadas entre la teoría de la comunidad y la teoria de la sociedad.
Revisión de las nociones de lo religioso en las aproximaciones diferenciadas entre la teoría de la comunidad y la teoria de la sociedad.

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: Carlos Fausto on Aug 11, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/13/2011

pdf

text

original

 
1
La religión de la comunidad y de la sociedad
Carlos N. Mora Duro
1
 
«Ningún criado puede servir a dos señores, por que aborrecerá a uno y amará al otro,o bien se entregará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y al dinero» (Lc, 16:13).¿No es acaso ésta una sentencia excluyentePara elegir entre la comunidad de Dioso la sociedad de los hombres?0. INTRODUCCIÓN
La teoría de la sociedad a principio del siglo XX designaba como asociación aun círculo de hombres que conviven «esencialmente separados»; en contraste, lareflexión comunitaria afirmaba que los hombres en comunidad viven «armoniosamenteunidos», es decir, que mientras en la comunidad «permanecen unidos a pesar de todaslas separaciones, en la sociedad permanecen separados a pesar de todas las uniones»(Tönnies, 1887). La religión de una comunidad parece tener, en tal aspecto, un rol vitalen lo que concierne a las relaciones posibles entre los hombres, pero en la sociedad,dado su carácter divisorio, la noción religiosa se enfrenta con un problema: si loshombres societales conviven esencialmente separados, la manifestación de religiosidadno depende ya de las voluntades conjuntas, sino de los ejercicios individuales. Estosignifica que cada hombre asume la potestad religiosa por su cuenta y que lasasociaciones hierocráticas no son más que un cúmulo de «individualidades religiosas».Sin embargo, si esta lógica no se cumple, es posible pensar que la manifestación de lalealtad religiosa es un vestigio de aquellas «uniones duraderas» que mantienen atados alos hombres a pesar de sus diferencias, o, dicho en otros términos, que «la religión de lasociedad» es en el fondo un
continuum
de la religión de la comunidad.El razonamiento al cual me apego en este trabajo no toma como punto de partidala «esencia de la religión», sino que el interés se concentra en la relación que guarda lanoción religiosa con la determinación de un tipo de actuar societal o comunitario, y alcontrario. Esta influencia, por lo tanto, parece ser en dos direcciones, por un lado, en elsignificado de la religión para la constitución de una comunidad y en su tránsito hacia

1
Sociólogo por la Universidad Autónoma del Estado de México. Candidato a Maestro por laFacultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) Sede México. Correo electrónico:duu.carlos@gmail.com
 
2
las asociaciones; y, por otro lado, en la consecuencia
 perse
de las relacionescomunitarias o societales para la configuración de un tipo de religión entre los actores.En efecto, no propongo realizar una sociología de la religión a través de la teoría de lacomunidad y de la sociedad, sino más bien, entender el peso que se le otorga a lasnociones religiosas en la distinción sociológica entre
 gemeinschaft 
y
 gesellschaft 
.Puntualmente ¿cuál es el lugar que ocupa la descripción religiosa en una asociación quelibera a sus integrantes de la lógica de «vida en conjunto» y de «reciprocidad positiva» —la sociedad— y cuál es la posición de esta misma descripción en las comunidades quemantienen todavía el pegamento de las «voluntades conjuntas»?Sería ocioso, por lo pronto, limitar la noción de «lo religioso» a un tipo deexpresión u organización. Luhmann, por ejemplo, procede de esta manera,discriminando la conceptualización de lo religioso como «humanismo» o como un tipode «esquema de la conciencia». En sus palabras, centrarse en el hombre es un tipo dedéficit que impide a la sociología clásica de la religión tratar el tema como ámbito decomunicación, ante lo cual propone «sustituir el concepto «hombre» por el concepto«comunicación» y con ello la teoría de la religión antropológica tradicional por unateoría de la sociedad» (2000:14). Nuestro proyecto es definitivamente menos ambiciosoque esto. Durante la revisión de la noción de lo religioso examinaré tanto lo referente ala comunicación como también las interpretaciones más cercanas a la estructura,función y organización hierocrática. Al final del día, como ya se había mencionado, el
leitmotiv
de esta reflexión se encuentra en las «posibilidades» de lo religioso en lacomunidad o en la sociedad, y las posibilidades de lo comunitario y lo societal en loreligioso.Para afrontar la tarea propuesta emprendo un paseo sociológico entre distintos pensamientos. En primer lugar, la «centralidad de los clásicos», donde mencionaré lasideas concernientes a nuestro tema desde Tönnies, Durkheim y Weber. Seguido de estenúcleo, retomo las claves de la propuesta parsoniana de «comunidad societal» y larelación que guarda con la expresión de lo religioso. Para cerrar el ciclo, me apego a lasideas más contemporáneas desde los argumentos de Scott Lash. Como podrá notarse,nuestra caminata muestra tres fases de la sociología más o menos
conocidas
dentro de laliteratura de la historia del conocimiento sociológico: la centralidad de la sociologíaclásica, reflejo de la primera reflexión de la modernidad; el cinturón teórico del aportede Parsons; y, al final, la construcción sociológica de la modernidad reflexiva. Endefinitiva, usaré los principales argumentos para concluir respecto de la situación que
 
3
enfrenta la religión en un escenario de comunidades «contemporáneas» altamenteconectadas (virtualmente), y, como nunca —anteriormente— altamente dispersas(geográficamente).
1. LA GÉNESIS DE LA AUTORIDAD RELIGIOSA EN TÖNNIES
La importancia de la tesis aportada por Tönnies al final del siglo XIX reside principalmente en su función de «diagnóstico de toda una época» compleja (De Marinis,2005), a saber: «que en la puesta en marcha de la sociedad capitalista las esferas«sociales» de acción reprimen o diluyen paulatinamente aquellas relaciones sociales que poseen el carácter distintivo de las comunidades» (Honneth, 1999: 10). No en vano larecreación de la configuración de la comunidad enlaza una expresividad «exaltada» enla textualidad tönnieana, mientras que la descripción de los lazos societales se conciben«fríos» e «interesados». En efecto, a partir de Tönnies, la «comunidad» fue entendidacomo «aquella forma de socialización en la que los sujetos, en razón de su procedenciacomún, proximidad local o convicciones axiológicas compartidas, han logrado un gradotal de consenso implícito que llegan a sintonizar en los criterios de apreciación». Por otro lado, «sociedad» alude «aquellas esferas de socialización en donde los sujetosconcuerdan en consideraciones racionales ajustadas a fines, con el objeto de obtener larecíproca maximización del provecho individual» (Honneth, 1999). A pesar de ello,antes de cerrar la discusión en un tipo de diagnóstico «fatalista e irreversible» o«romántico y anhelante», algunos lectores de Tönnies asumen que su trabajo pretendióexplorar sobre todo las posibilidades sociales de crear comunidades que se adecuasen alas condiciones de la era industrial.Probablemente en esta posibilidad de lo comunal seamos capaces de identificar con más claridad las cualidades que desarrolla la noción de la religión en eldiscernimiento de Tönnies. Una primera aproximación nos muestra que la configuraciónde un ámbito religioso se estructura «naturalmente» en las relaciones comunitarias, y por el contrario, que la sociedad sólo recrea «artificialmente» las conexiones del
religare
. Esta primera tesis se sustenta en la concepción tönnieana de comunidad ysociedad, ya que, mientras la comunidad es toda aquella «vida en conjunto, íntima,interior y exclusiva», y además «real»; la sociedad se manifiesta como lo público y loexterior, es decir, la ficción de «el mundo» (Tönnies, 1887). Sin embargo, el problemaaquí radica en que nuestra visión de lo religioso se limita a la esfera de la experiencia personal «interior» y queda ciega de las organizaciones, de los significados o incluso de

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->