Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Administrar El Miedo

Administrar El Miedo

Ratings:

4.67

(3)
|Views: 536|Likes:
Published by Raggio021
Administrar El Miedo
Administrar El Miedo

More info:

Published by: Raggio021 on Sep 26, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/17/2013

pdf

text

original

 
Profesor Asociado. Universidad Nacional de Colombia. elco@epm.net.coFacultad de Ciencias Agropecuarias. A.A. 568. e-mail:
ADMINISTRAR EL MIEDO A LOS TRANSGÉNICOS, A LAS VACAS LOCASY EL CONTROL DE LA AYFOSA OPORTUNIDAD PARA EL DESARROLLODEL SECTOR RURAL Y AGROPECUARIO COLOMBIANO
ELKIN ALONSO CORTÉS MARÍNRESUMENEn la última década, Colombia, con la adopción del modelo de desarrollo basado en lainternacionalización de su economía- apertura en marcha-, ha creado en el sectoragropecuario una total incertidumbre sobre su viabilidad, paralizando inversiones ycrecimiento. Factores como la competencia internacional, la tasa de cambios, los bajosprecios de los productos de exportación, la caída de los precios internos, el fin de losprecios de sustentación, la reducción de los CERT, la implantación de la franja deprecios, la desaparición de la acción reguladora del IDEMA y otras instituciones, eldesmonte de ayudas y subsidios representan cambios sustanciales en las reglas del juegoque están afectando la participación del sector, en el conjunto de la economía.Realidades que, igualmente han agudizado el conflicto armado, la recesión y eldesempleo.El eje de la acción Estatal ha sido jugado en la competitividad, promovida como lapanacea para acceder al mercado mundial, mejorar la eficiencia del aparato productivo ylograr altos índices de crecimiento económico y como efecto beneficios sociales:Empleo y mejores niveles de vida. Pero, ante el incumplimiento de esas metas quedaaprovechar la coyuntura sanitaria de las vacas locas y del resurgimiento de la aftosa enEuropa y algunos países suramericanos, y la integración comercial con la comunidadandina de naciones (CAN). Sin embargo, fincar nuestro desarrollo agropecuario y rural,únicamente en estas apuestas, sí resultaría una verdadera locura. Lógicamente, habráque esperar la certificación de la OLE.Actualmente, los planes y políticas adoptadas por el Estado no han conducido a unarecuperación de la actividad, ni han creado un ambiente de inversión en el campo quedinamice la producción, ni han disminuido los riesgos que ella tiene y la bajarentabilidad que la caracteriza en relación con otras actividades económicas, aunque seexpresan algunas señales que dan lugar para el optimismo. Además, los recursos deinversión resultan precarios para generar nuevas oportunidades y franquear los bajosniveles de vida y reconciliar a los colombianos. El país, con Plan de Desarrollo y sin él,cuenta con una amplia, dispersa e incoherente legislación, regulación, programas,instrumentos, Instituciones y gestión de las actividades rurales (agrícolas, pecuarias,forestales, acuícola, recreativas y ambientales), desarrolladas en la última década con laintencionalidad de alcanzar la equidad, la erradicación de la pobreza y para reducir lossesgos y los impactos de la apertura, todo esto muestra muy pobres resultados en cifrasy en realizaciones.A la par que es necesario dilucidar significados, interpretaciones y restricciones, para laidentificación de las soluciones que requiere el desarrollo rural, resulta capital en esteproceso, revalorar la participación conjunta de la formación universitaria en cienciasagropecuarias y del sistema de ciencia y tecnología.En consecuencia, se demanda desarrollar una agricultura sustentable a largo plazo ycompatible con el medio ambiente. Ello, apunta por una reevaluación critica del actual
 
modelo modernizante, teniendo en cuenta que diferentes ofertas tecnológicas -productivas articuladas a un conjunto diverso de factores socio-económicos yambientales, requieren diferentes soluciones tecnológicas. La tecnología es un medio noun fin, lo que implica afirmar que una misma tecnología aplicada a una realidaddiferente produce resultados, también diferentes.Por todo lo anterior, se pretende perfilar de forma genérica y condensada laproblemática del sector rural, aún considerando las ventajas sanitarias, espacio donde serecrean diversas actividades económicas que desbordan las tradicionalmentedenominadas agropecuarias. Paralelamente se lograría socializar esta problemática y lasposibles salidas, entre los miembros de las Facultades de Ciencias Agropecuarias, aligual que los alcances, implicaciones y riesgos que estos planes y programas tienen parael desenvolvimiento de la academia.
INTRODUCCIÓN
La Colombia rural, cuya economía estaba basada exclusivamente en el sectorAgropecuario, se ha transformado gradualmente, y no por ello el sector ha dejado deocupar un lugar importante en el desarrollo del país y de su economía. Según elMinisterio de Agricultura, creció durante el año 2000 el 5,36% y aportó el 14 % en lacomposición del PIB.Esa importancia y aporte se ve desdibujada por las dificultades que enfrenta actualmenteel país, las cuales están dimensionadas en gran proporción por la crisis del sector agrarioy rural, y agudizadas a partir de la implementación de la apertura económica comopolítica estatal. Pero, igualmente es necesario reconocer que, la dimensión de la crisisno sólo está moldeada por indicadores económicos y sociales; la educación en general yla formación de los saberes agrarios, con su extensión en ciencia y tecnología,igualmente son protagonistas.En general, todos los indicadores del sector rural demuestran bajos niveles de calidad devida, situación articulada a los factores de violencia, desempleo, carencia de serviciosbásicos (energía, educación, agua potable), tierras, infraestructura y ausencia del estado,etc. Contrastan tantos desequilibrios, marginalidad, rupturas e injusticia con laabundancia de recursos naturales (flora, fauna, agua, suelo, costas, minerales), que sonsoporte de un desarrollo sostenible.En este escenario lleno de incertidumbre, la difusión de la enfermedad y el síndrome delas vacas locas y la aftosa en Europa y el creciente temor a los cultivos transgénicospareciera ser la gran oportunidad para el crecimiento del sector agropecuario, si bien demanera coyuntural, a la vez comienza a configurarse como una ventaja competitiva;pero, efectivamente con inteligencia de mercados, innovación y ayuda estatal, daríanuevas opciones, para captar nuevos mercados. Naturalmente, también se debe esperarque sea otorgada la certificación que declara a Colombia zona libre de aftosa, la O tienela palabra. La crisis sanitaria refuerza la apuesta oficial por una reactivación orecuperación económica dependiente casi, exclusivamente, de la capacidad de exportary ampliar los mercados externos.Es también evidente, no obstante parecer paradójico, como lo señala la Misión deCiencia y Tecnología que “Durante las últimas décadas la transformación del sectoragropecuario ha sido, sin duda, significativa. El modelo tradicional de economía dual hacedido progresivamente el lugar a una estructura más compleja, con una amplia gama de
 
tamaños de explotaciones y con fortalecimiento de los predios medianos, orientadoshacia la agricultura moderna”.Esa importancia de lo rural y agrario (agroalimentario) ha conducido a que distintasconcepciones, disciplinas y profesiones, interpreten, delimiten y construyan una visiónde los procesos y estructuras del espacio rural y de las actividades productivas que allí hacen su presencia, en particular las agropecuarias, utilizando un lenguaje yterminología con un arsenal de especificidades y similitudes. Y en ese sentido, seprecisa abordar de manera más sistemática el significado de lo que es el espacio rural ysus múltiples formas de ocupación. Unas hacen más énfasis en la estructura agraria y elhábitat, otras en la economía de la producción y modelos de localización productivaagrícola; otras en el análisis de los componentes físico-naturales y socio-económicas delpaisaje rural.De ese conjunto diverso de interpretaciones y significados se destaca el términogeografía rural, con una acepción más amplia que lo meramente agrícola, pecuario,forestal o agropecuario, él mismo incluye las connotaciones ecológicas, técnicas ysocioeconómicas de las actividades agropecuarias en el espacio rural. Concepto que,igualmente, tiene en cuenta el aspecto humano, haciendo explícito, el papel activo quedesarrollan las comunidades en la construcción del espacio rural; son los hombres losque forjan, mediante su trabajo, los cambios sustanciales, sean estos positivos onegativosLa confusión e identificación de lo rural con lo agrario (agropecuario), se perfila comoconsecuencia del reconocimiento de que la agricultura- acepción que incluye igualmentela producción pecuaria y otras actividades conexas- es la principal actividad productivaque define dinámicas y formas organizativas, sociales, económicas y políticas de los quehabitan y están vinculados a ese entorno. Igualmente apropia de manera diferencial losfactores de producción (tierra, capital, mano de obra); factores que en un mundo globaly altamente competitivo, de manera genérica hacen relevante el acceso al conocimientoy la incorporación tecnológica de allí derivada, los cuales pueden ser determinantes a lahora de obtener resultados. Esa identificación conduce a destacar la importancia delanálisis de las particularidades en que se desenvuelven las comunidades rurales y susperspectivas de desarrollo, y más en Colombia con un agudo conflicto social como elpresente. Esta superposición se ha visto reflejada en el marco normativo e institucionalque orienta al Sector.En la perspectiva de contribuir a la solución de la crisis, resulta determinante el análisisdel impacto de las respuestas estatales, que reseñe las políticas y los instrumentosinstitucionales y sus diferentes programas con los que supuestamente se quiere reactivarel sector agropecuario y rural, desde una supuesta mirada desde lo rural.
MARCO NORMATIVO E INSTITUCIONAL PARA EL SECTORAGROPECUARIO
“En Colombia existe un amplio marco normativo, institucional y planes responsables einteresados en el desarrollo rural y de las actividades económicas que allí tienen asiento.En este sentido se pueden destacar: El Plan de Desarrollo Nacional (Decreto 955/2000);la Ley 41/93, sobre Adecuación de Tierras; la Ley 69/93, sobre Seguro Agropecuario-Fondo Nacional de Riesgos Agropecuarios; la Ley 70/93, sobre Comunidades Negras;la Ley 99/93, sobre el Sistema Nacional Ambiental (SINA) y el Ministerio del MedioAmbiente; la Ley 101/93, Ley General de Desarrollo Agropecuario y Pesquero; la Ley139/94, sobre el Certificado de Incentivo Forestal; la Ley 160/94, Ley de la Reforma

Activity (5)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Cayo Acosta liked this
Vicky Corzo liked this
Gisela Barazarte liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->