Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Resumen - Sheldon Watts (2000)

Resumen - Sheldon Watts (2000)

Ratings: (0)|Views: 133|Likes:
Published by ReySalmon
Sheldon Watts (2000) 7 EPÍLOGO: ¿HACIA LA TRANSICIÓN EPIDEMIOLÓGICA?
El último medio siglo ha visto el surgimiento triunfal de la medicina como una disciplina plenamente científica de probada eficacia para prevenir y curar enfermedades. Pero también ha visto el surgimiento de una brecha creciente en el suministro de servicios de salud para las minorías privilegiadas y las mayorías desposeídas. Al analizar las complejidades de la actual situación mundial de la salud, es útil empezar por Abdel Omr
Sheldon Watts (2000) 7 EPÍLOGO: ¿HACIA LA TRANSICIÓN EPIDEMIOLÓGICA?
El último medio siglo ha visto el surgimiento triunfal de la medicina como una disciplina plenamente científica de probada eficacia para prevenir y curar enfermedades. Pero también ha visto el surgimiento de una brecha creciente en el suministro de servicios de salud para las minorías privilegiadas y las mayorías desposeídas. Al analizar las complejidades de la actual situación mundial de la salud, es útil empezar por Abdel Omr

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: ReySalmon on Aug 19, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/19/2011

pdf

text

original

 
Sheldon Watts
(2000)7EPÍLOGO: ¿HACIA LA TRANSICIÓN EPIDEMIOLÓGICA?
El último medio siglo ha visto el surgimiento triunfal de la medicina como una disciplina plenamente científica de probada eficacia para prevenir y curar enfermedades. Pero también ha visto el surgimiento de una brecha creciente en el suministro de servicios desalud para las minorías privilegiadas y las mayorías desposeídas. Al analizar las complejidades de la actual situación mundial de lasalud, es útil empezar por 
Abdel Omran
, el epidemiólogo que acuñó el término “
transición epidemiológica
”. Omran comparaba lavieja “era de la pestilencia y el hambre” con la “era de la enfermedad degenerativa creada por el hombre”. Entre los profesionales dela medicina, la opinión ha oscilado entre quienes dicen que la
 pericia médica
merece todos los laureles por el aumento de lalongevidad humana, y los opositores vehementes como
Thomas McKeown
, quien (escribiendo sobre Inglaterra) ha sostenido que laverdadera causa del mejoramiento radica en la elevación del estándar de vida. A pesar de la mortandad masiva, la población mundialha aumentado a un ritmo apabullante. Mediante la meticulosa reconstrucción de la historia demográfica de ciertas sociedades, losestudios han comenzado a revelar la rica diversidad de las estrategias reproductivas humanas en el pasado. Según la percepción de larelación hombre/tierra en cada grupo local, el compromiso de la familia extendida con la supervivencia de largo plazo, el derecho delas mujeres a controlar su cuerpo y otras variables, actuaban controles homeostáticos que impedían la creación de una proleinadecuada. Entre estos estaban el matrimonio tardío, el celibato forzado, los abortifacientes, el aborto y el infanticidio. La categoría“tipos morales” de
Michael Walzer
(1994) nos permite argumentar que estas técnicas constituían un elemento esencial y moralmenteaceptable en una “cultura gruesa” local. En lo concerniente al Sur y las cambiantes percepciones parentales de lo que es apropiado, laactual crisis de población se asocia con el colapso del localismo y el surgimiento del Estado. Ambos fenómenos fuerondesencadenados por el colonialismo europeo. Del paso del “universalismo” regional al universalismo global surgió, a tiempo para ser aplicado en la India británica, luego en el África y el Pacífico imperializados, la convicción de que toda la humanidad formaba partede un continuo que abarcaba desde los más retrógrados hasta los más perfectos. Este ideario sostenía que sólo Europa representaba lacivilización; todo otro grupo cultural era una forma primitiva que quizá nunca alcanzara un estado plenamente civilizado. Siguiendo loque consideraban la “lógica de la historia” identificada por Hegel en África los imperialistas unificaron los territorios antes separadosde cientos de grupos étnicos y crearon grandes colonias o protoestados. Dentro del primer contexto colonial, surgieron elitesgobernantes aborígenes. Con frecuencia versas en aquello que los amos coloniales llamaban cultura “tradicional”. La aceptación de laideología del Estado colonial por parte de los nacionalistas se asociaba directamente con el colapso de los controles homeostáticos delcrecimiento de población después de la independencia. En la primera fase había una hemorragia de dirigentes locales, que se alejabande sus comunidades para ir a una ciudad capital. La mayoría de los miembros de la nueva elite pasaba a despreciar a los patanesrurales que habían dejado atrás. Este rencor era reciproco; la mayoría de los lugareños se convencía de que el gobierno central era unagran estafa y que debía buscar por su cuenta la supervivencia de la familia. Adaptando sus ideas sobre la familia a las nuevasrealidades, las gentes de las zonas rurales juzgaban que sólo podrían contar con seguridad personal en al vejez si tenían dos o máshijos varones longevos que les brindaran comida y refugio. Los padres, entonces, producían más hijos d elo que sus ancestros habríanconsiderado apropiado tres o cuatro generaciones antes.En América latina se presentaron situaciones muy similares. Aquí los que fijaron el ritmo histórico fueron el mayor Gorgas yTheodore Roosevelt, que limpiaron La Habana y el Canal de Panamá de la fiebre amarilla y la malaria que amenazaban los interesesnorteamericanos. Después de la Primera Guerra Mundial la Fundación Rockefeller se consagró a subsidiar y dirigir campañas de saluden ultramar. El estudio de
Armando Solórzano
sobre el neoimperialismo y la campaña de la Fundación Rockefeller e México, y el de
Marcos Cueto
sobre la intervención extranjera en Perú en 1919-1922, investigan el papel que los médicos norteamericanos inspiradosen Koch desempeñaron en la eliminación de la fiebre amarilla en grandes zonas de América Latina al tiempo que fomentaban lacentralización de la medicina.Escribiendo en 1966, con un conocimiento de las necesidades sanitarias de la Kenia Rural, el inglés
Maurice King
diseño lo que élllamaba un “manual médico”. Hacia la revolucionaria sugerencia de que el modo de avanzar era olvidarse de los ideales científicos yestablecer un modus vivendi entre los médicos locales y los auxiliares con formación occidental. King era una voz clamando en eldesierto. Si no hubiera sido por los acontecimientos de China, los agentes globales del Desarrollo lo habrían ignorado por completo. Alos pocos años del ascenso al poder, los comunistas redimieron la reputación de su país como “el enfermo de Asia”, erradicando la peste, el cólera, la viruela y la sífilis. Estas hazañas se lograron combinando la sabiduría médica de la gente común con aquello que ladirigencia consideraba lo mejor de la medicina occidental de baja tecnología. El éxito de la medicina de baja tecnología en China no podía pasar inadvertido para los dirigentes occidentales. Temiendo que los pueblos no privilegiados vieran al monstruo comunistaasiático como su guía, los dirigentes occidentales decidieron
 ser vistos
como mejores que la China en su cruzada contra la enfermedad.En este espíritu, en 1965, Lyndon Johnson lanzó una campaña de alta tecnología para erradicar la malaria, la fiebre amarilla y el cólerade la faz de la tierra. Pero una década después, muchas personas del Tercer Mundo aún morían de enfermedades contagiosas que laciencia kochiana, teóricamente, podía controlar. En 1978, reuniéndose en Alma Ata, en lo que entonces era la URSS, los agentes de laOrganización Mundial de la salud convinieron en que había llegado el momento de modificar esta situación. En una declaraciónresonante, reclamaron un cambio de énfasis, el paso de la medicina de alta tecnología a lo que se llama Atención Primaria de Salud(APS). En su raíz, la APS se relacionaba con la
 prevención
de la enfermedad, y sólo se dedicaba a la curación si los fondos lo permitían. Pero las ideas del programa APS acerca del papel que se debe atribuir a la inoculación y la vacunación seguían siendo
1

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->