Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Roy Wallis y la cienciología

Roy Wallis y la cienciología

Ratings: (0)|Views: 658|Likes:
Published by flutovar

More info:

Published by: flutovar on Dec 03, 2007
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/13/2010

pdf

text

original

 
Roy Wallis y la cienciologíaEl fundador de la cienciología, L. Ron Hubbard, desarrollódistintas doctrinas religiosas que fueron la base de su iglesia.Para la cienciología todos somos seres espirituales -Thetanos-pero hemos descuidado nuestra naturaleza espiritual.Podemos recuperar poderes sobrenaturales olvidadosmediante un entrenamiento que nos haga conscientes denuestras capacidades espirituales. A Wallis lo primero que lellevó a esta investigacn fue el cacter "etico" de lacienciología. El movimiento era muy pomico pero haacaptado a muchos seguidores. ¿Por qué precisamente estemovimiento, uno de los muchos grupos religiosos nuevos,había alcanzado tal relieve?Poner en marcha esta investigación sociológica planteabaproblemas. Wallis sabía que era muy probable que los líderesdel movimiento se mostraran reacios a cooperar porque yahabían sido investigados por varios organismosgubernamentales. En sus lecturas sobre la historia delmovimiento se encontun libro de un antiguo miembro.Entró en contacto con él y, finalmente, también con una seriede personas allegadas a éste que, en general, habían roto susvínculos con la cienciología. Muchas de ellas accedieron a serentrevistadas y proporcionaron a Wallis documentos ybibliograa; incluyendo la lista de direcciones de unaorganización de este grupo. Wallis elaboró un cuestionario ylo envió a una muestra de los nombres de la lista. Sinembargo, ésta era tan antigua que muchos de los queaparecían en ella habían cambiado de dirección, mientrasque otros figuraban simplemente por haber comprado unlibro sobre cienciología y no tenían la mínima relación con elmovimiento.En consecuencia, la encuesta tea poco valor comomuestra de la cienciología en general. Sin embargo,proporcionó a Wallis s contactos. Algunos de los quehaan respondido al cuestionario indicaron que estabandispuestos a ser entrevistados. Wallis viapor todos losEstados Unidos y Gran Breta realizando entrevistas yrecopilando, a la vez, más información documental. Comenzócon un conjunto fijo de preguntas pero se dio cuenta de queera más útil adoptar un estilo más relajado y flexible quepermitiera a los entrevistados hablar largo y tendido sobre
 
cuestiones que consideraran importantes. Algunos de ellosaceptaron que les grabaran, otros se negaron.Wallis se dio cuenta enseguida de que le resultabaimprescindible conocer mejor las doctrinas de la cienciología y se inscribió en un curso introductorio sobre"comunicaciones" que impartía un grupo perteneciente almovimiento. Comenzó así su observación participante, perono se identificó como investigador. Mientras hacía el curso sealojó en una casa de la cienciología y allí tuvo dificultadespara seguir ocultando su papel de observador participante.En la conversación con otros miembros era necesario quepusiera de manifiesto su aceptación de una serie de ideas queno compartía. El hecho de expresar su desacuerdo con ellasle procuró tantas dificultades que se hizo evidente que nopoa continuar sin aceptar blicamente algunos de losprincipios generales de la cienciología, lo cual no estabadispuesto a hacen Por lo tanto, decidió no concluir el curso yse marchó sin dar explicaciones.Más tarde, Wallis escribió a los líderes del movimientoinformándoles de que era un sociólogo que estaba realizandouna investigación sobre la cienciología. Señalando el hechode que el movimiento haa sufrido constantes ataques,sugirió que su investigación podría proporcionar una imagenmás equilibrada. Posteriormente, visitó la central de la sectaen Gran Bretaña y habló con uno de los encargados. A estapersona le preocupaba que hubiera abandonado el curso decomunicaciones y también sabía que había enviadocuestionarios a los miembros de la lista de cienciólogos. Noobstante, permitió que Wallis entrevistara a algunosmiembros del personal y a varios estudiantes, y leproporcionó varios contactos en los Estados Unidos. En unmomento dado, Wallis consideró que poseía suficientematerial para terminar su trabajo (véase Wallis, 1976, 1987).Su conclusión fue que la cienciología era menos atractiva porsus ideas que por el entusiasmo que ponía en hacerse connuevos seguidores, y también por la presión que se ejercíasobre sus integrantes para que aceptaran todos los principiosdel movimiento. Texto extrdo de la obra de Anthony Giddens:
Sociología 
.Alianza Editorial.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->