Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La película de la vida: Imaginación, Moral e Historia

La película de la vida: Imaginación, Moral e Historia

Ratings: (0)|Views: 587|Likes:
We all act as if life were a film whose main character would be ourselves...
We all act as if life were a film whose main character would be ourselves...

More info:

Published by: Lutz Alexander Keferstein on Aug 23, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/23/2011

pdf

text

original

 
 
 
La película de la vida: Imaginación, Moral e Historia.Lutz Alexander Keferstein
 
Tonight, I can report to the American peopleand to the world that the United Stateshas conducted an operation that killed Osama bin Ladenthe leader of al Qaeda, and a terrorist who’s responsiblefor the murder of thousands of innocent men, women, and children.
Presidente Barack Obama.
1
 
Libramos una batalla frontal para cumplir la ley,una guerra frontal contra la delincuencia organizada.
Presidente Felipe Calderón Hinojoa.
2
 
I. Historia y consciencia: la creación de personajes.
Todos somos personajes. Personajes para nosotros y personajes para los demás.Hace algunos años, mientras daba una clase de filosofía, decía a mis alumnos que lavida era como una película; la película de nuestra vida personal, de la que, si teníamossuerte, éramos el personaje principal. Aunque esto último suena a broma, como se verá enel cuerpo de este texto, no lo es.Cada quien, por decirlo así, filma una película en su mente. En ella, el mundoexterno es el escenario donde se desarrollan los hechos y se involucran los personajes: losprincipales, los de soporte y los extras.Si piensa en ello, amigo lector, transportándolo al área de la consciencia de la vida,tal vez concluya, como quien ahora escribe ha hecho, que la correspondencia –a la cualpodríamos llamar
relación de identidad 
– entre los
hechos
externos y
el mundo
interno esimposible de existir. Exactamente como en los filmes.En alguna otra ocasión del pasado habría suavizado la afirmación y hubiera dadolugar a la probabilidad de posibilidad de dicha identidad, aunque, hubiera afirmado, dichaprobabilidad como siendo demasiado azarosa y, por ende, baja. Hoy, entre más pienso enello, reafirmo su imposibilidad. Con ello quiero decir que todo objeto existente fuera denosotros lo hace (existir) con independencia de nuestro conocimiento de él. Existe de unaforma que, para nosotros, siempre será desconocida. Siguiendo con la metáfora, loshumanos somos la cámara que no lo puede captar todo porque… bueno, pues porque todacámara funciona conforme a sí misma, su modelo y sus capacidades en relación con las
1
 
2
 
de
 
mayo
 
de
 
2011.
 
2
 
28
 
de
 
noviembre
 
de
 
2008.
 
 
cosas que están afuera de ella. Lo filmado por la cámara es influido no sólo los objetos que“capta”, sino la luz que rebota en ellos y llega hasta el lente, los sonidos que se desplazanen el aire y que son modificados tanto por él como por la calidad del micrófono que losrecibe, etc. Así, sería absurdo si el camarógrafo dijera que lo que filmó, tal como lo filmo ysólo lo que filmó es lo existente en el mundo más allá de la impresión de que ha dejado elaparato óptico.Paralelamente, existe el director. Éste pretende saber y conocer toda situación en elfilme, pues, claro, es su filme.
Sabe
y
conoce
todo lo que se le ocurre, esto es cierto. Sinembargo, resulta que aunadamente y con el mismo escenario hay otros 7 mil millones defilmes con otros tantos directores siendo filmados. Cada uno con su guión producto de laimaginación. Esto, por supuesto, genera imprevistos en el guión, pues todos jugamos todoslos papeles y funciones en la producción de todos estos filmes.No es descabellado, pues, afirmar que los humanos no podemos ni saber nicomprender ni captar todo. Sólo podemos acceder a nuestro propio entendimiento de lascosas, construyendo nuestro mundo. Así, el resultado de la construcción (el mundo) no essino la totalidad de las ideas, conceptos, nociones, imágenes, experiencias, emociones,sentimientos y comprensiones del sujeto quien, por cuestiones psicológicas, no puededistinguir de manera inmediata en su entendimiento separación alguna entre lo que estádentro de su cabeza (o sea todo lo que es para él) y lo que está afuera (o sea todo lo que es,independiente de su relación con el sujeto). Una vez construido este mundo –por medio dela experiencia personal, el análisis, el aprendizaje de datos y discursos que provienen denuestro entorno social, etc.– lo transmitimos comunicativamente. Lo narramos. Lovolvemos historia. Si nadie concuerda con esta narración, le llamaremos subjetiva. Sialguien, pocos o muchos, concuerdan, le llamaremos objetiva (para todos los que hanacordado su propiedad descriptiva). En la praxis, y sobre todo debido a los modosdiscursivos tecnológicos y científicos que predicen y casi siempre cumplen, se alcanza enun alto grado el acuerdo, lo que nos permite convivir prácticamente. La historia es una llananarración de nuestro mundo. Por lo tanto subjetiva y, más aun, producto de la imaginacióndel narrador, que tiende a considerarse objetiva si la narración convence al auditorio.Esta narración de las cosas, la historia, da cohesión interna, esto es psicológica, yexterna, o sea social. Cohesión interna que no es otra cosa que la identidad con nosotros

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->