Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword or section
Like this
5Activity
×

Table Of Contents

0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
AP 396 Narcoterrorismo

AP 396 Narcoterrorismo

Ratings: (0)|Views: 6,193|Likes:
Published by diariolacritica
violencia y ausencia de gobierno
violencia y ausencia de gobierno

More info:

Published by: diariolacritica on Sep 30, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

10/15/2011

pdf

text

original

 
 _________________________________________________________________________
Imagen: EFE http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4- 111717-2008-09-17.html 
 
 Año VIII, número 396, del 22 al 28 deseptiembre de 2008
Narcoterrorismo
La situación que priva en México superacon mucho la idea del “mal ambiente” alque aluden algunos analistas
1
. Lafotografía mexicana muestra ladescomposición estructural del régimen yel colapso prematuro del gobierno. Losproblemas rebasan al Presidente. Laparálisis del establecimiento político esinocultable. El discurso dejó de serrepresentativo de la realidad. El grupo enel poder crea sus propios referentes, unasuerte de realidad paralela que evitaenfrentarlo a una crisis que con susdesaciertos ha alimentado. Cuando FelipeCalderón convoca a la corresponsabilidadde los ciudadanos en el combate al crimenorganizado, se le olvida que la funciónprimordial del Estado -que él representa-,es la de garantizar el respeto a la vida delas personas. Refugiarse en la sociedad nohace más que evidenciar su incapacidadde gobierno. ¿Puede en estas condicionesmantenerse en el poder? La duda permeaya en los circuitos de decisión donde
Narcoterrorismo
1.
 
Un Presidente acorralado2.
 
Herencia y ruptura3.
 
Estado fallido4.
 
Manotazo presidencial5.
 
Desafío al gobierno deCalderón6.
 
Presidente rebasado7.
 
Narcoterrorismo
7.1 Objetivo7.2 Efectos
8.
 
Cinco errores de Calderón9.
 
Las hipótesis
 9.1 Acción de la ultraderecha 9.2 Atentado del narcotráfico para derrocar al Presidente 9.3 Conflicto entre narcos y policías 9.4 Guerra entre narcos
10.
 
ConclusionesAnálisis especial
 
 Radiografía del terrorismo
Historias de vida
 
¿Quién es quién?
Rumores
 
Nerviosismo presidencialLa
 colombianización
de MéxicoMouriño, secretario de papelLa cortedad de Gerardo RuizCNSP: golpe a Elba EstherEl
 plantón
de Carlos NavarreteLa rebeldía de Manlio FabioStalinismo en el PANDivisión priista en SLPEmbestida contra AMLOBC: procurador intocableGobernador panista en crisisNarcodisputa en el Edomex
NL: la rebelión de los empresarios
Entre columnasAnécdotasEl chiste de la semanaLa frase de la semana
 
 _________________________________________________________________________2están los grupos que hasta ahora han sidosus factores estructurales de apoyo.
1. Un Presidente acorralado
Pese al discurso oficial, Felipe Calderónpuede verse en la necesidad de abandonarel poder. Lo peor está por venir. La crisis juega en contra del Presidente. Lasituación no ha tocado fondo. Un coletazodel sistema político puede destruir todo.Para algunos esa sería la solución porquepermitiría comenzar de cero. Los riesgos,sin embargo, son altos. Nadie sabe aciencia cierta qué pasaría en un escenarioen el que se tenga que sustituir alpresidente, lo cierto es que las cosas nopueden marchar igual. Dos años de estaadministración han sido suficientes paraque algunos factores reales de poder esténen el proceso de reflexión respecto a laviabilidad de este gobierno. Para efectosprácticos, ya se instaló en la agenda laidea de que el primer mandatario y sugobierno están rebasados.La pregunta es ¿puede el paíssoportar nuevos sacrificios sin que hayarupturas graves? ¿Está en condicionesFelipe Calderón de continuar así sumandato? ¿Por qué se resiste a reconocerlo evidente: un equipo que lejos deresolverle problemas le endosa costos porsu ineficaz labor gubernamental? ¿Es tandifícil aceptar que ningún gobierno puedetener la mínima legitimidad si falla en lobásico, que es la protección de la vida delas personas?En todos los escenarios lasituación del Presidente es altamentecomprometida. El hecho de que sugobierno no garantice lo mínimo, que esuna convivencia social activa y pacífica yque no reconozca lo evidente como laineficaz labor de su gabinete, plantea parael corto plazo un escenario todavía máscomplejo. La “guerra” que inició contra elnarcotráfico y el crimen organizado, lodibujan como un mandatariopolíticamente derrotado. Sin visiónintegral del problema, Felipe Calderón hasido incapaz de evitar su propio colapso.Hasta ahora, el Ejecutivo se haceconsciente de la gravedad de losproblemas cuando éstos se presentan; elprimer mandatario reacciona, no prevé; suacción es tardía e inoportuna. Lacontundencia de la realidad acaba pordesmentir su discurso.
2. La herencia y ruptura
¿Cómo llegamos al estado dedescomposición que tenemos? En primerlugar, es necesario reconocer que eldeterioro institucional y la crisis en loscuerpos de policía no es un fenómenosúbito, sino la consecuencia de años deomisión y corrupción. Las basesinstitucionales de la República se hanminado desde hace varias décadas con suagravamiento a partir del año 2000. Elgobierno de Vicente Fox aceleró elrelajamiento del sistema político. Suadministración no sólo fue permisiva,sino omisa frente a grupos y poderesfácticos que dañaron a las instituciones.Fueron años en los que el crimenorganizado y el propio narcotráficoactuaron prácticamente sin ningunarestricción. La fuga de Joaquín GuzmánLoera (a) “El Chapo” del Penal Federalde Alta Seguridad de Puente Grande,Jalisco, confirma esta interpretación.Fueron muchos los excesos y los abusosdurante el foxismo. Parte del origen de laactual crisis de seguridad pública debe
 
 _________________________________________________________________________3buscarse en el pasado reciente. El propiosecretario de Gobernación así loevidencia cuando alude a la herenciafoxista en el desarticulado Cisen.En segundo lugar, debereconocerse que con la llegada al poderde Felipe Calderón, se profundizó laruptura política de México, a tal gradoque a más de dos años de distancia, “Lasheridas del 2006 todavía no cicatrizancuando entramos a un nuevo cicloelectoral”. A los problemas delegitimidad, el Presidente ha sumado losde eficacia. Con un gabinete inexperto,aventuró un proyecto contra el crimenorganizado para el cual no estabapreparado. Ahora la lógica más elementalsugiere que el Ejecutivo sucumbirá anteel caos que él mismo generó, a menos queacepte reestructurar a fondo su gabinete.En tercer lugar, todo indica que laingenuidad del grupo en el poder aunadoa la inexperiencia de gobierno y aldesconocimiento real del tema delnarcotráfico y del crimen organizado,llevó al Presidente a cometer el error debasar la “solución” a este problema enactos efectistas de corte militar, lo queincluye las extradiciones. La estrategiafracasó porque la visión erró en lo básico:el conocimiento de la cuestión y laobjetividad para valorar los riesgos. Hoyal Presidente se le ve acorralado.
3. Estado fallido
Estamos frente a la evidencia de unEstado fallido. Nada en México garantizael respeto al derecho elemental a la vida.Se ha instalado una suerte de Estado denaturaleza en el que domina el más fuerte;las relaciones son de fuerza y laconvivencia social empieza a regirse porreglas de excepción. Para efectosprácticos, el ciudadano ha quedado en unainsólita orfandad.La única certeza que existe es quecualquier solución al problema deinseguridad es de largo plazo, y nisiquiera en ese horizonte está garantizada.El mapa de ruta inmanente al proceso dedescomposición implica reconocer eladvenimiento de un Estado prácticamentede Excepción que suspende garantíasindividuales y derechos civiles básicoscon la promesa de enfrentar al crimenorganizado y al narcotráfico; sin embargo,es altamente probable que la solución nollegue pero que se pase sobre las garantíasde los ciudadanos. Nada o muy poco seresolverá, pero se habrá acotado elmargen de libertades del ciudadano.El Presidente debe apoyarse enotro equipo y en otro diseño de políticapública. Su gabinete no le ayuda, nitampoco la centralidad política que sugobierno inauguró. Felipe Calderónnecesita nuevas bases de apoyo. Pero¿quién puede ayudarle? Ese es el tema defondo. Si Felipe Calderón decidegobernar con el PRI, como hasta ahora,debe aceptar entonces que le pavimentaráel camino de retorno a Los Pinos. ¿Puedehacerlo? ¿Permitiría Acción Nacionalinstrumentar ese proyecto?Evidentemente no. ¿Puede entonces elPresidente gobernar con la facciónperredista de Nueva Izquierda? No lealcanza. Puede intentarlo pero los“Chuchos” representan una facción muylimitada en el contexto nacional. ¿Puedegobernar sólo con el PAN? Si pudiera yalo habría hecho. El Presidente necesita alPRI y ahí está el problema. Los priistas

Activity (5)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
raphter liked this
raphter liked this
jantonsan liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->