Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
25Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Políticas Culturales en La Argentina

Políticas Culturales en La Argentina

Ratings:

4.0

(1)
|Views: 5,891|Likes:
Published by Diego Proaño
políticas culturales en la argentina
políticas culturales en la argentina

More info:

Published by: Diego Proaño on Sep 30, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, DOCX, TXT or read online from Scribd
See More
See less

07/07/2013

pdf

text

original

 
Políticas culturales en la Argentina
 Rubens Bay ardo *
En este trabajo abordamos las políticas culturalesen la Argentina en lo que refiere exclusivamente auna instancia jurisdiccional, el nivel del Estadonacional o federal. Luego de bosquejar algunosdatos generales para contextualizar a la Argentina,haremos una breve reseña histórica de las políticasculturales en el país y sus momentosfundamentales. Nos ocuparemos de laorganización del área encargada de estas políticasy las principales instituciones, documentos ylegislaciones existentes. También consideraremoslas políticas de ¿mandamiento cultural, y los proyectos en curso. Por último, veremos las principales dificultades y desafíos de las políticasculturales nacionales.
La
UNESCO
ha entendido a las políticas culturales como un conjunto de operaciones, principios, prácticas y procedimientos de gestión administrativa y presupuestaria, quesirven como base para la acción cultural de un gobierno. Esto supone la existencia de unespacio especializado de acción cultural, la creación de infraestructuras, elestablecimiento de normativas y medios de financiamiento, y la planificación de programas y actividades. Es decir que no se trata de acciones aisladas ni a corto plazo,sino de intervenciones estratégicas sometidas a monitoreo, evaluación y seguimiento, loque permite redefinir las metas y modificar los cursos de acción en el marco de políticasde Estado. Por su parte García Canclini (1987) concibe a las políticas culturales como el"conjunto de intervenciones realizadas por el Estado, las instituciones civiles y losgrupos comunitarios organizados a fin de orientar el desarrollo simbólico, satisfacer lasnecesidades culturales de la población y obtener consenso para un tipo de orden o detransformación social". Si bien preferimos reservar el sentido estricto del término parala esfera del Estado, nos interesa destacar que las representaciones del mundo y de losocial que ofrecen las políticas culturales, sesgan las posibilidades y los modos de versea sí mismos de los diversos grupos humanos, así como las capacidades de tomar decisiones concientes e informadas acerca de su presente y futuro como sociedades.
 
Con la constitución de la cultura como una esfera autónoma en la modernidad, seencararon acciones sobre las colecciones de arte, los museos y el patrimonio, que preludiaron las políticas culturales actuales. El pensamiento ilustrado propició másclaramente políticas de educación, orientadas a formar la conciencia de los individuosmodernos, y afianzar una ciudadanía en condiciones de decidir libremente. Es amediados del siglo veinte que se conforma el campo de las políticas culturales ensentido estricto, que retoma esos antecedentes en un marco deconceptos, debates, instituciones, agentes e intervenciones referidos al Estado, a lasrelaciones internacionales y al paradigma del desarrollo. Tenemos entonces que si bienlas políticas culturales son un fenómeno relativamente reciente, contextos y acciones previas las anteceden y conforman matrices en las que comprenderlas.
 Argentina y los argentinos
La Argentina es un país federal, con una forma de gobierno democrático representativay republicana, donde se reconocen tres niveles en el Estado: el nacional o federal, el provincial y el municipal
1
. Cada provincia dicta su constitución y sus leyes, elige susgobernadores y sus representantes, retiene todas aquellas competencias que no han sidoexpresamente delegadas a la Nación, y asume otras transferidas por ésta en recientes procesos de descentralización (cfr. salud, educación). A la vez, las provincias se agrupanen regiones establecidas por la última Constitución sancionada en 1994, P
ero
 
cu
Y
a
integración puede variar acorde a criterios propios de organismos en diferentes áreas, ytambién a nuevos ordenamientos en las políticas públicas (como alianzas estratégicas,corredores de integración, etc.). Las regiones culturales argentinas son cinco: el Noroeste Argentino (
 NOA
), el Noreste Argentino (
 NEA
), Nuevo Cuyo,-Centro, yPatagonia, las que presentan una notable diversidad y desigualdad en aspectosecológicos, poblacionales, económicos, infraestructurales, etc.Pese al principio federal debe señalarse la primacía del centralismo en cualquier dimensión que se considere, expresada en el dicho popular "Dios está en todas partes, pero atiende en Buenos Aires". A la vez, la división entre los poderes Ej ecutivo,Legislativo y Judicial, tradicionalmente muestra un ostensible sesgo presidencialista,que se reitera en las gobernaciones pro-
vinciaies. f or ultimo, es imprescindible señalar que el pasado siglo XX estuvo atravesado por golpes de Estado con diversos niveles de participación cívico militar (en 1930, 1943, 1955,1962, 1966, y 1976), volviendo recurrentes la discontinuidad político institucional, los quiebresen la vida democrática y la 'pérdida de los derechos ciudadanos.Argentina tiene un territorio de casi 3,800.000 km2, con más de 36 millones de habitantes,reunidos en unos 10 millones de hogares. Casi el 90 % de la población se concentra en ciudades,especialmente en la Capital Federal y el área metropolitana, y es rural poco más del 10%. ElProducto Bruto Interno per capita es de aproximadamente U$S 2.400 ($ 7.308) anuales, y la población en hogares con Necesidades Básicas Insatisfechas es del 17,7%. El 97% de loshabitantes está alfabetizado (guarismo que desciende en promedio 9 puntos en las regiones NOA y
 NEA
), el 80% en la educación pública y el 20% en la enseñanza privada (este porcentajese duplica en la Capital Federal)
 z 
.
Históricamente la colonización española se impuso sobre la jpqblación autóctLona_preexistente, generando- con-el-mestiz-aje -una población criolla, a laque se unieron — en Buenos Aires — contingentes de negros esclavizados de África. Durante elS. XIX, tras Revolución de 1810, y medio siglo de luchas entre caudillos locales y regionales,con los procesos de conformación del Estado nacional fueron diezmados negros e indígenas. Lanoción de que "gobernar es poblar" y el dilema "civilización o barbarie", legitimaron campañasde genocidio y etnocidio de pobladores locales, y promovieron masivas olas de migracionesdesde Europa. Estas continuaron durante el siglo xx, alcanzando también a inmigrantes de países asiáticos y más recientemente de países limítrofes.Ello ha alimentado el imaginario popular que "los argentinos descendemos de los barcos",ignorando el mestizaje y la importante presencia de pueblos originarios en el territorio
 
nacional
3
. A la vez, el modelo de integración asimilacionista, y la conceptualización deciudadanía republicana, han contribuido a extender y cimentar la noción mítica de constituir un"crisol de razas", con su correlato de uniformidad y exigencia de adecuación a lo que se suponecondición universal de lo nacional. La historia y la mirada de las élites casi siempre puesta en elnorte, han gestado una matriz cultural eurocéntrica. Esta, por una parte, es motivo de orgullodadas las similitudes ("los argentinos somos los más europeos de América"), y por la otra dedecepción, al autopercibirse cómo mala e incompleta copia de esas realidades más valoradas.Ello permite comprender una pregunta omnipresente y obviamente sin respuesta "¿quiénessomos los argentinos?", a la que, en distintos momentos, se ha respondido con el "ser nacional","los argentinos somos derechos y humanos", "Argentina Potencia", el "ser argentino", que sigueabierta.
'Bre'v F felena K'iítor'ic'a ~y ~pfiñcípal~e~s momentos de las políticas culturales en el país
4
Las políticas culturales son un tópico de debate relativamente reciente, y el término puedeutilizarse para otros momentos históricos sólo con resguardos. Es importante destacar el interés por lo cultural desde los primeros gobiernos patrios a partir de la Revolución de Mayo de 1810,creando nuevas instituciones, nacionalizando otras creadas en ámbitos provinciales o privados,y redeñniendo las provenientes del período colonial, con el acento puesto en Buenos Aires y conuna perspectiva centralista.Con la independencia y la construcción del Estado nacional, durante el siglo xix y la primeramitad del siglo XX pueden señalarse diversas acciones que van a sentar importantes bases de lainstitucionalidad cultural hasta nuestros días
5
(tanto enlo que hace a los aspectos organizativos como en lo que refiere a los normativos) con cambiosen algunos casos y cristalizaciones en otros. Numerosas bibliotecas, archivos, museos, teatros,escuelas, universidades, academias, dan cuenta de este movimiento, orientado por unaconcepción de la cultura ilustrada, elitista y eurocéntrica. Por lo ya anotado y también por laconvocatoria e inserción de científicos, intelectuales y artistas provenientes de Europa, la provisión de materiales y de profesores, la institución de becas para estudiar en el extranjero, laenseñanza ocupó un lugar muy relevante.Menguados los enfrentamientos entre caudillos regionales y aprobada la primera Constitución Nacional (1853), se avanzó en la unificación del país y los procesos de organización y demodernización. La cultura, entendida como bellas artes y conocimientos, fue factor de interés ydifusión
6
, pero la clave de este momento fue combatir la ignorancia y el salvajismo mediante laeducación, de lo que dan cuenta dos iniciativas legislativas definitorias para el futuro del país ysus habitantes: la _de creación-de- la- Comisión -Nacional Protectora de Bibliotecas PopularesCONABIP
7
(
L
.419/1870), y la Ley de Educación común, laica y obligatoria (
L
.1.420/1882). Estaúltima expresa las perspectivas de la nueva Generación del 8o' que abrazó un liberalismo positivista y conformó un campo intelectual con escritores y público lector. A partir de lademocratización y la modernización se multiplicaron las escuelas por todo el país, se tendió aconsolidar los tres niveles de instrucción, se impulsó la "enseñanza patriótica", y se unificó auna población diversa dentro de la "argentinidad".Con los gobiernos radicales (1916/1930), se produjo una inflexión cuestionadora del positivismo y del dilema "civilización o barbarie", que tendió a recuperar desde el nacionalismola figura del gaucho, manteniendo una visión de la cultura como bellas artes y patrimonio
8
. Losdesarrollos comerciales y populares del teatro (saínete), la música (tango), el radioteatro, laindustria editorial, el cine, no fueron acompañados por políticas desde el Estado. Si en cambiolo hicieron los gobiernos conservadores y nacionalistas (1930/1943) que en tiempos dedictadura, atentos a su convocatoria masiva, establecieron los "delitos de imprenta" (1932.) ydictaron el Reglamento de Radiocomunicación (1933) con un fuerte control central. Con posterioridad se produjo la creación del primer área centralizada de cultura, la Comisión Nacional de Cultura
9
(1935), y de I
a
Comisión Nacional de Museos, Monumentos y LugaresHistóricos (1940), que da cuenta de la importancia concedida al patrimonio y a la memoria.

Activity (25)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Melina Borgiani liked this
brunomalinverni liked this
jimvaz64 liked this
Bify Val liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->