Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
54Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
¿Qué es la adolescencia?

¿Qué es la adolescencia?

Ratings: (0)|Views: 4,585|Likes:
Sobre la definición de la adoscencia y algunas de sus características.
Sobre la definición de la adoscencia y algunas de sus características.

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: Juan Carlos Huitrado on Aug 28, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/12/2014

pdf

text

original

 
¿Qué es la adolescencia?
Jesús Palacios 
1. La adolescencia como fenómeno reciente¿Es la adolescencia un estadio psicológico necesario? ¿Se trata de unperíodo natural del desarrollo o es más bien una construcción artificial, un productode una determinada organización social y cultural? Tal vez haya lectores a los quesorprenda que empecemos con estas preguntas nuestro análisis de la PsicologíaEvolutiva de los adolescentes, pues quizá consideren que la adolescencia es unaépoca con un estatus tan específico como el de la infancia, la adultez o la vejez, porcuyo carácter más o menos natural o artificial no nos preguntamos. ¿Por quéformular esas preguntas, entonces, en relación con la adolescencia?Por adolescencia solemos entender la etapa que se extiende,
grosso modo 
,desde los 12-13 años hasta aproximadamente el final de la segunda década de lavida. Se trata de una etapa de transición en la que ya no se es niño, pero en la queaún no se tiene el estatus de adulto. Es lo que Erikson (1968) denominó una«moratoria social», un compás de espera que la sociedad da a sus miembros jóvenes mientras se preparan para ejercer los roles adultos.Sin embargo, la adolescencia tal y como nosotros la conocemos en Occidentea finales del siglo XX, es, hasta cierto punto, un producto de nuestro siglo. Muchoschicos y chicas occidentales a los que consideramos adolescentes puedencaracterizarse por estar aún en el sistema escolar o en algún otro contexto deaprendizaje profesional o a la busca de un empleo estable; por estar aúndependiendo de sus padres y viviendo con ellos; por estar realizando la transición deun sistema de apego en gran parte centrado en la familia, a un sistema de apegocentrado en el grupo de iguales, a un sistema de apego centrado en una persona delotro sexo; por sentirse miembros de una cultura de edad (la cultura adolescente) quese caracteriza por tener sus propias modas y hábitos, su propio estilo de vida, suspropios valores; por tener preocupaciones e inquietudes que no son ya las de lainfancia, pero que todavía no coinciden con las de los adultos. Las anteriores sonalgunas de las señas de identidad de los adolescentes occidentales que nosotrosconocemos. Más abajo en este capítulo (y luego en los dos que siguen) apareceránnuevos rasgos identificatorios de lo que denominamos adolescencia.Pero con lo ya mencionado tenemos suficiente para decir que este tipo deadolescencia que acabamos de describir sumariamente no ha existido siempre, o almenos no ha existido con los rasgos descritos. Ciertamente, filósofos griegos de laantigüedad, como luego los pensadores y escritores posteriores, ya habíanidentificado unos años de la vida de las personas que se caracterizan porque los queeran niños empiezan a indisciplinarse, a poner en cuestión la autoridad de lospadres, a tener deseos sexuales, etc. Pero los sujetos a los que estos escritores ypensadores se referían constituían una muy escasa minoría de la población entretrece y veinte años. Durante siglos, hasta finales del XIX, los niños se incorporaban
 
al mundo del trabajo en algún momento entre los siete años y los comienzos de lapubertad, de la que hablaremos en el apartado siguiente. Pocos eran los queestudiaban, pocos los que lo hacían por encima de los 10- 12 años, y aquellos que16 hacían no estaban en general agrupados por niveles de edad diferenciados, nipermanecían mucho en el sistema educativo. No existía una cultura adolescente, nila adolescencia era percibida como un estadio particular del desarrollo.Por lo que a Occidente concierne, los finales del siglo XIX marcan un punto deruptura con la situación que se acaba de describir. La revolución industrial cambiamuchas cosas y lo hace de manera muy notable. Con la industrialización empezó ahacerse importante la capacitación, la formación, el estudio. Aunque los hijos deobreros siguieron incorporándose al mundo del trabajo a edades muy tempranas, loshijos de las clases medias y altas tendieron a permanecer en las escuelas, queaumentaron en número, desarrollaron programas específicos y más complejos, sehicieron más exigentes. Al final, los hijos de obreros también se fueron uniendo a eseestilo de vida, cuando, según avanzaba el siglo, se fue introduciendo en los diversospaíses occidentales el concepto de escolaridad obligatoria, que se ha ido alargandohasta llegar en la actualidad en la mayoría de los países europeos a los dieciséisaños. No son pocos los chicos y chicas que prosiguen luego sus estudios despuésde la escolaridad obligatoria, permaneciendo en el sistema escolar unos cuantosaños más.Lo que todo lo anterior significa es que en nuestra cultura occidental, laincorporación de los adolescentes al estatus adulto se ha retrasado notablemente,formándose como consecuencia un grupo nuevo que, como se ha indicado,desarrolla además sus propios hábitos y maneras, y que se enfrenta a problemaspeculiares.Las cosas han sido de otra manera, como hemos visto, en otros momentoshistóricos de nuestra cultura, y siguen aún siendo de otra manera en otras culturamuy diferentes a la nuestra, en las que la incorporación al estatus adulto se da a unaedad temprana, con lo que ello implica de formar una familia, acceder a lasresponsabilidades adultas, comportarse como adultos, etc. Así, en sociedadesmenos desarrolladas (y mucho más claramente en sociedades primitivas), existenuna serie de ritos asociados a los cambios físicos de la pubertad. Una vez que hapasado por esos ritos (a veces con un período de aislamiento de unos cuantos días ounas cuantas semanas, que se aprovechan además para adoctrinar a los nuevosadultos en las tradiciones del grupo, técnicas de caza, etc.), el individuo saleconvertido en un adulto. Aquí no se puede hablar de adolescencia con el mismosentido con que utilizamos la palabra en nuestra cultura. Como se ve, en estospueblos no se cumple ninguna de las que más arriba calificábamos como señas deidentidad de nuestros adolescentes: seguir en el sistema escolar, bajo ladependencia de los padres, formando un grupo aparte identificable como tal, etc. Delo anterior se sigue que es preciso hacer una distinción entre dos términos que tienenun significado y un alcance muy distinto: pubertad y adolescencia. Llamamospubertad al conjunto de cambios físicos que a lo largo de la segunda década de lavida transforman el cuerpo infantil en cuerpo adulto con capacidad para la
 
reproducción. Llamamos adolescencia a un período psicosociológico que se prolongavarios años y que se caracteriza por la transición entre la infancia y la adultez. Comoes obvio, la pubertad es un fenómeno universal para todos los miembros de nuestraespecie, como hecho biológico que es y como momento de la mayor importancia ennuestro calendario madurativo común. La adolescencia, por su parte, es un hechopsicosociológico no necesariamente universal y que no necesariamente adopta entodas las culturas el patrón de características que adopta en la nuestra, en la queademás se ha dado una importante variación histórica que a lo largo de nuestro sigloha ido configurando la adolescencia que nosotros conocemos.2. Los cambios físicos de la pubertad y sus consecuencias psicológicasSalvo los caracteres sexuales primarios (pene en los niños, vagina en lasniñas), los cuerpos infantiles de chicos y chicas son fundamentalmente iguales. Alfinal de los procesos de cambio que se dan en la pubertad, los cuerpos masculino yfemenino se diferenciarán enormemente, tanto en lo que se refiere a los caracteressexuales primarios citados, cuanto en lo relativo a los caracteres sexualessecundarios (por ejemplo, vello facial, cambio de voz, ensanchamiento de loshombros en los chicos; crecimiento del pecho, ensanchamiento de las caderas en laschicas...). El proceso de transformación física es puesto en marcha por una serie demecanismos hormonales que desencadenan un largo proceso de cambios que, comose ve a continuación, presenta un patrón diferencial para chicos y chicas.En los chicos, la primera manifestación de los cambios es el comienzo delcrecimiento de los testículos, seguido por un tímido surgimiento del vello público sinpigmentar, el crecimiento del pene y un primer cambio de voz. El vello comienzaluego a sombrear las axilas y la piel existente entre el labio superior y la base de lanariz. Más adelante se producen espermatozoides y pueden darse las primerasemisiones de semen, ya sean inducidas (masturbación) o espontáneas (emisionesnocturnas). A continuación, el vello púbico se pigmenta y el crecimiento alcanza sumáxima velocidad. El proceso continúa con el crecimiento de pene y testículos,aumentando luego la producción de espermatozoides. Seguidamente, crece el velloen las axilas y un poco después la voz cambia de manera más marcada; crece luegola barba. A partir de ahí, el crecimiento se desacelera.En las chicas, los primeros signos son el redondeamiento de las caderas y elprimer abultamiento del pecho, junto con el comienzo del surgimiento del vello púbicono pigmentado. Útero, vagina, labios y clítoris aumentan más adelante su tamaño. Acontinuación, el vello púbico crece deprisa y pigmentado. Se desarrolla más adelanteel pecho, con pigmentación de areolas y pezones. Seguidamente, comienza apigmentarse el vello axilar. Después, la velocidad de crecimiento alcanza su cotamás alta. A continuación se da la menarquía (primera menstruación). Termina luegode crecer el vello púbico, el pecho adquiere su conformación adulta y el vello axilarcompleta su crecimiento. La velocidad del crecimiento se desacelera.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->