Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Mi 16 de enero

Mi 16 de enero

Ratings: (0)|Views: 0 |Likes:
Published by Miguel HUEZO-MIXCO

More info:

Published by: Miguel HUEZO-MIXCO on Aug 29, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/29/2011

pdf

text

original

 
Mi 16 de enero
Miguel Huezo MixcoEl 16 de enero de 1992 tuvo lugar la firma de los Acuerdos de Paz que puso fin a laguerra interna de doce años. Digo doce años, y no diez, porque la guerra para mí comenzóen marzo de 1980, con el asesinato de Óscar Romero.Esta fecha trascendental y simbólica con el paso de los años se ha venido convirtiendo enuna ocasión para echar rollos: arengas, desquites y declaraciones de buena y malavoluntad.El pasado necesita restaurarse a través de la memoria viva (diarios, cartas, recuerdos)antes de que la máquina destripadora del olvido transforme la fecha en el guión de un actoaburrido, con número "cultural" incluido.La historia del 16 de enero comienza para mí el 31 de diciembre de 1991. Estoy con otroscompañeros en una casa, en San Salvador, a pocos metros de la Alameda Roosevelt,escuchando las informaciones que se transmiten por las radios locales sobre la posibilidadde que ese día el Gobierno de El Salvador y el FMLN lleguen a un acuerdo sobre el fin dela guerra.La noche avanza, el momento se vuelve más dramático. Veo el reloj. Pasan las 10. Encasa me aguardan, mi compañera y mis hijos. Después de todo, es la fiesta de año nuevo.La posibilidad de ese esperado acuerdo ingresa en esa zona oscura en la que vivía el paísentero: la zona del no es posible, la zona del esto no se arregla, la zona del todo seguiráigual.Con algo de pena les digo a mis compañeros que debo marcharme. Alguno protesta, perono hay remedio. Los abrazo, uno por uno, y me voy. Son tiempos de vacas flacas. La vidasemiclandestina tiene sus rigores. En casa, mientras improvisamos una cena y llega la

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->