Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
América Latina: Historia e Institucionalismo

América Latina: Historia e Institucionalismo

Ratings: (0)|Views: 721|Likes:
Published by Isaías Covarrubias

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Isaías Covarrubias on Aug 29, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

06/02/2014

pdf

 
América Latina, Economía Neoinstitucional, Historia Económica:Algunas vinculacionesIsaías Covarrubias Marquinaicovarr@ucla.edu.ve
Ponencia presentada al 2° Encuentro Virtual: Instituciones y DesarrolloOrganizado por el Grupo Eumednet de la Universidad de MálagaMarzo, 2004Resumen
Desde una perspectiva histórica, el capitalismo imperante en la mayoría de los paíseslatinoamericanos, signado por el intervencionismo estatal, los controles, la burocracia, la políticaredistributiva y la captura de rentas de los grupos de poder, guarda un mayor paralelo con elmercantilismo desarrollado en Europa en los siglos XV al XIII, que con respecto a las economías demercado modernas. Este sistema, entre otras deficiencias, socava la iniciativa empresarial,restringiendo las posibilidades de que los empresarios se conviertan en verdaderos agentes delcambio social y generadores de riqueza. La economía neoinstitucional provee herramientasheurísticas que permiten explicar el papel de las instituciones en el desempeño económico de largoplazo. Este enfoque se basa en la hipótesis de que los cambios institucionales, como cambios en losderechos de propiedad, o la capacidad asociativa, fueron claves en la emergencia del capitalismo yen que, hacia 1700, naciones como Inglaterra y Holanda iniciarán un crecimiento económicosostenido. La mayor parte de los países latinoamericanos se han dado códigos mercantiles que, en elpapel, aprueban la economía de mercado, más, en la práctica, muchas reglamentaciones y leyes vana contracorriente de las instituciones que se requieren para desarrollar los mercados y fomentar elcapital social. Más allá de las necesarias reformas macroeconómicas, se siguen requiriendo políticasmicroeconómicas de calidad, apuntando en la dirección de una reforma institucional que posibilitegenerar dentro de la matriz institucional la estructura de incentivos que permiten generar riqueza.
 
 1
1. El Debate Culturalismo vs. Institucionalismo en América Latina
Cinco siglos después del Descubrimiento de América, cinco siglos después de heredarlas instituciones ibérico-católicas y haberlas transformado para adaptarlas a susparticularidades actuales; casi dos siglos después de haber conquistado su Independencia,darse gobiernos y haber elaborado constituciones que, en letra y espíritu, competían con lanorteamericana y francesa, la gran mayoría de los países latinoamericanos siguen sumidosen el subdesarrollo económico. Este subdesarrollo ha sido motivo de análisis de toda índole,sobre todo desde los años sesenta, cuando enfoques y teorías para explicarlo rivalizaban encapacidad heurística. Sólo basta la mención a los acuñados al interior de los propios paíseslatinoamericanos: la teoría de la dependencia, el estructuralismo; para tener idea de lo quefue un abigarrado esfuerzo por sintetizar, por simplificar una realidad que es sumamentecompleja.La discusión de los problemas que aquejan a América Latina tiene una vertiente muyinteresante representada en el debate orientado a dilucidar hasta qué punto las dificultadesse deben a la existencia de una suerte de brecha cultural, o, por el contrario, son el resultadode un desempeño institucional inadecuado. La tesis culturalista arraiga en la premisa de queexiste un sustrato cultural propio de los países latinoamericanos que imposibilita sustraertodos los beneficios inherentes a la operación de un sistema de libre mercado, un sistemacapitalista de la forma como fue desarrollado por Occidente, primero en Europa y luego enNorteamérica, Australia y, más recientemente, en Asia Oriental. Por su parte, a estasposturas se le oponen argumentos que, sin desdeñar la importancia del hecho cultural,señalan las debilidades estructurales de la economía latinoamericana como producto de ladebilidad atávica de sus instituciones. En sintonía con el enfoque brindado por la economíaneoinstitucional, estas tesis suponen que las causas del magro desempeño económico hayque rastrearlo en la existencia de un marco institucional generador de una estructura deincentivos y penalizaciones ineficientes para operar unas economías que, al menosconstitucionalmente, se afirman de mercado. A considerar algunos aspectos de estadiscusión se dedicarán las siguientes líneas.
 
 2
La tesis culturalista 
Son varios los mentores del pasado y formuladores más recientes de esta tesis, lamayoría imbuídos de prestigio intelectual y académico. Representan un amplio abanico deposturas que van desde la oposición civilización-barbarie expresada, hacia mediados delsiglo XIX, por el argentino Domingo Faustino Sarmiento en su obra
Facundo 
, pasando por las
tesis que exaltan la condición “especial” del latinoamericano, como se deja entrever en el
ensayo
Ariel 
del uruguayo José Enrique Rodó y en
La raza Cósmica 
del mexicano JoséVasconcelos, escritos en las primeras décadas del siglo XX. Por su parte un teórico marxista,el peruano José Carlos Mariátegui, propone en 1928, en
Siete ensayos de interpretación de la realidad peruana 
, una reinterpretación de la condición indígena. Más allá de susdiferencias, estas posturas tienen, como lo hace saber Monsivais (2000), al menos dosaspectos comunes, superpuestos en una cierta forma de creencias totalizadoras: la fe en elpueblo y la catalogación de las esencias nacionales. El pueblo es una entidad nutricia, latierra fértil de la inspiración y la autenticidad, el ámbito de suprema abstracción dondeconviven marxistas, nacionalistas y creyentes. Las esencias nacionales son lo que define auna sociedad y caracteriza deterministamente sus componentes: el Alma Nacional Argentina,el Ser Colombiano,
el Ser Venezolano, la Mexicanidad, el concepto de “raza” en Mariátegui.
 No se debe desdeñar el impacto de este movimiento, en la medida que logróconsustanciarse con el ideario político y social de la época. Por ello, se alinea con laconfiguración de una nueva utopía en torno a la revolución bolchevique, en primer lugar, y,algunas décadas después, en torno a la revolución cubana. En efecto, la utopía de larevolución, del cambio total del régimen de propiedad y actitudes mentales, del hombrenuevo, va a coincidir con la ilusión modernista de oponer un ser auténticamente
latinoamericano al “Becerro de Oro” de Norteamérica. Desde la década de los cincuenta las
tesis culturalistas se renuevan y se emparentan con la posibilidad de sentar las bases parauna filosofía de la historia de cuño latinoamericano. Sus principales mentores siguenrealizando un esfuerzo por interpretar el hecho contradictorio que, siendo tributarios de lacultura occidental en todos los aspectos esenciales, la asimilación de los productos de estacultura, sean en el terreno político o en el ámbito económico, ha sido precaria y, las más delas veces, a contracorriente de los desempeños demostrablemente exitosos, vale decir, losdesempeños que han conducido a democracias efectivas y economías de mercado.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->